Noticias de Bariloche
Inicio » Bariloche » Alarcón fue asesinado en 2012, en Viedma, como Báez en Gesell: pero su caso quedó impune

Alarcón fue asesinado en 2012, en Viedma, como Báez en Gesell: pero su caso quedó impune

(VDM Noticias) Hace más de 10 años atrás, la comarca se indignaba por el homicidio a golpes de Daniel Alarcón, un joven de 18 años que fue muerto a golpes en la rotonda Islas Malvinas de Viedma, el 29 de julio de 2012, luego de ser agredido por unas 10 personas con puños, patadas y un ladrillo. 

Según la cobertura periodística del momento, la situación que vivió Alarcón fue similar a la que le tocó a Fernando Baez, en Villa Gesel, en el verano del 2020, cuando fue atacado por un grupo de rugbiers.  

Sin embargo, la muerte del joven viedmense estuvo muy lejos de la repercusión nacional y la resolución judicial que tiene el hecho que hoy se debate en todo el país. 

De acuerdo con la información que brindó el jefe de la Policía, el abogado y actual juez Ariel Gallinger, en ese momento, había unos 25 policías asignados a la seguridad de la zona de los boliches. Del total, cinco estaban en el área donde se produjo la pelea.

“Cuando salieron estos chicos del boliche, caminaron dos cuadras sin ninguna dificultad y luego en ese lugar (rotonda) arrancó la pelea. Cuando los policías llegaron ya había sucedido el hecho”, relató a radio Noticias para aclarar que “si hay alguna pelea, hay que separar y tratar de intervenir disuadiendo; pero hay orden de no intervenir generando mayor conflicto en cuanto a golpear o producir alguna cuestión represiva”.

Alarcón y un grupo de amigos habrían concurrido a un local bailable de la avenida Caseros, ubicado a unas cuadras de la rotonda. Pasadas las 5 de la mañana se habrían retirado, tambaleantes por la ingesta de alcohol. En ese momento, y en la vereda de enfrente, se encontraba otro grupo de jóvenes quienes a los pocos metros habrían iniciado la pelea y golpeado brutalmente a los otros con las fuerzas y reacciones disminuidas por el efecto del alcohol.

Piedras, patadas, golpes de puño por todo el cuerpo y un ladrillazo en el cráneo habrían generado un daño irreversible en Alarcón, quien habría muerto asfixiado por su propia sangre. 

En ese marco también habrían sido atacadas las chicas del grupo que intervinieron en defensa de los varones. En uno de los casos una de ellas se habría tirado sobre la cabeza del joven para evitar que le siguieran dando patadas, según detalla una crónica periodística. 

La intervención policial terminó con 6 detenidos y la investigación luego se orientó a más personas. En un momento, hubo 10 sospechosos de haber participado de la agresión mortal a Alarcón. Todos tenían entre 18 y 24 años. La mayoría vivía en el barrio Parque Independencia, cercano al lugar de la violenta agresión.

En ambos casos, sin embargo, hubo diferencias: si bien había testigos presenciales, la calidad de la grabación de una cámara de seguridad de la zona no habría aclanzado para identificar claramente a los agresores del joven viedmense de 18 años, como si ocurrió en el caso de Gesell. 

Además, la causa tuvo varias dilaciones. Recién en el mes de mayo de 2018 imputaron a 8 personas como “coautores del delito de homicidio en agresión”. También habían pedido la rebeldía y captura de otros dos sospechosos que no se presentaron a la audiencia de formulación de cargos.

Sin embargo, solo cinco meses después de la imputación, el 18 de octubre de ese año, el fiscal Juan Pedro Puntel pidió el sobreseimiento de los acusados por falta de elementos para avanzar en un juicio, y el juez Favio Corbalan hizo lugar al pedido.

Así fue como tres jóvenes de apellido Huenul; dos apellidados Quiñenao y otros de apellidos Otero, Fresco, Rey, Vera y Cayamilla quedaron libres de cargo en la causa y la muerte de Daniel Alarcón impune. Según trascendió en ese momento, dos de los detenidos eran hermano e hijo de un policía.  

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina