Conéctate con nosotros

Política y Economía

Cómo continúa el proceso judicial para definir la extradición de Jones Huala a Chile

Publicada

el

Facundo Jones Huala fue detenido el último lunes

Tras la detención de Facundo Jones Huala el pasado lunes, la Justicia de Río Negro pasó la causa del activista mapuche al fuero federal para comenzar con el proceso de extradición a Chile donde tiene que terminar de cumplir una condena de seis años de prisión por quemar una vivienda.

El líder de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) continúa detenido en un calabozo de la Comisaría 36 de Dina Huapi, cerca de Bariloche, al oeste de la provincia y permanece en estricto secreto el nombre del lugar de detención federal donde será trasladado.

Fuentes del Ministerio Público Fiscal de Río Negro indicaron a Infobae que este martes derivaron el trámite al fuero federal y que lo mismo sucederá con Jones Huala, sin embargo hasta ayer a la noche no hubo movimientos en la dependencia policial a donde el referente mapuche había sido trasladado -desde El Bolsón- tras su arresto.

Te puede interesar: Jones Huala pasó la noche solo en una celda de un pueblo turístico y enfrenta un nuevo juicio de extradición a Chile

Jones Huala fue trasladado con el mayo sigilo y, sin informarlo, quedó bajó custodia del personal de la Comisaría 36 a la que se sumó una brigada del grupo de elite de la policía rionegrina, COER.

Argumentando “razones de seguridad”, funcionarios de ambos fueros judiciales dejaron de informar a la prensa sobre cómo continúa el proceso de extradición a Chile. Los funcionarios a cargo quieren evitar filmaciones y fotografías del líder mapuche siendo trasladado, luego de las imágenes que trascendieron del momento de la detención en El Bolsón donde se lo vio con la mirada perdida y vestido con ropa de mujer; además del test de alcoholemia al que fue sometido por cual se registró 1,23 gramos de alcohol en sangre.

Ahora el Juzgado Federal de Bariloche debe determinar el nuevo lugar de detención de Jones Huala para la tramitación del pedido de extradición. Entre las dependencias de fuerzas federales usadas anteriormente para estos casos se encuentran las celdas de la Policía de Seguridad Aeronáutica (PSA) en el aeropuerto de Bariloche, la Policía Federal y el Escuadrón 34 de Gendarmería Nacional en la zona céntrica, o su traslado al Penal Federal 14 de Esquel, a 300 kilómetros al sur de Bariloche.

“El proceso por la extradición ya se inició, y va a derivar en la realización de un nuevo juicio. Los pasos a seguir son los detallados en la Ley 24.767 de Cooperación Internacional en Materia Penal y por el Tratado específico en la materia que Argentina tiene con Chile”, explicó este martes la fiscal federal de Bariloche María Cándida Etchepare.

comisaría 36 de dina huapi Jones Huala
Comisaría 36 de Dina Huapi

Lo mismo sucedió en 2018, cuando Jones Huala cayó en un control rutinario de Gendarmería Nacional en la provincia de Río Negro, y meses después fue decidida su extradición en un juicio oral y público en Bariloche, para comparecer por el incendio del fundo Pisú Pisué, en el sur de Chile, por el que fue condenado a 9 años de prisión.

Al cumplir la mitad de la condena, fue beneficiado con la prisión domiciliaria y faltó al primer control ordenado por la justicia chilena, que el 11 de febrero de 2022 lo declaró prófugo, pidiendo a Interpol una alerta Azul, para identificarlo y determinar su paradero.

Anuncio

Tras la nueva detención del lunes en El Bolsón, el Gobierno de Chile pidió elevar la alerta a Rojo, lo que incluye el pedido de extradición.

Detención de Jones Huala en Río Negro
Momento de la detención de Jones Huala

Cómo continúa el proceso de extradición

Con la solicitud de la justicia de Chile, Cancillería interviene haciendo un análisis de los requisitos. La ley establece algunos puntos por los cuáles en esa instancia la extradición podría ser rechazada. Por ejemplo, si el acusado tiene en el país status de refugiado político. Si Cancillería concluye que el requerimiento cumple con todas las formas pasa el caso a la Justicia.

En esa etapa, el juez a cargo del caso hace un juicio de extradición y en una primera instancia Jones Huala puede negarse a ser enviado a Chile (fuentes oficiales señalaron que todo indica que el líder mapuche rechazará ser extraditado)

Si el juez acepta la extradición y el acusado no la apela, la decisión queda firme para cumplirse. Pero el imputado tiene la posibilidad de apelarla. Eso es directamente ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación. La ley establece establece que ante una apelación el fallo de extradición tiene “efectos suspensivos”, por lo que el envío al país reclamante no se lleva a cabo hasta la decisión del máximo tribunal.

En el caso que el magistrado la rechace, el acusado queda en libertad con prohibición de salida del país hasta que ese fallo quede firme ya que la Fiscalía -que también interviene en la causa- puede apelar ante el máximo tribunal de Justicia.

Si la extradición queda firme, el caso vuelve a pasar a Cancillería. En materia internacional la relación es entre los estados. El Ministerio de Relaciones exteriores puede no aceptar el envío del acusado. Eso ocurre si por ejemplo durante el juicio de extradición se le otorga el estatus de refugiado político.

Uno de los motivos más comunes para que el acusado rechace la extradición es alegar que es un perseguido político en el país que lo reclama.

La ley establece que el juicio de extradición puede demorar 15 días. Sin embargo, los plazos no son fáciles de establecer. Depende de si el acusado acepta la extradición, si hay una apelación ante la Corte Suprema de Justicia -el máximo tribunal no tiene plazos para resolver- o si durante el proceso se requiere más o nueva información que se le debe pedir al país solicitante.

Seguí leyendo:

Jones Huala: cómo es el proceso de extradición y cuánto puede demorar

Anuncio

Interpol emitió la alerta roja para que Jones Huala siga preso y el Gobierno espera el pedido de extradición a Chile

Detuvieron a Facundo Jones Huala en El Bolsón

Política y Economía

La nube de palabras del discurso de Milei: cuántas veces dijo “casta” y el término que nunca pronunció

Publicada

el

Política fue la palabra que más repitió el presidente Javier Milei, durante su discurso en la apertura del 142° período de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación. Lo hizo en 37 oportunidades, ante un hemiciclo completo y bajo las miradas de los legisladores, incluyendo a los que oportunamente había identificado como traidores al considerarlos responsables por el fracaso de la llamada Ley Bases.

También se destacan otros términos que se repitieron más de dos decenas de veces: país (28), argentinos (27), Estado (26) y Argentina (25).

Su discurso, que se extendió por 70 minutos, y no 40 como oportunamente se había anunciado, también incluyó varias palabras que se repitieron, como sistema (20 veces); camino (19); políticos (16) y cambio (16). Pero hubo una, que fue en toda la campaña una constante que nunca se nombró: dolarización. Ni siquiera “canasta de monedas” mencionó siquiera una vez.

En un horario inusual, pactado para las 21, su alocución comenzó cinco minutos antes de la hora anunciada, ante una audiencia expectante, cuando comenzó diciendo que este es “el momento más crítico de la historia”.

En total, empleó 8.486 palabras durante el tiempo en el que estuvo de pie, frente a un atril, dándole la espalda a la presidencia de la Cámara pero de cara a los legisladores, contrariamente a lo que hizo cuando asumió, cuando habló de espaldas al Congreso. La posición se enmarca en un momento en el que Milei enfrenta una alta tensión política con diputados, senadores y gobernadores

Su oratoria estuvo signada por tres grandes ejes centrales.

Primero se ocupó de la herencia recibida, enfatizando en que “los últimos 20 años fueron un desastre, una orgía de gasto público descontrolado”. En otros tramos sostuvo que “nos dejaron un Estado que hace todo y todo lo hace mal” y en relación al populismo dijo que “nos quitó el 90% de los ingresos”.

Javier Milei (REUTERS) (Agustin Marcarian/)

En su opinión, el Estado está diseñado para generar un kiosco en cada lugar donde sea posible, definiéndolo como “una organización criminal diseñada para que en cada trámite haya una coima”.

Luego se concentró en los ajustes que el gobierno está realizando en distintas áreas. Mostró como un logro el hecho de que en enero pasado se logró el superávit, cuyo antecedente más reciente se remonta a 2012. Dijo que la meta se logró en base a la reducción del gasto, aunque omitió mencionar que áreas muy sensibles formaron parte de ese ajuste, sin contar con la tensión que se está generando en distintos sectores, que están en crisis por la falta de pagos del Gobierno.

Anuncio

“Respecto a la asistencia social, nos comprometimos a terminar de una vez y para siempre con los gerentes de la pobreza, que usan la intermediación de planes como mecanismo recaudatorio y como recursos extorsivos para manipular a los que menos tienen”, sostuvo.

“Esta cruzada empieza por reducir el tamaño del Estado a su mínimo indispensable y purgarlo de privilegios para políticos y sus amigos. Por eso pasamos de 18 a 8 ministerios, y de 106 a 54 secretarías reduciendo los cargos públicos y jerárquicos en más de un 50%. Eso sí es motosierra”, enfatizó.

Y por último, habló del futuro para “construir lo nuevo”, aunque advirtió que “si lo que buscan es el conflicto, conflicto tendrán”.

Hizo mención a esto tras presentar un “paquete de leyes anti casta” en el que eliminará las jubilaciones de privilegio y habrá elecciones libres en los sindicatos. “Hay otro camino posible, un camino de acuerdo… acuerdo sí, no el consenso contra el cambio. Debo ser honesto en que no tengo demasiadas esperanzas en que tomen este camino”, dijo y tras lo cual convocó a lo que llamó el “Pacto de Mayo”, en el que dijo que intentará saldar las diferencias que tiene con quienes se oponen a su plan de gobierno. Lo definió como “un nuevo pacto fundacional”, para ser consensuado con los 24 gobernadores, que contiene diez ideas fuerza destinadas a para poner en marcha el país y sacarlo de años de estancamiento.

El término diálogo, pilar del ejercicio de la política como instrumentos del gobernante, no apareció en su discurso. Tampoco la palabra democracia. Lo mismo ocurrió con la licuación, un término que empleó en sus últimas entrevistas mediáticas, pero que esta vez estuvo ausente.

La inflación fue mencionada en 13 oportunidades y el término pobreza 7 veces.

Las expresiones que fueron parte de su discurso electoral, en especial cuando mencionaba a la casta o se refería a la motosierra, también fueron citadas en el discurso. La primera seis veces, mirando fijamente a las bancas y la segunda dos.

Desde los balcones, se escuchó “la casta tiene miedo” y “Milei, querido, el pueblo está contigo”, entre otros cánticos.

Salud y Educación, dos derechos que están protegidos por nuestra Constitución, fueron dos términos que aparecieron en su discurso, para referirse al estado en el que encontró ambas áreas al asumir su mandato. En el primer caso sólo una vez, en el segundo cuatro.

Su latiguillo “no la ven” también fue escuchado por la audiencia. Al principio de su alocución dijo “Muchos no la han visto, no la ven, ni la verán”

Anuncio

La palabra libertad fue mencionada 13 veces, mientras la corrupción sólo 3.

No citó el término enemigos y tampoco mencionó el término transparencia.

El presidente Alberto Fernández no fue mencionado explícitamente en el discurso, pero sí se refirió a al ex presidente de manera indirecta en el marco de la imputación que pesa sobre su figura en la causa que investiga la trama de contrataciones por parte del Estado nacional a Nación Seguros, en donde habrían actuado intermediarios y empresas privadas. Dijo que tenemos “un Estado que no solo no controla, sino que lo que controla lo controla mal. Está diseñado no para cumplir sus funciones básicas, sino para generar un kiosco en cada lugar donde sea posible, para el beneficio del burócrata de turno. Tal vez el caso de los seguros que hemos visto recientemente en los medios sea el mejor ejemplo de esto”, agregó.

Sí mencionó en forma directa a otros actores de la vida política nacional, a los que describió como “los jinetes del fracaso”, como Sergio Massa, Pablo Moyano, Juan Grabois y Máximo Kirchner. No dejó afuera de su mensaje a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, a quien calificó como la responsable de unos peores gobiernos de la historia.

——————-

Para el análisis de los términos más usados se excluyeron las denominadas “stop words”, tales como pronombres, artículos y preposiciones, entre otras.

Procesamiento de datos: Daniela Czibener

Visualización de datos: Andrés Snitcofsky

Anuncio
Seguí leyendo...

Política y Economía

“Weretilneck se dedicó a echarle la culpa a Milei, no a decirnos cómo piensa gobernar la provincia”

Publicada

el

viernes 01 de marzo de 2024

El legislador Juan Martin (PRO-Unión Republicana) fue crítico del discurso del gobernador Alberto Weretilneck durante la apertura del período de sesiones ordinarias de la Legislatura, considerando que “se dedicó a echarle la culpa a Milei, no a decirnos cómo piensa gobernar la provincia”.

“Esperábamos propuestas, un plan de gobierno, una agenda de temas para tratar en la Legislatura”, añadió.

Juan Martín recordó que en diciembre de 2023 “cuando asumió lo escuchamos hacer anuncios en el sentido de la racionalidad y la responsabilidad y nos entusiasmamos. Tres meses después cambió para mal”.

“Su discurso fue un lamento por no poder seguir haciendo lo que Juntos Somos Río Negro hizo durante 12 años, fue nostalgia de la economía de Massa. Parece que extrañan los planes platita, los pases a planta y el endeudamiento que terminaron fundiendo a la provincia”, sostuvo el presidente de la bancada opositora.

El parlamentario indicó que “estamos todos de acuerdo con que el federalismo debe funcionar”, aunque advirtió que “la autonomía exige responsabilidad y no vemos eso, no hubo una actitud de hacerse cargo, sino de echarle la culpa a los demás… un ‘ah, pero Milei’”.

Juan Martín también focalizó en los dichos del gobernador cuando “insinuó que la provincia es superavitaria”. “No sé de dónde saca los datos. Si eso fuese cierto, les podría pagar a los docentes, a los policías y al personal de salud lo que corresponde, se dejaría de tomar deuda y no hubiese pedido una emergencia económica”, sostuvo al respecto.

Asimismo, se refirió a que Weretilneck “habló de una degradación institucional” y se mostró en desacuerdo con que “es por un motivo ideológico”. “Las instituciones se degradan cuando no pueden garantizar la seguridad, la educación, la salud… y esto es lo que viene sucediendo en Río Negro desde hace muchos años”, resaltó.

“La mayoría de los rionegrinos lo votó a Weretilneck como gobernador y en el ballotage eligió ampliamente a Milei como presidente. En esas decisiones hay un mensaje que el gobierno debe entender y el discurso de hoy, que busca el enfrentamiento y la dicotomía, no va en el sentido correcto” concluyó Juan Martin.

Anuncio

Seguí leyendo...

Política y Economía

El Gobierno estaría en condiciones de levantar el cepo cambiario en junio, según economistas

Publicada

el

El Gobierno avanza a paso firme hacia la eliminación del cepo cambiario y, aunque los mandamases del plan económico evitan dar precisiones sobre cuándo levantarán las restricciones, deslizan que se concretaría hacia mediados de 2024, amparados en el ingreso de dólares de la cosecha gruesa. Analistas consultados por PERFIL no descartaron esa posibilidad.

Hemos evitado la hiperinflación, hacia mitad de año esperamos liberar el cepo y Argentina va a empezar a recuperar”, anticipó el presidente Javier Milei en un mensaje grabado. Coincidió el ministro de Economía Luis Caputo al argumental que “la recomposición del Banco Central ha sido fuertísima y es una posibilidad que se pueda levantar el cepo en junio o julio, como dice el Fondo Monetario Internacional (FMI)”.

Milei suma dólares del campo: el agro liquidó U$S1.500 millones en febrero, 133% más que en 2023

En efecto, el último staff report del organismo multilateral explicita que la administración libertaria se comprometió a cortar de raíz con el corset cambiario “en el corto plazo” y “las prácticas monetarias múltiples, y a desarrollar planes para desmantelar gradualmente las medidas de gestión de los flujos de capital“.

Cepo cambiario: cuándo podría levantarlo el Gobierno

En diálogo con PERFIL, el jefe de Research de Romano Group, Salvador Vitelli, consignó que más allá de sanear el balance del Banco Central y licuar los pasivos remunerados, se requiere un “flujo importante de divisas” así como “credibilidad y solidez fiscal” para desactivar el esquema actual que restringe la circulación de moneda extranjera.

La cuestión fiscal es el ancla más necesaria para la liberación del cepo. Sin dudas, el plan de estabilización aún no está. Por ahora, tenemos un programa económico que se basa en una motosierra que está cimentada en una licuadora. Si bien lo fiscal tiene sus bemoles, la solidez que han demostrado en enero y estimamos que en febrero, debería ser necesaria para poder levantar el cepo y que la misma sociedad tenga credibilidad en el nuevo programa, que tiene que ser consistente, creíble y sobre todo sostenible“, juzgó.

Explorando esa línea argumental, Vitelli afirmó que es “factible” que el cepo cambiario desaparezca entre junio y julio y no descartó que pueda ocurrir antes, teniendo en cuenta que en el primer semestre aumenta la oferta de dólares por la liquidación del agro.

Luis Caputo

En tanto, el director de la consultora C&T, Camilo Tiscornia, vislumbró una oportunidad de deshacerse de las trabas cambiarias hacia mitad del año. “En el segundo trimestre, con un buen ingreso de dólares y con las finanzas públicas más ordenadas, sumados a una mayor confianza, podrían abrir el cepo. Esto sería liberar muchas cosas y distinguir flujos de stocks. Sería una forma de abrirlo al estilo Macri para la disparada”, evaluó.

Para el economista Amílcar Collante, la acumulación de reservas por parte del BCRA -más de US$ 6.000 millones desde diciembre- y un fuerte gesto de credibilidad en el marco del ajuste fiscal son factores indispensables para pensar en el levantamiento de las restricciones.

Anuncio

El Gobierno tiene que mostrar que va directo a equilibrar las cuentas fiscales. Esa convergencia fiscal es clave para que se mantenga la expectativa y también que el último salto a la unificación sea lo más corto posible. Entre abril y junio/julio entra lo más grueso de las liquidaciones de la cosecha. Podría ser que a fin de junio, acumulando reservas y con algún crédito puente que le otorgue poder de fuego extra al BCRA, sea posible”, remarcó.

Bajo su perspectiva, Caputo “está cómodo con el cepo porque le permite manejar el mercado más fácil con los pesos acorralados“. No obstante, Collante advirtió que una vez que se liberen las ataduras, la hoja de ruta oficial deberá contemplar una tasa de interés “más alta” y que sea “positiva en términos reales” para evitar una fuga masiva de los pesos hacia el billete verde y, de esta manera, esquivar una corrida contra el peso.

Para Milei, la caída del dólar blue y los financieros puede anticipar una baja de la inflación: ¿Es así?

Por su parte, el economista senior de Empiria, Matías De Luca, juzgó que para salir del cepo hacia una flotación libre “se necesita alcanzar un equilibrio monetario; es decir, balancear pesos y dólares donde el punto de encuentro es el tipo de cambio“.

“Por el lado de los pesos, están encaminados ya que hay un 30% menos que tres meses atrás. Desde el lado de los dólares, aún falta. El Central compró US$ 8.000 millones desde la devaluación y viene a buen ritmo, pero el segundo semestre es financieramente más desafiante que el primero“, apuntó.

Y agregó: “Lo que importa es que mantenga el ritmo. Si se sale del cepo tres meses antes o después, no es un problema. En ese marco, podría pensarse en una salida más hacia fin de año. No obstante, en medio hay soluciones parciales como ir desarmando progresivamente las múltiples restricciones que hoy imperan, que permitirían normalizar el mercado cambiario de forma no traumática”.

Los riesgos de una salida anticipada del cepo cambiario

Según la directora de la Fundación Libertad Humana, Natalia Motyl, existen tres condiciones innegociables para la eliminación de las restricciones cambiarias: resolver el problema del déficit fiscal, suprimir la emisión monetaria para financiar al Tesoro, acumular reservas en las arcas del BCRA y presentar un programa económico consistente y sostenible en el tiempo.

Sin embargo, la economista enfatizó en los riesgos latentes de una salida del cepo cambiario que se realice a destiempo y a las apuradas. “La falta de calidad institucional, donde cualquier ruido interno o externo puede provocar una corrida contra el peso, resalta la importancia de contar con suficientes dólares para hacer frente a esa demanda hasta que se equilibre el mercado“.

Banco Central

Salir del cepo demasiado rápido puede llevarnos a tener que recurrir nuevamente a él en los próximos meses si se genera una corrida contra el peso que el Banco Central no pueda enfrentar. Debemos ser muy cuidadosos en plantear una salida para evitar un escenario similar al que enfrentó el gobierno de Mauricio Macri“, alertó.

En sintonía, Vitelli razonó que llegar al segundo semestre, que es estacionalmente más complicado en materia de ingreso de divisas, y pretender quitar los controles “puede generar algún apretón extra que sería bueno evitar” al prever una posible “mayor demanda de la esperada, un BCRA debilitado en materia de reservas que no pueda defender ese tipo de cambio y, consecuentemente, que se precipite una corrida con escalada inflacionaria“.

Anuncio

Según Tiscornia, la amenaza yace en una eventual “estampida de salida de capitales” de los pesos que hoy están “retenidos artificialmente” por el propio cepo. A su juicio, si la autoridad monetaria carece de tenencias suficientes para enfrentar el aluvión y contener el tipo de cambio, “eso podría disparar la inflación a niveles inusitados“.

“El riesgo será menor cuanta más confianza haya. En estos meses que quedan, el Gobierno debe seguir generando confianza y hacer las cosas de modo tal de que, al momento de liberar el cepo, las finanzas públicas estén ordenadas y el Estado deje de ser un factor desequilibrante a nivel macroeconómico. Eso atenuaría el riesgo de que muchos agentes se quieran ir”, concluyó el consultor económico.

MFN / Gi

Seguí leyendo...
Anuncio

+Vistas