Noticias de Bariloche
Inicio » Cultura » Afirman que Mengele estuvo en Bariloche

Afirman que Mengele estuvo en Bariloche

La historiadora María Teresa Fuster afirma, un tanto al pasar, que “en 1959, se lo ubicó” en esta ciudad. La aseveración contradice otras investigaciones que, meses atrás, trajo a colación este diario.

Una publicación del Archivo General de la Nación de 2017, afirma que en 1959 Josef Mengele estuvo en Bariloche. El artículo se titula “Nazis en Argentina” y lleva la firma de María Teresa Fuster, licenciada en Historia que dirigió hasta 2018 la revista “Legado”. Es en sus páginas donde puede leerse la aseveración, que contradice otras opiniones ya citadas por El Cordillerano, entre ellas, la de Gilda Bevilacqua.

Lee también: Dos horas preso por un aborto clandestino

La segunda es historiadora especialista en cine. En octubre de 2020 este diario se basó en un artículo suyo sobre la película “Wakolda” (2013), para discutir una aseveración implícita en la trama que ideó Lucía Puenzo: con identidad falsa, en 1960 Mengele residió en Bariloche aproximadamente seis meses. Durante su estadía, gozó del amparo de un sector de la sociedad barilochense.

En su artículo, Bevilacqua afirma que la permanencia del criminal de guerra en esta ciudad no está documentada de manera alguna, nebulosa que la propia Puenzo admitió en una entrevista. Amparándose en la ficción, la realizadora no solo ubicó aquí al Ángel de la Muerte, además ideó una trama en la que también aparece otro personaje histórico: la cazadora de nazis Nora Eldoc. Su fallecimiento en circunstancias muy llamativas fue noticia en Bariloche, en 1960.

Por su parte, Fuster menciona en su texto -casi al pasar-, que a “Mengele en 1959, se lo ubicó en Bariloche”. Ese pasaje del artículo no menciona fuente, aunque se supone que la autora consultó los archivos que, precisamente, se encuentran en el AGN. En base a esos papeles, la investigadora reconstruyó parte de la biografía del enigmático nazi. “Doctor en Medicina, con estudios en Antropología y Filosofía, nacido en Baviera. Miembro del partido nazi y perteneciente a las fuerzas de las SS”.

Recibió el apodo de Ángel de la Muerte porque “trabajó en el campo de concentración de Auschwitz, donde realizó aberrantes experimentos genéticos con los prisioneros. Según informes que se pueden consultar en el AGN, en 1944, cuando ya era previsible el fin del régimen nazi, Mengele escapó de Auschwitz junto con su amante, Wilma, munido de papeles falsos. No se supo dónde se refugió en ese momento. Su paradero se perdió en 1947”.

A raíz de la fuga, “el Departamento de Justicia de Alemania trató de averiguar si contó con la colaboración de algunos funcionarios norteamericanos para lograr su huida. Lo que sí se supo es que la Cruz Roja internacional había emitido un pasaporte que usó para radicarse en Argentina bajo el nombre de Helmut Gregor”. La historiadora menciona como fuente al cazador de nazis Tuvia Friedman, quien fue director del Instituto para la Documentación de Crímenes de Guerra de Haifa (Israel), para traer a colación que “Mengele había comprado una empresa en nuestro país llamada Padrofram Kgsa por un millón de dólares”.

“Al parecer, había llegado a Argentina en 1953, con el apoyo del gobierno peronista. La documentación muestra que obtuvo su primer documento de identidad en 1956, cédula número 3.940.484. Utilizó varios nombres como Fritz Fischer, Walter Hasek, Karl Geuske, Gregor Schklastro, Helmut Gregori, Gregor y otros”, enumera el informe. A ciencia cierta, poco y nada se sabe del paso de Mengele por Bariloche, en cambio, “de los domicilios confirmados, sabemos que residió en la calle Sarmiento 1875 (Olivos) y en Virrey Vértiz 970 (Vicente López), ambas localidades en la provincia de Buenos Aires e incluso ejerció su profesión”.

En octubre de 1958, se fue a Paraguay. “Un año después, en 1959, se lo ubicó en Bariloche”, menciona la historiadora. La acción de “Wakolda” transcurre en 1960, según se encargan de precisar los títulos, a su comienzo. Sigue Fuster: “Luego, volvería a Paraguay. En ese momento, su cédula era la número 293.348. Según los indicios brindados por las agencias de investigación, regresó una vez más a Argentina, donde permanecería hasta 1960. La detención -mejor dicho, el secuestro- de Adolf Eichmann, en el mes de mayo de ese año, lo determinaron a establecerse en Asunción (Paraguay)”, completa la historiadora.

En la película, se da a entender que Mengele estaba en Bariloche cuando se produjo la captura de su colega (11 de mayo de 1960) por parte del Mossad. Por entonces, gobernaba en la Argentina Arturo Frondizi. “El gobierno argentino reclamó al Estado de Israel por este secuestro ilegal, lo que creó tensiones en las relaciones entre ambos países. Eichmann, juzgado en Israel, fue declarado culpable de genocidio y condenado a la horca. Fue ejecutado en la prisión de Ramla (Israel) el 31 de mayo de 1962”, afirma Fuster en el apartado que corresponde al otrora teniente coronel de la Wehrmacht. Su camarada corrió mejor suerte: murió en la impunidad y en el reino de las incógnitas.

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina