Noticias de Bariloche
Inicio » Actualidad » El misterio de “Espanta la Virgen”, el hombre perseguido por el fantasma de Sofía Herrera

El misterio de “Espanta la Virgen”, el hombre perseguido por el fantasma de Sofía Herrera

Por Claudio Andrade

En la Patagonia chilena tienen por costumbre bautizar como “Espanta la Virgen” a personas de rasgos marcados, con cejas pobladas, nariz de cierto porte, rostros por fuera de los códigos de belleza y de los estándares.

En una región donde los sobrenombres están a la orden del día, ser llamado “Espanta la Virgen” es sinónimo de fealdad. En ciudades chilenas como Puerto Natales y Punta Arenas, la gente de mayor edad, recuerda bien el apodo que llevan como una etiqueta algunos de sus vecinos.

“Yo conozco un vecino que le dicen así”, cuenta una señora de Puerto Natales a El Cordillerano. Ya es abuela y el apodo le resulta conocido.

Pero no hablamos del mismo “Espanta la Virgen”. El hombre que volvió a hacer popular este apodo en el sur se llama José Dagoberto Díaz Aguilar.

Identikit de un “hombre feo”

El 18 de septiembre de 2018 la pequeña Sofía Herrera (3) desapareció del camping John Goodall (a 60 kilómetros al sur de Río Grande, Tierra del Fuego) al que había ido con su familia. De la niña se perdió el rastro en espacio de unas 15 hectáreas a los pocos minutos de arribar al lugar y nunca más se supo de ella.

La investigación judicial en un primer momento no tomó en cuenta el testimonio de un agente quien dijo haber tenido un singular diálogo con un tal José Dagoberto Díaz Aguilar quien se presentó espontáneamente en una comisaría de Río Grande para dar su testimonio del caso. El hombre le aseguró que un “amigo” suyo había encontrado a la nena atrapada en una trampa para zorros y la mató y la enterró.

“Un amigo mío la encontró llorando en una trampa para zorros, le pegó y la mató”, le habría dicho al agente, según contó este.

Esta versión estuvo archivada hasta que el juez de instrucción 1 de Río Grande, Daniel Césari Hernández, la consideró y pidió su captura internacional en septiembre de 2020.

En el marco del proceso investigativo fue entrevistado otro niño, Néstor, amigo de la familia de Sofía, quien declaró que un desconocido se había llevado a la menor del camping en un vehículo gris estacionado en la ruta. Néstor le entregó la descripción del desconocido a la policía la que terminó en un identikit que se utilizó para buscarlo.

Néstor lo definió como un hombre “feo”.

La descripción por parte del niño coincidió en más de un punto con el recuerdo que dejó el baqueano en el policía.

El identikit es sorprendente. Una fotografía posterior de Díaz Aguilar muestra a un hombre de unos 40 y largos, con los surcos marcados de la frente, los labios pequeños pero gruesos y una cejas amplias y oscuras. Tal cual el dibujo a mano elaborado en 2008.

El fantasma de la pequeña que perseguía a Díaz Aguilar

Durante el encuentro entre Díaz Aguilar y el policía, este le relató además que tenía visiones de la menor durante la noche. Tal vez, acosado por estas imágenes nocturnas es que decidió acercarse a la policía local.

“Se lo dice a un policía, que él sabía que había pasado con Sofía. De hecho, se presentó espontáneamente y todo eso está en la causa, y dice que Sofi no lo dejaba dormir, que le tiraba las patas. Él menciona a otra persona y dice que Sofi había quedado en una trampa de zorro y que la había enterrado en un lugar”, contó la madre de la nena, María Elena Delgado.

“Tirar las patas” en la región de Magallanes y sur argentino representa el hecho de ver a personas muertas durante la madrugada junto a la cama.

“Hasta ahora no sabemos nada, no lo encuentran”, dijo a El Cordillerano, Delgado.

La mujer explicó además que estuvo recientemente con el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, a quien le solicitó continuar la búsqueda del sospechoso. 

“Le pedí que sigan buscando al nómade que está desaparecido y que no lo pueden encontrar por ningún lado, es una persona que no tiene nada, solamente vive en los campos, se cruza caminando de Chile a Argentina y no lo pueden encontrar”, le dijo Delgado a TN.

El sospechoso no fue convocado por la Justicia a finales del 2000 a pesar de los puntos de coincidencia entre su rostro y lo que observaron el niño y el policía.

Subido a un antena de radio, un incendio y un ataque con cuchillo

En agosto de 2016, el mismo Díaz Aguilar tuvo una nueva aparición cinematográfica en la región. Se colgó de la antena de Radio Nacional de Río Grande como una forma de protesta por su falta de trabajo.

“Un hombre se subió a la antena de radio nacional, amenaza con tirarse”, tituló el medio fuegino 19640 Noticias, que dio a conocer el hecho mientras el hombre aun estaba arriba de la antena.

“Durante este medio día, un joven en evidente estado de desequilibrio emocional se subió a la antena de radio nacional amenazando con tirarse. El sujeto exigió la presencia de un juez, manifestando que se había quedado sin trabajo, lo que lo motivó a tomar la dramática decisión”, continúa la noticia que menciona a un joven aunque Díaz Aguilar tenía entonces aproximadamente 46 años.

Finalmente la policía local logró bajarlo y se lo llevaron entre risas, tal como muestran las fotos de la época.

El derrotero de Díaz Aguilar había comenzado a hacerse notar en enero de 2016 cuando se quemó la casa donde vivía en el barrio Los Productores de esta ciudad fueguina. Poco después de subirse a la torre tuvo un altercado con un cuchillo con otra persona en un lugar que alquilaba en calle Fagnano 1500 de esa localidad. Finalmente desapareció.

Lo rumores de su paradero se dispararon. La policía realizó allanamientos en casas de Río Grande y lo buscó en zonas cercanas a Radman y en el río Ewan.

El día en que se subió a la antena le dijo a los policías que su situación económica y social era muy mala. Por lo que se entiende que Díaz Aguilar viajaba con lo puesto. Dicho esto, es bastante común que algunos trabajadores rurales dedicados a la esquila y a las tareas de campo varias como traslado de animales, cocina para peones de campo, arreglo de estructuras, doma de caballos, entre otras, vayan de estancia en estancia realizando labores.

No se los considera personas en condición de calle, sino “ovejeros”, “puesteros” o baqueanos que no tienen un domicilio fijo.

Un nómade de las estancias del sur

Lo último que se rumoreó de “Espanta La Virgen”, integrante de este particular gremio campero, es que se había mudado a Punta Arenas, capital de Magallanes, una ciudad de unos 150 mil habitantes y considerada uno de los focos de mayor desarrollo en Chile.

En Punta Arenas tampoco nadie sabe de él. Mientras que en Río Grande se recuerda vagamente el hecho de la antena de radio. “A Ese tipo nunca lo encontraron..supuestamente se fue a Chile

Acá nunca se supo dónde esta”, cuenta a este medio un mecánico de Río Grande.

Las ciudades de Punta Arenas y Puerto Natales están rodeadas de estancias. Muchas de ellas fueron divididas, durante el gobierno de Salvador Allende, en fracciones de 5000 hectáreas. Por lo que el baqueano sospechado podría estar en cualquiera de ellas.

“Acá la gente viene y se va, algunos no están tan interesados en trabajar, a otros no les gusta, van pasando”, cuenta a El Cordillerano un estanciero de Puerto Natales.

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina