Conéctate con nosotros

Mundo

¿Apagan los relatos distópicos nuestras utopías?

Publicada

el

Activistas en defensa de los derechos de la mujer, vestidas como personajes de la serie de televisión “El cuento de la criada” viajan para participar en una protesta contra la intención del nuevo gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu de reformar el sistema judicia en Jerusalén, el 1 de marzo de 2023 (AP/Ohad Zwigenberg) (Ohad Zwigenberg/)

En los últimos tiempos nos abruma la proliferación de relatos distópicos que inundan las pantallas y las librerías de las ciudades. Aunque la narrativa distópica se hace relevante en el siglo XX (con George Orwell, Aldous Huxley, Ray Bradbury y José Saramago), ha sido entrado el siglo XXI cuando este “género” se ha instalado definitivamente entre nosotros.

Todos reconocemos series y películas de ficción recientes que reproducen un futuro deshumanizado y carente de esperanza: Black Mirror (2011), Los juegos del hambre (2014), Los 100 (2014), Humans (2015), El cuento de la criada (2017), Years & Years (2019), El juego del calamar (2021), Extrapolations (2023), etc.

El contrapunto utópico

Pero las expresiones distópicas se pueden entender mejor como fruto de una cierta deconstrucción de su opuesta, la utopía. Históricamente, el pensamiento utópico se ha relacionado con la imaginación de un escenario ideal en el que se dibujan aquellos deseos a los que aspiran los seres humanos, individual y colectivamente, para ser más felices o sentirse mejor.

Xilografía de Ambrosius Holbein para la Utopía de Tomás Moro - Biblioteca nacional de Portugal Wikimedia Commons, CC BY-SA
Xilografía de Ambrosius Holbein para la Utopía de Tomás Moro (1518 noviembre, Johann Froben) (Biblioteca nacional de Portugal/Wikimedia Commons, CC BY-SA)

Este concepto se puede rastrear desde las narrativas de las primeras civilizaciones en Mesopotamia o Grecia –representadas por la democracia en la República de Platón, por ejemplo–, atravesando los relatos de los libros sagrados, hasta Tomas Moro. El pensador inglés recrea en su libro la isla de Utopía, en la que sus habitantes comparten los bienes y conviven de forma pacífica, fraterna y armoniosa.

Posteriormente, la profundización en el concepto de utopía la asume el pensamiento socialista de finales del XIX, con autores como Charles Fourier, Étienne Cabet y Robert Owen.

El historiador de la filosofía Antonio Chazarra Montiel ha analizado la importante aportación que la obra de Cabet El viaje a Icaria supone para la literatura utópica, con su enumeración de propuestas encaminadas a crear comunidades de bienes, vinculadas a la justicia y a la equidad, no solo de carácter político, económico o social, sino también con implicaciones en el ámbito de la educación.

"Apocalípticos e integrados" de Umberto Eco
“Apocalípticos e integrados” de Umberto Eco

En el siglo XX, el debate entre pragmáticos y utópicos se visibiliza muy especialmente en la obra Apocalípticos e integrados de Umberto Eco, que ahonda en la influencia que los medios de comunicación tienen sobre la cultura de masas. Si aplicamos a la tecnología la esencia de la discusión que formula Eco, estamos probablemente abriendo la brecha que existe entre sus bondades y peligros. El enfrentamiento dialéctico entre tecnofílicos y tecnofóbicos, entre ciberutopía y apocalipsis tecnológico, se cuela en muchos de los debates sociales que surgieron hace décadas y sostenemos en la actualidad.

Aunque el politólogo estadounidense Francis Fukuyama pronosticó el final de la historia con la derrota del socialismo y la victoria del capitalismo, el debate sigue en carne viva. Y la diatriba entre distopías y utopías es una de sus ramificaciones más intensas. Las utopías están encaminadas a enarbolar un modelo de sociedad en el que la equidad y la búsqueda del bien común imperan para todos sus individuos.

Los juegos del hambre (Lionsgate) The Hunger Games. Jennifer Lawrence
En “Los juegos del hambre” las clases más humildes están sometidas a través de la pobreza, la violencia y unos juegos en los que las nuevas generaciones se ven enfrentadas a luchas a vida o muerte para sobrevivir (Lionsgate)

Mientras, las distopías reflejan un futuro en el que han triunfado el egoísmo, el interés particular y la dominación de unos sobre otros. Son la estación final de un capitalismo cuyo propósito desemboca en sociedades en las que el individualismo extremo se ha apoderado del paisaje a través de la violencia, la tecnología y el poder.

En cierto sentido, las narrativas distópicas se pueden convertir en un arma muy útil del capitalismo salvaje.

Cuando se desactiva la esperanza

Anuncio

Para desarrollar esa conclusión, habría que preguntarse si la generalización de los relatos distópicos en nuestra cultura posmoderna y mercantil diluye las luchas y desactiva la esperanza. Como señala el sociólogo alemán Heinz Bude en su libro La sociedad del miedo, el poder que han adquirido las emociones genera un clima de inestabilidad que nos pone en guardia ante una posible crisis, haciéndonos sentir consternados y provocando que perdamos la idea de utopía.

Libros distópicos
Los relatos distópicos en nuestra cultura posmoderna y mercantil diluye las luchas y desactiva la esperanza

Las distopías nos hacen imaginar un futuro, permiten canalizar el miedo y nos ponen en guardia. Pero a la vez pueden atrofiar, o más bien, intimidar nuestro deseo de buscar otras alternativas, modelos diferentes y más humanos. La contaminación distópica promueve las teorías conspirativas y resulta demoledora para el pensamiento crítico. Las distopías esparcen la sensación de miedo y de que no hay un futuro mejor. En su último libro, Doppelganger, Naomi Klein se refiere a la pandemia del covid-19 como el “multiplicador de amenazas”.

En 2020, la escritora Layla Martínez publicó el ensayo Utopía no es una isla. En esta obra se repasan algunos de los episodios históricos más relevantes que dan soporte ideológico a la idea de “utopía”. Uno de los conceptos abordados para darle forma es el de “futuro”. Éste ha sufrido un cierto desgaste en los últimos tiempos, como consecuencia de un progreso que ya no controlamos, o que por lo menos se presenta de forma incierta y no tan optimista. El realismo capitalista nos sitúa en el presente y produce la cancelación del futuro. Para Martínez, la cultura distópica acrecienta ese desasosiego y es conservadora: contribuye a la parálisis colectiva y proclama que no hay alternativa.

Sin embargo, la autora recuerda que en el pasado hubo también futuros oscuros que consiguieron superarse. Por ejemplo, tras la resistencia en la reserva Standing Rock, los pueblos originarios en EE. UU. impidieron la construcción de varios oleoductos y terminales de extracción de carbón y petróleo. Martínez apostilla que la esperanza sobre el futuro es, en sí misma, revolucionaria: debemos ser “ferozmente optimistas y a la vez radicalmente pragmáticos”.

Little Thunder, un bailarín tradicional y activista indígena de la tribu Lakota, baila mientras se manifiesta frente a la Casa Blanca durante una marcha de protesta y manifestación en oposición a los oleoductos Dakota Access y Keystone XL en Washington, EE.UU., en 2017 (REUTERS/Kevin Lamarque)
Little Thunder, un bailarín tradicional y activista indígena de la tribu Lakota, baila mientras se manifiesta frente a la Casa Blanca durante una marcha de protesta y manifestación en oposición a los oleoductos Dakota Access y Keystone XL en Washington, EE.UU., en 2017 (REUTERS/Kevin Lamarque)
(Kevin Lamarque/)

Decía Eduardo Galeano en una de sus frases más célebres: “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar”.

Seguramente, si abandonamos la senda de la utopía y nos dejamos llevar por el espíritu depresivo de las distopías que asoman constantemente a nuestras pantallas habremos perdido la pulsión para seguir manteniendo la esperanza. El futuro solo es mejor si nos creemos que puede serlo. La utopía no sólo dibuja el horizonte, sino que nos permite iluminar el camino por el que vamos transitando día a día.

Fuente: The Conversation

The Conversation

Mundo

Los terroristas de Hamas lanzaron un ataque con cohetes contra Tel Aviv por primera vez en cuatro meses

Publicada

el

Las Brigadas Ezzeldín al Qassam, el brazo armado del grupo terrorista palestino Hamas, anunció este domingo un ataque masivo con cohetes sobre Tel Aviv, el primero desde hace seis meses tras el inicio de la guerra de Gaza, mientras el Ejército israelí confirmó la activación de las sirenas de alerta aérea tanto en la ciudad como en el centro de Israel.

“Hemos lanzado una gran andanada de misiles sobre Tel Aviv en respuesta a las masacres sionistas contra los civiles”, manifestaron los terroristas en un comunicado recogido por Al Jazeera.

El ejército indicó que “algunos cohetes fueron interceptados” y una corresponsal de la agencia AFP en la Franja de Gaza afirmó haber visto cohetes siendo disparados desde Rafah.

Algunos proyectiles fueron interceptados por la Cúpula de Hierro

Este ataque sobre Tel Aviv es el primero en seis meses y el primero también desde la nueva ofensiva israelí sobre la ciudad de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, que ha provocado el desplazamiento forzado de cientos de miles de personas.

Noticia en desarrollo

Seguí leyendo...

Mundo

Volodimir Zelensky advirtió que Vladimir Putin está desplegando nuevas unidades de tropas cerca de la frontera

Publicada

el

Zelensky volvió a pedir mayor apoyo de la comunidad internacional mientras las tropas de Putin aumentan su asedio en Kharkiv (@ZelenskyyUa)

Volodimir Zelensky advirtió este domingo en un mensaje por video dirigido a los líderes mundiales que Rusia está realizando una nueva agrupación de tropas cerca de la frontera con Ucrania, a 90 kilómetros de la ciudad nororiental de Kharkiv.

“Precisamente Rusia es la única fuente de agresión e intenta constantemente extender la guerra. Ahora mismo, en estos días, nos estamos defendiendo a 60 kilómetros al noreste de este lugar de un nuevo intento de asalto ruso”, dijo el presidente de Ucrania desde Kharkiv, donde un ataque ruso el sábado contra un hipermercado de bricolaje y construcción dejó al menos 12 muertos y 43 heridos.

Agregó que “Rusia se está preparando para intentar acciones ofensivas también a 90 kilómetros al noroeste de aquí”.

“Otro grupo de tropas se está agrupando cerca de nuestra frontera. El que hace esto no quiere la paz”, afirmó.

Y dijo: “¿Quiere Rusia el diálogo? Ucrania tiene la mayor experiencia del mundo en ser engañada por Rusia en negociaciones. Engaño que, en particular, fue la tapadera de Rusia para preparar esta guerra”, denunció.

En su mensaje, llamó, además, a los líderes mundiales a aumentar su apoyo en materia de defensa aérea y subrayó que “no hay nación que por sí sola pueda detener esta guerra, sin ayuda; se necesita el compromiso de los líderes mundiales”.

Los bomberos trabajan en un centro comercial de artículos para el hogar blanco de un ataque aéreo ruso, en Járkov
Los bomberos trabajan en un centro comercial de artículos para el hogar que fue bombardeado por las tropas de Putin en Kharkiv (REUTERS/Vitalii Hnidyi) (Vitalii Hnidyi/)

El presidente ucraniano afirmó que “Rusia está dirigida por hombres que quieren convertir en norma quemar vidas, destruir ciudades y pueblos, dividir a la gente y borrar las fronteras nacionales mediante la guerra”.

Dijo estar en Kharkiv, “por desgracia, muy cerca de la frontera rusa”, lo que significa para la ciudad “el tercer año de terror constante”.

Agregó que en esta ciudad viven más de un millón de personas, sometidas día y noche a los bombardeos rusos, principalmente con misiles S-300, y ahora también con bombas aéreas guiadas, con aviones rusos que vuelan cerca de la frontera estatal y lanzan estas armas de destrucción indiscriminada directamente sobre Járkov, dijo.

Afirmó que “cualquier persona en cualquier ciudad del mundo -desde São Paulo hasta Harbin- lo percibe de la misma manera: como terror”, al igual que todos los demás ataques rusos contra otros cientos de ciudades y pueblos ucraniano, denunció.

Anuncio

“El vacío calcinado es la consecuencia más horrible de la guerra, una guerra que no queríamos en Ucrania, que no provocamos, y en la que Ucrania se está defendiendo de los intentos rusos de apoderarse de nuestros recursos y territorios y destruir nuestra identidad nacional. Y el mundo lo ve”, dijo.

Rusia aumenta su asedio sobre la ciudad ucraniana de Kharkiv (REUTERS/Alexander Ermochenko)
Rusia aumenta su asedio sobre la ciudad ucraniana de Kharkiv (REUTERS/Alexander Ermochenko) (ALEXANDER ERMOCHENKO/)

Por otra parte, subrayó la necesidad de “un esfuerzo global” al referirse a la cumbre mundial por la paz que comenzará el próximo 15 de junio en Suiza, “con la participación de líderes a los que Rusia no puede engañar” y que mostrará “quién en el mundo quiere realmente poner fin a la guerra y no sólo declarar un alto el fuego que, sin duda, será violado por los misiles y la artillería rusos, como ya ha ocurrido decenas, decenas de veces antes”, advirtió.

Asimismo, agradeció a los más de 80 países que ya han confirmado su asistencia a la cumbre mundial para la paz que comenzará el próximo 15 de junio en Suiza e hizo un llamamiento a los líderes mundiales que siguen al margen de los esfuerzos globales de esta conferencia, en particular a los presidentes estadounidense, Joe Biden, y chino, Xi Jinping, para que la apoyen “con su liderazgo personal y su participación”.

(Con información de EFE)

Seguí leyendo...

Mundo

Ascendió a 12 la cifra de muertos por el bombardeo de Rusia contra un hipermercado en la ciudad ucraniana de Kharkiv

Publicada

el

Ascendió a 12 la cifra de muertos por el bombardeo de Rusia contra un hipermercado en la ciudad ucraniana de Kharkiv (REUTERS/Vitalii Hnidyi) (Vitalii Hnidyi/)

La cifra de muertos en el ataque ruso del sábado contra un hipermercado de la cadena Epicentr en Kharkiv, en el noreste de Ucrania, ascendió a doce y el de heridos, a 43, mientras 16 personas constan como desaparecidas, informaron este domingo las autoridades ucranianas.

Desde esta mañana, tenemos información de que doce personas murieron como consecuencia de los ataques aéreos rusos contra ‘Epicentr’, de las cuales diez siguen sin identificar. El número de heridos en ‘Epicentr’ aumentó a 43″, escribió en un mensaje en Telegram el alcalde de la ciudad, Igor Terejov.

Previamente había informado de seis muertos, 40 heridos y 16 desaparecidos después de que dos bombas rusas teleguiadas impactaran contra el hipermercado.

Dos de las víctimas “eran hombres que trabajaban en el hipermercado”, aseguró el gobernador de la región, Oleg Sinegubov en un video publicado en Telegram.

Una enorme columna de humo negro salía del edificio destruido, situado en la periferia noreste de la ciudad, mientras los bomberos intentaban extinguir el incendio provocado por el bombardeo.

Según las autoridades, 10.000 metros cuadrados están ardiendo, pero los bomberos están tratando de controlar el fuego.

Aún con su uniforme, Lyubov, una trabajadora de la limpieza en el hipermercado, relató cómo huyó del edificio.

“Todo se volvió negro”

Ocurrió de repente. Al principio, no entendimos, todo se volvió negro y todo comenzó a caer sobre nuestras cabezas”, declaró.

Anuncio

“Menos mal que mi teléfono se encendió, gracias a la linterna encontré dónde ir, pero delante de nosotros todo estaba ya ardiendo”, añadió.

La cadena de hipermercados Epitsentr vende artículos de bricolaje y para el hogar.

Hasta el momento, sabemos que más de 200 personas podrían haberse encontrado en el hipermercado”, indicó en Telegram el presidente Volodimir Zelensky, que condenó un ataque a plena luz del día contra un objetivo “obviamente civil”.

El primer mandatario francés, Emmanuel Macron, calificó en X de “inaceptable” el bombardeo ruso en el hipermercado.

Según la agencia estatal de noticias rusa TASS, que citó una fuente de seguridad, un ataque con misiles destruyó “un almacén militar y un puesto de mando” dentro de la tienda.

Kharkiv, la segunda ciudad más grande de Ucrania, está situada en el noreste del país a solo una docena de kilómetros de la frontera con Rusia y sufre bombardeos rusos periódicos. El jueves, esos ataques mataron a siete personas, según las autoridades locales.

Tras el ataque, el presidente Volodimir Zelensky arremetió contra el Kremlin y aseguró que “solo personas dementes como Putin son capaces de aterrorizar a la gente de manera tan infame” (REUTERS)
Tras el ataque, el presidente Volodimir Zelensky arremetió contra el Kremlin y aseguró que “solo personas dementes como Putin son capaces de aterrorizar a la gente de manera tan infame” (REUTERS) (Sofiia Gatilova/)

Synegubov añadió que la ciudad estuvo bajo “fuego masivo de cohetes todo el día” el sábado.

Más tarde indicó que el hipermercado “ardió hasta los cimientos” y que cerca de 60 personas resultaron heridas en Kharkiv durante el día.

“Golpe brutal”

El sábado, otro ataque golpeó el centro de Kharkiv, provocando 14 heridos en una zona en la que había una oficina de correos, una peluquería y una cafetería, indicó el alcalde de la ciudad Igor Terejov.

El presidente Zelensky visitó el viernes la ciudad y se reunió con responsables para abordar la defensa de los alrededores de la región.

Anuncio

El sábado, volvió a urgir a las potencias occidentales a entregar “suficientes sistemas de defensa antiaérea” para “evitar tales ataques terroristas”.

Rusia asestó otro golpe brutal a nuestra ciudad de Kharkiv, un hipermercado de construcción”, denunció en Telegram el mandatario.

Solo personas dementes como Putin son capaces de aterrorizar a la gente de manera tan infame”, criticó Zelensky, arremetiendo contra el presidente ruso que ordenó a sus tropas entrar en Ucrania en febrero de 2022.

El momento en el que dos bombas impactaron contra un hipermercado en Kharkiv
Kharkiv, la segunda ciudad más grande de Ucrania, está situada en el noreste del país a solo una docena de kilómetros de la frontera con Rusia y sufre bombardeos rusos periódicos

El ataque en el hipermercado se produce después de que Rusia lanzara el 10 de mayo una ofensiva terrestre en la región de Kharkiv, durante la que pudo conquistar varias localidades y forzar a Kiev a enviar refuerzos al sector.

Sin embargo, Ucrania aseguró el viernes que logró frenar el avance ruso.

Bombardeos en la frontera

Rusia y Ucrania se acusaron mutuamente de ataques en la zona fronteriza este sábado.

Según Moscú, un bombardeo ucraniano en una ciudad en la región rusa de Bélgorod mató el sábado a dos personas e hirió a diez.

Ucrania afirmó por su parte que Rusia bombardeó el pueblo de Kupiansk-Vuzlovyi, un centro ferroviario de la región de Kharkiv cerca de la frontera, hiriendo a cinco personas, anunció la oficina del fiscal regional en un comunicado.

Según la misma fuente, dos vehículos se incendiaron: dos carros con dos pasajeros y una ambulancia, en la que iban el conductor, un paramédico y un paciente de 64 años.

El momento en el que dos bombas impactaron contra un hipermercado en Kharkiv
Ucrania afirmó que Rusia bombardeó el pueblo de Kupiansk-Vuzlovyi, un centro ferroviario de la región de Kharkiv cerca de la frontera, hiriendo a cinco personas

En la misma región, Rusia bombardeó el distrito de Kupiansk, causando daños en una fábrica y en edificios de viviendas, según la oficina del fiscal.

En el este, en la región de Donetsk, un bombardeo mató el sábado a una mujer de 40 años e hirió a cuatro personas, según el gobernador regional Vadym Filashkin.

Anuncio

(AFP)

Seguí leyendo...
Anuncio

+Vistas