Noticias de Bariloche

Diego Umaña, un barilochense en Polonia

El atleta barilochense Diego Umaña, de gran actuación en carreras de trail running realizadas en Polonia, participó del programa “El Cordillerano entrena”.

En primer lugar, se refirió a algunas diferencias entre Polonia, donde reside actualmente, y Bariloche, desde el punto del trail. “Bariloche tiene el paisaje, los bosques, los lagos. Salís a correr y tenés el Otto y ya ves el lago, la ciudad, ni hablar si subís al Bella Vista o a los refugios, no tiene precio”, expresó. “Acá es todo muy bonito también, es muy verde, los senderos son preciosos, todo muy cuidadito y muy prolijo. Hay más fauna, salgo a correr y me cruzo con ciervos a veces. Suele haber osos, por suerte no me crucé ninguno”.

Con respecto al terreno, “varía bastante”, explicó. “Allá lo nuestro es más agreste, tiene más piedras y raíces. Acá los senderos están muy caminados. La gente va mucho a la montaña y está todo muy prolijo para que la gente circule. No hay raíces ni piedras. Hay lugares más técnicos pero tenés que buscarlos. Hay más tierra, no tantas piedras, y es más húmedo, si llueve cuesta correr, te patinás”.

El barilochense aseguró que fue el primero en correr después de la cuarentena. “No soy elite pero yo corrí primero”, señaló entre risas. “La primera carrera fue el 17 de julio. No fue la primera acá, dos semanas antes hubo otra pero yo elegí esta porque es la más importante y creo que va a ser la más importante del año en Polonia. Salomon tiene una serie de carreras en distintos lugares del mundo, la Golden Trail Series, y esta es una de esas. Iban todos los mejores de Europa del Este: Eslovaquia, República Checa, Polonia. Y el ganador no solo ganaba plata sino que se iba a Las Azores, donde es la final, y todos lo mejores querían estar. Así que me encontré con el mejor nivel que hay acá”. Su ubicación fue 21 y, en la segunda carrera, terminó cuarto en su categoría.

“Es una alegría volver a competir con toda esta situación. Y poder entrenar, que allá hace poquito que lo están haciendo. Yo pude entrenar bastante a pesar de la pandemia acá, y después empezaron las competencias. Con respecto a la salud y mentalidad, re tranquilo y contento”.

“Por supuesto, había mucho pánico al principio, pero la cuarentena no fue tan estricta. Fueron dos semanas de no salir de tu casa directamente.

Pero, después, siempre estuvo lo esencial abierto. Restoranes, peluquerías, shoppings, todo eso estaba cerrado y abrió no hace mucho. Y ahora está todo bastante más relajado”, relató. “Lo que pasa es que la gente respeta, hace caso. No aprovecha la situación. Cuando dicen que están abiertas las bicisendas no van miles y miles de personas que nunca fueron; van los que siempre fueron. Entonces la situación está controlada”.

“Por suerte, abrieron relativamente rápido los parques nacionales, las bicisendas, las plazas, todo de a poco, pero ya es una nueva normalidad. No estamos haciendo vida normal pero ya está todo bastante más tranqui. En las calles, podemos andar sin barbijo y podemos ir de una ciudad a la otra, las fronteras están abiertas, se puede viajar a otros países europeos. El barbijo en algunos comercios y shoppings”.

“Las competencias sí tuvieron ciertos protocolos que se tuvieron que cumplir”, destacó. “La primera fue extraña. Había que llevar todo impreso. Hacías todo online para que el día que te vas a acreditar sea lo más rápido posible y que no se acumule gente”, detalló.

“También lo que hicieron fue largar cada 10 segundos, según tu puntaje de corredor”, explicó. “Íbamos largando por ranking, de mejor a peor. Entonces, no iba a haber mucho sobrepaso en los senderos. El mejor iba a llegar primero porque se sabe que es el mejor, y muy poca gente lo iba a pasar, y no iba a haber mucha acumulación de gente, y tampoco en los puntos de hidratación. Se largaba sí o sí con barbijo cada 10 segundos. Y otra cosa que hicieron fue repartir las distintas distancias en varios días”.

“Un montón de distancias y corredores. Pero le faltó emoción. Largar en malón, ese sentimiento de ‘estamos largando’, somos un montón, la cuenta regresiva”, contó. “No tenés referencia de cuántos hay adelante, cuántos hay atrás, cómo venís”. Y para los resultados, “tienen que esperar prácticamente hasta el último y chequear los tiempos. Pero como tenés a los mejores primero, más o menos ya saben”.

“Extraño pero estoy bien acá. No quiero volver. Estoy en pareja, estoy trabajando. Aparte acá la pandemia se vive diferente. Obviamente se extraña la familia, los amigos, las juntadas, el asado, las reuniones”, expresó. “Pero quería un cambio, algo nuevo. Todo se dio para que estuviera acá y estoy feliz”.

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina