Conéctate con nosotros

Sociedad

El narco que está preso desde 2019 y amasó una fortuna desde la cárcel: casas y autos de lujo, flota de camiones y una cadena de ferreterías

Publicada

el

El narco Julio Rodríguez Granthon, conocido como “El Peruano” está preso desde 2019, sin embargo, las rejas no le impidieron seguir manejando los hilos de su organización enclavada en Rosario. Desde entonces, sumó imputaciones y condenas en su contra. Este jueves volvió a ser mencionado tras el arresto de Jorge Benegas, el ex testaferro de Esteban Lindor Alvarado, que ahora aparece como el jefe de operaciones de lavado de dinero de su estructura.

Contó, además, con la ayuda de su padre, Francisco Rodríguez Villarreal, quien también fue detenido por agentes de la Superintendencia de Investigaciones Especiales de la PFA durante el operativo que adelantó Infobae y que fue destacado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

La causa, a cargo de Matías Scilabra, de la Fiscalía Federal N°2 de Rosario; Diego Iglesias, de la Procunar, Diego Velaso y Juan Argibay de la Procelac, reveló las exorbitantes cifras que el capo invirtió y administró desde la cárcel. De acuerdo a la investigación, adquirió, a través de testaferros y prestranombres, propiedades, una flota de camiones y vehículos para blanquear el dinero producto de la actividad ilícita.

los chats de Julio Rodríguez Granthon desde prisión
El perfil de Whatsapp que usaba Rodríguez Granthon en prisión (Di Lodovico, Cecilia/)

El narco coordinaba todo desde un celular que fue secuestrado en el pabellón “A” de la Unidad Residencial VI del Complejo Federal I de Ezeiza, en julio de 2022. En el dispositivo, los detectives lograron recuperar diálogos recientes.

Entre ellos, el siguiente: “Cambiemos todo, dale amigo porfa”, “¿Sería así, 122.974 dólares (…) no hay para cambiar más?”. Su interlocutor, apodado “El Gordo”, le envió como respuesta la imagen de fajos de dólares y pesos, que ilustra esta nota. El dinero, sostienen los investigadores, es producto de la venta de “Pollo”, que nada tiene que ver con el ave, sino que es el término elegido por el grupo narco para referirse a la cocaína.

Al mismo tiempo, a raíz del precio al que cotizaba el dólar en ese momento, Granthon ordenó desde su celda “pollo a 3 millones jajaja”. En esa misma conversación señaló a uno de sus soldados: “Mañana te paso 10 pollos”. En otra charla, el narco admite que posee, entre su flota de vehículos, una “Hilux Amarok V6, un BMW 330, un Audi Q5 y un Mercedes”.

Otro signo de la exorbitante fortuna a la que accedió se encuentra en las inversiones inmobiliarias que realizó. Según pudieron establecer los detectives, el 15 de octubre de 2020, “El Peruano” compró un lote en el barrio cerrado Troncales del Sur, en la localidad de Alvear (Santa Fe), por $1.200.000. Además, invirtió para la construcción de una casa dentro de su perímetro de 230 m2 por un total de USD 128.000. Esa propiedad está a nombre de Paola Ramos, mujer de 45 años que no posee actividad económica ni activos. Fue apresada durante el mismo procedimiento en el que cayeron Benegas y Villareal.

Dos meses más tarde, el 17 diciembre de 2020, Granthon adquirió otro terreno por USD 8.000, en el emprendimiento inmobiliario Pinares del Sur, en Piñero. En esa oportunidad, padre e hijo encargaron la construcción de otra vivienda de unos 400 m2, desde 2022, por la que desembolsaron 17.000.000. En la operación intervino Yanina Messina, otro eslabón clave de la estructura: es la titular de Messina Hermanos SRL, una de las firmas de transporte de cargas adjudicadas al narcotraficante.

Más tarde, invirtió $12.000.000 en una propiedad sobre la calle Paysandú, en Funes, hasta julio de 2012. Granthon tuvo la asesoría de una abogada, se respaldó en el trabajo de un “proyectista de obras” y en un constructor.

Procedimiento en Rosario por lavado de dinero narco
Procedimiento en Rosario por lavado de dinero narco

Los federales lograron detectar en su celular conversaciones con un agente inmobiliario, a quien le dio indicaciones para alquilar o poner a la venta la casa de Troncales, en junio de 2022. Bajo el seudónimo de “Inq Matías Local KK Paso”, el narco le indica al broker: Pedimos alquiler 90 y venta 170, así bajamos a 158, yo le soy sincero en construcción, le gaste aproximadamente 110 y el terreno 18 lo pague 128, me gaste en hacer la casita y pensaba sacarle más, dormí por la zona”.

En los allanamientos, los agentes encontraron un contrato de locación celebrado el día 19 de agosto 2022, por el que Ramos entregó la propiedad, desde el 1 de septiembre de ese año hasta el 31 de agosto de 2025, por un precio total de $3.420.000, una cifra impuesta por el capo.

Anuncio

Por otro lado, la investigación dio cuenta de la adquisición de camiones a disposición del blanqueo de la banda: un Scania G 420 A4x2, en 2020, por más de $7.300.000; otro del mismo modelo por $5.500.000, en 2022; un semirremolque, por $4.500.000, y un Scania G360, a más de $6.600.000, entre otros. En una charla, uno de los miembros de la organización señala que Granthon “tiene una flota de 10 camiones”. “Compra todos de alta gama”, agrega.

Creen que Benegas, con la colaboración de Marcos Jeremías Di Marco, prestó el know how aplicado en el entramado de sociedades adjudicadas a Alvarado para el blanqueo de activos en ese rubro. En el caso de Granthon, el viudo de Cecilia Nasca, la mujer que fue acribillada a tiros en un ataque sicario de mayo de 2023, habría utilizado el sello de VALMARC TRANSPORTES S.A.,

Por último, la investigación logró determinar que el capo es el verdadero dueño de las Ferreterías “Tatan Tatan”, que cuenta con tres sucursales en Funes. No es necesario aclarar a quién le llegaba el dinero producto de las ventas.

En una conversación registrada entre padre e hijo, el 6 de julio de 2023, Villarreal da cuenta de la principal característica que impulsa a su hijo a tener éxito en los negocios, cuando le dice: “Creo que reúne las cualidades para ayudarte a montar el negocio que quieras porque tiene iniciativa, es emprendedora, como también lo eres tú”. Hablaban de a Lucrecia Biagiola, otra de las detenidas que fue, además, pareja del narco.

Sociedad

Comunidad Buenuleo: condenan a 5 de los 8 acusados por usurpación

Publicada

el

El Tribunal de Juicio de Bariloche condenó a 5 integrantes de la comunidad Buenuleo por el delito de usurpación y le impuso la pena de un año y 3 meses de prisión en suspenso. Por el mismo delito absolvió a otras tres personas.

También condenó a dos personas por “perturbación del ejercicio de funciones pública”, ya que se probó que hicieron una amenaza de bomba en el edificio de Tribunales para suspender una audiencia en la causa. En este punto, el Tribunal desestimó la acusación de intimidación pública.

Impuso por este ítem una pena de tres meses en suspenso y una reparación económica que será destinada a la Biblioteca del Poder Judicial, para la compra de material de estudio.

Además, ordenó el “desalojo inmediato de la finca conocida como Pampa de Buenuleo”, aunque la “medida que se podrá efectivizar desde el momento en que a la presente cautelar le sea garantizado el derecho al “recurso” o “doble conforme judicial”.

Se arribó a la sentencia luego de siete jornadas de debate, donde brindaron declaración numerosos testigos de la acusación y de la defensa.

No está en juego la propiedad sino la posesión

Para el Tribunal, se probó que “aprovechando la ausencia de los cuidadores de la vivienda existente en el interior del inmueble, ingresaron en un caso por un camino principal y el resto por caminos y senderos internos no destinados a ser normalmente utilizados para el tránsito habitual a un inmueble, despojando de la posesión de la finca a quienes hasta ese momento la usufructuaban”.

La sentencia recordó que para configurar este delito “será indistinto que la persona posea o no título” de la propiedad, “ya que lo fundamental será que se halle efectivamente detentando la posesión”.

En efecto, “el orden penal no protege el nudo derecho de propiedad, sino a quien lleve adelante un efectivo ejercicio de las facultades que emergen de la posesión (en este caso) y luego se vea privado de ella”.

Anuncio

Para que se configure el delito debe haber “clandestinidad”, es decir “actos ocultos llevados a cabo en ausencia del poseedor”. Esto se probó.

En el proceso testificaron varias personas que le en la década del 70 y del 80 le compraron lotes a Antonio Buenuleo. Dieron cuenta entonces no existía ninguna comunidad de pueblos originarios, que se conformó después.

La defensa

El defensor afirmó que la “posesión indígena o tradicional resulta diferente a la posesión del código civil”, que “estos derechos no son reales sino autónomos y de raigambre constitucional”. Argumentó que los acusados no podrían usurpar “algo” del que hace años que se encuentran en posesión (posesión tradicional o ancestral).

Recordó que “en nuestro ordenamiento jurídico vigente están receptadas las dos posesiones: la posesión del Código Civil se tiene que proteger, pero también la posesión indígena que protege la Constitución Nacional”.

El fallo

La sentencia recepta algunos argumentos de al Defensa: “Resulta incuestionable que para la comunidad indígena, el término territorio tiene una connotación especial, ya que es una expresión simbólica de su etnicidad, de su historia y de su cultura”. Asimismo, es “evidente que la propiedad comunitaria indígena implica un concepto nuevo de propiedad”.

Agregó que “adhiero al argumento de que ambos derechos de propiedad gozan protección constitucional”. 
Pero luego señala: “lo que resulta claro y evidente es que la ausencia de la ley no habilita a los imputados e imputadas (aún siendo integrantes de la Comunidad Buenuleo), a hacer uso de vías de hecho y/o que le sea permitido la realización de actos materiales tendientes a hacer efectivos derechos amparados normativamente”.

En este punto, tiene en cuenta el mismo argumento sostenido por el Superior Tribunal de Justicia en el fallo sobre este mismo proceso judicial.

Para el Tribunal “está fuera de discusión que la Comunidad indígena Buenuleo ha ejercido una posesión tradicional sobre parcelas de tierra comprendidas en el denominado lote pastoril 127, pero también resulta contundente la información ventilada en Debate que acredita que el señor Antonio Buenuleo -como titular registral de ese lote- realizó mediante boleto privado la venta de esas 92 hectáreas al señor Claudio Thieck”. Este último se la vendió “al señor Friedrich en el año 2009”.

Anuncio

Aunque “la Defensa afirma que esos actos jurídicos son nulos por afectación de la voluntad del enajenante Buenuleo, este extremo escapa a la jurisdicción del Tribunal”y además “no incorporó ningún elemento de prueba que acredite dicha afirmación”.

En este orden, “lo que sí aparece como elocuente, es que estos actos jurídicos implicaron que se cediera la posesión a terceros (ajenos a la Comunidad Buenuleo) sobre esa porción de tierra, concretándose así una discontinuidad de la posesión tradicional (al menos sobre esta fracción)”.

Así, “resulta un dato incontrovertible que lo/as acusado/as conocían -por ejemplo- que el predio estaba siendo poseído por el Querellante al momento del hecho”. Por lo tanto, no se pueden convalidar cuestiones de hecho.  

Absoluciones

El fallo condena a cinco personas y a la vez absuelve a tres. Se trata de un lonko mapuche “que no pertenece a la Comunidad Buenuleo sino a otra Lof y que solo vino a acompañar una ceremonia religiosa”, de una persona que aclaró que “solo da talleres de lengua” sin pertenecer tampoco a la comunidad. Un tercero no se acreditó “por ningún medio” su participación.  

También el fallo rechaza el agravante por la participación de menores. Dijo que “no quedó probado en absoluto”. 
Finalmente, también se probó la amenaza de bomba en el Edificio de Tribunales para que se desarrolle una audiencia. Lo hicieron con testigos y también con las pericias de la OITEL, del Ministerio Público y los informes de llamadas pedidos a Movistar.

Desalojo

El fallo citó las anteriores etapas del proceso que ordenaron el desalojo. Cita el artículo 118 del Código Penal: “En las causas por infracción al artículo 181 del Código Penal, el juez, a pedido de parte o damnificado, podrá disponer provisionalmente el inmediato reintegro de la posesión o tenencia del inmueble, cuando del análisis de las condiciones fácticas, surja que, prima facie, se encuentran reunidos los requisitos típicos, el derecho invocado por el damnificado fuere verosímil, y exista peligro en la demora”.

Expresa el fallo que “el objetivo de su instrumentación de esta medida de coerción procesal es evitar la continuación y prolongación de los efectos lesivos de la usurpación, considerando que estamos frente “a un delito instantáneo de efectos permanentes”.

Concluye que “resulta evidente que el legislador (tanto el orden provincial como nacional) lo que busca o anhela es impedir que el delito siga produciendo consecuencias ulteriores, y el espíritu de las normas enunciadas resulta ser la protección inmediata de las personas damnificadas por el evento criminoso. De lo contrario estaríamos desnaturalizando la “razón de ser” de su protección legal, desdibujando la propia naturaleza preventiva o instrumental para que los efectos nocivos del despojo no prosigan”.

Anuncio

Seguí leyendo...

Sociedad

Herrero contra todos: calentó el debate en el Concejo sobre la elección de la Reina e informó ideas en curso para la Fiesta de la Nieve

Publicada

el

Seguí leyendo...

Sociedad

Patitos en la cabeza: de qué se trata esta moda que es viral

Publicada

el

Desde hace algunas semanas, Argentina ha sido testigo de un fenómeno de moda que ha tomado por sorpresa a jóvenes y adultos por igual. Se trata de los Patito Kawaii, unos adorables accesorios en forma de patito de goma que se llevan en la cabeza y que se han convertido en la última tendencia.

El nombre de estos curiosos accesorios proviene de la combinación de palabras en español y japonés, donde “Kawaii” significa tierno o adorable. Los patitos Kawaii se sujetan con un clip y resorte, lo que permite colocarlos en cualquier parte del cuerpo, aunque es más común verlos sobre la cabeza.

Esta tendencia ha sido recibida con entusiasmo por parte de la comunidad, quienes ven en estos patitos una forma de expresarse como personas alegres y optimistas. Muchos los utilizan como un accesorio más de su outfit diario, mientras que otros los llevan como símbolo de identificación con la moda y la juventud.

Sin embargo, tener un patito Kawaii tiene un precio. Dependiendo de los accesorios adicionales que incluyan, como lazos, stickers o cintas decorativas, los costos pueden oscilar entre 1.500 y 2.000 pesos. Los comerciantes de estos adorables adornos han visto cómo las ventas se disparan en cuestión de semanas.

“El patito cuesta 1800 pesos”, comenta emocionado uno de los comerciantes mientras sostiene uno de estos populares accesorios. Y es que, a pesar de su aparente simpleza, los Patito Kawaii han logrado conquistar el corazón de muchos argentinos, convirtiéndose en un símbolo de la moda actual.

El hecho de llevar un patito de goma en la cabeza puede parecer extraño para algunos, pero para otros es simplemente una forma de añadir diversión y color a su día a día. Así como las modas van y vienen, aún no está claro cuánto tiempo durará el furor por los Patito Kawaii en Argentina, pero por el momento, estos pequeños adorables accesorios han encontrado su lugar en el mundo de la moda.

Anuncio
Seguí leyendo...
Anuncio

+Vistas