Connect with us

Mundo

El Vaticano investiga transferencias millonarias realizadas por un director de recaudación en Estados Unidos

Publicada

el

Una vista de un antiguo monasterio en Roma, adquirido por el Vaticano en 2021 como residencia para monjas extranjeras. Ahora está vacío, una víctima colateral de un nuevo escándalo financiero en la Santa Sede (AP Foto/Alessandra Tarantino) (Alessandra Tarantino/)

El Vaticano intenta aclarar cómo el ex director de su oficina de recaudación de fondos misioneros en Estados Unidos autorizó la transferencia de al menos 17 millones de dólares de sus recursos y donaciones a una nueva organización benéfica y un fondo de inversión privado que él creó y aún gestiona actualmente, según pudo saber la agencia de noticias AP.

La nueva dirección de las Sociedades de Misiones Pontificias en Estados Unidos (TPMS-US), que recauda dinero para las iniciativas de la Iglesia católica en países en desarrollo, ha amortizado la mayor parte de ese dinero -los 10,2 millones invertidos en el fondo privado- ya que “no hay plazos ni garantía de recuperación de la inversión”, según su declaración financiera más reciente.

El dinero fue transferido desde TPMS-US a una organización neoyorquina sin fines de lucro, Missio Corp., y el fondo privado de inversión MISIF LLC creado por el reverendo Andrew Small cuando era director nacional de TPMS-US. Los dos mecanismos financieros aspiran a reunir capital para ofrecer préstamos a bajo interés e inversiones en iniciativas agrícolas gestionadas por la Iglesia en África.

La mayor parte del dinero se transfirió en 2021, justo antes de que Small completara su mandato de 10 años en TPMS-US. Small, un sacerdote de los misioneros oblatos de la Beata Virgen María Inmaculada nacido en Gran Bretaña, sigue siendo director general de Missio Corp., que gestiona MISIF, al mismo tiempo que sirve de forma interina como número dos de la junta asesor de protección de menores en el Vaticano.

En una serie de respuestas enviadas por email a AP, Small defendió con firmeza las transferencias de dinero, afirmando que estaban totalmente autorizadas e iban en el mejor interés de la Iglesia y de TPMS-US. Proporcionó cartas de agradecimiento de obispos y monjas en África que se beneficiaron de los préstamos de bajo interés de Missio Corp., así como misivas de dos cardenales del Vaticano expresando su interés en sus iniciativas de inversión de impacto.

Sin embargo, esas transferencias redujeron al menos de forma temporal los fondos de TPMS-US en un cuarto y parecían haber desviado dinero que se había recaudado en nombre del papa para organizaciones benéficas y proyectos aprobados por el Vaticano en África, Asia y América Latina.

FILE - Rev. Andrew Small, a British-born Oblate of the Mary Immaculate priest, CEO of Missio Corp. speaks during a press conference at The Vatican, Saturday, March 25, 2023.  The Vatican is seeking clarity after the former director of its U.S. missionary fundraising office oversaw the transfer of at least $17 million of its donations into a new non-profit and private equity fund that he created. (AP Photo/Alessandra Tarantino, File)
El reverendo Andrew Small, CEO de Missio Corp (AP Photo/Alessandra Tarantino, File) (Alessandra Tarantino/)

La pérdida es el un nuevo dolor de cabeza financiero para la Santa Sede, que durante décadas ha registrado sucesivos casos de inversiones a pérdidas, métodos de contabilidad opacos, presupuestos poco rigurosos y conflictos de interés que han socavado su reputación financiera.

La Santa Sede está al tanto de la situación y en este momento está investigando los detalles de lo sucedido”, indicó a AP el portavoz vaticano Matteo Bruni.

Según los documentos fiscales y declaraciones financieras disponibles de forma pública, entre las partidas transferidas hay 7 millones de dólares en “reembolsos”, “contribuciones” sin definir y “apoyo” de TPMS-US a Missio Corp. entre 2019 y 2021, así como una inversión de 10,2 millones de dólares en MISIF, de los que 7,5 millones de dólares procedían de un fondo asignado a TPMS-US.

Las transferencias se aprobaron en la junta de TPMS-US, lo que hace prácticamente imposible recuperarlas en litigios.

Pero según representantes de TPMS-US, sigue sin estar claro si la junta fue informada por completo sobre las transparencias y la opinión del Vaticano sobre las iniciativas, como las preocupaciones expresadas por el entonces prefecto de la oficina misionera del Vaticano, el cardenal Fernando Filoni.

El reverendo Robert Gahl, teólogo moral que dirige un programa de gestión y administración eclesiástica en la Universidad Católica de Estados Unidos, dijo que el énfasis evangélico de las donaciones de TPMS-US es diferente de la estrategia de desarrollo de MISIF de préstamos que deben devolverse.

“Cómo puede garantizarse la intención de los donantes si los objetivos de las dos son tan diferentes?”, preguntó. “La intención del donante está defendida tanto en el derecho civil como en el canónico”, añadió.

Lloyd Mayer, un profesor especializado en derecho de organizaciones sin fines de lucro en la Facultad de Derecho de Notre Dame, dijo que no veía ninguna infracción grave en las transferencias, pero sí algunos indicios preocupantes.

“Y para mí, la cuestión legal es, ¿ha violado alguien un derecho legal, o es esto básicamente una disputa de política interna?”, comentó.

Small defendió con firmeza las transferencias como consistentes tanto con la misión de TPMS-US como con su deber fiduciario de aumentar su financiamiento, que según dijo había ido menguando ante un descenso de las donaciones. Dijo que buscó nuevos métodos de recaudación como una iniciativa de microdonaciones en la que los donantes podían ver el resultado directo de sus aportes. Los donantes, dijo, estaban cada vez menos dispuestos a donar sin más a través de la infraestructura habitual de TPMS, en la que Roma decide sobre los proyectos.

“Mucho va a los obispos y nuncios y apenas una diminuta fracción llega a sacerdotes y monjas”, dijo Small. “Muchos millones de dólares del dinero estadounidense ayudan a pagar los gastos operativos de nunciaturas en países con misiones, lo que parece anómalo con los mensajes enviados cada año a los fieles el Domingo de Misiones”.

Small dijo que había creado Missio Corp., y el sitio web que sirve como su imagen pública, Missio Invest, porque quería aplicar los principios de la inversión de impacto a las necesidades de la Iglesia en sus territorios de misiones. Era una idea que encontró apoyo en algunos sectores del Vaticano, que acogió tres conferencias de inversión de impacto en 2014, 2016 y 2018.

“El objetivo definitivo era crear un fondo de impacto social que pudiera ofrecer préstamos de interés bajo a iniciativas gestionadas por la Iglesia en África para crear una fuente sostenible de ingresos para la Iglesia y, en principio, hacerlas menos dependientes de las donaciones anuales extranjeras, que habían demostrado ser cada vez más precarias”, dijo Small.

Small dijo que la junta de TPMS-US fue informada sobre todos los detalles y aprobó todas las transferencias, y que él hacía presentaciones al menos una vez al año a la oficina misionera del Vaticano.

Anuncio

Robert Warren, investigador penal retirado del Servicio Interno de Impuestos del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (IRS, por sus siglas en inglés) y que ahora enseña contabilidad en la Universidad de Radford en Virginia, dijo que la relación entre TPOMS-US y Missio Corp. parecía problemática porque Small dirigía las dos instituciones. Esas relaciones solapadas, señaló, requieren un escrutinio adicional de auditores y directivos.

“Siempre les digo a mis alumnos: tienen que determinar si hay una transacción con distancia suficiente. Si tienen partes relacionadas, eso significa por definición que no tienen una transacción con suficiente distancia”, explicó. Si una organización benéfica hace contribuciones considerables para mantener otra a flote, “ahora tiene una parte interrelacionada y todas esas transacciones requieren un escrutinio adicional de los auditores y la dirección”.

Cuando terminó el mandato de Small en 2021, TPMS-US, bajo el mandato de su nuevo director nacional, el monseñor Kieran Harrington, contrató a una firma legal para investigar. Small no respondió a las preguntas de los abogados.

“El análisis independiente concluyó que la junta de TPMS había aprobado las transferencias de fondos de una forma acorde a sus poderes y los reglamentos de TPMS”, señaló un comunicado de TPMS-US a AP.

Harrington sustituyó después a la junta por personas de más rango y supervisión vaticana. Entre ellos están el embajador del papa ante Estados Unidos, el arzobispo Cristophe Pierre, así como otros cardenales y arzobispos destacados, como el cardenal de Boston Sean O’Malley, que como responsable de la junta de protección de menores del Vaticano es el jefe actual de Small.

“La nueva junta trabaja para evaluar las estructuras de gobernanza del TPMS y pronto recomendará nuevos estatutos eclesiásticos y votará sobre el reglamento de la corporación civil”, indicó la sociedad en un mensaje a AP.

Con Harrington al mando, la institución pidió a Missio Corp. que devolviera la inversión de 10,2 millones de dólares en MISIF, pero la solicitud fue denegada, según la declaración financiera auditada de TPMS-US.

La dirección de la organización trabaja con diligencia para recuperar la inversión, sin embargo no hay plazos ni garantía de recuperación de la inversión”, señaló el comunicado.

Small criticó esa declaración de pérdidas como “corta de vista” y dijo que no había base para ello dados los resultados del fondo. Dijo que era “desafortunado” que TPMS-US tuviera tan poca confianza en la capacidad de la misión eclesiástica de pagar sus préstamos.

“Si no creemos en nuestros colegas misioneros, ¿cómo lo harán los bancos y otros mercados de capital?”, preguntó.

Sin embargo, ni siquiera los propios auditores de Small pudieron verificar los cálculos de su fondo sobre el valor de su catálogo de inversiones en diciembre de 2021, y declinaron expresar una opinión sobre sus declaraciones financieras para ese año.

(Con información de AP)

Seguir leyendo:

El papa Francisco nombró a sus tres escritores favoritos: un ruso, un francés y un italiano

El papa Francisco se mostró dispuesto a devolver las obras de arte de la época de la colonización que están en el Vaticano

Mundo

Fallo informático global: ¿Qué pasó y qué revela sobre la infraestructura de internet?

Publicada

el

Un error en el software de Microsoft, atribuido a una actualización defectuosa de CrowdStrike, provocó una interrupción masiva afectando a aeropuertos, bancos y servicios en todo el mundo. Las máquinas Windows quedaron atrapadas en un “estado de reinicio”, mostrando la “pantalla azul de la muerte”.

Aerolíneas como Iberia y Air France-KLM operaron manualmente, y bancos en varios países informaron fallos en sus sistemas. Esto expone la fragilidad de la infraestructura informática global y la dependencia de servicios críticos de seguridad.

Lee también: Una falla informática global afecta a hospitales, aeropuertos y más

George Kurtz, director ejecutivo de CrowdStrike, explicó: “Habían atribuido el problema a un ‘defecto encontrado en una única actualización de contenido’ del software de seguridad que ofrece para el sistema operativo Microsoft Windows en las computadoras”.

Microsoft emitió un comunicado diciendo: “Estamos al tanto de un problema que afecta a los dispositivos Windows debido a una actualización de una plataforma de software de terceros. Anticipamos que se resolverá próximamente“.

Ciaran Martin, profesor de la Escuela de Gobierno Blavatnik de la Universidad de Oxford, comentó: “Esta es una ilustración muy, muy incómoda de la fragilidad de la infraestructura básica de Internet del mundo”.

Ajay Unni, director ejecutivo de StickmanCyber, añadió: Las herramientas de seguridad informática están diseñadas para garantizar que las empresas puedan seguir operando en el peor escenario posible de una filtración de datos, por lo que ser la causa principal de una interrupción global de TI es un desastre absoluto“.

La interrupción también afectó a sistemas de reservas médicas en el Reino Unido, el servicio de noticias de la Bolsa de Londres y operaciones en aeropuertos de Singapur, Hong Kong e India.

Los sistemas comenzaron a restablecerse gradualmente, pero la magnitud de la interrupción subraya la importancia de la seguridad y resiliencia en la infraestructura de Internet.

Continuar leyendo

Mundo

Los tradicionales autos clásicos en Cuba dejan paso a las motos eléctricas chinas

Publicada

el

Por Alien Fernández.– Omar Cortina es un cubano que a diario se traslada entre su trabajo en un hotel del Estado hasta su hogar, además, se mueve en la búsqueda de alimentos y otros bienes básicos para llegar a fin de mes.

Pero después de comprar la semana pasada en Cuba una moto eléctrica china puede ahora dejar de lado el agotador transporte público de su lista de preocupaciones diarias.

“Las motos eléctricas están solucionando muchos problemas en Cuba. Es una solución buena y una de las más económicas”, dijo Cortina a Reuters orgulloso de exhibir su nuevo scooter verde lima.

Las calles de Cuba han cambiado poco en las seis décadas desde la revolución de 1959 del exlíder Fidel Castro: Abundan los viejos coches estadounidenses con los escapes llenos de hollín, compartiendo los abundantes baches y un ligero tránsito.

Pero la repentina llegada de los vehículos eléctricos -ya habitual en el país – ha demostrado ser una bendición para muchos en una nación con escasez de transporte azotada por la crisis económica.

cuba

Reuters

El combustible en Cuba casi siempre escasea, con filas en gasolineras que a veces se han extendido largas horas y también días. A principios de este año, el incremento de los precios significó que un tanque de 40 litros de gasolina puede costar el salario mensual promedio de un trabajador estatal, fuera del alcance de la mayoría de los cubanos.

El transporte público no es nada agradable. Hay muchos menos autobuses en La Habana y la mitad de las rutas se han recortado, según medios estatales, según medios estatales.

Un auge global en la fabricación de vehículos eléctricos han ayudado a impulsar la demanda a las empresas como Caribbean Electric Vehicles (Vedca), dice su director, Julio Oscar Pérez.

cuba

Reuters

La firma, una empresa conjunta entre el inversor chino Tianjin Dongxing Industrial y fabricante estatal cubano de motos Minerva, ha producido más de dos mil scooters, bicicletas, así como mini camionetas y triciclos en Cuba con piezas chinas.

“Creo que estamos llegando a un punto de inflexión”, dijo Pérez a Reuters en una entrevista. “Es decir, no solo verlo como una alternativa a la movidad, sino a otras alternativas que existen y que hoy son la limitante de combustible”, añadió.

En un día laboral en la planta de la empresa en las afueras de La Habana, algunos de los 64 empleados de Vedca ensamblaban piezas de plástico, colocando los cables y tuercas en una línea de montaje ordenada, mientras otros saludaban a clientes que llegaban para recoger sus motos.

El gobierno dio luz verde recientemente a importaciones mucho más caras de vehículos eléctricos, incluso Teslas de lujo, aunque pocos en Cuba puede permitirse esos beneficios.

“Dentro de unos años todo el transporte prácticamente será eléctrico”, dijo Cortina satisfecho de poder ir y venir a su trabajo sin las molestias de usar la transportación pública.

Anuncio
Continuar leyendo

Mundo

Brasil suspende exportaciones de carne aviar, ¿se abre una oportunidad para Uruguay?

Publicada

el

19 de julio 2024 – 21:20

El gobierno de Lula da Silva tomó la decisión por un brote de la enfermedad Newcastle y podría beneficiar al sector en el país.

Reuters

El gobierno de Brasil suspendió preventivamente las exportaciones de carne aviar y productos avícolas a 44 países, tras confirmar un brote de la enfermedad Newcastle en el sur del país, de manera que se abre una oportunidad para las colocaciones del sector en Uruguay.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería del país vecino declaró “el estado de emergencia zoosanitaria” en Rio Grande do Sul, por un foco de la enfermedad en “aves de corral comerciales” y advirtió que no afecta a “productos sometidos a tratamientos térmicos como termoprocesados, cocidos y procesados”, que suelen tener destino a Uruguay, así como a Argentina, Sudáfrica, Chile y la Unión Europea”.

El gobierno que encabeza Lula da Silva precisó que la suspensión de las exportaciones de carnes y productos avícolas busca garantizar “la transparencia del servicio oficial brasileño”, frente a los países importadores. Las suspensiones deben durar por lo menos 21 días y las restricciones varían en productos y áreas dependiendo del acuerdo comercial con cada uno de los países.

Cómo vienen las exportaciones de carne aviar en Uruguay

Mientras la industria avícola le reclama medidas al gobierno, las colocaciones de carne aviar lograron un máximo de 5 años durante los primeros dos meses de 2024, con un total de 380 toneladas vendidas a destinos como Argentina, Macao, Congo, Gabón, Benín, Guinea y países de Asia.

Sin embargo, datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC) reflejan que en lo que va del año se vendieron 538 toneladas por 475.000 de dólares, una cifra inferior a la registrada en el mismo período de 2023, con exportaciones por 753.000 dólares (639 toneladas).

Con la salida transitoria del mercado de uno de los grandes jugadores, se abre la posibilidad para el sector, que en los últimos meses avanza en diferentes mercados, como el de las garras de pollo.

En ese sentido, el gobierno manifestó su intención de generar una corriente exportadora sustentable, buscando establecer el producto en mercados de alta exigencia como China, Hong Kong, Singapur, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos.

Continuar leyendo

+Vistas