Connect with us

Lifestyle

Bronquiolitis en los niños: ¿cuándo acudir al médico?

Publicada

el

Tos, catarro, moco, dificultad para respirar, llanto, rechazo de la comida, rechazo de la bebida, fiebre, esas son algunas de las cosas que aparecen con la bronquiolitis, que este año se ha adelantado. Los virus respiratorios este año, en nuestro país, vinieron más temprano.

Para ponerlo en cifras, según el último Boletín Epidemiológico emitido por el Ministerio de Salud, donde se da un repaso por las notificaciones de estas enfermedades y se analiza en relación con otros años, “entre las semanas 01-19 del año 2023 se notificaron 34.402 casos de Bronquiolitis, con una tasa de incidencia acumulada de 2358 casos/ 100.000 habitantes”.

En ese sentido, señalaron que “el número de notificaciones de Bronquiolitis en menores de dos años entre las semanas 1 y 19 del año 2023 muestran un aumento progresivo desde la semana 11 que se acelera en las últimas semanas”. Al tiempo que destacaron que “si se comparan los casos de VSR (uno de los principales agentes asociados a casos de bronquiolitis) acumulados entre SE1 y 19 de los últimos 7 años”, a partir de los resultados de laboratorio, “se verifica que en el presente año se registra el 56% más que lo registrado en el año con mayor número de casos en el mismo período (2019)”.

Cuando un chico tiene bronquiolitis, el organismo también puede quedar predispuesto a que aparezcan otras infecciones / (Getty Images) (Kemal Yildirim/)

Con todos estos datos, usted podrá ver que lo que esta enfermedad no solo se adelantó, sino que además muestra números de contagios elevados. Ahora, volviendo a lo que les estaba contando antes, la sintomatología que le enumeré es igual a casi cualquier enfermedad viral respiratoria.

Entonces, ¿qué se diferencia esta enfermedad de las otras respiratorias que tantas veces aparecen durante la temporada invernal? Primero le quiero contar que la bronquiolitis es una infección respiratoria aguda que ocurre con mayor frecuencia en los meses de otoño-invierno y afecta sobre todo a los menores de 1 año. Aunque generalmente es provocada por el Virus Sincicial Respiratorio (VSR), también puede ser causada por distintos virus.

Como afecta las vías aéreas pequeñas, se produce una inflamación en los bronquiolos. Es por eso que provoca distintos grados de dificultad para respirar y se manifiesta con agitación, tos, decaimiento, dificultad para alimentarse o dormir, además de los síntomas que le comenté más arriba.

Es por eso que, hay que tener en cuenta cuando, en algún momento, el chico además empieza presentar silbidos al respirar y como que se van para adentro los músculos que están entre las costillas. Esta es una señal de que inevitablemente hay que ir al médico, porque ya no es un catarro común y la mejor manera de tener un diagnóstico correcto es llevar al niño o niña a una consulta con el equipo de salud para que sea evaluado.

BRONQUIOLITIS
Los virus respiratorios este año, en nuestro país, vinieron más tempran / (Getty Images) (Goads Agency/)

Es que, como no existen tratamientos para el virus, es decir que no hay jarabes ni antibióticos, es de vital importancia controlar que el compromiso respiratorio no afecte la oxigenación normal. Es decir que esa dificultad que tiene el chico no esté impidiendo que pueda respirar bien.

Pero eso no es todo, ya que otro aspecto que se relaciona con esta enfermedad es que evitan ingerir alimentos o bebidas, como le dije anteriormente. Entonces es importante que se asegure que el niño pueda alimentarse e hidratarse lo suficientemente bien, pese a la dificultad respiratoria. Y para esto, nuevamente, es importante la evaluación de los profesionales de la salud.

Es que, además, cuando un chico tiene bronquiolitis el organismo también predisponerse para que puedan aparecer otras infecciones.

En un próximo encuentro, les voy a dar las recomendaciones para prevenir la bronquiolitis en los chicos, porque ya que no hay vacunas, ni hay un tratamiento específico, mejor prevenirla. Es por eso que, le dejo mi vitamina psicológica del día de hoy: “No es necesario correr, lo más sabio es irse a tiempo”.

Seguir leyendo:

Asma: lo que hay saber para prevenir y tratar los síntomas

¿Cómo tratar los síntomas del post-COVID?

Por qué es importante hacerse chequeos y evitar ir al médico solo cuando nos duele algo

Lifestyle

Bajas temperaturas: los 5 trucos para descongelar el parabrisas y la luneta del auto

Publicada

el

20 de julio 2024 – 08:00

Las heladas de la mañana pueden afectar a los autos que se encuentran en la calle. Descubrí cómo descongelar el auto.

Las bajas temperaturas generan escarcha en los parabrisas.

Llegó el frio y para aquellas personas que comienzan el día manejando se pueden encontrar con escarcha en los vidrios del auto. Quienes no están acostumbrados a esto, pueden pensar en rápidas soluciones que pueden ser peligrosas llegando a romper el parabrisas.

En este sentido, existen ciertos consejos para quitar el hielo de manera rápida y eficiente, especialmente por la mañana, y lo más importante: sin romper el auto. Además, existen acciones que se pueden tomar en los días previos a las bajas temperaturas, que incluso pueden impedir que el vidrio se congele.

auto congelado

Cómo descongelar el parabrisas y la luneta del auto

1. Calentar el auto

Es importante tomarse un tiempo antes para arrancar el motor, conectar la calefacción con el ventilador al máximo y dirigir el flujo del aire hacia el parabrisas para que cambien de temperatura gradualmente.

2. Rociar el parabrisas con alcohol

El alcohol es una buena opción para las capas de hielo no muy gruesas ya que tiene un punto de congelación inferior al agua. Sin embargo, se recomienda no llenar el depósito de líquido del parabrisas con alcohol, porque puede estropearlo.

3. Rascar el hielo

Lo ideal es hacerlo con una rasqueta de plástico, pero en caso de no disponer de una, se puede utilizar la caja de un CD o cualquier tarjeta o carné de plástico. Bajo ningún concepto se debe utilizar instrumentos metálicos ni de materiales que puedan arañar el cristal.

4. Utilizar líquido anticongelante

Si bien es la solución más cara de todas, rellenar el depósito de agua del limpiaparabrisas con un producto de estas características puede evitar que se congele.

5. Utilizar el limpiaparabrisas

Activar el limpiaparabrisas y junto a los dosificadores de líquido con producto anticongelante puede dejar la luneta perfectamente limpia después de haber eliminado el hielo y haber despegado las escobillas del vidrio.

Continuar leyendo

Lifestyle

Mejora la digestión y ayuda a bajar de peso: cómo preparar caldo de huevo

Publicada

el

20 de julio 2024 – 07:00

Si te gusta tomar sopa en invierno y querés mantener una buena ingesta de proteínas, esta receta de caldo de huevo es ideal para que la incorpores.

El huevo es uno de esos alimentos que siempre vivió en el debate de cuán saludable es. Por su alto contenido en grasas, muchas veces se cuestionó su verdadero aporte de proteína en nuestra alimentación y fue expulsado de las preparaciones fit.

Si bien ahora se popularizaron muchas recetas bajas en calorías para bajar de peso o con ingredientes livianos, existe la forma de cocinar los huevos sin agregar grasas y poner incorporar todos sus beneficios para nuestra salud.

sopa

Receta de caldo de huevo

Consumir el huevo en forma de caldo es muy beneficioso para la digestión, es una fuente alta en proteínas con poca grasa y ayuda a la hidratación diaria.

Ingredientes

  • 4 huevos.
  • 1 cebolla grande, cortada en trozos
  • Un puñado de cilantro fresco picado
  • Sal al gusto
  • Agua

Preparación

  1. En una olla grande, cargar agua hasta cubrir los huevos y la cebolla.
  2. Poner la olla a fuego medio y llevar a ebullición.
  3. Una vez que el agua hierva, agregar los huevos enteros y la cebolla cortada en trozos.
  4. Dejá que hiervan durante unos 10 minutos o hasta que los huevos estén cocidos.
  5. Retirar la olla del fuego y, con la ayuda de una espumadera, sacar los huevos y la cebolla del agua hirviendo.
  6. Pelar los huevos y cortarlos en trozos.
  7. Colocar los pedacitos de huevo y la cebolla en un tazón grande.
  8. Agregar el cilantro picado y sazonar a gusto.
  9. Volver a colocar los trozos de huevo y la cebolla en la olla con el agua caliente.
  10. Dejar que se cocinen a fuego lento durante unos 5 minutos más para que los sabores se fundan.
  11. Servir el caldo caliente en tazones individuales y disfrutar.

Continuar leyendo

Lifestyle

Dormir poco o mucho puede causar demencia

Publicada

el

20 de julio 2024 – 00:00

El sueño deficiente puede ser un síntoma de problemas de salud como la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares, que están relacionados con un mayor riesgo de alzheimer.

Dormir muy poco o demasiado en la vejez se relaciona con un mayor riesgo de demencia, especialmente, alzheimer. La falta de sueño puede provocar acumulación de la proteína amiloide, asociada con esta patología. La apnea del sueño también puede promoverla. Por otra parte, dormir en exceso puede ser señal de problemas físicos o mentales subyacentes que, también, incrementan el riesgo de demencia. Por lo tanto, un sueño regular de 7 a 9 horas podría ayudar a prevenir esta enfermedad.

Dormir poco incrementa el riesgo de padecer alzheimer por varias razones. Durante el sueño, el cerebro elimina desechos celulares, incluida la proteína amiloide, asociada con el alzheimer. Si se duerme poco, se reduce el tiempo que el cerebro tiene para eliminar esta sustancia, lo cual puede conducir a la formación de placas amiloides. Además, la falta de sueño puede provocar cambios que promueven la acumulación de amiloide y de otros desechos moleculares. La apnea del sueño, que interrumpe el descanso, también puede aumentar el riesgo de alzheimer al limitar el oxígeno que llega al cerebro y causar inflamación cerebral.

El sueño deficiente puede ser un síntoma de problemas de salud como la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares, que están relacionados con un mayor riesgo de alzheimer. Además, cambios en los patrones de sueño pueden ser un signo temprano de demencia ya que las áreas del cerebro que regulan el sueño son afectadas en las etapas iniciales de la enfermedad. Por eso, dormir entre 7 y 9 horas por noche es clave para mantener la salud cerebral y reducir el riesgo de desarrollar alzheimer.

Dormir en exceso puede ser señal de problemas físicos o mentales subyacentes que también incrementan el riesgo de demencia por varias razones. Por un lado, la necesidad de dormir más de lo habitual puede indicar la presencia de condiciones de salud como depresión, diabetes o enfermedades cardiovasculares, las cuales están asociadas con un mayor riesgo de demencia. Además, la inactividad física, la soledad y el aislamiento, que a menudo acompañan a estos problemas de salud, también pueden contribuir al desarrollo de demencia.

En muchos casos, dormir demasiado no es la causa directa de la demencia, sino un síntoma de estos problemas subyacentes que afectan la salud cerebral. Por ello, es importante estar atento a los cambios en los patrones de sueño y consultar con un médico si se notan alteraciones significativas.

Médico neurólogo, director del Instituto de Neurología Buenos Aires, INBA.

Continuar leyendo

+Vistas