Noticias de Bariloche
Inicio » Deportes » De jugar con un tobillo esguinzado en Boca a ser su posible verdugo en menos de un año: la historia de Equi Fernández

De jugar con un tobillo esguinzado en Boca a ser su posible verdugo en menos de un año: la historia de Equi Fernández

Equi Fernández, la promesa surgida de Boca que se convirtió en figura de Tigre

“El sábado juego. De unaaa”. Ezequiel Fernández envió su mensaje a un grupo privado de WhatsApp y compartió la imagen de su tobillo derecho, que había quedado dañado luego de un partido en la Reserva contra Unión de Santa Fe. Su entorno no podía creerlo, pero el mediocampista le había rogado a Sebastián Battaglia que lo considerara para jugar contra Banfield como visitante, en un duelo que será siempre recordado por Boca por haber jugado con casi todos pibes de la cantera.

El plantel profesional de Boca había perdido contra Unión en Santa Fe por la primera fecha del campeonato y viajó a Brasil para disputar la revancha de los octavos de final de la Libertadores ante Atlético Mineiro. Los jugadores rompieron la burbuja sanitaria en Belo Horizonte durante una gresca protagonizada con sus rivales y la Policía local y fueron obligados por las autoridades sanitarias argentinas a realizar un aislamiento preventivo durante su retorno. Con Miguel Ángel Russo y casi todos los integrantes del primer equipo en cuarentena, al Xeneize no le quedó otra que presentarse con la Reserva ante el Taladro, en el estadio Florencio Sola, y San Lorenzo en la Bombonera.

Su tobillo maltrecho había llevado a Battaglia a tomar la decisión de no convocarlo para el compromiso ante los banfileños. Y de hecho la cuenta oficial del club publicó la nómina de citados sin incluirlo. Pero con el transcurso de las horas el ruego del volante que emergía como una de las figuras de la Reserva se incrementó y el DT terminó dando el brazo a torcer.

“Me estaba recuperando de un esguince de tobillo y se dio el partido de los chicos contra Banfield. Cuando dieron la lista no estaba, yo tenía la necesidad de jugar. Tenía el tobillo explotado y al final me infiltraron. Jugué con las ganas de estar y ganar”, fue lo que comentó un tiempo después el Equi, en una entrevista radial con La Red. Ese no había sido su debut profesional ya que había sumado minutos en un triunfo ante Patronato de Paraná de la mano de Miguel Russo. Sin embargo, la muestra de carácter ante semejante situación adversa causó una grata impresión.

Fernández llegó a Boca en el año 2012, proveniente de una escuela de formación de futbolistas que el Barcelona implementó en Argentina con el fin de complementar el talento local con la metodología y la organización europea, proyecto liderado por Jorge Coqui Raffo. De la Masía argentina también surgieron otros nombres como el de Alan Varela, que hoy defenderá los colores azul y oro en la final de la Copa de la Liga que se llevará a cabo en Córdoba.

En 2019, el Equi firmó su primer contrato con el club y le fijaron una cláusula de salida de 10 millones de dólares. Pasó por los seleccionados argentinos Sub 15 y Sub 17 de la mano de Pablo Aimar, donde mejoró sus cualidades técnicas, gran dinámica en la mitad de cancha y el manejo de ambos perfiles, una de las características que más resaltan en él. De hecho fue convocado para disputar el Mundial Sub 17 que se llevó a cabo en Brasil en 2019 (Argentina fue eliminada por Paraguay en octavos de final). El categoría 2002 compartió concentración con sus compañeros de equipo Cristian Medina y Exequiel Zeballos.

Lesión de Equi Fernández en Reserva de Boca
Equi Fernández junto a sus ídolos Lionel Messi y Juan Román Riquelme

Anteriormente había celebrado la vuelta olímpica en el Sudamericano Sub 20 de Perú (2019) en la misma categoría, dándose el gusto de convertirle un tanto a Colombia en la primera fase del certamen. En el Predio de Ezeiza pudo fotografiarse con dos de sus ídolos futbolísticos: Lionel Messi y Juan Román Riquelme, a quien cataloga como “el mejor de la historia” en sus redes sociales.

Tras la asunción de Battaglia a la Primera de Boca, parecía que Fernández ganaría consideración aunque siempre estuvo a la sombra de otros futbolistas en su posición como Jorman Campuzano, Esteban Rolón, Agustín Almendra y Varela, quien es un año más grande. Adquirió rodaje de la mano de Hugo Ibarra y Mauricio Serna en la Reserva, pero el juvenil al que le extendieron y mejoraron el contrato hasta fines de 2023 con una cláusula que se habría duplicado del monto respectivo a su primera firma, pretendía más protagonismo y continuidad.

El volante central que eligió el número 26 con la camiseta xeneize posó con la Copa Argentina que el equipo le ganó a Talleres de Córdoba en Santiago del Estero antes de fin de año, pero no se sintió del todo parte. Y luego de la última pretemporada, con un dejo de tristeza por abandonar el club de sus amores, tomó la decisión de armar las valijas con la misión de hallar la continuidad que le prometía Tigre y Diego Martínez, un técnico que había pasado por la cantera boquense.

Equi Fernández Tigre
Equi Fernández, de la cantera de Boca a ser una amenaza en la final de esta tarde

Llegó a jugar el primer compromiso del año con la Reserva de Boca (0-0 ante Colón) y fue presentado en el Matador de Victoria. La adaptación fue natural, espontánea. Y la aceptación del cuerpo técnico total. Al punto tal que Equi Fernández disputó 14 de los 16 encuentros de Tigre en la Copa de la Liga (las excepciones fueron la primera fecha ante Godoy Cruz, cuando todavía no se había confirmado su cesión, y la derrota contra Estudiantes ya que había sido expulsado en el cotejo anterior ante Huracán) y salvo en su debut contra Central Córdoba en Santiago del Estero, en todos fue titular. Con su elegante andar, tronco y cabeza erguida sobre el césped, formó un tándem de lujo con Sebastián Prediger en el que aportó buen pie, precisión, dinámica y algún que otro lujo, ya que es devoto de amasar el balón con su suela tal como lo hacía Riquelme.

Para Battaglia representa una amenaza de cara al match de esta tarde en Córdoba, donde habrá campeón de Copa de la Liga. Para el Consejo de Fútbol, que analizó su rendimiento a lo largo de toda la competición, también. El duelo de esta tarde puede llegar a terminar de convencer a Román y compañía de ejecutar una cláusula que figura en su préstamo para repatriarlo a mitad de este año. Por Victoria no quieren saber nada y desean que continúe al menos hasta fin de 2022.

SEGUIR LEYENDO:

Recrudece la interna de la barra de Boca antes de la final ante Tigre: las dos reuniones de la facción disidente que pusieron en alerta a la Seguridad

Importa el cómo o solamente ganar como sea: ¿qué opinan los hinchas de Boca Juniors?

Malena Galmarini: “A Villa no le tengo miedo como hincha de Tigre, le tengo miedo como mujer”

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina