Noticias de Bariloche
Inicio » Bariloche » Aseguran que el núcleo de la Tierra “se ha detenido”: cuáles podrían ser las consecuencias

Aseguran que el núcleo de la Tierra “se ha detenido”: cuáles podrían ser las consecuencias

(Rosario3) Investigadores que analizaron ondas sísmicas que atravesaron el núcleo de la Tierra indicaron que dejó de girar en 2009 y pudo haber cambiado de dirección cuando se desaceleró e hizo que la rotación de la Tierra se ralentizara alargando los días.

Los científicos revelaron que los días en la Tierra podrían estar aumentando en duración, gracias a los cambios en la rotación del núcleo interno de nuestro planeta. La velocidad y la dirección en la que gira están dictadas por el campo magnético generado por el núcleo externo líquido que lo rodea.

Pero los cálculos realizados por un equipo de la Universidad de Pekín en China revelan que puede haberse ralentizado, e incluso revertido, en los últimos 14 años.

El interior de la Tierra tiene capas como una cebolla, donde el núcleo interno sólido de hierro y níquel tiene un radio de 745 millas, aproximadamente las tres cuartas partes del tamaño de la luna, y es tan caliente como el sol.

Está rodeado por un núcleo externo fluido de hierro fundido y níquel y tiene un espesor de aproximadamente 1.500 millas. Este núcleo exterior está rodeado por un manto de roca caliente de 1.800 millas de espesor y cubierto por una fina corteza rocosa fría en la superficie.

El hecho de que el núcleo interno se asiente dentro del núcleo externo líquido significa que puede girar independientemente de la rotación de la Tierra.

Se cree que el giro está determinado en gran medida por el campo magnético de la Tierra, generado por el núcleo exterior. A medida que el calor escapa del núcleo interno, el hierro del núcleo externo se mueve por convección y el movimiento genera poderosas corrientes eléctricas.

La rotación de la Tierra sobre su eje hace que estas corrientes eléctricas formen un campo magnético que se extiende alrededor del planeta y se extiende hacia el espacio. Pero el efecto que esto tiene sobre el giro del núcleo interno es contrarrestado por los efectos gravitacionales del manto, ralentizándolo o convirtiéndolo en una oscilación. Sin embargo, a menudo se debate exactamente cómo gira el núcleo interno, en gran parte porque es imposible observarlo directamente.

Los investigadores tienen que confiar en mediciones indirectas para explicar el patrón, la velocidad y la causa de su movimiento y cambios. A medida que las ondas sísmicas se mueven a través de varias capas de la Tierra, su velocidad cambia y pueden reflejarse o refractarse según los minerales, la temperatura y la densidad de esa capa. También pueden indicar cualquier cambio en el giro del núcleo interno, ya que viajan a diferentes velocidades a través de diferentes partes del mismo. Esta propiedad fue utilizada por los autores del nuevo estudio, publicado en Nature Geoscience.

Analizaron las ondas sísmicas de decenas de miles de terremotos que habían viajado a través del núcleo interno de la Tierra desde la década de 1960.

Se descubrió que, antes de 2009, el tiempo de viaje y las características de la forma de onda de las ondas se alteraron significativamente a medida que pasaban por el núcleo interno giratorio. Pero ese año no se vieron afectados por el núcleo, lo que sugiere que se había ralentizado y ahora giraba al mismo ritmo que la Tierra. Sin embargo, después de 2009, las características de las ondas sísmicas sugirieron que el núcleo interno ahora se movía más lentamente que el resto del planeta.

Los datos también mostraron que el núcleo interno invierte su giro una vez cada 70 años, y el último punto de inflexión se produjo en la década de 1970. Esto se correlacionó con cambios regulares en el campo magnético de la Tierra y la duración del día.

Los autores escribieron: “Estas observaciones proporcionan evidencia de interacciones dinámicas entre las capas de la Tierra, desde el interior más profundo hasta la superficie, posiblemente debido al acoplamiento gravitacional y al intercambio de momento angular desde el núcleo y el manto hasta la superficie”.

La velocidad de rotación del planeta sobre su eje fue variando a lo largo de la historia debido a cambios en el giro del núcleo interno. Cuando se desacelera, su atracción gravitacional sobre el manto aumenta, lo que ralentiza la rotación de la Tierra y hace que el día dure más.

En promedio, los días terrestres se alargan en lugar de acortarse, aproximadamente una 74.000 de segundo cada año. Hace 1.400 millones de años, un día pasaba en menos de 19 horas, en comparación con las 24 de hoy.

A veces, la velocidad de rotación varía ligeramente, lo que afecta al cronometrador global, el reloj atómico, lo que requiere agregar o quitar segundos bisiestos. Se necesitó un total de 27 segundos bisiestos para mantener la hora atómica precisa desde la década de 1970.

 

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina