Noticias de Bariloche

El curioso caso de la idílica isla italiana que se libró de los estragos del COVID-19

A pesar de que varias personas con coronavirus visitaron la isla, ninguno de los isleños desarrolló la infección (AP Photo/Paolo Santalucia) (Paolo Santalucia/)

Varada en una pequeña isla italiana, una investigadora experta en cáncer se alarmó al escuchar que uno, y luego tres visitantes se enfermaron con COVID-19.

Paola Muti se preparó para una rápida propagación del coronavirus entre los 800 isleños, muchos de los cuales ella conoce bien. Su madre nació en la isla del Giglio y a menudo visita la casa familiar con su encantadora vista al mar a través de los ventanales de la sala.

Pero pasaron los días y ninguno de los isleños de Giglio desarrolló síntomas de COVID-19 a pesar de que las condiciones parecían favorables para que la enfermedad se propagara como un incendio forestal. Los giglienses, como se los conoce a los residentes, a menudo socializan apiñados en los empinados callejones cerca del puerto o en los escalones de granito que sirven como calles estrechas en el centro municipal de Castello, con casas densamente construidas contra los restos de una fortaleza erigida hace siglos para protegerse contra piratas.

El doctor Armando Schiaffino, el único médico de la isla durante unos 40 años, compartió la preocupación de Muti de que habría un brote local. ”Cada vez que aparece una enfermedad común de la infancia, como la escarlatina, el sarampión o la varicela, en pocos días prácticamente todos se infectan”, dijo en una entrevista en su oficina cerca del puerto.

Isla italiana salvada del brote de COVID
La vida continúa como de costumbre en la encantadora isla italiana (AP Photo/Paolo Santalucia) (Paolo Santalucia/)

Muti, investigadora experta en cáncer de mama de la Universidad de Milán, donde es profesora de epidemiología, decidió tratar de averiguar por qué no estaba sucediendo esta vez. ¿Se infectaron los residentes pero no mostraron síntomas? ¿Fue algo genético o simplemente suerte?

“El doctor Schiaffino vino a mí y me dijo: ‘Oye, mira, Paola, esto es increíble. En esta pandemia completa, con todos los casos que llegaron a la isla, nadie está enfermo. Entonces me dije a mí misma: ‘Bien, aquí podemos hacer un estudio, ¿no? Ya estoy aquí‘”, recordó la especialista.

Para entonces, estaba atrapada en la isla por las estrictas reglas de bloqueo de Italia. Lo que fue especialmente desconcertante para ella fue que muchos de los isleños habían tenido contacto cercano con los visitantes.

El primer caso conocido de Giglio de COVID-19 fue un hombre de unos 60 años que llegó el 18 de febrero, un par de días antes de que el primer “caso nativo” de Italia fuera diagnosticado en el norte. El hombre vino a Giglio para el funeral de un pariente y había estado “tosiendo todo el camino” a través del servicio, advirtió la investigadora. El hombre regresó en el ferry el mismo día a tierra firme y murió tres semanas después en un hospital.

Isla italiana salvada del brote de COVID
La científica italiana Paola Muti habla con la Associated Press durante una entrevista en su estudio en la isla de Giglio, Italia, el martes 23 de junio de 2020 (AP Photo/Paolo Santalucia) (Paolo Santalucia/)

El 5 de marzo, cuatro días antes de que se declarara el cierre nacional, llegaron tres visitantes más del continente que darían positivo en la isla. Uno de ellos era un hombre alemán del norte de Italia, el epicentro inicial del brote de Europa. Socializó durante varios días con amigos de toda la vida en Giglio, incluso en restaurantes públicos. Después de una semana, debido a una tos fuerte, fue examinado en la isla y el resultado fue positivo. De inmediato, se aisló en una casa en la isla.

Hubo otros casos conocidos, incluido un isleño que había vivido en Australia durante dos años antes de regresar a Giglio a mediados de marzo durante el encierro para ver a sus padres. Tres días después de llegar, desarrolló una fiebre leve y dio positivo. Se aisló en la casa de sus padres.

Desde entonces, ningún otro caso ha surgido en Giglio, incluso desde que se levantó el bloqueo a principios de junio, y han estado llegando turistas de toda Italia.

Isla italiana salvada del brote de COVID
Para la profesora de Epidemiología, que estuvo atrapada durante meses en la casa de su difunta madre en la isla de Giglio, la situación también brindó la oportunidad de contribuir a la comprensión científica de por qué algunas personas en contacto cercano con personas enfermas de COVID- 19 no se infectan (AP Photo/Paolo Santalucia) (Paolo Santalucia/)

Giglio es parte de Toscana, y su oficina de salud envió rápidamente kits para detectar anticuerpos y ver si otros pudieron haber contraído la enfermedad. A fines de abril, justo antes de que se redujeran las restricciones de viaje del primer cierre patronal, se hizo un análisis de sangre a los isleños, que hacían fila frente a la escuela de la isla y al consultorio del médico.

De los aproximadamente 800 residentes durante todo el año, 723 se ofrecieron como voluntarios para hacerse la prueba. ”Todos queríamos hacerlo, estar tranquilos sobre cualquier posible infección, pero también para ayudar a la ciencia”, dijo Simone Madaro, que había estado trabajando en el cementerio mientras el hombre infectado se había reunido con sus familiares y amigos.

El reverendo Lorenzo Pasquotti, el sacerdote que dirigió el servicio para unos 50 dolientes, y quien fue evaluado, recordó: “Después del funeral, hubo saludos, abrazos y besos, como es costumbre. Luego vino la procesión al cementerio, donde hubo más abrazos y besos”.

De los isleños examinados, solo se encontró que uno tenía anticuerpos, un anciano de Giglio que había navegado en el mismo ferry a la isla con el visitante alemán.

Isla italiana salvada del brote de COVID
El reverendo Lorenzo Pasquotti posa en los escalones de su iglesia en la isla de Giglio, Italia, el miércoles 24 de junio de 2020. Unos 50 dolientes locales llenaron las bancas para ese funeral en la Iglesia de San Lorenzo y Massimiliano, incluido un hombre del continente que tenía infección por COVID-19 (AP Photo/Paolo Santalucia) (Paolo Santalucia/)

Intrigada sobre por qué “el virus no parecía interactuar” con la población nativa de la isla, Muti no había llegado a ninguna conclusión cuando se preparaba para abandonar la isla este mes y planea escribir su estudio para su eventual publicación.

La investigadora supuso que es posible que los isleños no hayan estado expuestos a suficiente COVID-19 para infectarse. Esa posibilidad también fue expresada por Massimo Andreoni, jefe de enfermedades infecciosas en el hospital Tor Vergata de Roma. Señaló que algunos pacientes simplemente son menos capaces de propagar la enfermedad por razones que aún no están claras.

Sin embargo, para Daniel Altmann, profesor de inmunología en el Imperial College de Londres, el azar podría haber jugado un papel. “Podría ser algo más o menos trivial: nadie se infectó porque a través de la buena suerte hubo poco contacto”, dijo el experto en un intercambio de correos electrónicos.

Además, señaló que “podría ser algo importante y exótico, como una variante genética común entre la población de la isla”. Con muchos de los giglienses casándose entre generaciones, a Muti le gustaría hacer un estudio genético algún día si pudiera obtener financiación.

Giglio se encuentra en aguas cristalinas en un santuario marino regional protegido, y los isleños expresan su alivio de que viven en un entorno natural que les gusta pensar que es bueno para la salud, independientemente de lo que determine el estudio. “Para ser una isla estamos bien, ¿no?”, se preguntó Domenico Pignatelli, un anciano local, mientras se sentaba a apreciar el lugar en compañía de amigos en una calle pedregosa en lo alto de Giglio.

Con información de AP

SEGUÍ LEYENDO:

Coronavirus en Italia: evalúan cuarentenas locales por el repunte de contagios en la región de Roma

Cómo Europa ignoró los pedidos de ayuda de Italia y provocó que el coronavirus se transformara en una catástrofe continental

Italia registró la cifra diaria de muertes por coronavirus más baja desde el 2 de marzo: 26 fallecidos

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina