Noticias de Bariloche
Inicio » Sociedad » Cuál es la solución para evitar un incendio en las baterías de un coche eléctrico accidentado

Cuál es la solución para evitar un incendio en las baterías de un coche eléctrico accidentado

Una de las unidades se sometió a la prueba del choque lateral contra un poste y posterior vuelco (de acuerdo con los estándares de NCAP). Este hecho rompió el empaquetado de las baterías del Chevrolet Volt, pero no se procedió a tomar ninguna medida adicional. La unidad se almacenó en el depósito de la instalación como es habitual, junto a otros vehículos siniestrados.

Tres semanas después de la prueba de choque las baterías de este Chevrolet Volt se auto incendiaron. La NHTSA abrió una investigación y la propia General Motors también. Hoy GM ha hecho público un comunicado Internacional de prensa donde se da una explicación a tal hecho, con los resultados preliminares de las investigaciones.

Los ingenieros senior de General Motors han estado trabajando conjuntamente con los de la NHTSA en la investigación para aclarar este incendio. Aunque todavía no ha finalizado la investigación, GM, de la mano de Mark Reuss, presidente de GM Norteamérica y Mary Barra, vicepresidente de desarrollo global de producto, ha adelantado que el incendio se ha debido probablemente a la energía eléctrica que permanecía en las baterías.

GM y la NHTSA han estado realizando pruebas en laboratorio sobre paquetes de baterías de Volt, simulando las condiciones de las pruebas de choque, para reproducir (si se reproduce) el incendio. Todo apunta a que el riesgo de incendio en el momento del choque es casi despreciable, y que, de producirse un incendio, éste aparecería después de varios días.

Los ingenieros de General Motors consideran que el riesgo es análogo al de un depósito de gasolina roto, que todavía conserva parte del combustible después de un choque severo. Como solución para evitar un incendio proponen “drenar la energía eléctrica de las baterías”, es decir, descargarlas por completo.

La NHTSA investiga el incendio de un Chevrolet Volt

La noticia ha saltado a los medios y la bola de nieve ha empezado a hacerse cada vez más grande. Objetivamente, lo que sabemos es que la agencia para la seguridad vial estadounidense NHTSA (National Highway Traffic Safety Administration) realizó unas pruebas de impacto lateral al Chevrolet Volt, tras lo cual, las baterías del eléctrico comenzaron a arder (algunas informaciones apuntan a que el incendio se produjo tres semanas después de la prueba de impacto).

Pueden imaginar la cantidad de dedos acusadores que han surgido. Los viejos miedos hacia las baterías de ion-litio han vuelto con más fuerza que nunca (no estoy seguro de que se hubieran ido), lo que implica no sólo a este modelo, sino a todos los coches (ya sean híbridos o eléctricos de cualquier tipo) que utilizan este tipo de fuente de alimentación. De hecho, la investigación de la NHTSA se centrará en cualquier coche con este tipo de baterías.

Hace unas horas GM enviaba a todos los medios una escueta nota en la que intentaba calmar los ánimos, y defender a su modelo y por extensión, a todos aquellos vehículos que utilizan una tecnología similar. Lo malo de esto es que una vez extendido el rumor, aunque fuera finalmente falso, poco se puede hacer para disuadir a la gente de la idea inicial.

En este artículo, el ingeniero responsable de vehículos eléctricos de GM (observen la importancia que le da la marca Automotriz al incidente como para recurrir a alguien de este rango), asegura que el Chevrolet Volt es un coche seguro y que según los propios datos de la NHTSA el riesgo de incendio de su vehículo es similar al de cualquier coche o más con motor de combustión.

No obstante, Jim Federico asevera que GM está colaborando activamente con la NHTSA, con otros fabricantes y con otros agentes implicados en la seguridad de las rutas, para mejorar los protocolos de seguridad de este tipo de vehículos. Veremos en que se queda todo esto, pero desde luego, va a ser difícil borrar el estigma. No debería ser así, pero si finalmente la NHTSA dictamina que no hay ningún problema, o que de haberlo se ha solucionado, muchos seguirán el caso del incendio del Chevrolet Volt, sin saber cómo acabó.

GM está ampliando el retiro actual de Chevrolet Bolt para incluir vehículos Chevrolet Bolt de los años modelo 2017-2022. Con esta expansión, todos los vehículos eléctricos Chevrolet Bolt ahora se retiran del mercado debido al riesgo de que la batería de alto voltaje se incendie.

El retiro se aplica a todos los vehículos Bolt, incluidos aquellos que pueden haber recibido una reparación de retiro anterior por el problema del riesgo de incendio.

En este momento, GM está pidiendo a todos los propietarios de vehículos Chevrolet Bolt que estacionen sus vehículos afuera y lejos de estructuras, y que no carguen los mismos durante la noche. Además, GM está indicando a los propietarios de estos vehículos que tomen las siguientes acciones:

  • Configure su vehículo en la limitación del estado de carga del 90% utilizando el modo Hilltop Reserve (años modelo 2017 y 2018) o el modo Nivel de carga objetivo (años modelo 2019-2022). Si los propietarios no pueden configurar sus vehículos en el modo de limitación del estado de carga del 90%, o si se sienten incómodos al realizar el cambio, GM les pide a los propietarios que visiten un concesionario local de inmediato para que se realice el cambio.
  • Recargue la batería de sus Pernos después de cada uso y no espere hasta que la batería esté casi descargada (modo de descarga profunda) antes de volver a cargarla.

GM continúa investigando el problema y trabajando para encontrar una solución final. Hasta que esto se complete, los propietarios deben seguir los pasos anteriores. Este nuevo retiro afecta a 59.392 vehículos adicionales del año modelo 2019-2022

General Motors se pondrá en contacto con todos los clientes

Ese procedimiento de descarga se transmitirá a los talleres para que lo conozcan en caso de que deban trabajar sobre un Chevrolet Volt, o cualquier otro coche eléctrico, que sufra un choque grave y como consecuencia rompa el empaquetado de las baterías.

En condiciones normales General Motors insiste en la seguridad de las baterías de los coches eléctricos y el bajo riesgo de incendio de éstos. Además, en caso de producirse, la propagación de éste es más lenta que en un coche de gasolina y puede extinguirse con más facilidad.

GM se pondrá en contacto por carta con todos los clientes con un Chevrolet Volt y les comunicará estos resultados parciales de las investigaciones y les ofrecerá una solución de tranquilidad. Mientras no finalice del todo la investigación, los propietarios de un Volt que alberguen dudas o reticencias sobre su seguridad, dispondrán de un vehículo sustitutivo equivalente de GM sin costo alguno.

“Las baterías de alto voltaje de los vehículos Chevrolet Bolt pueden incendiarse. Este retiro es para todos los Bolts, incluidos los vehículos que ya hayan completado una corrección de retiro”.

Fuente: Acerca de la NHTSA. – (Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras). La misión de esta Institución Americana es salvar vidas, prevenir lesiones y reducir los costos económicos debido a los accidentes de tránsito, a través de la educación, la investigación, las normas de seguridad y el cumplimiento de estas.

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina