Noticias de Bariloche
Inicio » Economía » Combustibles: por actualización de impuestos, los precios aumentaron 6% en promedio en todo el país

Combustibles: por actualización de impuestos, los precios aumentaron 6% en promedio en todo el país

Shell confirmó una suba del 6% en los precios de combustibles (REUTERS) (SIPHIWE SIBEKO/)

A partir de este sábado 1° de octubre los precios de los combustibles aumentaron 6% en promedio en todo el país, informaron YPF, la empresa dominante, con más del 60% del mercado, y Raízen, que comercializa las naftas de Shell.

“En función de la evolución de las variables que inciden en la formación de los precios de los combustibles, YPF realizó a partir de las cero horas del sábado, un aumento de precios de combustibles de 6% promedio país en naftas y gasoil. El ajuste incluye la compensación del incremento de impuestos a los combustibles y de los aumentos de precios de biocombustibles”, informaron desde la petrolera de mayoría estatal y afirmaron que la petrolera seguirá haciendo esfuerzos “productivos y logísticos para sostener el abastecimiento en el mercado nacional en un contexto de sostenidos récords históricos de demanda”.

La Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha) estimó que la suba promedio es de unos $5 por litro en las naftas y de $4 en el gasoil.

El aumento fue gatillado por el inicio de la suba escalonada de los impuestos a los combustibles líquidos (ICL) y al Dióxico de Carbono (IDC), que en esta ocasión fue del 25,3%, luego de que su actualización había sido postergada en siete ocasiones por el actual gobierno. Según la secretaria de Energía, Flavia Royón, estos impuestos deberán seguir aumentando hasta alcanzar el nivel adecuado. Inicialmente, sin embargo, Royón había estimado que el aumento de los combustibles desde hoy sería en promedio del 4 por ciento.

Shell confirmó que la suba en el valor de combustibles que comercializa será del 6%. en todas las estaciones de servicio del país. “Esta actualización de precios se origina por el aumento de los impuestos a los combustibles y el incremento de los precios de los biocombustibles”, dijeron desde la multinacional y agregaron entre las razones del reajuste en el precio “la variación del tipo de cambio oficial, que afecta el precio de las materias primas que utilizamos para la producción de combustibles”.

A su vez, desde YPF; que aumentará los precios de las naftas un 5% en promedio y los del gasoil un 7%, dijeron que se mantendrá un monitoreo sobre la evolución de las variables que inciden en la formación de precios, “teniendo siempre en consideración las particularidades del contexto macroeconómico del país y la realidad internacional”.

La diferente incidencia inicial sobre naftas y gasoil se debe a que tanto la brecha negativa entre el costo de importación y el precio en surtidor local como el volumen importado para completar la oferta local son mayores para el gasoil que para las naftas. Cerca de tres cuartos del aumento se debe al aumento impositivo El aumento de los impuestos en sí mismo explica 4 puntos de los 6 de aumento promedio, el resto corresponde al aumento impositivo y del precio de los biocombustibles, el resto se debe a retrasos acumulados respecto a diferentes variables.

En los últimos 12 meses el ajuste de precio acumulado de las naftas fue de cerca del 44% y el del gasoil del 60%, pero otras variables de la economía subieron mucho más, explican desde el sector petrolero, apuntando por caso que en el mismo período el biodiesel aumentó 86 puntos más, el aceite de girasol aumentó 71 puntos y la tasa de inflación medida por el Indec 27 puntos más.

A la vez, alegan desde la empresa estatal, los precios de los combustibles en la Argentina siguen siendo bastante más baratos que en los países limítrofes, lo que promueve la salida del combustible hacia esos países y tracciona el consumo por parte de los vehículos de patente extranjera, particularmente notable en las provincias limítrofes, del NEA y del NOA, donde la actual demanda de combustibles es 30% superior a los niveles de 2019.

La decisión del traslado a los precios del incremento en la carga impositiva dependía de las empresas. En la previa, fuentes del mercado afirmaban que YPF no aplicaría los aumentos de inmediato. En algunas otras compañías del sector, aseguraban que seguirían el aumento de la petrolera estatal. Shell, igualmente, anticipó su decisión de aumento de precios.

Parte del aumento en el precio de combustibles se debe a la variación del tipo de cambio oficial (REUTERS)
Parte del aumento en el precio de combustibles se debe a la variación del tipo de cambio oficial (REUTERS) (Bing Guan/)

Horas antes, la Secretaria de Energía de la Nación, Flavia Royón había anticipado que las estaciones de servicio tenían la autorización para aplicar el incremento, en el marco de un “descongelamiento programado” del valor de los productos en las estaciones de servicio. Si bien planteó que los combustibles aumentarían entre el 1 y 4%, poco después Shell comunicó que la suba será mayor.

La autorización fue fundamentada debido que los precios de los combustibles estaban congelados desde la pandemia. Por tal motivo, la funcionaria considero que se trata de un “descongelamiento programado” en los valores de naftas y gasoil.

En diálogo con Radio Con Vos, Royón planteó que el aumento de combustibles busca compensar un retraso correspondiente a “dos trimestres de 2021 que en su momento se había tomado la decisión de congelar por la pandemia”.

El último aumento fue anunciado el pasado 21 de agosto y se establecía en el orden del 7,5%. Por tal motivo, las tarifas se actualizaron y el litro de nafta súper pasó a $130,05, nafta premium a $159,8, el gasoil a $135,7 y el gasoil premium a $185,5 en la región centro del país. A dichos valores, se le aplicaría el 1 y 4 por ciento de aumento anunciado por la secretaria de Energía.

Por decreto, se había establecido el primer día de octubre como la fecha para aplicar la actualización de dos impuestos: Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y del Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC) que impactan en el precio de las naftas y el gasoil.

Hasta el momento estaban postergados los incrementos en los montos de impuestos correspondientes al primer, segundo, tercer y cuarto trimestre de 2021, y al primer, segundo y tercer trimestre de 2022, para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil.

En el decreto publicado se planteó que “tratándose de impuestos al consumo y dado que la demanda de los combustibles líquidos es altamente inelástica, las variaciones en los impuestos se trasladan en forma prácticamente directa a los precios finales de los combustibles”.

En tal sentido, se explicó que resultaba indispensable “asegurar una necesaria estabilización y una adecuada evolución de los precios”. Días atrás la consultora Energy Consilium, que dirige el ex ministro de Energía Juan José Aranguren planteó que “tal vez haya llegado el momento de implementar un fondo de estabilización del precio de los combustibles con lo recaudado en ICL e IDC”.

De esa manera, consideró que al actualizar los valores podrían hacer que “en el futuro se puedan amortiguar las variaciones en los precios globales utilizando la estructura impositiva de los combustibles para ello”.

Seguir leyendo:

En septiembre cayó 9,9% el patentamiento de autos y camiones y 3,1% el de motos: principales marcas y modelos, por segmento

Combustibles: el gobierno confirmó un nuevo aumento de hasta un 4%

Suben los impuestos a los combustibles, pero no habrá un impacto inmediato en los precios

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina