Connect with us

Lifestyle

Cuáles son los nuevos métodos de diagnóstico y criterios clínicos para detectar la Esclerosis Múltiple

Publicada

el

En la actualidad, los expertos explican que se cuenta con un amplio espectro terapéutico farmacológico para modificar la evolución de la enfermedad
Crédito: Getty (Getty/)

La esclerosis múltiple es una enfermedad que afecta a diferentes regiones del sistema nervioso central debido a un compromiso inflamatorio principalmente de estructuras como la mielina (componente graso que recubre el axón de las neuronas), llevándola a su degeneración.

En el mundo conviven con esclerosis 2.8 millones de personas, mientras que en Argentina aproximadamente 18 de cada 100.000 la padecen.

Como profesional, siempre me ha llamado la atención el hecho de cómo muchas personas, que han sido diagnosticadas y concurren a realizar una consulta, tienen información no sólo sobre la enfermedad, aunque en muchas oportunidades la fuente no sea confiable, sino también sobre nuevos tratamientos y fechas de congresos.

Por lo general, luego de la realización de los congresos, mis pacientes suelen realizar una pregunta que aparece casi inevitablemente: “¿Qué hay de nuevo para la esclerosis múltiple?”. Con alegría, puedo responderles que la esclerosis múltiple tiene un futuro prometedor.

Esclerosis múltiple
La EM es causada por el daño a la vaina de mielina, la cual es la cubierta protectora que rodea las neuronas. Cuando esta cubierta se daña, los impulsos nerviosos disminuyen o se detienen (koto_feja/)

Como resultado de esta enfermedad, los pacientes pueden presentar síntomas visibles como, por ejemplo, debilidad en extremidades, incoordinación, trastornos en la marcha; u otros no visibles, tales como la pérdida de la visión, incontinencia, fatiga o problemas cognitivos.

El Dr. Vladimiro Sinay, miembro del Área de Enfermedades Desmielinizantes de INECO y Fundación INECO agregó además que “los síntomas son muy variables y dependen del sitio del sistema nervioso que haya sido afectado. En la mayoría de los casos, actúa por denominados brotes en los que se produce una pérdida de alguna función cerebral que luego remite parcialmente”.

El diagnóstico precoz y el acceso a un tratamiento oportuno resultan indispensables para que los pacientes puedan desarrollar su vida cotidiana de la mejor manera posible. En las personas que padecen escleorosis múltiple, los diferentes sentidos se van deteriorando, la mente se vuelve más lenta y cada vez les resulta más complejo poder moverse y mantenerse en contacto con su entorno.

Lo más importante para los pacientes que padecen esta enfermedad es  trabajar con un equipo multidisciplinario, que puede incluir a profesionales tales como: fisiatras, kinesiólogos, terapistas ocupacionales, neuropsicólogos, fonoaudiólogos, psicólogos, entre otros (Getty)
Lo más importante para los pacientes que padecen esta enfermedad es trabajar con un equipo multidisciplinario, que puede incluir a profesionales tales como: fisiatras, kinesiólogos, terapistas ocupacionales, neuropsicólogos, fonoaudiólogos, psicólogos, entre otros (Getty) (Getty Images/iStockphoto/)

“Existe un alto grado de desconocimiento con respecto al diagnóstico de la enfermedad, lo cual provoca incertidumbre en quienes la padecen. Esto les impide, en muchas ocasiones, que puedan realizar la consulta con un profesional de la salud y dar, de esa manera, inicio a su tratamiento”, agregó el Dr. Sinay.

Sin embargo, en este último tiempo se han mejorado los criterios clínicos y herramientas diagnósticas, lo cual ha permitido acortar los tiempos para arribar al diagnóstico, dándonos la oportunidad de iniciar tratamientos tempranamente y, de ese modo, disminuir las recaídas, las cuales se presentan como síntomas neurológicos deficitarios por actividad de la enfermedad. Esto permite, a su vez, evitar la discapacidad.

Se han descubierto nuevos mecanismos de acción y se han aprobado nuevas moléculas para la terapéutica. Una vez descubierto un nuevo mecanismo de acción, se realiza un ensayo clínico para poder probarlo y aprobarlo en humanos. En ese sentido, ya se están realizando varios ensayos de ese tipo, de los cuales Argentina participa, para poder lograr su aprobación.

Esclerosis múltiple
La esclerosis múltiple es la segunda causa de discapacidad neurológica en adultos jóvenes (FatCamera/)

Con respecto al curso de la enfermedad, existe aún más evidencia que muestra la presencia de estadios previos de la misma (fase pródromica). Hemos aprendido cómo los factores ambientales, como la baja exposición solar, la obesidad en ciertas etapas de la infancia y/o adolescencia, y las infecciones, como el Epstein Barr Virus, se relacionan con el desarrollo de la enfermedad. Esto nos ayudaría a sospechar la patología desde estadios más tempranos, adelantar terapias o comenzar a discutir la necesidad de tomar acciones de prevención primaria como, por ejemplo, una vacuna.

A su vez, también logramos tener más información sobre el impacto del estilo de vida y de las comorbilidades en el curso evolutivo de la enfermedad: los factores de riesgo cardiovasculares pueden relacionarse con una mayor tasa de recaída y una progresión de los síntomas.

Sin duda, en estos últimos años hemos podido contar con más conocimientos acerca de la patología. Gracias a los avances mencionados, hoy en día tenemos mejores herramientas diagnósticas y terapéuticas para abordar la esclerosis múltiple, hasta que podamos alcanzar la cura de la enfermedad.

*Dr. Guido Vázquez Médico Neurólogo (MN 154081 – MP 65149) del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro – INECO

Seguir Leyendo

Esclerosis Múltiple, síntomas y mitos de una enfermedad autoinmune y de difícil diagnóstico

Día Nacional de la Esclerosis Múltiple: diagnóstico, síntomas y expectativa de vida de la enfermedad de las mil caras

Vivir con Esclerosis Múltiple: la enfermedad de las mil caras en primera persona

Lifestyle

Bajas temperaturas: los 5 trucos para descongelar el parabrisas y la luneta del auto

Publicada

el

20 de julio 2024 – 08:00

Las heladas de la mañana pueden afectar a los autos que se encuentran en la calle. Descubrí cómo descongelar el auto.

Las bajas temperaturas generan escarcha en los parabrisas.

Llegó el frio y para aquellas personas que comienzan el día manejando se pueden encontrar con escarcha en los vidrios del auto. Quienes no están acostumbrados a esto, pueden pensar en rápidas soluciones que pueden ser peligrosas llegando a romper el parabrisas.

En este sentido, existen ciertos consejos para quitar el hielo de manera rápida y eficiente, especialmente por la mañana, y lo más importante: sin romper el auto. Además, existen acciones que se pueden tomar en los días previos a las bajas temperaturas, que incluso pueden impedir que el vidrio se congele.

auto congelado

Cómo descongelar el parabrisas y la luneta del auto

1. Calentar el auto

Es importante tomarse un tiempo antes para arrancar el motor, conectar la calefacción con el ventilador al máximo y dirigir el flujo del aire hacia el parabrisas para que cambien de temperatura gradualmente.

2. Rociar el parabrisas con alcohol

El alcohol es una buena opción para las capas de hielo no muy gruesas ya que tiene un punto de congelación inferior al agua. Sin embargo, se recomienda no llenar el depósito de líquido del parabrisas con alcohol, porque puede estropearlo.

3. Rascar el hielo

Lo ideal es hacerlo con una rasqueta de plástico, pero en caso de no disponer de una, se puede utilizar la caja de un CD o cualquier tarjeta o carné de plástico. Bajo ningún concepto se debe utilizar instrumentos metálicos ni de materiales que puedan arañar el cristal.

4. Utilizar líquido anticongelante

Si bien es la solución más cara de todas, rellenar el depósito de agua del limpiaparabrisas con un producto de estas características puede evitar que se congele.

5. Utilizar el limpiaparabrisas

Activar el limpiaparabrisas y junto a los dosificadores de líquido con producto anticongelante puede dejar la luneta perfectamente limpia después de haber eliminado el hielo y haber despegado las escobillas del vidrio.

Continuar leyendo

Lifestyle

Mejora la digestión y ayuda a bajar de peso: cómo preparar caldo de huevo

Publicada

el

20 de julio 2024 – 07:00

Si te gusta tomar sopa en invierno y querés mantener una buena ingesta de proteínas, esta receta de caldo de huevo es ideal para que la incorpores.

El huevo es uno de esos alimentos que siempre vivió en el debate de cuán saludable es. Por su alto contenido en grasas, muchas veces se cuestionó su verdadero aporte de proteína en nuestra alimentación y fue expulsado de las preparaciones fit.

Si bien ahora se popularizaron muchas recetas bajas en calorías para bajar de peso o con ingredientes livianos, existe la forma de cocinar los huevos sin agregar grasas y poner incorporar todos sus beneficios para nuestra salud.

sopa

Receta de caldo de huevo

Consumir el huevo en forma de caldo es muy beneficioso para la digestión, es una fuente alta en proteínas con poca grasa y ayuda a la hidratación diaria.

Ingredientes

  • 4 huevos.
  • 1 cebolla grande, cortada en trozos
  • Un puñado de cilantro fresco picado
  • Sal al gusto
  • Agua

Preparación

  1. En una olla grande, cargar agua hasta cubrir los huevos y la cebolla.
  2. Poner la olla a fuego medio y llevar a ebullición.
  3. Una vez que el agua hierva, agregar los huevos enteros y la cebolla cortada en trozos.
  4. Dejá que hiervan durante unos 10 minutos o hasta que los huevos estén cocidos.
  5. Retirar la olla del fuego y, con la ayuda de una espumadera, sacar los huevos y la cebolla del agua hirviendo.
  6. Pelar los huevos y cortarlos en trozos.
  7. Colocar los pedacitos de huevo y la cebolla en un tazón grande.
  8. Agregar el cilantro picado y sazonar a gusto.
  9. Volver a colocar los trozos de huevo y la cebolla en la olla con el agua caliente.
  10. Dejar que se cocinen a fuego lento durante unos 5 minutos más para que los sabores se fundan.
  11. Servir el caldo caliente en tazones individuales y disfrutar.

Continuar leyendo

Lifestyle

Dormir poco o mucho puede causar demencia

Publicada

el

20 de julio 2024 – 00:00

El sueño deficiente puede ser un síntoma de problemas de salud como la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares, que están relacionados con un mayor riesgo de alzheimer.

Dormir muy poco o demasiado en la vejez se relaciona con un mayor riesgo de demencia, especialmente, alzheimer. La falta de sueño puede provocar acumulación de la proteína amiloide, asociada con esta patología. La apnea del sueño también puede promoverla. Por otra parte, dormir en exceso puede ser señal de problemas físicos o mentales subyacentes que, también, incrementan el riesgo de demencia. Por lo tanto, un sueño regular de 7 a 9 horas podría ayudar a prevenir esta enfermedad.

Dormir poco incrementa el riesgo de padecer alzheimer por varias razones. Durante el sueño, el cerebro elimina desechos celulares, incluida la proteína amiloide, asociada con el alzheimer. Si se duerme poco, se reduce el tiempo que el cerebro tiene para eliminar esta sustancia, lo cual puede conducir a la formación de placas amiloides. Además, la falta de sueño puede provocar cambios que promueven la acumulación de amiloide y de otros desechos moleculares. La apnea del sueño, que interrumpe el descanso, también puede aumentar el riesgo de alzheimer al limitar el oxígeno que llega al cerebro y causar inflamación cerebral.

El sueño deficiente puede ser un síntoma de problemas de salud como la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares, que están relacionados con un mayor riesgo de alzheimer. Además, cambios en los patrones de sueño pueden ser un signo temprano de demencia ya que las áreas del cerebro que regulan el sueño son afectadas en las etapas iniciales de la enfermedad. Por eso, dormir entre 7 y 9 horas por noche es clave para mantener la salud cerebral y reducir el riesgo de desarrollar alzheimer.

Dormir en exceso puede ser señal de problemas físicos o mentales subyacentes que también incrementan el riesgo de demencia por varias razones. Por un lado, la necesidad de dormir más de lo habitual puede indicar la presencia de condiciones de salud como depresión, diabetes o enfermedades cardiovasculares, las cuales están asociadas con un mayor riesgo de demencia. Además, la inactividad física, la soledad y el aislamiento, que a menudo acompañan a estos problemas de salud, también pueden contribuir al desarrollo de demencia.

En muchos casos, dormir demasiado no es la causa directa de la demencia, sino un síntoma de estos problemas subyacentes que afectan la salud cerebral. Por ello, es importante estar atento a los cambios en los patrones de sueño y consultar con un médico si se notan alteraciones significativas.

Médico neurólogo, director del Instituto de Neurología Buenos Aires, INBA.

Continuar leyendo

+Vistas