Connect with us

Política y Economía

A 6 meses de asumir, Milei se enfrenta a la disyuntiva de acordar o enfrentar una peligrosa derrota: gestos sutiles y una decisión irrevocable

Publicada

el

Javier Milei, la vice Victoria Villarruel, y Karina Milei, “El Jefe” (Agustin Marcarian/)

Se cumplen hoy exactamente seis meses desde que Javier Milei asumió la Presidencia de la Nación. Una octava parte del mandato. El líder libertario sabe que enfrenta momentos decisivos, donde empiezan a jugar las urgencias de los que los votaron, de los que todavía lo apoyan y de factores de poder que depositaron en él un voto de confianza para el cambio. Parece mucho más tiempo, pero son seis meses en los que se produjo un reseteo de muchas lógicas políticas que antes eran relativizadas o subordinadas a otras prioridades. De combatir la inflación a impedir los piquetes, de reducir el tamaño del Estado a promover el empleo privado, de destratar a policías y militares a reivindicarlos. Son algunas, entre muchas cosas, que cambiaron desde el 10 de diciembre pasado.

Igual, Milei tiene poco para celebrar. Llegó al 10 de junio con un ajuste draconiano que redujo los ingresos de las clases medias y medias y bajas, aumentó el desempleo, le pegó a la producción en general, la inversión y dejó el consumo en niveles históricamente bajos. En resumen, una macro buscando un nuevo punto de equilibrio -con la inflación en baja- y una microeconomía, en el mejor de los casos, tocando fondo.

100 dias gestion javier milei
El Senado, a mediados de marzo pasado, votó en contra de Milei, al rechazar el DNU 70/2023 (SENADO ARGENTINA/)

En la política, el Presidente superó su primera mitad de año con el Congreso sin aprobarle nada, y marchando a todo vapor para sancionar la primera ley que torpedea la base de su plan económico, al comprometer el déficit cero. Desde hoy, el presidente se enfrentará a una disyuntiva de hierro: pactar de alguna forma con el radicalismo y los partidos políticos provinciales o arriesgarse a que el Senado, con el piso de las 33 bancas kirchneristas, le vote en contra y lo someta a una derrota más peligrosa que todas las anteriores.

Consciente, tal vez, de sus límites para lograr acuerdos, delegó en el jefe de Gabinete, Guillermo Francos, la negociación final de la Ley Bases y el paquete fiscal, donde Unión por la Patria coquetea con la UCR para enterrar definitivamente el proyecto inicial de la gestión de La Libertad Avanza. “Tema Bases: Francos”, respondió Milei el fin de semana a un interlocutor interesado en sondear su opinión. En esa definición y en la previa que ocurrió en Diputados, hay para escribir un thriller político con varias temporadas. Ni Netflix se animó a tanto.

Pero más allá de todo, el presidente tiene dos tareas clave por delante esta semana. Fortalecer a la ministra simbólicamente más importante de su Gabinete, su amiga Sandra Pettovello. Y testear en Borgo Egnazia, Italia, qué importancia le dan a la Argentina los mandatarios de las siete economías del mundo. Invitado por su aliada, la premier anfitriona Giorgia Meloni, el líder libertario compartirá escenario con Joe Biden (Estados Unidos), Olaf Scholz (Alemania), Emmanuel Macron (Francia), Rishi Sunak (Reino Unido), Fumio Kishida (Japón), Justin Trudeau (Canadá), y autoridades de la Unión Europea, como Ursula von der Leyen y Charles Michel, entre otros. Y estarán dos “conocidos” de Milei: el papa Francisco y el brasileño Lula Da Silva.

Encuentro de Javier Milei y Giorgia Meloni portada
Encuentro de Javier Milei y Giorgia Meloni, en su primera visita a Italia

El Senado como trinchera

Pero vamos por partes. El miércoles tendrá Milei una primera prueba de fuego para el futuro de su gobierno. En el Senado de la Nación tendrá que encontrar argumentos lo suficientemente convincentes para que los mismos que no le creyeron antes le crean ahora. Francos se movió rápido desde su unción como jefe de Gabinete para reconstruir la confianza perdida y darle a sus interlocutores los incentivos suficientes para moverlos a pactar. Los acuerdos para ceder obras a las provincias se inscriben en esa lógica. También las charlas sigilosas con los caciques más pesados de la CGT.

El que mejor describió semanas atrás, en diálogo con Infobae, el escenario sobre el que se mueve el ministro coordinador es Miguel Ángel Pichetto, el presidente del bloque de Diputados Hacemos Coalición Federal. Para el parlamentario más experimentado y sagaz que tiene el Congreso, hay en el planisferio político argentino un conjunto de diputados y senadores “sueltos” de los polos kirchnerismo-antikirchnerismo. Pueden compararse con el famoso Centrão brasileño: son legisladores que responden a gobernadores o a líderes sin anclaje ideológico-partidario. Son los partidos provinciales, el peronismo no ultra kirchnerista y el PRO no ultra macrista y, principalmente, el radicalismo. Tenerlos a favor o en contra es la diferencia entre la victoria y la derrota.

La Libertad Avanza llegará a la sesión del miércoles en el Senado con el escarmiento del martes pasado en Diputados, donde el presidente de la bancada radical, el cordobés Rodrigo De Loredo, forzó al kirchnerismo a aceptar un proyecto previsional muy distinto y menos oneroso para el erario del que querían aprobar los K. Con un tercio de los legisladores que tiene Unión por la Patria -33 a 99, más o menos- la UCR impuso un dictamen que terminó aprobado por 160 votos. “Fue una derrota para el Gobierno, pero cuando venga la Ley Bases la vamos a aprobar y vamos a empatarle el disgusto”, aseguran que le prometió a emisarios de la Casa Rosada.

De Loredo reivindica ante quien lo consulte que logró con su modesta bancada voltear dos sesiones especiales que convocó el kirchnerismo y hacer sesionar a la Cámara baja las dos veces que las propuso la UCR. Versión boina blanca del Centrão.

¿Puede el Gobierno impedir que los radicales del Senado voten otra vez con el kirchnerismo? Más allá de Martín Lousteau y su dictamen unipersonal, en la Unión Cívica Radical están convencidos que tienen que darle al gobierno de Javier Milei una salida para evitar otra derrota. Les quedan todavía 48 horas. “Esperamos que el Presidente y el Toto Caputo se abstengan de opinar, es el mejor aporte que pueden hacer para no empeorar las cosas”, afirmó uno de los mediados entre el Senado y la Casa Rosada.

El factor Pettovello

Pettovello y Milei (Instagram)
Javier Milei y Sandra Pettovello, la ministra clave de su gobierno y figura central en una compleja coyuntura (Facundo/)

Después de dos semanas de crisis y versiones de todo tipo, en el Gobierno buscan dar por superada la tormenta política que golpeó a Sandra Pettovello, ministra de Capital Humano y blanco móvil de las distintas ramas del kirchnerismo duro. Ni los piqueteros, ni los diputados ni senadores de Unión por la Patria están dispuestos a bajar la presión sobre la funcionaria y dan por hecho que el juez federal Sebastián Casanello actuará en la misma sintonía. El kirchnerismo no tiene motivos para dudar: el magistrado que investiga a los piqueteros antes de embestir contra Pettovello denunció a Patricia Bullrich.

El fin de semana volvieron a verse el presidente y la ministra en la Quinta de Olivos. Fue una reunión más después de los múltiples gestos que tuvo Milei para sostener y fortalecer a la funcionaria la peor semana que tuvo la gestión libertaria. Hablaron de la gestión, de las investigaciones que tiene en marcha y de lo que se viene en materia de combate contra la corrupción. Quedó claro que no va a renunciar, pese a las versiones y la estampida que hubo después de la caída del secretario de Niñez, Adolescencia y Familia, Pablo De la Torre.

Desde lo más alto de la Casa Rosada aseguraron a Infobae que Sandra Pettovello “está recargada a full” y que va a retomar el ritmo de la gestión que se vio alterado los últimos días por el escándalo político en torno a la distribución de los alimentos para los más vulnerables y la denuncia de irregularidades y desvíos de los contratos firmados entre el Ministerio de Capital y la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), que preside acá el argentino Luis María Scasso y en Madrid, el español Mariano Jabonero. La Justicia lo llamó a declarar, pero al tener condición de embajador, Scasso puede alegar inmunidad.

Luis Scasso y Mariano Jabonero
La OEI quedó bajo investigación de la Justicia argentina. De azul, el español Mariano Jabonero, a la derecha, Luis María Scasso (Facundo/)

Pettovello tiene que reconstruir su equipo de colaboradores. Sin jefe de Gabinete de Asesores y tras una veintena de renuncias y bajas concentradas en las últimas dos semanas -de los 42 en total que se registraron desde su llegada al mega ministerio- deberá conseguir una nueva cantera para reforzar el área de Desarrollo Social, Trabajo y Educación. Cuenta con la decisión irrevocable de Milei de no soltarle la mano a su amiga, quien también enfrenta un delicado momento familiar.

Menesteres a los que también se está dedicando Guillermo Francos en su nueva función de Jefe de Gabinete. El objetivo es purgar de nombres que llegaron de la mano de Nicolás Posse, el anterior ministro coordinador que “ya es historia”, según la definición del jefe de Estado. De la AFI se fue eyectado Silvestre Sívori y en su lugar Santiago Caputo ubicó a Sergio Neiffert. Y en la Secretaría de Estrategia Nacional, donde estaba el brigadier Jorge Jesús Antelo, Francos tiene in pectore designar a José Luis Vila, un radical que ya les dijo a los correligionarios de la Fundación Alem que iba a dejar su lugar para no comprometer a la UCR. Otra versión boina blanca del Centrão

Política y Economía

Fusión, ruptura o alianza: Macri y Milei se miran de reojo mientras se define qué sucederá con las PASO

Publicada

el

Por NA.- Un año exacto falta para la elección legislativa del 2025, para cuando ya asoma la Ciudad de Buenos Aires como una de las contiendas más picantes por la renovación de senadurías, con la cada vez menos silenciosa pelea entre Javier Milei y Mauricio Macri como telón de fondo.

La capital es clave tanto para el PRO como para La Libertad Avanza (LLA), pero por distintas razones. Más allá de los dos cargos en el Senado por la mayoría para el que gane, la pelea pasará por otro lado.

Macri, que este año recuperó el control del PRO tras romper relaciones con Patricia Bullrich, busca en primer término la supervivencia del partido que fundó y que controla el distrito de manera ininterrumpida desde 2007.

Ese poderío se empieza a poner en juego en 2025 con este primer turno electoral desde que los libertarios llegaron al poder en diciembre.

Acompañar a un espacio nuevo que tenía chances de destronar al peronismo del Poder Ejecutivo parecía una buena idea en 2023, pero dejó de serlo con el correr de 2024 y se está convirtiendo en un arma de doble filo para el PRO.

De ser la fuerza imbatible en las elecciones porteñas, pasa ahora a la incertidumbre en el resultado y la estrategia, teniendo en cuenta que los libertarios se hicieron fuertes, están trabajando en el crecimiento de su partido y también disputan la misma porción de votantes.

Con ese escenario en la cabeza Mauricio Macri medita la posibilidad de ser candidato a senador nacional. Si bien no es una decisión tomada, la posibilidad existe, aunque algunos en su entorno consideran que no debería.

“Sería una jugada similar a la que hizo Cristina Kirchner en 2007 cuando compitió sola para conservar su electorado”, analizó un dirigente con moderada sintonía con Macri.

En esas elecciones, la ex presidenta se puso al frente de la boleta de senadores de Unidad Ciudadana -sabiendo que podía perder-, con el fin central de hacer sobrevivir su espacio y liderazgo.

Cristina Kirchner perdió esa elección ante Esteban Bullrich, pero su estrategia le permitió sentar las bases para la 
construcción del Frente de Todos en 2019 y la victoria contudente de Alberto Fernández sobre Macri, cortándole la reelección.

Si esa será la apuesta del líder del PRO todavía no está claro, pero la mayoría en su entorno coincide que se debe encontrar una forma para lograr que el partido no muera y sea absorbido por La Libertad Avanza.

Por el lado del oficialismo, la Ciudad de Buenos Aires es el distrito que a priori se presenta como más permeable al discurso libertario y, por lógica, el más “fácil” para conseguir una victoria.

No tiene el Gobierno una provincia de su signo político, pero para ello trabaja y tiene a la secretaria general de la 
Presidencia, Karina Milei, y a los Menem ocupándose del tema día y noche.

Ya dijo el vocero presidencial, Manuel Adorni, que si Milei se lo pide, él no tiene ningún problema en ser candidato a senador nacional por la Ciudad. Es más, estaría encantado con la tarea.

Un enfrentamiento Macri-Adorni por el primer puesto en la Ciudad no suena tan descabellado a doce meses de la elección, pero todavía deben definir muchas cosas antes de tener un panorama más acertado.

Las PASO sí o no

Mucho de lo que está en juego el próximo año para el PRO y LLA se definirá una vez que se determine qué pasará con las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). 

El Gobierno las quiere disolver y para eso ya encaró una serie de gestiones con los denominados bloques “dialoguistas”, los que le han facilitado las cosas en el Congreso.

¿Por qué importa esta negociación en la disputa entre los dos partidos? Porque de eso dependerá si finalmente hay fusión, hay ruptura o se opta por la solución intermedia de la alianza electoral.

El jefe del bloque del PRO en Diputados, Cristian Ritondo, le entregó esta semana al jefe de Gabinete, Guillermo Francos, una lista con los temas legislativos prioritarios para su bancada.

Anuncio

Entre ellos figura una propuesta para hacer que las PASO no sean obligatorias y puedan realizarse siempre y cuando se requieran para dirimir una interna en un partido o alianza.

La eliminación de las primarias como plantea el oficialismo obligaría sí o sí al PRO a elegir entre la fusión o la competencia, arriesgandose a una derrota que luego haría más difícil la convivencia y la colaboración entre ambos espacios.

Sostener las PASO como optativas dejaría abierta la chance de entablar una alianza y que cada fuerza pudiera presentar sus propias lista, algo que en una eventual unificación dejaría en manos del más fuerte la definición del orden de las nóminas.

Para Bullrich, La Libertad Avanza “ya absorbió a los votantes del PRO” y si Macri no se pliega, ella trabajará para el Gobierno en la campaña para las elecciones 2025 y se llevará con ella a todos los que pueda.

“Patricia va donde le conviene y no tiene cariño por el PRO, como no lo tuvo con otros partidos donde estuvo”, señalan en las filas del macrismo más puro.

Continuar leyendo

Política y Economía

Desregulación y simplificación para empresas y organizaciones civiles: un paso hacia la modernización

Publicada

el

En un esfuerzo por fomentar la inversión y modernizar el marco regulatorio en Argentina, el Ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, anunció una serie de medidas de desregulación y simplificación para sociedades y organizaciones civiles. 

La presentación, realizada en Casa Rosada, incluyó importantes cambios que beneficiarán a consorcios, iglesias, fideicomisos y diversas asociaciones civiles.

Simplificación y Flexibilidad para la Constitución y Funcionamiento

El nuevo marco normativo propuesto busca simplificar y flexibilizar los trámites para la constitución, funcionamiento, disolución y liquidación de asociaciones civiles y fundaciones. Esto incluye la eliminación de exigencias para contratos asociativos, fideicomisos y transferencias de fondos de comercio

Además, se permitirá la inscripción voluntaria en la Inspección General de Justicia (IGJ) para iglesias, confesiones religiosas y consorcios de propiedad horizontales ubicados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, lo cual les proporcionará acceso a contabilidad regular y libros rubricados, aumentando así su seguridad jurídica.

Modernización y Tecnología: Aportes de Activos Digitales

Una de las medidas más destacadas es la admisión de aportes de activos digitales y criptomonedas por parte de las sociedades. “Es fundamental modernizar el sistema y aprovechar las nuevas tecnologías. Estamos creando herramientas que facilitan este proceso“, señaló el ministro Cúneo Libarona. Esta iniciativa busca atraer tanto a inversores locales como extranjeros, ofreciendo un entorno más flexible y adaptado a las necesidades actuales del mercado.

Inclusión de Sectores 

El ministro destacó la importancia de atender a sectores que históricamente han sido desatendidos. “Queremos ofrecer respuestas efectivas a problemas que llevan años sin solución. Esto incluye a iglesias, comunidades religiosas y consorcios en Buenos Aires que ahora podrán inscribirse voluntariamente en la IGJ y contar con una mayor seguridad jurídica”, afirmó Cúneo Libarona.

Sociedades Offshore y SAS: Nuevas Regulaciones

La normativa también abordará la inscripción de sociedades offshore y aquellas registradas en jurisdicciones con regímenes tributarios especiales, aplicando un criterio restrictivo y requiriendo información complementaria para asegurar la transparencia fiscal. Además, se busca regularizar el régimen de las Sociedades por Acciones Simplificadas (SAS), promoviendo su adopción para favorecer el desarrollo económico y la libertad empresarial.

El objetivo es impulsar las inversiones y crear las bases para la reactivación económica y el desarrollo de organizaciones de la sociedad civil”, afirmó el ministro. Cúneo Libarona concluyó su anuncio destacando la importancia de reducir la burocracia y facilitar la toma de decisiones para promover un entorno de mayor libertad y desarrollo en Argentina. “Esto es solo el comienzo, vamos por más”, enfatizó.

Continuar leyendo

Política y Economía

Milei volvió a atacar a un funcionario del FMI y dijo que si dolarizaba, iba preso

Publicada

el

El presidente Javier Milei sostuvo que si dolarizaba, lo metían preso porque “la política es roñosa” y lo iban a acusar de “mal vender los activos de Argentina”.

En una entrevista anoche con Alejandro Fantino por el canal de streaming Neura, expresó que fue el economista Emilio Ocampo quien le advirtió sobre esa posibilidad. “Tomaba la posición de los títulos de Argentina, los convertía en instrumentos líquidos y con esos instrumentos se los vendía al mercado y con eso, dolarizar”, fue la explicación que dio Milei sobre el plan inicial de dolarización y agregó: “A mí me ponían US$ 30 mil millones”.

“Necesitabas que el bono cotizara a 20 centavos y en ese momento estaban 18. Hoy cotizan 60, la política me hubiera dicho vos vendiste algo a 20 cuando vale 60. Me iban a decir que vendí el patrimonio nacional, me metían en cana”, continuó.

Esto no les gusta a los autoritarios

El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.

El Presidente además dijo que un banco intentó hacerle una corrida cambiaria y llevar el dólar a $1.800: “Qusieron sabotear al Gobierno y les salió mal”.

También, volvió a criticar a Rodrigo Valdés, director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional y hombre encargado de seguir el caso argentino, en este caso sin dudar en mencionarlo con nombre y apellido, y acusándolo de jugar para el anterior gobierno.

“Hubo complicidad del jefe de la misión Argentina del FMI con el Gobierno anterior. Rodrigo Valdés tiene mala intención manifiesta. No quiere que le vaya bien a Argentina. Él tiene otra agenda. Nosotros somos sobrecumplidores con todos pero prefirieron apoyar el desastre de (Sergio) Massa. ¿Por qué el FMI le permitía todo a Massa? Nosotros sobrecumplimos todo y todo el tiempo están poniendo peros. Avalaba todo el desastre de Massa y a nosotros nos hace los que nos hizo”, lanzó el Presidente.

A su vez, fue directo en insistir en que Valdés “no quiere que a la Argentina le vaya bien, tiene mala intención”. “No es mi jefe, mi jefe es el pueblo argentino. Es una decisión del FMI, vaya a saber uno porqué el FMI nos pone a un Foro de San Pablo ahí adentro”, sentenció.

Después recordó que Valdés fue ministro de Michelle Bachelet e hizo “un desastre” en Chile según su consideración.

“Nosotros seguimos adelante”, sostuvo Milei, “nos defiende la fortaleza macroeconómica y la dureza monetaria”.

Por otra parte, Milei ratificó que todavía no puede levantar el cepo cambiario porque “hay desequilibrio de stock”.

“Estoy terminando de limpiar varias cosas. Se terminó el tema de los puts, tema déficit fiscal y cerrado el tema de la emisión por sector externo”. En esa línea, dijo que todavía falta que converja la inflación con la devaluación de 2% mensual, pero que su objetivo es llegar a la inflación cero.

“En cuanto lleguemos a uno va a bajar a cero, y ahí puede pasar que quede el tipo de cambio fijo o que se vuelva libre. Hasta que no vea la inflación en cero no paro”, reconoció.

También, se refirió a las críticas que recibió por no levantar las restricciones cambiarias desde el primer día. “Si sacaba el cepo de entrada tenía una hiper, saqueos, me echaban la culpa a mí. La apuesta era que estalláramos rápidamente y en enero tomara el poder de vuelta”, disparó.

En ese sentido, relató nuevamente la herencia que recibió, “Había bombas por todos lados”, acusó. Y elogió el trabajo de Luis Caputo y lo nombró como el “mejor ministro de Economía de toda la historia”.

Destacó el semestre con superávit finaciero y la política económica llevada a cabo por Caputo. “No generamos una híper, no hicimos expropiaciones tipo plan Bonex, no fijamos los precios, ni  tipo de cambio”, dijo.

Por otro lado, Javier Milei salió a dar tranquilidad a los bonistas sobre el pago de la deuda, luego de que la cotización de los bonos no se recuperara y suba el riesgo país.

“Ya pagué los intereses y para el capital, si no podemos rollear, ya tenemos armadas las REPOs para el año que viene, para poder cubrirnos. Nosotros pagamos como sea, se van a dar cuenta de que somos solventes y se va a derrumbar la tasa de interés”. aseguró.

Anuncio

Además, acusó a los economistas que lo critican: “Hay economistas en este país que son burros y brutos. Algunos deberían devolver el título”.

Milei dijo que “a los que dicen que ahora se caen las reservas, son unos brutos, lo que me están diciendo es que tengo que emitir dinero para comprar reservas” y que genere inflación.

Destacó, además, que “los dólares para pagar la deuda se compran con el superávit fiscal no con emisión monetaria del Banco Central, eso es lo que no entienden estos imbéciles”.

Y aseguró que la expresidenta Cristina Kirchner no sabe de economía: “Los economistas que la rodean son bastante malos”. “Cristina dejó dos veces las reservas del Banco Central en negativo, no puede dar mucha clase de qué hacer con el tipo de cambio”, expresó.

Consultado por la medida de intervención en el mercado de cambios, Milei criticó a los economistas que le reprochan la medida.

“Los genios de boludolandia dicen: retiralos con instrumentos que paguen tasa de interés. Y sube la tasa de interés y me hubieran criticado, porque generaba una bomba de Leliqs”, dijo el Presidente.

En relación a si la medida de intervención en el mercado de “contado con liqui” era igual a la que llevaba a cabo el kirchnerismo, sostuvo: “Ellos compraban caro y vendían barato. Yo compro barato y vendo caro”.

Por último, Milei envió un mensaje a los argentinos: “Todo el esfuerzo que se hizo vale la pena porque estamos haciendo grande nuevamente a la Argentina. ¿Es instantáneo? No pero vamos a ver pronto las mejoras”.

Continuar leyendo

+Vistas