Connect with us

Mundo

10 reglas de lectura de alguien que se gana la vida leyendo

Publicada

el

10 reglas de lectura de alguien que se gana la vida leyendo (ISIC)

¿Cómo se lee un libro? Como la mayoría de la gente, sigo descifrando el significado de las palabras impresas en hojas de papel encuadernadas, pero puede que usted prefiera mirar los píxeles de una pantalla o escuchar a través de los auriculares a su narrador favorito. En mi opinión, todas son lecturas. Creo que cada uno de nosotros busca lo que el crítico Roland Barthes denominó “el placer del texto”, aunque encontrar placer en lo que leemos no significa necesariamente una dieta constante de novelas románticas y thrillers. Las obras eruditas, la ficción seria, la poesía, el estilo de prosa distintivo de un escritor… todo ello proporciona su propio tipo de placer textual.

Como alguien que ha tenido la suerte de ganarse la vida en el enrarecido mundo de la crítica literaria, he desarrollado gradualmente hábitos relacionados con la lectura como parte de mi trabajo. Algunos de ellos, que enumero a continuación, pueden ser similares a los suyos. Al menos, espero que algunas de mis rutinas y prácticas habituales te resulten útiles en tu propia vida lectora.

1. Elige, pero no demasiado

Paso mucho tiempo, a menudo demasiado, dudando sobre qué leer a continuación. Un libro tiene que encajar con el estado de ánimo o incluso con la estación del año. Las historias de terror son para el invierno, las novelas cómicas para la primavera. Además, me gusta mezclar lo viejo con lo nuevo: una biografía literaria esta semana, un clásico de ciencia ficción la siguiente. Puedo ajustar mis expectativas al alza o a la baja -no se lee “Doctor Faustus” de Thomas Mann de la misma manera que se lee “Dr. No” de Ian Fleming– pero el libro debe ser, en algún nivel, emocionante. Intento evitar perder el tiempo con algo que me deja indiferente. Como Jesús memorablemente dijo a los Laodicenses: “Porque sois tibios, ni fríos ni calientes, os escupiré de mi boca”.

2. Las ediciones importan

En mi juventud, podía leer libros de bolsillo impresos con letra diminuta en páginas que se podían ver a través. Ya no. Hoy en día, opto por las tapas duras siempre que puedo, aunque sólo sea porque suelen ser más cómodas para los ojos envejecidos. Para los clásicos, quiero una buena edición académica; para las obras traducidas, intento adquirir la mejor versión inglesa. Es lógico. Como crítico, a menudo trabajo con una galerada o un ejemplar de lectura anticipada de un próximo título, pero son simplemente herramientas del oficio. No suelo quedármelos. Quiero el libro terminado.

Feria del Libro 2024, color, gente y pasillos
“Un libro tiene que encajar con el estado de ánimo o incluso con la estación del año” (FEL) (Crédito (FEL)/)

3. Comprueba los detalles

Antes de pasar al capítulo 1, echo un vistazo a la portada del libro, compruebo la biografía y la foto del autor en la sobrecubierta y leo los avales de la contraportada. A diferencia de mucha gente, yo presto mucha atención a las fechas de copyright, las introducciones, las dedicatorias, los agradecimientos y las bibliografías. Todo ello nos da pistas sobre el tipo de libro al que nos enfrentamos.

4. Cuándo leer

El mío es un sistema sencillo: leo desde la mañana hasta la hora de acostarme, con descansos para el trabajo, la familia, las reuniones con amigos, el ejercicio, las tareas domésticas y la revisión periódica de las mayores meteduras de pata de mi vida. Los días que no leo, escribo. Como digo, es un sistema sencillo. Mucha gente se queja de que no tiene tiempo para los libros, pero de alguna manera se las arreglan para pasar tres o más horas al día viendo la televisión o navegando por las redes sociales en sus teléfonos. Tú pagas tu dinero y tú eliges.

Anuncio

5. Dónde leer

Aunque sé que no debo hacerlo, la mayoría de las veces leo tumbado en un sillón mullido o en un viejo sofá. Seguro que a ti te pasa algo parecido. Estas opciones blandas no sólo son malas desde el punto de vista ergonómico, sino que invitan a dormitar. Siendo realistas, el mejor lugar para leer es una mesa o un escritorio con mucha luz. Otros buenos lugares son la biblioteca pública, una mesa exterior en una cafetería alejada de la música de fondo y de otros clientes, y el silencioso vagón de un tren. En realidad, no espere encontrar un lugar ideal para leer. Créame: Nunca lo encontrará. En lugar de eso, como dice el eslogan de Nike, simplemente hazlo.

"En realidad, no espere encontrar un lugar ideal para leer" (Malena Sánchez Moccero)
“En realidad, no espere encontrar un lugar ideal para leer” (Malena Sánchez Moccero)

6. No leas en el vacío

Para leer bien cualquier libro suele ser necesario conocer a su autor, su contexto, su historia. Por eso me rodeo, cuando es posible o apropiado, de textos colaterales que me ayuden a apreciar mejor el arte o los argumentos del escritor. Pueden ser biografías, volúmenes de crítica, títulos de la competencia sobre el mismo tema o, más básicamente, otros libros del mismo autor. Por ejemplo, si estoy leyendo “Cinco niños y ella” de E. Nesbit, quiero tener a mano las secuelas, “El fénix y la alfombra” y “La historia del amuleto“, para una posible comparación. Esta es una de las razones que justifican la creación de una biblioteca personal. También tengo al alcance de la mano un cuaderno, una lupa y el diccionario Chambers 20th Century Dictionary. Otros libros de referencia están en estanterías cerca de donde escribo estas palabras.

7. Hay que prestar atención

Mientras leo, hago todo lo posible por cumplir la sentencia de Henry James: “Sé alguien a quien nada se le pierda”. Esta vigilancia significa que rara vez me pierdo en la historia, que es el trato con el diablo que hice al convertirme en crítico profesional. Sigo las pistas de las novelas policíacas y los acontecimientos u objetos simbólicos de la ficción literaria. Observo rarezas de estilo, repeticiones, posibles presagios y anomalías que puedan ser significativas. Con frecuencia vuelvo a páginas anteriores para comprobar detalles. En todos los sentidos, pues, intento que mi primera lectura sea lo más intensa y exhaustiva posible, sabiendo que quizá no vuelva a pasar por aquí.

Libro subrayado
“Nunca subrayo palabras o frases, porque me parece demasiado sofista y, además, queda feo” (Shutterstock)

8. Prepárate para tomar notas

No puedo abrir un libro sin un lápiz en la mano o en el espacio entre la oreja derecha y el cráneo. Durante mucho tiempo, mi arma preferida fue un lápiz Ticonderoga nº 2, pero ahora suele ser un portaminas desechable Paper Mate. De niño, me tomé muy a pecho las lecciones del ensayo de Mortimer J. Adler “Cómo marcar un libro”. Pongo dos o tres líneas verticales junto a los pasajes clave, garabateo notas para mí mismo en los márgenes y, a veces, hago comentarios más largos en las guardas en blanco. Nunca subrayo palabras o frases, porque me parece demasiado sofista y, además, queda feo. Todas estas prácticas tienen un fin: mantenerme mentalmente ocupado con las palabras de la página. Por la misma razón, desprecio los marcapáginas: si no recuerdas dónde dejaste de leer, es que no has prestado suficiente atención.

9. Hacer ruido

No leo por encima ni a gran velocidad, aunque envidio a quienes, como el difunto Harold Bloom, pueden leer una novela en 20 minutos. Cuando intento acelerar mi propio ritmo de lectura, acabo dándome la lata constantemente para que no vaya más despacio. ¿Qué tiene eso de divertido? Woody Allen dijo una vez que había seguido un curso de lectura rápida y había terminado “Guerra y paz” en media hora; dedujo que trataba sobre Rusia. Como lector excepcionalmente lento, murmuro mentalmente cada palabra de la página, lo que me permite saborear el estilo del autor y recordar lo que ha dicho. A veces también hago una pausa para copiar un pasaje llamativo en mi cuaderno de notas. He aquí un ejemplo bastante reciente del poeta John Ashbery: “Soy consciente de las asociaciones peyorativas de la palabra ‘escapista’, pero insisto en que necesitamos todo el escapismo que podamos conseguir y ni siquiera eso va a ser suficiente”.

10. Encontrar una estantería

Cuando acabo un libro, tiendo a guardarlo. Aunque no lo releo con frecuencia, me gusta refrescar mi conocimiento de viejos favoritos, aunque sólo sea abriendo uno de vez en cuando para disfrutar de una página o un pasaje. Cuando miro las estanterías de mi salón, mientras sorbo con sueño un café por la mañana, no sólo veo mi pasado ante mí, sino también mi futuro: Algún día leeré “Melbourne”, de David Cecil, una biografía del primer ministro victoriano que, según dicen, era el libro favorito de John F. Kennedy. Algún día llegaré a -cuelgo la cabeza avergonzada- “La casa del profesor”, de Willa Cather. Otras estanterías me recuerdan los libros que quiero releer: “Noches en el circo”, de Angela Carter; “Las langostas no tienen rey”, de Dawn Powell; “El hombre invisible”, de Ralph Ellison; “Notas de un admirador”, de Frederick Exley.

Anuncio

Hace mucho tiempo, uno de mis profesores en el instituto me dijo que no se sentía bien si no pasaba al menos tres horas al día leyendo. Esto me pareció increíble entonces. Ahora ya no.

*Michael Dirda es columnista de The Washington Post Book World, ganador del Premio Pulitzer, y autor de las memorias “An Open Book”, el estudio crítico “On Conan Doyle”, ganador del Premio Edgar, y cinco colecciones de ensayos: “Readings”, “Bound to Please”, “Book by Book”, “Classics for Pleasure” y “Browsings”.

Mundo

Misterio: detectan una señal del vuelo de Malaysia Airlines que desapareció hace 10 años

Publicada

el

Nuevas esperanzas surgen en la búsqueda del vuelo MH370 de Malaysia Airlines, desaparecido hace una década, tras la detección de una señal de apenas 6 segundos de duración por parte de investigadores británicos.

Esta misteriosa señal, captada por hidrófonos, podría ser clave para determinar la desconocida ubicación del avión que partió de Kuala Lumpur con 239 personas a bordo con destino a Pekín, desapareciendo de los radares unos 40 minutos después de despegar.

La expectativa se ha disparado luego de que el doctor Usama Kadri, experto en matemáticas aplicadas, analizara la señal recién descubierta. Aunque aún se necesitan más pruebas para confirmar la localización exacta del accidente, se baraja la hipótesis de que la señal pueda estar relacionada con el trágico desenlace del vuelo que conmovió al mundo en 2014.

En el fatídico vuelo MH370 se encontraban a bordo 239 personas de diversas nacionalidades, entre ellas 153 ciudadanos chinos, 50 malasios, y tripulantes de distintas procedencias. Desde la desaparición de la aeronave, se han realizado extensas búsquedas que, hasta la fecha, han resultado infructuosas.

Si las autoridades logran dar con los restos del avión, se cerraría un capítulo de incertidumbre y sufrimiento para las familias de las víctimas, poniendo fin a una búsqueda que ha abarcado enormes extensiones marítimas.

La señal recién detectada podría, finalmente, arrojar luz sobre el enigma del vuelo MH370, llevando consuelo y respuesta a aquellos afectados por esta tragedia aérea de repercusión global.

Continuar leyendo

Mundo

¿Cómo resolverá el Partido Colorado su fórmula presidencial?

Publicada

el

Faltan menos de dos semanas para las internas en Uruguay, y el partido que menos tiene definido a su posible candidato único es la Partido Colorado: no solo por lo que indican las encuestas de intención de voto previas a la jornada electoral, sino también por la posibilidad que tienen los colorados de que la persona que se presente en octubre no sea la que gane el 30 de junio. En este contexto, ¿cómo se conversa la fórmula presidencial del partido?

El Partido Colorado presenta varias diferencias respecto de los demás espacios políticos en estas elecciones. Por un lado, es el que mayor cantidad de precandidatos presentó, con un total de seis que llegarían al final de la carrera. Asimismo, es la interna más “peleada” de todas, y sobre la cual todavía no hay una definición clara a partir de las encuestas de intención de voto, a pesar de que Andrés Ojeda ha crecido bastante en las últimas mediciones —un dato a tener en cuenta considerando que es el de menor trayectoria en el partido y que se enfrenta a dirigentes que, además, cuentan con el apoyo de liderazgos como el del expresidente Julio María Sanguinetti.

Pero el punto de diferenciación principal es que los colorados juegan con reglas distintas en sus internas: su reglamento no establece que el ganador de las elecciones primarias debe ser el candidato único para las generales, sino que la decisión final la tiene la Convención Nacional partidaria, cuyos integrantes surgen de la misma contienda electoral.

Si bien el acuerdo para estas elecciones es que no se recurrirá a otro resultado que no sea el de las urnas en junio, no faltan las voces que apelan a utilizar la herramienta que tiene el Partido Colorado, y que la Convención sea la que decida los nombres finales en las hojas de votación.

En este contexto, algunos de los precandidatos ya comienzan a especular sobre la forma en que debería plantearse la fórmula para octubre.

El ¿sagrado? orden de las internas

Al respecto se expresó recientemente el precandidato y exministro de Turismo, Tabaré Viera, que dijo que ve “lógico” que la fórmula presidencial esté encabezada por quien quede primero en las internas; mientras que se complete con la persona que quede en segundo lugar.

“Todavía es un tema que no está decidido. Es deseable que esa noche quede resuelta y proclamada”, afirmó al respecto este martes a la noche en rueda de prensa, consultado por la posible elaboración de la fórmula presidencial final.

“Habiendo acordado ya el Partido Colorado que el que gana, gana, lo más lógico es que esa misma noche terminemos con una fórmula anunciada, que sería el que gana, gana, y el segundo el candidato a vicepresidente”, dijo al respecto Viera.

Con esto, Viera afirmó que, a su modo de ver, “la fórmula será la que sea”. “Es deseable que pueda ser paritaria, pero en el partido no hay una disposición que obligue a ello”, agregó.

Anuncio

La insistencia en el acuerdo partidario respecto de quien gana, gana se debe a que la incertidumbre respecto de los porcentajes que podría llegar a alcanzar cada precandidato se traslada, a su vez, a la fortaleza que pueda llegar a tener la persona que salga primera en términos de la conformación de la Convención Nacional que decida al candidato final.

El temor no del todo saldado es que el candidato que resulte ganador tenga un porcentaje relativamente bajo del total, y el voto esté muy repartido. Y, por lo tanto, que su designación para octubre corra riesgo. ¿Podría ser el escenario en caso de que gane Ojeda?

Continuar leyendo

Mundo

Reino Unido: activistas vandalizaron el histórico monumento Stonehenge con pintura naranja

Publicada

el

19 de junio 2024 – 12:55

Los activistas ecológicos pertenecen a la organización Just Stop Oil. Rociaron con pintura los monolitos del famoso monumento.

Dos activistas de la organización ecologista Just Stop Oil fueron detenidos por rociar con pintura los monolitos del famoso yacimiento prehistórico de Stonehenge, en Reino Unido. El acto de vandalismo quedó registrado en un video que se hizo viral en las redes sociales.

La policía de Wilshire, en el suroeste de Inglaterra, confirmó en un comunicado que detuvo a dos sospechosos, mientras que Just Stop Oil, que pide el fin de la explotación de combustibles fósiles, se atribuyó la responsabilidad de la acción. Además, aseguraron que la pintura en polvo utilizada “pronto desaparecerá con la lluvia“.

Reino Unido: el video de los activistas vandalizando el monumento Stonehenge

En las imágenes que circularon rápidamente en las redes sociales, se puede ver a dos hombres que corren hacia las enormes piedras y comienzan a rociar los monolitos con polvo naranja, mientras algunas personas intentan impedírselo. Según informó la policía, “los agentes acudieron al lugar y arrestaron a las dos personas”.

vandalismo Stonehenge.mp4

Según afirmó la organización ecologista a través de X, la sustancia “pronto desaparecerá con la lluvia, pero no la necesidad urgente de una acción gubernamental eficaz para mitigar las consecuencias catastróficas de la crisis climática y ecológica“.

Anuncio

El vandalismo contra el Stonehenge causó enojo en gran parte de los usuarios ya que es uno de los monumentos más importantes del mundo debido a su tamaño, planta sofisticada y precisión arquitectónica. Miles de personas lo visitan cada año para las fiestas paganas del solsticio de verano.

La postura del gobierno de Reino Unido frente a los actos de vandalismo

El primer ministro conservador británico, Rishi Sunak, se refirió a lo sucedido y denunció “un vergonzoso acto de vandalismo contra uno de los monumentos más antiguos e importantes del Reino Unido y del mundo”. Por su parte, Keir Starmer, favorito para convertirse en primer ministro tras las elecciones del 4 de julio, también denunció el modo de actuar de la organización.

Desde hace dos años, el gobierno británico debe hacer frente a las duras acciones de la organización que ha atacado obras de arte e interrumpido competiciones deportivas o espectáculos. Debido a ello, ha endurecido la ley sobre el derecho a manifestarse en un intento de impedir las acciones de este grupo, fundado en febrero de 2022, que pide el final de explotación de las energías fósiles antes de 2030.

Continuar leyendo

+Vistas