Noticias de Bariloche

El tenis se abre paso en Bariloche después del aislamiento

Uno de los deportes cuya práctica es de las que menos riesgos acarrea ante un posible contagio de coronavirus es sin dudas el tenis. Aun así las raquetas estuvieron guardadas varios meses y en Bariloche recién a fines de julio los tenistas pudieron volver a la actividad, con estrictos protocolos.

“Se volcó mucha gente en estas semanas porque hay ansiedad por hacer deporte y pocas opciones. No hay fútbol cinco, llos gimnasios trabajan a medias, las piletas lo mismo y el tenis es una opción que está a mano, para todas las edades” aseguró Jorge Santamarina, que dicta clases hace más de 30 años y actualmente es director de tenis en el club Los Pehuenes.

La habilitación otorgada por el municipio es progresiva, al igual que en otros casos, y en una primera etapa sólo se permitió el tenis para edades que van de los 16 a los 60 años. A comienzos de septiembre pueden jugar también los chicos desde los 10 años y los mayores de 60.

Una restricción todavía vigente es la que impide el juego de dobles. Sólo están permitidos partidos de “singles” y clases de hasta dos personas, con un profesor.

Santamarina dijo que la prohibición que se prolongó durante más de cuatro meses desanimó a muchos y también desarticuló el tenis competitivo, que en Bariloche tiene poco desarrollo. Hay apenas tres o cuatro jugadores federados, con edad de menores, que competían a nivel regional. Pero ahora están parados a la espera de nuevos torneos, que no volverían hasta el año próximo.

En el club Los Pehuenes hay canchas de tenis de polvo de ladrillo donde ya practicas. Foto: Marcelo Martinez

Los Pehuenes es el centro más importante del tenis en Bariloche, con sus cuatro canchas cubiertas. También hay canchas de cemento en el country Arelauquen, otras de polvo de ladrillo al aire libre en el complejo El Arrayán y algunas más en hoteles, para uso de los huéspedes.

Santamarina dijo que los protocolos son muy estrictos, fueron elaborados por la Asociación Argentina de Tenis y aprobados por el municipio y por Salud Pública. Los jugadores usan barbijo en todo momento, aun al borde de la cancha, y se lo sacan para empezar a jugar. También tienen a mano alcohol en gel y todo se desinfecta al final de cada turno.

El profesor de Los Pehuenes admitió que una de las dudas más grandes de los especialistas fue la posible transmisión del virus de covid-19 por la manipulación de las pelotas pero, según dijo, los estudios que existen a nivel mundial hasta ahora no han demostrado la existencia de contagios por esa vía.

Igual rige para las clases la prohibición de los alumnos de tocar las pelotitas, que son recogidas sólo por el profesor. También está vedado el uso de vestuarios.

Dudas despejadas

En el ámbito del tenis había alguna preocupación por la cantidad de prevenciones y lo largo que se hizo la gestión previa, pero Santamarina dijo que están satisfechos porque “hasta ahora todo resultó muy seguro y hubo cero contagios”.

Dijo que en Bariloche juegan regularmente al tenis “entre 250 y 300 personas” y que la mayoría ya retomó la práctica, salvo los chicos de “escuelita” (porque no están autorizadas las clases colectivas) y también los muy veteranos que solo juegan dobles.

Dijo que en Los Pehuenes la demanda es constante y desde el mediodía hasta la noche no hay turnos disponibles.

Santamarina dijo que en el club preparan para el mes próximo la realización de un torneo interno “semi virtual” con dos jugadores por cancha, sin público ni asistentes y con un “draw” que se armará a través de internet, a fin de evitar en todo lo posible la interacción presencial.

“El tenis está considerado un deporte muy completo, que se puede practicar toda la vida -aseguró Santamarina-. Físicamente es genial lo que genera. Porque se logra una conjunción aeróbica y anaeróbica que favorece mucho al organismo. No es tan exigente como algunos creen, porque cada jugador maneja la intensidad”.


Desarrollo y perspectivas


El tenis competitivo en Bariloche no pasa por el mejor momento y está limitado a la categoría sub 14. Máximo Espinoza, Draco Morais y Giuliana Mangieri son los chicos que han viajado a jugar torneos de la asociación argentina en Roca y en Neuquén y han logrado buenos resultados. Pero a sus edades es difícil todavía medir que proyección real podrían tener.

La práctica del tenis comenzó de manera progresiva en Bariloche. Foto: Marcelo Martinez

Santamarina reconoció que el desarrollo es incipiente y está lejos del que Bariloche había logrado hace una década, cuando llevaba una docena de jugadores a los torneos regionales.

Dijo que los chicos de corta edad se acercan a jugar naturalmente cuando hay tenistas argentinos con buenos resultados a nivel mundial, como los que consiguió en su momento Juan Martín del Potro, o antes que él Guillermo Coria, David Nalbandián o Gastón Gaudio.

“En otros momentos los que andan bien son Los Pumas, o las Leonas en hockey y los chicos y chicas se vuelcan más a esos deportes”, afirmó.

A su juicio, el empujón que falta es tener más competencia cercana, con muchos jugadores de buen nivel, y no es nada fácil, porque en las categorías menores los torneos en Neuquén, por ejemplo, no tienen la convocatoria de otra época.

The post El tenis se abre paso en Bariloche después del aislamiento appeared first on Diario Río Negro.

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina