Conéctate con nosotros

Política y Economía

El Hoyo: Da un nuevo paso hacia el nuevo gimnasio municipal

Publicada

el

El intendente Pol Huisman encabezó este jueves el acto de apertura de sobres de la Licitación Pública para la construcción del nuevo Gimnasio Municipal de El Hoyo, una obra fundamental para la comunidad.

«Estamos muy contentos de esta licitación que se logró en tiempo récord», celebró el intendente al destacar la gran importancia que esta obra tendrá para el pueblo de El Hoyo, donde en julio pasado las fuertes nevadas ocasionaron el derrumbe del viejo Gimnasio.

Durante el acto se presentó a la comisión evaluadora y las dos empresas oferentes, quienes también estuvieron presentes.

Al Intendente lo acompañaron el secretario de Economía y Finanzas, Patricio Iannuci, el secretario de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, Julio Ruiz, el secretario de Gobierno Martín Costa y el asesor económico Ricardo Bestene.

Cómo será el nuevo Gimnasio
La construcción del Gimnasio Municipal contará con una inversión superior a los 400 millones de pesos que serán aportados por el Ministerio de Obras Públicas de la Nación a través del Programa de Apoyo al Desarrollo de Infraestructura Municipal y Comunal.

El nuevo edificio estará emplazado en el predio deportivo donde se celebra la Fiesta de la Fruta Fina y tendrá 1370 metros cuadrados con estructura de hormigón, una cubierta de techo metálica, cerramientos de ladrillos y divisiones internas para oficinas administrativas y baños.

Política y Economía

No habrá plata: la pérdida del poder adquisitivo de los argentinos será mucho mayor que la caída del salario

Publicada

el

19 abril de 2024

El salario real en el sector privado formal podría caer en promedio 6,1% en 2024 pero el ingreso disponible podría reducirse más del doble producto del fuerte reacomodamiento de los precios relativos de las tarifas de gas, luz, agua, transporte público, combustibles, etcétera, cuyos precios se vienen ajustando muy por encima de la inflación impactando con fuerza en los bolsillos, de acuerdo con un informe realizado por ABECEB y dado a conocer este miércoles.

El trabajo advierte que “esa pérdida de poder adquisitivo se verá reflejada en una caída del consumo privado que podría rondar el 8% durante este año”. 

ABECEB destaca que el deterior del poder de compra ocurre en el marco de un proceso de  corrección de precios relativos.  Y aporta los datos: “La inflación interanual en marzo (2023 – 2024) fue del 290% pero los precios de muchos bienes o servicios claves para la vida cotidiana superaron con creces esta magnitud: electricidad y gas, aumentaron el 300%, bebidas alcohólicas, 302%; alimentos, 306%; azúcar, chocolate y golosinas, 349%; pan y cereales, 352%; combustible y lubricantes, 364%; medicamentos, 379%; transporte público, 385%; aguas minerales, gaseosas y jugos, 386%”.

“Otros que también tuvieron subas importantes, pero no al nivel del IPC fueron las prepagas (hoy en discusión) con un 289%, restaurantes y hoteles, 266%, educación, 227%; prendas de vestir y calzado, y alquiler de viviendas, 149%. Y todavía muchos deben seguir ajustándose para recomponer los atrasos pasados”, continúa el informe. 

Según ABEBEC, “la caída del salario real del 6,1% mencionada en realidad disfraza una retracción aún mayor de la capacidad de compra porque a esa pérdida hay que sumarle el fuerte impacto de todas las subas mencionadas y que hace que recortemos los gastos. Por ejemplo, un trabajador que en promedio en 2024 va a ganar $1.340.000 y que su salario le creció por debajo de la inflación y le va a caer en términos reales 6,1%, lo que le quede para gastar, después de pagar el alquiler, combustible, transporte, luz, gas (estos componentes que aumentan muy por encima de la inflación) le van a quedar $840.000 pesos, lo que implican una caída de 15,5% respecto del ingreso disponible que tenía el año pasado en términos reales”.

Para el ejercicio de Ingreso Disponible se hace una estimación de los gastos que se restan del salario. Se incluyen los siguientes gastos: alquiler promedio de un departamento dos ambientes en CABA abonado entre 2 personas, combustible como gasto promedio mensual de 90 litros de nafta súper, transporte calculado 30 días de viaje ida y vuelta con el uso de tres transportes (colectivos y trenes) aplicando Red Sube y tarifas de electricidad y gas promedio ponderado de los 3 niveles de segmentación a un consumo estacional variable promedio de 300 kwh/mes (electricidad) y de 50 m3/mes (gas).

Con ejemplos concretos, la consultora que dirige Dante Sica señala que el deterioro de los ingresos se traslada rápidamente a las góndolas y al consumo fuera del hogar y por ejemplo “la caída de ventas en los supermercados se estima podría promediar 11% en 2024 mientras que en restaurantes será del 7,5% en este año. Sólo en marzo, la caída en los súper llegó al 19%, mientras que los restaurantes registraron una pérdida del 6,7%”. 

Frente a ese escenario “los consumidores optan por los comercios de cercanía (no hacen compras tan grandes) y elijen segundas o terceras marcas, además de estar atentos y aprovechar las promociones y descuentos” mientras que “las empresas buscan adaptarse a estas necesidades optimizando costos, negociando con proveedores y cadenas para mejorar la ecuación de costos y precios, dando mayor relevancia a sus segundas marcas y tratando de idear estrategias de comercialización que apuntan a un consumidor que recorta sus gastos”.

Anuncio

Otro segmento que siente el impacto es el de los electrodomésticos y se prevé “una caída del 25% para 2024”. 

El trabajo de ABECEB concluye afirmando que “en 2025 podría recuperarse tanto el ingreso disponible como el consumo. El año próximo las ventas en supermercados podrían crecer 2,5%, la actividad en restaurantes mostraría un resultado positivo que alcanza al 4,5% y la venta de electrodomésticos crecería el 12,3%”.

Seguí leyendo...

Política y Economía

Bonos y carry trade en el cielo, con el dólar en el infierno

Publicada

el

Mientras Caputo y Posse volvieron de EE.UU. con las manos vacías, sin fondos frescos que les permitan salir rápido del cepo cambiario, con analistas económicos advirtiendo que estamos dentro de un ajuste monetario que se repitió varias veces en Argentina, enfocado en bajar la inflación, la discusión sobre un dólar aplastado, con el FMI advirtiendo que la evolución del tipo de cambio real es lo que debe asegurar la acumulación de reservas, le está permitiendo a los que viven del carry trade realizar uno de los mejores negocios de los últimos tiempos.

En lo que va de 2024, los que se animaron a poner dólares en plazos fijos tradicionales lograron una renta del 35%, mientras que los que fueron más allá y se montaron en plazos fijos UVA (antes de que estiraran el plazo mínimo a 180 días) alcanzaron una escalofriante renta del 62%, al tiempo que los que dejaron los dólares en cajas de seguridad o en el colchón ven de qué modo el valor de sus billetitos verdes se apolilla, ya que de fines de diciembre a esta parte el blue baja 1%, de $1.025 a $1.015, por lo que en los primeros 110 días del año el carry trade se lleva la gran corona.

Y en el cierre de la semana, luego de los turbulentos movimientos de cartelización de las prepagas y de los senadores, con las primeras obligadas a retroceder y los legisladores en zona de escándalo y gran discusión, el Presidente Milei habló frente a los empresarios del círculo rojo en el Llao Llao. Y en la reunión buscó convencerlos de que el rebote en “V” de la presente gran recesión “irá hacia un rebote sostenido vendrá de la mano del crédito bancario masivo, ya que el ahorro del Estado equivale a 15 puntos del PBI que irá directo de los bancos a financiar a los privados“.

Con ese contexto, mientras muchos especialistas afirman que la presente coyuntura se vio muchas veces en Argentina, con un ajuste monetario brutal, con retraso del tipo de cambio, gran restricción de pesos en circulación y en los bancos, corre un gran riesgo de que el crawling peg atrase aún más, y rápido, al dólar, si es que la inflación no cae en picada velozmente, “y cuánto más se atrase la decisión de no retrasar al dólar, más grande será la reacción posterior, por lo que el riesgo está creciendo“.

Sin embargo, el mercado argentino volvió a mostrar otra rueda muy positiva. A pesar de que el BCRA no compró ni un solo dólar en el mercado, aunque igual pudo sumar reservas, el dólar blue se aplastó un poco más, los dólares financieros actuaron sostenidos, pero el oxígeno del día vino de parte de los títulos: mientas los mercados bursátiles globales tiemblan, los bonos argentinos subieron otro escalón, el riesgo país volvió a bajar y la Bolsa porteña mejoró precios y volumen, con los ADR argentinas en Nueva York anotando una suba en bloque de hasta 6%.

Mientras Milei cerró en el Llao Llao su discurso, trazando un encendido paralelismo entre el éxodo de Egipto y Argentina actual, incitando a los hombres de empresas diciéndoles “muchachos, pongan las pelotas”, las economías mundiales están en zona de duda, un poco por los intercambios agresivos entre Israel e Irán y fundamentalmente porque todo parece indicar que la Fed tardará en bajar su tasa de interés base. 

En el cierre de la semana de hecho se frenó la suba de las tasas largas de EE.UU.: se pagó 5,2% anual a 1 año de plazo, 4,7% a 5 años, 4,6% a 10 años y 4,7% a 30 años. Y en el exterior el dólar subió 0,5% contra la libra y 0,1% en México, no cambió en Japón y bajó 0,1% contra el euro, 0,9% en Brasil, 1% en China y 1,1% en Chile.

Al tiempo que en el mercado cambiario local, con una clara señal de alerta, con un dólar exportador anclado en $ 945,20, el BCRA no pudo comprar ni un solo dólar en el mercado, a horas del comienzo de la liquidación de la cosecha gruesa, aunque al final del día el BCRA sumó reservas por US$ 133 millones. Y con esa realidad, el dólar blue cayó $10 hasta $1.015, el Senebi subió $3,14 hasta $1.069,26, el MEP subió $1,91 hasta $1.026,65 y el contado con liquidación subió $2,65 hasta $1.069,89. Por lo que la brecha entre oficial y blue fue del 11% y la del CCL con el mayorista fue del 23%.

Lo que siguió impulsando a los inversores fue el panel de títulos públicos. Con más negocios, los bonos argentinos subieron otro 1% y testean máximo en 6 años, por lo que el riesgo país bajó 26 unidades hasta 1.216 puntos básicos. Por lo que en lo que va del año, con una suba del 40%, los bonos le ganan a los plazos fijos tradicionales pero están muy atrás de los plazos fijos UVA.

Anuncio

Y en el renglón de los papeles privados, la inteligencia artificial está entrando en una zona compleja, ya que los papeles tecnológicos están anotando bajas importantes. De hecho, en otro día complicado en la Bolsa de Nueva York, hubo una suba del 0,6% para el Dow, pero con baja del 0,9% para el S&P y con un desplome de nada menos que 2,1% para el Nasdaq. En tanto que hubo una suba del 0,7% en la Bolsa de San Pablo y del 0,2% en la  de México.

El mercado bursátil local, mientras tanto, siguió de fiesta. Con $17.012 millones operados en acciones y $20.132 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires subió 1,4%. Y los ADR tuvieron una suba en bloque del 1% al 6% para Francés, Cresud, Supervielle, Macro, Loma Negra, Despegar, TGS, IRSA, Pampa E, Telecom, Central Puerto, Galicia e YPF; con baja del 1% para Mercado Libre. Y en lo que va de este año el índice S&P Merval sube 28% en pesos y 29% en dólares, unos puntos menos que el “carry” de los plazos fijos locales.

Toda esta situación se da con una gran ebullición en el panel de commodities. Con la tensión bélica global y tasas de interés que tardan en bajar, hubo una suba del 0,7% para el petróleo, los metales preciosos siguen con su carrera alcista (sobre todo la onza de plata), hubo un fuerte salto para los metales básicos que alimentan a la industria bélica, los granos también tuvieron un buen día tanto en Chicago como en Rosario. Y a horas del halving las criptomonedas levantan: el Bitcoin subió 1,3%, con rebotes de hasta el 10% en los valores menores de ese riesgoso panel.

Seguí leyendo...

Política y Economía

Juicio por YPF: el fondo Burford pidió quedarse de forma urgente con el 51% de las acciones que tiene el Estado argentino

Publicada

el

19 abril de 2024

NA.- El fondo Burford Capital le pidió a la jueza de Nueva York Loreta Preska que autorice la transferencia a su favor del 51% de las acciones de YPF que posee el Estado argentino desde que expropió la compañía en 2012.

  • El pedido se sustenta en el incumplimiento de un fallo que obliga al país abonar US$ 16.100 millones.

El fondo Burford Capital pidió la transferencia a su favor del 51% de las acciones de YPF que posee el Estado argentino desde que expropió la compañía en 2012.

Burford adquirió los derechos de Petersen Energía, empresa de la familia Eskenazi, que estaría asociada en un 30% del cobro si la justicia falla a favor del fondo.

El fondo quiere a su nombre todas las acciones que el Estado argentino tiene en YPF. 

La demanda que ya lleva más de 9 años de trámite, y está en proceso de apelación, llegó después de que la jueza Preska fallara en contra del país y lo encontrara culpable de expropiar mal la 
petrolera en 2012, cuando Cristina Kirchner era presidente.

  • Burford había solicitado días atrás quedarse con el paquete accionario, en un pedido secreto. 
  • Argentina pidió que se hiciera público, Preska aceptó y la noticia trascendió esta tarde.

Según Sebastián Maril, de Latin Advisors, el pedido incluyó también a las acciones de YPF que están en manos de las provincias.

“En noviembre del año pasado, Preska indicó que las acciones de YPF pertenecientes al Estado, pero no las asignadas a las provincias, podrían ser utilizadas como garantía para evitar embargos futuros. Preska no tomará una decisión hasta la primera semana de junio”, dijo Maril. 

La ley de Expropiación dice que “se encuentra prohibida la transferencia futura de las acciones sin autorización del  Congreso de la Nación votada por las dos terceras partes de sus miembros’”, indicó el experto.

Consideró que esto ocurre porque la Argentina “no puso una garantía en enero como estaba previsto y porque no hay negociaciones con los beneficiarios del fallo”. 

“Sí que es factible que la jueza autorice el traspaso de las acciones. Ya dijo que podían ser utilizadas como garantía. Si eso pasa y el Estado no cumple entraría en desacato con la corte norteamericana, algo que ya pasó con el juez Thomas Griesa, hace casi 10 años. Entrar en desacato una vez más con una corte americana sería complicado. Creo que lo que quiere Burford es negociar, hacer ruido”, indicó.

Anuncio

Seguí leyendo...
Anuncio

+Vistas