Noticias de Bariloche
Inicio » Política » A diez años de la victoria de Soria y el fin de 28 años de radicalismo en Rio Negro

A diez años de la victoria de Soria y el fin de 28 años de radicalismo en Rio Negro

Este 25 de septiembre se cumplieron 10 años de la victoria de la alianza Soria-Weretilneck que marcó un antes y un después en la política rionegrina. Los entonces intendentes de General Roca y Cipolletti unieron fuerzas y lograron acabar con 28 años de radicalismo. 

Desde que Argentina recuperó la Democracia, de la mano de Raúl Alfonsín, en el año 1983, Río Negro se convirtió en un bastión del radicalismo a nivel nacional. El primer gobernador electo fue Osvaldo Álvarez Guerrero (1983-1987) cuyos últimos años de mandato se vieron marcados por un duro enfrentamiento con la Unión de Trabajadores de la Educación de Río Negro (Unter) y un forzado endeudamiento público que asumió progresivamente la forma de crisis fiscal. 

Luego siguieron dos mandatos de su compañero, el reginense Horacio Massaccesi (1987 – 1995). Estos fueron años marcados por el boom del neoliberalismo, una cercanía con Menem que a sus compañeros de partido no les agradaba y  más tarde un forzado alejamiento de la política cuando fue acusado -y luego condenado-  por el delito de malversación de caudales públicos al haber incautado 16,6 millones de pesos del Banco Central. La realidad es que con esos fondos pagó los sueldos de los estatales, un mes antes de las elecciones provinciales, que el 11 de agosto de ese año finalmente determinaron su reelección.

Ya para 1995, asumió la gobernación Pablo Verani. Nació en Italia pero su corazón pertenecía al Alto Valle, creció en Allen y más tarde se asentó en General Roca. Esto marcó un fuerte impacto en la visión política y económica que implementó en Río Negro con un fuerte apoyó a los chacareros. Su mandato estuvo marcado por importantes inversiones en rutas, obras de riego, electrificación rural, así como mayores subsidios a los exportadores de manzanas y peras. Se lo recuerda en nuestra ciudad por ser presidente del Deportivo Roca, fundador de Barrio Nuevo y por salir a la ruta con los productores en los tractorazos. 

En 2003, Miguel Saiz se convirtió en el sucesor de Verani. Su gestión se enfocó más en el fomento del turismo, la inversión en ciencia y técnica, la construcción de escuelas y la implementación del Programa para Erradicación de Villas. En 2005, debido a la presión popular, en su mandato se promulgó la Ley 3981 que prohibía la utilización, almacenamiento y transporte de cianuro y mercurio en la provincia. Sin embargo, durante su segundo mandato, se alejó de la visión ecológica y habilitó el fracking en todo el territorio provincial mediante el decreto 1541.

Para las elecciones del 2011, los sondeos pronosticaban un triunfo por parte de la alianza entre dos de los intendentes más fuertes de la provincia: Carlos “el Gringo” Soria y Alberto Weretilneck. Era un gran cambio en una provincia donde la Unión Cívica Radical gobernaba desde 1983. Al finalizar los comicios, el Frente para la Victoria, con Soria a la cabeza, resultó elegido con una ventaja de 14 puntos sobre el radical César Barbeito y asumió la gobernación el 10 de diciembre de 2011.

En sus pocos días como gobernador, inició gestiones para la recuperación del tren Neuquén-Cipolletti y la posibilidad de que llegue a Roca. Además, llevó a cabo la construcción de rotondas de acceso a San Antonio Oeste, junto a un sistema de rutas y accesos a esa ciudad. 

Sin embargo, su mandato terminó de forma prematura cuando en la madrugada del 1 de enero de 2012 durante los festejos de año nuevo fue asesinado por su esposa Susana Freydoz.  Por lo tanto, su vicegobernador Alberto Weretilneck asumió el cargo el 3 de enero de 2012 y gobernó hasta el 10 de diciembre de 2019, ya que sería reelecto en 2015.

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina