Connect with us

Lifestyle

Aprendizaje e inmunidad cruzada: cómo el organismo puede reconocer a las nuevas variantes del COVID

Publicada

el

Investigación revela sistema inmunológico adaptable ante variantes de Omicron, proporcionando nuevas perspectivas sobre la respuesta del cuerpo ante la evolución del virus
(Getty Images)

Desde que el COVID surgió en el planeta y se inició la pandemia, es cada vez más común hablar sobre sistema inmunitario y su rol como defensa del organismo. Además, su comportamiento de aprendizaje ante los patógenos y cómo se mantiene alerta ante la posible presencia de otros gérmenes, genera asombro en gran parte de la población. Ahora, una investigación realizada por científicos de Corea del Sur brindó un nuevo aspecto sobre esta relación: cómo la inmunidad cruzada colabora ante las nuevas variantes. Por qué ocurre esto y qué significa, según un experto consultado por Infobae

“Estudios recientes han sugerido que las células T de memoria desempeñan un papel fundamental en la protección de las personas inmunizadas con las vacunas SARS-CoV-2 contra variantes”, comienza el artículo publicado en Science Immunology. En ese sentido, el documento se centra en el comportamiento que evidencia el sistema inmune tras enfrentarse a “una infección subvariante irruptiva (infección después de la vacunación) de Omicron” y cómo, posteriormente, aprende a combatir a las nuevas subvariantes.

En palabras de los expertos, en el estudio se “rastrearon las respuestas de las células T de memoria” en un grupo de personas vacunadas en Corea del Sur que transitaron una infección con esta subvariante (BA.2) y lograron determinar que “la vacuna BNT162b2 (NdeR: Pfizer) inducía células T CD4 + y CD8 + de memoria específicas del pico BA.4/BA.5, incluso si estos individuos tenían una infección previa por SARS-CoV-2″.

Estas palabras, que pueden parecer extremadamente difíciles de comprender, se podrían traducir en que la respuesta inmune humana se modifica en pos de enfrentarse a las nuevas variantes del SARS-CoV-2. Es decir que el sistema inmunológico, que advirtió una infección irruptiva ante Omicron, “adquiere inmunidad mejorada contra versiones futuras de Omicron”. En resumidas cuentas, las células específicas del sistema inmune “entrenadas” para aprender a atacar a los patógenos tras superar la infección (natural o “inducida” por las vacunas) reconocieron otras variantes.

COVID y sistema inmune
Científicos identifican células T de memoria activas ante la infección, un descubrimiento crucial que destaca la capacidad del sistema inmunológico para adaptarse y recordar patógenos

(Gentileza Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID))

El sistema inmune, una barrera ante los virus

Para entender en profundidad qué significa este hallazgo, primero es esencial conocer (a grandes rasgos) cómo se comporta el sistema inmune. Ya sea por el ingreso de un patógeno como por la aplicación de una vacuna, el organismo inicia una reacción en cadena (o dominó) perfectamente coreografiada. Una vez que un germen entra en el cuerpo, se inician dos comportamientos: se crean anticuerpos y linfocitos T.

Cada una de estas partes tiene una función particular: mientras los anticuerpos, los primeros en surgir en el organismo, se unen generalmente a los patógenos para marcarlos para su reconocimiento y eliminación, los linfocitos T son responsables de aniquilarlos y, además, recordar cómo eran y cómo destruirlos si vuelven a ingresar en el cuerpo.

Para explicarlo, si se quiere realizar una suerte de analogía bélica, los anticuerpos son los soldados de la primera línea, mientras que los linfocitos son los guerreros de élite.

Papel inmunológico de los anticuerpos neutralizantes y las células T de memoria
Gentileza Instituto de Ciencias Básicas (IBS)
El papel inmunológico de los anticuerpos neutralizantes y las células T de memoria
Gentileza Instituto de Ciencias Básicas (IBS)

Este comportamiento tiene un punto extra. Es que el sistema inmunológico se vuelve más inteligente luego de cada encuentro con el SARS-CoV-2, según explicaron los científicos coreanos en la investigación. Y su aprendizaje no es solo al enfrentarse contra el virus, sino también al ser entrenado con las vacunas. Incluso, es tan amplio que no solo logra reconocer al “invasor” original, sino también a toda su “familia”.

En ese tono, el equipo de especialistas dirigido por el profesor Eui-Cheol Shin del Centro de Inmunología Viral del Instituto de Investigación de Virus de Corea, dentro del Instituto de Ciencias Básicas (IBS), resaltó en un comunicado de prensa que “después de infectarse o vacunarse, el cuerpo crea anticuerpos neutralizantes y células T de memoria contra el virus”, que luego logra reconocer a las variantes que surgieron posteriormente.

La inmunidad cruzada se produce con casi todas las vacunas. Esto quiere decir que, si bien tenés esas partes que te hacen producir los anticuerpos, que se llaman antígenos y son muy específicos de cada cepa, hay otros componentes del virus que son otros antígenos menores que los mantienen todas las cepas”, explicó a Infobae Ricardo Teijeiro (MN 58065), infectólogo del Hospital Pirovano y miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI).

Las células T de memoria formadas durante la infección irruptiva de Ómicron también reaccionan a estas variantes emergentes / Sistema inmune, células T, investigación Corea del Sur
(Gentileza Instituto de Ciencias Básicas (IBS))
Las células T de memoria formadas durante la infección irruptiva de Ómicron también reaccionan a estas variantes emergentes

Gentileza Instituto de Ciencias Básicas (IBS)

En palabras del experto, “si vos ya generaste anticuerpos, podés tener inmunidad cruzada con distintas variantes. Haberte vacunado con cepas como las tradicionales o con Omicron también puede inducir inmunidad hacia nuevas cepas”. Asimismo, el especialista aclaró: “Con la vacunación se logra inmunidad no solo para las cepas con las que uno se vacuna sino que también para otras nuevas. Esto no quiere decir que no haya que vacunarse o hacer revacunaciones, porque los anticuerpos y el mecanismo de defensa bajan”.

Para conocer en profundidad este comportamiento, los científicos coreanos centraron su atención en las células T de memoria, más duraderas que los anticuerpos, que se formaron tras la infección por Omicron. Es por eso que seleccionaron como voluntarios a pacientes que sufrieron y se recuperaron de una infección irruptiva de BA.2 a principios de 2022 y buscaron conocer cuál era su capacidad de respuesta ante distintas variantes de Omicron, como son BA.2, BA.4/ BA/5 y posteriores.

Tras realizar un análisis, los científicos lograron identificar que las células T mostraron una fuerte respuesta tanto para BA.2 como para estas variantes posteriores. Es más, según indicaron en un comunicado, “el equipo de investigación también descubrió la parte específica de la proteína de pico que es la causa principal de la mejora observada en las células T de memoria. Estos resultados muestran que una vez que una persona sufre una infección irruptiva por la infección Omicron, es poco probable que alguna vez sufra síntomas graves de COVID-19 debido a las futuras variantes emergentes”.

Una jeringa absorbiendo contenido de una vacuna  (Imagen Ilustrativa Infobae)
Descubrimiento revela adaptabilidad única del sistema inmunológico, ofreciendo insights sobre cómo el cuerpo humano se ajusta para enfrentar la evolución continua del COVID-19
(Imagen Ilustrativa Infobae)

Min Kyung Jung, quien también dirigió la investigación, aseguró: “Este hallazgo nos brinda nuevas perspectivas en la nueva era endémica de COVID”, y agregó: “Se puede entender que, en respuesta a la aparición constante de nuevas variantes del virus, nuestros cuerpos también se han adaptado para combatir las futuras cepas del virus”.

Al tiempo que el director Shin añadió: “Este nuevo hallazgo también se puede aplicar al desarrollo de vacunas”. “Al buscar características comunes entre la cepa dominante actual y las nuevas cepas de virus emergentes, puede haber mayores posibilidades de inducir defensas de las células T de memoria contra las variantes posteriores”, analizó el además profesor del Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología de Corea y autor principal del artículo.

De todas maneras, y frente a las palabras de Shin sobre “una era endémica para el COVID-19″, Teijeiro destacó la importancia de la vacunación y advirtió: “En estos momentos, donde se está viendo un incremento de casos, tienen riesgo aquellas personas que se pueden complicar. Más aún al pensar que este año va a ser muy diferente, porque no va a circular solo COVID sino que, simultáneamente, van a coexistir distintos virus, como el de la gripe y el sincicial respiratorio, que ya tiene una vacuna aprobada para algunos grupos poblacionales”

Lifestyle

Bajas temperaturas: los 5 trucos para descongelar el parabrisas y la luneta del auto

Publicada

el

20 de julio 2024 – 08:00

Las heladas de la mañana pueden afectar a los autos que se encuentran en la calle. Descubrí cómo descongelar el auto.

Las bajas temperaturas generan escarcha en los parabrisas.

Llegó el frio y para aquellas personas que comienzan el día manejando se pueden encontrar con escarcha en los vidrios del auto. Quienes no están acostumbrados a esto, pueden pensar en rápidas soluciones que pueden ser peligrosas llegando a romper el parabrisas.

En este sentido, existen ciertos consejos para quitar el hielo de manera rápida y eficiente, especialmente por la mañana, y lo más importante: sin romper el auto. Además, existen acciones que se pueden tomar en los días previos a las bajas temperaturas, que incluso pueden impedir que el vidrio se congele.

auto congelado

Cómo descongelar el parabrisas y la luneta del auto

1. Calentar el auto

Es importante tomarse un tiempo antes para arrancar el motor, conectar la calefacción con el ventilador al máximo y dirigir el flujo del aire hacia el parabrisas para que cambien de temperatura gradualmente.

2. Rociar el parabrisas con alcohol

El alcohol es una buena opción para las capas de hielo no muy gruesas ya que tiene un punto de congelación inferior al agua. Sin embargo, se recomienda no llenar el depósito de líquido del parabrisas con alcohol, porque puede estropearlo.

3. Rascar el hielo

Lo ideal es hacerlo con una rasqueta de plástico, pero en caso de no disponer de una, se puede utilizar la caja de un CD o cualquier tarjeta o carné de plástico. Bajo ningún concepto se debe utilizar instrumentos metálicos ni de materiales que puedan arañar el cristal.

4. Utilizar líquido anticongelante

Si bien es la solución más cara de todas, rellenar el depósito de agua del limpiaparabrisas con un producto de estas características puede evitar que se congele.

5. Utilizar el limpiaparabrisas

Activar el limpiaparabrisas y junto a los dosificadores de líquido con producto anticongelante puede dejar la luneta perfectamente limpia después de haber eliminado el hielo y haber despegado las escobillas del vidrio.

Continuar leyendo

Lifestyle

Mejora la digestión y ayuda a bajar de peso: cómo preparar caldo de huevo

Publicada

el

20 de julio 2024 – 07:00

Si te gusta tomar sopa en invierno y querés mantener una buena ingesta de proteínas, esta receta de caldo de huevo es ideal para que la incorpores.

El huevo es uno de esos alimentos que siempre vivió en el debate de cuán saludable es. Por su alto contenido en grasas, muchas veces se cuestionó su verdadero aporte de proteína en nuestra alimentación y fue expulsado de las preparaciones fit.

Si bien ahora se popularizaron muchas recetas bajas en calorías para bajar de peso o con ingredientes livianos, existe la forma de cocinar los huevos sin agregar grasas y poner incorporar todos sus beneficios para nuestra salud.

sopa

Receta de caldo de huevo

Consumir el huevo en forma de caldo es muy beneficioso para la digestión, es una fuente alta en proteínas con poca grasa y ayuda a la hidratación diaria.

Ingredientes

  • 4 huevos.
  • 1 cebolla grande, cortada en trozos
  • Un puñado de cilantro fresco picado
  • Sal al gusto
  • Agua

Preparación

  1. En una olla grande, cargar agua hasta cubrir los huevos y la cebolla.
  2. Poner la olla a fuego medio y llevar a ebullición.
  3. Una vez que el agua hierva, agregar los huevos enteros y la cebolla cortada en trozos.
  4. Dejá que hiervan durante unos 10 minutos o hasta que los huevos estén cocidos.
  5. Retirar la olla del fuego y, con la ayuda de una espumadera, sacar los huevos y la cebolla del agua hirviendo.
  6. Pelar los huevos y cortarlos en trozos.
  7. Colocar los pedacitos de huevo y la cebolla en un tazón grande.
  8. Agregar el cilantro picado y sazonar a gusto.
  9. Volver a colocar los trozos de huevo y la cebolla en la olla con el agua caliente.
  10. Dejar que se cocinen a fuego lento durante unos 5 minutos más para que los sabores se fundan.
  11. Servir el caldo caliente en tazones individuales y disfrutar.

Continuar leyendo

Lifestyle

Dormir poco o mucho puede causar demencia

Publicada

el

20 de julio 2024 – 00:00

El sueño deficiente puede ser un síntoma de problemas de salud como la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares, que están relacionados con un mayor riesgo de alzheimer.

Dormir muy poco o demasiado en la vejez se relaciona con un mayor riesgo de demencia, especialmente, alzheimer. La falta de sueño puede provocar acumulación de la proteína amiloide, asociada con esta patología. La apnea del sueño también puede promoverla. Por otra parte, dormir en exceso puede ser señal de problemas físicos o mentales subyacentes que, también, incrementan el riesgo de demencia. Por lo tanto, un sueño regular de 7 a 9 horas podría ayudar a prevenir esta enfermedad.

Dormir poco incrementa el riesgo de padecer alzheimer por varias razones. Durante el sueño, el cerebro elimina desechos celulares, incluida la proteína amiloide, asociada con el alzheimer. Si se duerme poco, se reduce el tiempo que el cerebro tiene para eliminar esta sustancia, lo cual puede conducir a la formación de placas amiloides. Además, la falta de sueño puede provocar cambios que promueven la acumulación de amiloide y de otros desechos moleculares. La apnea del sueño, que interrumpe el descanso, también puede aumentar el riesgo de alzheimer al limitar el oxígeno que llega al cerebro y causar inflamación cerebral.

El sueño deficiente puede ser un síntoma de problemas de salud como la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares, que están relacionados con un mayor riesgo de alzheimer. Además, cambios en los patrones de sueño pueden ser un signo temprano de demencia ya que las áreas del cerebro que regulan el sueño son afectadas en las etapas iniciales de la enfermedad. Por eso, dormir entre 7 y 9 horas por noche es clave para mantener la salud cerebral y reducir el riesgo de desarrollar alzheimer.

Dormir en exceso puede ser señal de problemas físicos o mentales subyacentes que también incrementan el riesgo de demencia por varias razones. Por un lado, la necesidad de dormir más de lo habitual puede indicar la presencia de condiciones de salud como depresión, diabetes o enfermedades cardiovasculares, las cuales están asociadas con un mayor riesgo de demencia. Además, la inactividad física, la soledad y el aislamiento, que a menudo acompañan a estos problemas de salud, también pueden contribuir al desarrollo de demencia.

En muchos casos, dormir demasiado no es la causa directa de la demencia, sino un síntoma de estos problemas subyacentes que afectan la salud cerebral. Por ello, es importante estar atento a los cambios en los patrones de sueño y consultar con un médico si se notan alteraciones significativas.

Médico neurólogo, director del Instituto de Neurología Buenos Aires, INBA.

Continuar leyendo

+Vistas