Noticias de Bariloche

Cuidado: no se debe rellenar el agua del automóvil

El sistema de refrigeración del auto necesita un mantenimiento preventivo, así como sucede con otras partes de cada vehículo y que el usuario realiza a menudo para no perder la garantía o evitar problemas mayores.

En este caso, cuando se habla de la refrigeración, el tema consiste en reemplazar el fluido que tiene la unidad y luego proceder a limpiar. No es un procedimiento demasiado complejo, pero requiere un cuidado especial y algunos pasos a tener en cuenta para que el trabajo se haga bien.

Lo primero que se debe hacer es consultar el manual del propietario para conocer la frecuencia del mantenimiento, lo cual varía según cada marca y modelo. Dependiendo del aditivo que use el auto, que será recomendado por cada automotriz en particular, es posible que deba cambiarse el líquido cada año o cada cinco años, y cuando se realizan estos mantenimientos, se debe respetar el tipo de aditivo, así como la relación entre éste y el agua desmineralizada.

El tema a tener en cuenta, y acá es donde aparece lo más complicado del sistema, que en un principio parece sencillo, es que se trata de un sistema que no permite que quede aire en su interior.

Entonces, para hacerlo de forma correcta, se debe pensar que, además de la reposición, es muy importante que el mecánico “purgue” el sistema, que consiste en sacar el aire que haya dentro del circuito de fluido y asegurarse de que se llene solo con la mezcla de agua desmineralizada con aditivo. Este proceso de sangrado también debe realizarse con mucho cuidado.

Al igual que el aceite de motor, la eliminación del aditivo antiguo también es una preocupación y debe ser llevado adelante de forma correcta, por lo cual, en este paso, la recomendación es la misma que se da para otros casos: se lo debe agarrar correctamente y llevar al garaje o estación de servicio para que se deshagan de manera completa.

Además del aditivo, otra preocupación del sistema de enfriamiento es la válvula termostática. Este componente es precisamente el que controla constantemente el flujo de fluido desde el motor al radiador, de modo que va a permitir que la temperatura del motor esté siempre bajo control, un aspecto fundamental para que el vehículo no tenga inconvenientes y garantizar la vida a largo plazo.

Actualmente, esta válvula se encuentra, por lo general, dentro de una carcasa de plástico atornillada en algún lugar del motor. Y, cuando hay que reemplazarla, se cambia toda la carcasa, con ella adentro, ya que es común que el plástico se seque y se agriete por los cambios de temperatura que van ocurriendo en el motor de un vehículo a medida que se utiliza.

Reemplazar la carcasa de la válvula tampoco es un hecho imposible de realizar, pero hay que tener en cuenta algunos detalles para hacerlo de forma correcta.

De nuevo, como se comentó anteriormente, requiere sangrado del sistema para asegurarse de que todo esté lleno de líquido y libre de burbujas de aire, por lo que es otra cosa interesante dejar que lo haga su mecánico de confianza.

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina