Connect with us

Lifestyle

El mejor consejo sexual también puede ser el más difícil de seguir

Publicada

el

La comunicación abierta y sincera es crucial para mantener una buena vida sexual en una relación de pareja, según expertos (Ilustración Sonia Pulido/The New York Times)

Para tener buen sexo en una relación de pareja, lo mejor es hablar del tema. Pero también puede ser la parte más difícil. Aquí hay algunos consejos para empezar.

Como periodista que se ocupa de la sexualidad y la intimidad, paso mucho tiempo escuchando a expertos que ensalzan las virtudes de una comunicación abierta y sincera. Para tener buen sexo -y seguir teniéndolo a lo largo del tiempo- las parejas deben estar dispuestas a hablar de ello, dicen. Pero algunas personas prefieren abandonar sus relaciones antes que tener esas conversaciones, dijo Jeffrey Cherninterapeuta matrimonial y familiar y autor de Achieving Intimacy: How to Have a Loving Relationship That Lasts, sobre todo si las cosas en el dormitorio no van especialmente bien.

“Nos han engañado haciéndonos creer que el sexo es algo natural. Pero si fuera fácil y natural, a la gente no le costaría tanto”, dijo Chernin.

“Una de las cosas que suelo decir a las parejas que tienen problemas es: ‘Ojalá hubiera otra forma de superar esto’”, comentó. “Pero la única forma que conozco de tener una vida sexual mejor, o de reanudarla, es hablarlo”. Chernin reconoció lo estresantes que pueden ser esas conversaciones, que a veces se convierten en acusaciones, menosprecios o evasivas. Dicho esto, estas sugerencias pueden ayudar.

Aceptar la incomodidad

Es habitual que a la pareja le cueste hablar de intimidad y deseo. Los estudios sugieren que, incluso en las relaciones duraderas, la gente solo sabe un 60 por ciento de lo que le gusta sexualmente a su pareja, y solo un 25 por ciento de lo que no le gusta. Cyndi Darnellterapeuta sexual y de relaciones en la ciudad de Nueva York, dijo que sus pacientes le dicen con frecuencia que hablar de sexo es “incómodo”, lo que es particularmente cierto “si has pasado meses o años evitándolo”, dijo.

Cerca de compartir un beso, dos bocas casi tocándose en un gesto de intimidad y deseo. La fotografía transmite la tensión y la emoción del momento previo al beso, enfatizando la conexión, la atracción y el erotismo entre dos personas. (Imagen ilustrativa Infobae)
Entender y aceptar la incomodidad es un primer paso necesario. Es útil ver la comunicación sobre el sexo como una serie de discusiones en lugar de una gran conversación incómoda (Imagen ilustrativa Infobae)

“Piensa en la conversación como una serie de discusiones”, dijo Chernin. “De ese modo, no te presionas demasiado a ti mismo ni a tu pareja”. Y mencionó a una pareja con la que trabajó, ambos de unos 50 años, que hacía años que no tenían relaciones sexuales. Cada vez que hablaban de ello, se peleaban. Así que buscaron ayuda externa para superar la vergüenza y el enfado.

En la terapia, se dieron cuenta de que solo se habían centrado en la penetración, pero el marido en realidad anhelaba intimidad y ternura. Y una vez que la esposa se dio cuenta de que su marido no iba a “abalanzarse sobre ella” cada vez que se acurrucara con él, pudieron ser más sensuales el uno con el otro, y hablar de lo que les gusta hacer y por qué, dijo Darnell. Pero hizo falta un espíritu de voluntad, curiosidad y aceptación.

Muerte al “Tenemos que hablar”

Es posible atenuar el temor que suele acompañar a estas conversaciones, si se abordan con sensibilidad. “Cuando un interlocutor dice: ‘Tenemos que hablar’-explicó Chernin- la otra persona se siente como: ‘Voy a ir al despacho del director’”. En lugar de eso, vale intentar:

Anuncio
  • Centrarse en resolver los problemas juntos. Eso significa decir algo como: “Por un lado, sé lo difícil que es para nosotros hablar de esto”, dijo Chernin. “Por otro lado, creo que es importante para nuestro matrimonio o para nuestra relación poder tener algunas discusiones sobre nuestra vida sexual”. Luego pregunta: “¿Qué podemos hacer al respecto?”.
  • Preparar las preguntas con antelación. Un guion ofrece estructura, dijo Darnell. Y sugirió preguntas como: “Nuestra relación es muy importante para mí y me gustaría que el sexo volviera a formar parte de ella. Tengo curiosidad por saber si a ti también te gustaría”.
Ilustración que aborda la excitación no concordante y su relación con la respuesta genital, el deseo y el orgasmo, destacando las complejidades de la sexualidad humana. (Imagen ilustrativa Infobae)
Para tener buen sexo en una relación de pareja, lo mejor es hablar del tema (Imagen ilustrativa Infobae)
  • Aportar algo positivo. Maggie Bennett-Brown, investigadora del Instituto Kinsey y profesora adjunta de la Universidad Tecnológica de Texas, afirmó que “no tiene por qué ser explícito”. Tal vez solo con que le digas a tu pareja que te gusta cuando te abraza o planeas una noche romántica en la ciudad. Si ha pasado tiempo desde que tuvieron intimidad, puede ayudar el hecho de recordar, y eso puede dar paso a una pregunta más profunda. “Si la gente nunca ha tenido una conversación sobre: ‘¿Qué te gusta?’, es un buen primer paso”, dijo Bennett-Brown.
  • Cuidado con el momento oportuno. Ten recaudos al iniciar una conversación sobre sexo mientras estás en la cama, dice Chernin, sobre todo si estás siendo crítico. Aunque a algunas parejas les puede resultar más fácil hablar de sexo cuando están disfrutando del afterglow postsexo, dijo. “Piensa en la conversación como una serie de discusiones”, dijo Chernin. “De ese modo, no te presionas demasiado a ti mismo ni a tu pareja”.
  • Detecta cuándo se debe hablar con un profesional. Si en una pareja, una parte no está dispuesta a hablar -o si la conversación se siente dolorosa, no solo incómoda, afirmó Darnell- un terapeuta sexual o consejero de parejas podría ayudar a mediar.

Darnell no le restó importancia a lo arriesgadas que pueden ser estas conversaciones. Pero añadió que el sexo no siempre es un componente necesario de una relación romántica satisfactoria.

“Una de las preguntas que suelo hacer a las parejas para las que el sexo es un tema delicado y difícil es: ¿Es necesario que esta relación sea sexual?”, comentó. En una oportunidad trabajó con una pareja de entre 30 y 40 años que se dio cuenta de que les gustaba coquetear, pero no querían ir más allá. “Permitirse no tener relaciones sexuales en esta fase de su relación fue un gran alivio”, recordó.

El sexo es mucho más que lo que hacemos cuando no tenemos pantalones.

* La periodista de The New York Times Catherine Pearson escribe acerca de familias y relaciones

©The New York Times 2024

Lifestyle

¿Abrazás muy seguido a tu perro? La ciencia te explica por qué no hacerlo

Publicada

el

16 de junio 2024 – 15:00

Los perros son mascotas muy afectuosas, pero no siempre reaccionan bien a las muestras de cariño de parte de los humanos.

Las mascotas son parte de la familia, y como dueños se los suele incluir en todas las actividades. En este sentido, las muestras de afecto son mutuas, y los humanos tienden a brindarles el mismo tipo de cariño que se les da a otras personas. Pero no siempre es lo que más les gusta.

Sin embargo, los perros tienen sus propios instintos diferentes al de los humanos, por lo que hay que ser más cuidadosos con los gestos que tenemos con ello. Un reciente estudio, encabezado por Elizabeth Ann Walsh del Cork Pet Behaviour Centre en Cork, Irlanda, sugiere que abrazar a los perros podría no ser una forma adecuada de mostrarles afecto.

lindo-perro-su-dueno-jardin.jpg

Freepik.

Por qué no hay que abrazar a los perros

Los perros tienen el instinto de correr ante situaciones de peligro. Por más que el humano entienda lo que significa un abrazo, para ellos puede ser una señal de inmovilización, lo que puede generar un alto nivel de estrés, y por ende, provocar un ataque a quien lo abraza.

Los resultados del estudio mostraron que el 68,25% de los perros evitaban el contacto visual y apartaban la cabeza. En tanto, el 43,75% se lamían los labios o la nariz. Además, del total de perros estudiados, el 81,25% parpadeaba con frecuencia, el 60% bajaba las orejas y el 42,5% jadeaban.

Pero lo más llamativo y preocupante fue que en 67,5% de los videos, los perros exhibían comportamientos de mordida o mordisqueo dirigidos al humano que los abrazaba.

Anuncio

Los expertos sugieren que, como alternativa al abrazo, se utilicen gestos menos restrictivos, como las caricias, los juegos o recompensas con golosinas.

Continuar leyendo

Lifestyle

El pueblo desconocido de Mendoza con paisajes impactantes y buen vino asegurado

Publicada

el

16 de junio 2024 – 17:30

Este destino turístico es ideal para visitar y conocer diferentes viñedos, además de disfrutar de la vista de la Cordillera de los Andes y hasta una Reserva Natural.

Los Chacayes es una localidad ubicada en Tunuyán, en la provincia de Mendoza, conocida tanto por su impresionante belleza como por ser un destino destacado para los entusiastas del vino en Argentina. Además, la región tiene una rica historia, reflejada en la Reserva Natural Manzano Histórico, uno de sus principales atractivos turísticos.

Situada al pie de la Cordillera de los Andes, Los Chacayes ha experimentado un notable crecimiento en su superficie de viñedos. Hace dos décadas, la zona contaba con poco más de 200 hectáreas dedicadas al cultivo de la vid; hoy en día, esa cifra ha aumentado a casi 2000 hectáreas, lo que equivale a un crecimiento del 1000%.

Screen-Shot-2019-08-12-at-11.30.12-min.jpg

De 200 hectáreas de viñedos, se pasaron a 2000 en muy poco tiempo.

De 200 hectáreas de viñedos, se pasaron a 2000 en muy poco tiempo.

Qué hacer en Los Chacayes, Mendoza

  • Paseos entre viñedos: Disfruta de caminatas entre viñas, cactus y montañas nevadas, a los pies de la Cordillera.
  • Visita a bodegas boutique: Descubre bodegas que producen vinos únicos, beneficiados por el terroir especial de la región. Un lugar ideal para los amantes del vino y de paisajes espectaculares.
  • Cabalgatas y trekking: Experimenta la emoción de montar a caballo o hacer trekking entre los viñedos.
  • Catas de vino: Reserva una visita a una bodega para participar en una cata de vinos.
  • Exploración natural: Realiza caminatas por las serranías, observa cóndores en su hábitat natural o simplemente disfruta del paisaje.
  • Gastronomía local: Saborea la cocina regional, con platos que incluyen cordero patagónico, trucha fresca de río y queso de cabra, acompañados de los vinos locales.

Cómo llegar a Los Chacayes, Mendoza

Para llegar a Los Chacayes desde la ciudad de Mendoza, se puede tomar la ruta 40 hacia el sur. El viaje, de aproximadamente 120 km, ofrece un paisaje andino que se vuelve cada vez más cautivador a medida que se avanza.

Anuncio
Continuar leyendo

Lifestyle

Paso a paso: cómo limpiar el lavavajillas con ingredientes caseros

Publicada

el

16 de junio 2024 – 13:00

Con estos consejos de limpieza vas a dejar tu lavavajillas como nueva sin necesidad de comprar químicos caros.

El lavavajillas puede ser un gran aliado para quienes se les hace tediosa la tarea de lavar los platos, sobre todo después de cocinar o luego de una reunión con muchos invitados. Además, hay cada vez más opciones y con mejores funciones que ayudan a la limpieza en profundidad hasta las fuentes mas sucias.

Sin embargo, como cualquier elemento de la casa destinado a la limpieza, este también acumula suciedad. La comida pegada de los platos, las bebidas azucaradas o la misma grasa de las ollas pueden estancarse entre los recovecos del lavavajillas y afectar su estructura, estropeándolo y acortándole la vida útil. Por eso te dejamos acá abajo la mejor forma de limpiarlo con elementos caseros y de fácil acceso.

lavavajillas.jpg

Cómo limpiar el lavavajillas en profundidad

  1. Limpiar el filtro: Lo primero que tenés que limpiar es el filtro del aparato. Es un cesto que se encuentra en la parte baja, justo debajo de las aspas. Si al desenroscar el filtro del lavavajillas sentís olor a podrido, es necesario que lo dejes en remojo durante 30 minutos en un bowl con 2 tazas de agua caliente, 2 tazas de vinagre blanco y un chorrito de jabón. Tras el tiempo en remojo, retirá toda la suciedad con la ayuda de un cepillo de dientes viejo que ya no utilices.
  2. Limpialo por dentro con una solución de vinagre y bicarbonato: Tenés que colocar 3 trazas de vinagre blanco dentro del lavavajillas, y en el hueco de las pastillas para detergente, 2 cucharada de bicarbonato. Luego, poné el ciclo normal de lavado, preferentemente a 65º C. El bicarbonato va a limpiar las superficies mas complicadas, mientras que el vinagre va a deshacerse del mal olor.
  3. Atención a la puerta: Con un paño húmedo en detergente y agua, repasá la junta de la puerta y las gomas. Las gomas de este electrodoméstico también acumulan grasa, suciedad e incluso moho. Si observás que hay moho, prepará una disolución de un chorrito de lavandina con agua fría y con un paño o esponja limpia esos sectores. No se aconseja el uso de lavandina en superficies de acero inoxidable.
  4. Limpiá las aspas: Las aspas y brazos que dispersan el agua también acumulan grasa y suciedad, pero solo es necesario una vez cada 6 meses. Además, según el modelo se pueden abrir o no. En ambos casos, se recomienda usar solamente agua y detergente.
  5. Cuidá el exterior: La parte de afuera del lavavajillas también se debe limpiar. Para sacar todas las manchas del uso y desinfectarla de cualquier germen que pueda haber quedado, usa una mezcla de limón, agua caliente y vinagre.

Continuar leyendo

+Vistas