Conéctate con nosotros

Salud

Dolor de cuello: causas, síntomas y tratamiento

Publicada

el

El dolor de cuello es frecuente. Una postura inadecuada, por inclinarse ante un ordenador o ante un banco de trabajo, recarga la musculatura del cuello. La artrosis también es una causa frecuente del dolor de cuello.

En casos excepcionales, el dolor de cuello puede ser un síntoma de un problema más grave. Busca atención médica para el dolor de cuello si notas entumecimiento o pérdida de fuerza en los brazos o en las manos, o si tienes un dolor fulgurante en el hombro o debajo del brazo.

Síntomas

Dolor que suele empeorar al mantener la cabeza en una misma posición durante períodos largos, como cuando conduces o trabajas frente a la computadora. Rigidez y espasmos musculares. Limitación para mover la cabeza. Dolor de cabeza.

Cuándo debes consultar a un médico

Busca atención médica de inmediato si el dolor de cuello intenso es consecuencia de una lesión, como un accidente automovilístico, un accidente por hacer un clavado en el agua o una caída.

Comunícate con un proveedor de atención médica si el dolor de cuello:

Es intenso. Persiste durante varios días sin alivio. Se extiende a los brazos o a las piernas. Se presenta con dolor de cabeza, entumecimiento, debilidad u hormigueo.

Diagnóstico

Anuncio

El proveedor de atención médica recopilará tus antecedentes médicos y te hará un examen, el cual incluirá la verificación de sensibilidad, entumecimiento y debilidad muscular. Además, comprobará cuánto puedes mover la cabeza hacia adelante, hacia atrás y de lado a lado.

Pruebas por imágenes

Las pruebas por imágenes podrían ayudar a encontrar la causa del dolor de cuello. Por ejemplo:

Radiografías.

Las radiografías pueden revelar puntos en el cuello donde los espolones óseos u otros cambios podrían estar pinzando los nervios o la médula espinal.

Tomografía computarizada.

Las tomografías computarizadas combinan imágenes de rayos X tomadas desde diferentes direcciones para crear vistas transversales detalladas de las estructuras internas del cuello.

Imágenes por resonancia magnética.

Una imagen por resonancia magnética (IRM) utiliza ondas de radio y un campo magnético potente para crear imágenes detalladas de los huesos y los tejidos blandos. Los tejidos blandos incluyen los discos, la médula espinal y los nervios procedentes de ella.

Con las radiografías y las imágenes por resonancia magnética es posible encontrar evidencia de los problemas estructurales en el cuello sin tener síntomas. Los estudios por imágenes dan mejores resultados cuando se hacen junto con una revisión de antecedentes y una exploración física meticulosas para determinar la causa del dolor.

Anuncio

Otras pruebas

Electromiografía.

Una electromiografía puede determinar si el dolor de cuello podría estar relacionado con un nervio pinzado. Consiste en insertar agujas finas en la piel hasta alcanzar un músculo. La prueba mide la velocidad de conducción nerviosa para determinar si los nervios funcionan correctamente.

Análisis de sangre.

En ocasiones, los análisis de sangre pueden proporcionar evidencia de una inflamación o infección que podría ser la causa o un factor importante del dolor de cuello.

Cancer-diagnostico
(Shutterstock)

Tratamiento

Los tipos más frecuentes de dolor de cuello leve a moderado suelen responder en dos a tres semanas al cuidado personal. Los analgésicos y el uso de calor pueden ser todo lo que se necesite.

Medicamentos

Los analgésicos podrían incluir antiinflamatorios no esteroides, como ibuprofeno (Advil, Motrin IB u otros), naproxeno sódico (Aleve) o acetaminofén (Tylenol u otros). Toma estos medicamentos solo según las indicaciones. El consumo excesivo puede provocar efectos secundarios graves.

Si los analgésicos de venta libre no te ayudan, el proveedor de atención médica puede sugerirte que tomes antiinflamatorios no esteroides o relajantes musculares de venta con receta médica.

Terapia

Anuncio

Fisioterapia.

Un fisioterapeuta puede enseñarte ejercicios para corregir la postura, la alineación y fortalecer el cuello. La fisioterapia también podría incluir el uso de calor, hielo y otras medidas para ayudar a aliviar el dolor.

Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea

. Los electrodos que se colocan en la piel cerca de las zonas doloridas liberan pequeños impulsos eléctricos que pueden aliviar el dolor. Sin embargo, existe poca evidencia acerca de la eficacia de la

estimulación nerviosa eléctrica transcutánea

para el dolor de cuello.

Collarín blando.

Un collarín blando que sostenga el cuello puede ayudar a aliviar el dolor, ya que quita presión del cuello. Sin embargo, si se usa durante más de tres horas por vez o durante más de 1 o 2 semanas, un collarín podría producir más daños que beneficios.

Cirugías y otros procedimientos

Infiltraciones con esteroides.

Anuncio

El proveedor de atención médica podría inyectar medicamentos con esteroides cerca de las raíces nerviosas, en las articulaciones de la columna vertebral o en los músculos del cuello. Para aliviar el dolor de cuello, también se pueden inyectar anestésicos, como la lidocaína.

Cirugía.

Rara vez se requiere una cirugía para el dolor de cuello, pero puede ser una opción para aliviar la compresión de la raíz nerviosa o médula espinal.

Salud

¿Cómo bajar de peso sin hacer ejercicio todos los días?

Publicada

el

Esa es una buena noticia para las personas a las que les resulta difícil incluir la actividad física en sus vidas diarias, señalaron los expertos

(Dennis Thompson – HealthDay News) — Las personas pueden perder peso incluso si empaquetan todo su ejercicio semanal en uno o dos días, encuentra un estudio reciente.

Las pautas recomiendan que las personas realicen al menos 150 minutos a la semana de actividad física moderada o 75 minutos a la semana de ejercicio vigoroso.

Los “deportistas de fin de semana” que condensan todo ese ejercicio en uno o dos días a la semana pueden perder aproximadamente la misma cantidad de peso que las personas que realizan sesiones más cortas en más días, informan los investigadores en la edición del 20 de febrero de la revista Obesity.

Esa es una buena noticia para las personas a las que les resulta difícil incluir la actividad física en sus vidas diarias, señalaron los investigadores.

“Vale la pena promover el patrón del guerrero de fin de semana en los individuos que no pueden cumplir con la frecuencia recomendada en las directrices actuales”, señaló la autora del estudio, Lihua Zhang, investigadora de atención de la salud del Centro Nacional de Enfermedades Cardiovasculares del Hospital Fuwai, en Beijing.

Zhang señaló que los empleados de oficina, los conductores de autobuses y otros trabajadores que tienen que estar sentados durante la mayor parte de la jornada laboral podrían beneficiarse de este enfoque para hacer ejercicio.

“Esas personas tienen dificultades para ponerse al día con su plan de ejercicio en la vida diaria para compensar el peligro de un estilo de vida sedentario, pero tienen menos tiempo libre para ir al gimnasio”, comentó Zhang en un comunicado de prensa de la revista. “Nuestro estudio podría ofrecerles una opción alternativa para mantenerse en forma”.

En el estudio, los investigadores analizaron datos de más de 9,600 participantes en una encuesta anual de salud y nutrición de EE. UU. de 2011 a 2018. Las edades de los participantes oscilaban entre los 20 y los 59 años.

Los resultados de la encuesta revelaron que alrededor de 772 personas se apegaron a un patrón de ejercicio de guerrero de fin de semana, 3,277 participaron en un patrón de actividad física regular que cumplió con las pautas y 5,580 eran sedentarios.

Anuncio

Los grupos de deportistas de fin de semana y de ejercicio regular tenían menos grasa abdominal, circunferencia de cintura, masa de grasa corporal e índice de masa corporal que los que estaban inactivos, muestran los resultados.

“En un nivel alto, este estudio reafirma el viejo adagio sobre la actividad física y la salud: cualquier actividad es mejor que ninguna actividad”, señaló la Dra. Beverly Tchang, endocrinóloga del Centro Integral de Control de Peso de Weill Cornell Medicine, en la ciudad de Nueva York.

“En particular, el entrenamiento de los guerreros de fin de semana fue de mayor intensidad y mayor duración, y más intensidad y mayor duración se correlacionaron con una grasa abdominal aún más baja”, dijo Tchang, que no participó en el estudio. “Sin embargo, la conclusión principal es que las personas deben estar activas de cualquier manera que se adapte a su estilo de vida”.

Más información

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. ofrece más información sobre las pautas de actividad física para los estadounidenses.

FUENTE: The Obesity Society, comunicado de prensa, 20 de febrero de 2024

Seguí leyendo...

Salud

Pruebas genéticas precisas: avanzan en el diagnóstico de 10 enfermedades comunes

Publicada

el

“Esperamos que en el futuro este tipo de información se pueda usar en la medicina preventiva para ayudar a las personas a tomar medidas que reduzcan su riesgo de enfermedad”, dijo uno de los expertos

(Dennis Thompso – HealthDay News) — Las pruebas genéticas precisas de 10 enfermedades comunes están casi listas para el uso diario en los consultorios médicos, señala un estudio reciente.

Los escáneres genéticos para 10 enfermedades comunes se han perfeccionado hasta el punto de que ahora se están probando en la investigación clínica, según un equipo del Instituto Broad del MIT y Harvard.

Las pruebas evalúan el riesgo genético específico de una persona para afecciones como fibrilación auricular, cáncer de mama, enfermedad renal, enfermedad cardíaca, colesterol alto, cáncer de próstata, asma, diabetes tipo 1 y tipo 2 y obesidad.

“Con este trabajo, hemos dado los primeros pasos para mostrar la fuerza y el poder potenciales de estas puntuaciones en una población diversa”, dijo el investigador Niall Lennon, director científico de Broad Clinical Labs.

“Esperamos que en el futuro este tipo de información se pueda usar en la medicina preventiva para ayudar a las personas a tomar medidas que reduzcan su riesgo de enfermedad”, añadió Lennon en un comunicado de prensa del Instituto Broad.

Los investigadores perfeccionaron las puntuaciones de riesgo genético utilizando un grupo diverso de 2,500 personas. Se encontró que aproximadamente uno de cada cinco participantes tenía un alto riesgo de al menos una de las 10 enfermedades objetivo, según muestran los resultados.

Las pruebas ahora se están usando para evaluar el riesgo de 25,000 participantes en 10 centros médicos académicos de todo Estados Unidos, señalaron los investigadores. Todos los centros forman parte de la red de Registros Médicos Electrónicos y Genómica, un esfuerzo financiado por el gobierno federal para estudiar cómo los datos genéticos pueden mejorar la atención médica.

Para cada una de las 10 enfermedades, los investigadores identificaron y verificaron puntos exactos en el genoma que se analizarían para la puntuación de riesgo.

Para que las puntuaciones de riesgo fueran más precisas, los investigadores también ampliaron su revisión de la evidencia para incluir a personas de diferentes ancestros genéticos. Hasta ahora, la mayoría de estas pruebas se han basado en gran medida en datos genéticos de personas de ascendencia europea.

Anuncio

Este equipo utilizó datos del Programa Científico All of Us, financiado por el gobierno federal, que recopila información de salud de 1 millón de personas de diversos orígenes en Estados Unidos.

El conjunto de datos de All of Us incluye tres veces más personas de ascendencia no europea que otras colecciones genéticas importantes de datos utilizados para desarrollar puntuaciones de riesgo genético, dijeron los investigadores.

Como resultado, las nuevas pruebas son mejores para calibrar la puntuación de riesgo genético de una persona con su ascendencia particular.

“No podemos corregir todos los sesgos en las puntuaciones de riesgo, pero podemos asegurarnos de que si una persona está en un grupo de alto riesgo de una enfermedad, será identificada como de alto riesgo, independientemente de cuál sea su ascendencia genética”, dijo Lennon.

Los investigadores también evaluaron las puntuaciones que indican un riesgo de enfermedad que podría reducirse mediante el tratamiento médico, la detección de enfermedades tempranas o los cambios en el estilo de vida, como comer bien, hacer ejercicio y dormir bien.

“Era importante que no le diéramos a la gente resultados sobre los que no podían hacer nada”, dijo Lennon.

El nuevo estudio aparece en la edición del 19 de febrero de la revista Nature Medicine.

Los estudios de seguimiento evaluarán qué tan bien las puntuaciones predijeron el riesgo y cómo las puntuaciones de riesgo podrían influir en la atención médica de los pacientes.

“En última instancia, la red quiere saber qué significa para una persona recibir información que diga que tiene un riesgo alto de contraer una de estas enfermedades”, dijo Lennon.

Más información

Anuncio

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre las puntuaciones de riesgo genético.

FUENTE: Instituto Broad del MIT y Harvard, comunicado de prensa, 19 de febrero de 2024

Seguí leyendo...

Salud

Ira: por qué no ayuda a tener un estatus más alto en el lugar de trabajo

Publicada

el

A lo largo de cuatro estudios, los investigadores manipularon experimentalmente la expresión de emociones de las personas en el lugar de trabajo, incluida la ira y la tristeza

(Dennis Thompson -HealthDay News) — Ser un hombre enojado no te hará ganar ningún punto en el lugar de trabajo, encontró una investigación reciente.

Evidencias anteriores habían sugerido que los trabajadores que expresan enojo son juzgados como competentes y tienen un estatus más alto, anotaron los investigadores. Pero los nuevos estudios refutan esos hallazgos anteriores, según investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén y la Universidad de Princeton.

“Encontramos que la ira no es un catalizador para un estatus más alto en el lugar de trabajo”, dijo el investigador Roni Porat, profesor titular de ciencias políticas y relaciones internacionales en la Universidad Hebrea.

“Además, encontramos que la ira se considera peor que otras expresiones emocionales como la tristeza”, señaló Porat en un comunicado de prensa de la universidad. “El único caso en el que la ira se considera positiva es cuando se expresa en respuesta a la clara mala acción de otra persona. Estos hallazgos son válidos tanto para hombres como para mujeres que expresan enojo en el lugar de trabajo”.

Los datos del estudio muestran que las personas asumen que los individuos que expresan ira tienen un estatus más alto, dijeron los investigadores.

Sin embargo, no recompensan la ira con más estatus porque encuentran que la ira es inapropiada, fría, una reacción exagerada y contraproducente, según muestran los resultados.

Los investigadores también encontraron que las personas tienen muchas actitudes negativas hacia las expresiones de ira en el lugar de trabajo. Tales expresiones fueron citadas como más dañinas, insensatas e inútiles que otras reacciones emocionales.

A lo largo de cuatro estudios, los investigadores manipularon experimentalmente la expresión de emociones de las personas en el lugar de trabajo, incluida la ira y la tristeza.

Los estudios variaron el género de la persona que expresaba la emoción, intercambiando entre hombres y mujeres.

Anuncio

“Esto es importante, dado que algunos trabajos demuestran que las mujeres son penalizadas por expresar su enojo, mientras que los hombres son recompensados”, anotó Porat.

Los estudios también variaron el objetivo de la emoción, por ejemplo, otra persona o un conjunto de circunstancias, así como el contexto de la emoción, como en una entrevista de trabajo o alrededor del enfriador de agua.

Luego, los investigadores pidieron a los participantes que indicaran cuánto estatus, poder, independencia y respeto merece el trabajador que expresó la emoción en su organización. También se pidió a los participantes que indicaran cuánto salario anual pagarían al trabajador.

Curiosamente, los resultados mostraron que el género no importa cuando se trata de la reacción de una persona a una expresión de enojo.

“A pesar de los estudios influyentes en esta área, no encontramos que la ira de las mujeres se considere de manera diferente a la ira de los hombres”, dijo Porat.

El nuevo estudio aparece en la edición del 13 de febrero de la revista Frontiers in Social Psychology.

Más información

La Universidad de Harvard tiene más información sobre cómo manejar la ira en el lugar de trabajo.

FUENTE: Universidad Hebrea de Jerusalén, comunicado de prensa, 19 de febrero de 2024

¿Qué significa esto para ti?Expresar enojo en el lugar de trabajo puede hacer más daño que bien a tu reputación profesional.

Anuncio

Seguí leyendo...
Anuncio

+Vistas