Noticias de Bariloche
Inicio » Bariloche » Crimen en Cuesta del Ternero: “Quiero que se haga justicia para la familia de Elías Garay y para nosotros”

Crimen en Cuesta del Ternero: “Quiero que se haga justicia para la familia de Elías Garay y para nosotros”

A más de un año de la muerte de Elías Garay (29), en el predio que disputa la Lof Quemquemtreu en Cuesta del Ternero, este miércoles (7/12) se concretó la audiencia de alegatos previa a conocer la decisión del Tribunal. Por esta causa se encuentran imputados Martín Feilberg y Diego Ravasio, acusados de ser coautores de tentativa de homicidio y homicidio, agravado por el uso de armas de fuego.

En los Tribunales de Bariloche fue la fiscal Betiana Cendón quien expuso los argumentos que llevaron a la Fiscalía a señalar a los dos hombres como responsables del asesinato de Garay y de haber herido gravemente a Gonzalo Cabrera. En primer orden resumió el caso diciendo que los acusados ingresaron al campo sabiendo de la ocupación, que hicieron disparos con un arma de fuego y que luego huyeron para ser encontrados días más tarde en Chubut.

Para Cendón, no existen dudas de que ambos conocían de la presencia de una comunidad mapuche con un reclamo territorial en ese lugar ya que se había iniciado el 26 de septiembre del 2021, casi un mes antes del crimen. “Pretender decir que no se sabía esa circunstancia, es iluso”, dijo acerca de una de las teorías de la Defensa.

La fiscal consideró que el móvil del asesinato de Garay fue el “perjuicio económico” que la ocupación les provocaba a los acusados, teniendo en cuenta que habían alquilado ese campo para la extracción de leña y se veían imposibilitados de continuar con su actividad.

“Nada los detuvo”, aseguró respecto al accionar de ambos y mencionó que “no se los vio sacar un solo palo de leña desde el 18 (de septiembre)”, por lo que descartó que intentaran continuar con su trabajo.

Según la acusación de la fiscal, aquel día Feilberg y Ravasio pasaron el retén policial, cortaron troncos y vieron las banderas de la comunidad. También acusó al primero de ellos de no haber hecho nada para evitar el trágico desenlace y consideró que “acompañó a que mataran, acompañó a huir”.

Recordó que durante el encuentro que se produjo en el campo, del arma que llevaban salieron dos balas que impactaron en el pecho y el estómago de Cabrera y otra en el tórax de Garay que le provocó la muerte inmediata.

https://www.noticiasdebariloche.com.ar/wp-content/uploads/2022/12/3e198febace8-1670432706601.jpg

Cendón también reveló que, previo a su llegada a Cuesta del Ternero, Ravasio intercambió mensajes con otra persona. En aquellos textos el hombre habló de “maputruchos” y que pretendía “meter plomo” para desalojar el lugar. Incluso su remitente le solicitó fotos de lo que podría ocurrir.

Por último señaló que ambos se entregaron cinco días más tarde: “no es conducta de personas que circunstancialmente se encontraban en el lugar” y que sin preverlo terminaron envueltos en la muerte del joven.

A su turno, los abogados querellantes adhirieron al planteo del Ministerio Público Fiscal y aseguraron que los acusados “entraron a matar mapuches”. También apuntaron contra el rol del Estado, ya que los hombres lograron llegar al predio en disputa con un permiso de la Policía y revelaron que no se les revisó el interior del auto en un momento en el que no se podían acerca alimentos a la comunidad.

Dudas sobre las pruebas

El defensor oficial Nelson Vigueras representó a Ravasio, señalado como el hombre que portaba el arma de la que salió el disparo fatal. Su planteo comenzó aludiendo a la falta de pruebas concretas ya que, remarcó, se desconoce la hora del ataque y llevó a Tribunales el informe de la autopsia que mencionó que la muerte de Garay pudo haber ocurrido 36 a 48 horas antes de tomar contacto con el cuerpo.

El abogado reclamó que la Fiscalía recién pudo constatar lo ocurrido a las 23 horas de aquel 21 de noviembre y que tuvieron que obtener el permiso de la comunidad mapuche para retirar el cuerpo. “No existe hora de muerte de Elías Garay, ni siquiera trajeron un certificado de defunción”, dijo para contrarrestar la teoría de que los acusados tenían un plan que derivó en la muerte del joven.

Vigueras también se refirió al arma homicida, que no fue peritada y por lo tanto no existen pruebas de ADN para confirmar si efectivamente fue Ravasio el que la manipuló, ya que todo se desprende del testimonio del propio acusado. También reclamó la no existencia de una pericia balística.

“No hay certezas de lo ocurrido”, continuó en un planteo en el que ambos se habrían encontrado con el grupo y que no hubo una intención de ira al encuentro con nadie. Es por eso que también puso en duda la teoría fiscal cuando dijo que no se logró determinar si Feilberg y Ravasio estaban entrando o saliendo del lugar.

El abogado les dijo a los jueces que la Fiscalía pudo haber secuestrado armas, vainas, ropa y hasta el drone que continúa desaparecido para dar firmeza a la acusación. Sin embargo, remarcó, nada de eso formó parte de las pruebas en el juicio. Ante esta situación es que pidió que su defendido se absuelto y se ordene su inmediata libertad.

https://www.noticiasdebariloche.com.ar/wp-content/uploads/2022/12/e66930dabc23-1670432702719.jpg

Luciano Magaldi, uno de los abogados de Feilberg, adhirió al reclamo de su colega y acusó: “acá no tenemos una escena del crimen” y que la fiscal Cendón busca introducir “por la ventana” un móvil acerca del crimen.

“No hay una sola prueba objetiva que pueda sostener el relato fiscal”, continuó el abogado Ernesto Saavedra quien se refirió a la forma en que se organizaba la comunidad mapuche. Dijo que se reunían como una “organización militar” y que el propio Cabrera reconoció que actuaba con el rango de un “sargento” encargado de recorrer el perímetro con personas a su cargo.

El asesor entendió que lo que se pudo probar en el juicio es que el predio en el que ocurrió el crimen era “legítimamente” el lugar de trabajo de Feilberg y Ravasio. Incluso preguntó por qué el grupo mapuche se interpuso en el momento en que ambos se retiraban del lugar. Esto último en base a un testimonio en el que dijeron que corrieron para alcanzarlos y darles la orden de alejarse del predio en disputa.

Finalmente alegó por la inocencia de su defendido y solicitó que se disponga el cese de la prisión preventiva.

En el cierre de la audiencia, el juez otorgó la posibilidad de unas palabras a quienes enfrentan el juicio por el crimen de Garay. En esa instancia es que Ravasio dijo que se consideraba inocente, mientras que Feilberg aseguró: “no cometimos ningún delito, somos inocentes, quiero que se haga justicia para la familia de Elías Garay y para nosotros”.

Ahora el Tribunal cuenta con un plazo máximo de tres días para dar a conocer la sentencia aunque, dado que se trata de días hábiles, recién a mediados de la próxima semana podría conocerse el resultado del proceso judicial.

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina