Noticias de Bariloche
Inicio » Bariloche » Emilio Belenguer gobernó primero Neuquén y después Río Negro

Emilio Belenguer gobernó primero Neuquén y después Río Negro

Ambos eran todavía territorios nacionales, cuando Perón dispuso que el trabajador de origen ferroviario tuviera en sus manos los destinos de las dos jurisdicciones, sucesivamente.

El pasado regional tiene algunas perlitas que difícilmente puedan repetirse en la actualidad: en tiempos de Perón, un mismo hombre se desempeñó primero como gobernador de Neuquén y, a poco de finalizar su gestión del otro lado del Limay, asumió la gobernación de Río Negro. Su nombre: Emilio Belenguer, de origen ferroviario. Claro que esa duplicidad fue posible en los tiempos de los territorios nacionales. Precisamente, Belenguer gobernó entre nosotras y nosotros hasta que se sancionó la provincialización.

Hay algunos párrafos que se consagran al llamativo acontecimiento en “Río Negro. Los caminos de la Historia” (Pido la Palabra, 2021), libro de autoría conjunta de la que participaron cuatro historiadoras barilochenses: Laura Méndez, Giulietta Piantoni, Liliana Pierucci y María Morales. Hizo las veces de editora la neuquina Susana Bandieri, que también aportó textos con su firma. En particular, el capítulo que rescata la figura de Belenguer, es obra de Méndez.

“A pocos días de asumir la Presidencia de la Nación en 1946, Perón designó gobernador del Territorio de Neuquén a Emilio Belenguer, oriundo de la localidad rionegrina de Río Colorado, como una forma de reconocimiento por su intenso trabajo en los campos gremial y político. El gobernador finalizó su mandato a fines de 1949, con el reconocimiento de haber realizado una excelente gestión, siendo el primer ciudadano territoriano que, con carácter de titular, desempeñó también el cargo de gobernador de Río Negro desde diciembre de 1949 hasta 1955”, sintetizó la historiadora.

En cuanto a los acontecimientos de nuestra incumbencia, “al iniciar su mandato en territorio rionegrino, Belenguer, asociado a los gremios ferroviarios, comenzó un proceso de unificación y centralización peronista”. Con ese cometido, “creó la Junta de Estudios Históricos y el Instituto de Estudios Sociales y Económicos del partido peronista, con sede en las ciudades de General Roca y Bariloche”, precisamente, “con la intención de superar las lealtades locales y armar una red provincial”.

Más allá de las internas partidarias, el gobernador canalizó hacia el todavía territorio nacional el ímpetu de la obra pública. “Entre las obras de envergadura en el marco del primer plan quinquenal, se destacaron la planificación de la construcción de hospitales y la promoción de la radicación en el territorio de profesionales de la salud, la creación del Parque Industrial Cipolletti y la extensión del gasoducto de Neuquén hacia el Alto Valle”.

Según contabilizó Méndez, “se construyeron 35 escuelas, entre ellas, una de artes y oficios y, por primera vez, el presidente Perón y su esposa Eva Duarte visitaron el territorio rionegrino”. La visita se produjo en abril de 1950 y de esa oportunidad datan las célebres fotografías que muestran al general y su compañera en el balcón del Centro Cívico. Precisamente, Belenguer aparece a la izquierda de la “abanderada de los humildes”.

En esa oportunidad, Perón y Evita realizaron excursiones y pernoctaron en una residencia de nombre “Quincha Huala”, según rescató El Cordillerano años atrás, a partir de una publicación en La Nación, contemporánea a la vista. También navegaron en la “Modesta Victoria” y estuvieron en el cerro Catedral, donde hacía poco se había inaugurado el cablecarril. Se dice que más allá de cuestiones protocolares, Perón vino a interiorizarse sobre la marcha de la planta piloto Huemul, por entonces en construcción.

Pero volvamos a Belenguer, quien ocupó la gobernación hasta mediados de 1955, cuando se sancionó la creación de la provincia de Río Negro. Pero como todavía no había constitución provincial ni se habían celebrado elecciones, el propio Belenguer fue designado comisionado nacional, hasta que se realizaran los primeros comicios provinciales. Como sabemos, el proceso se pospuso a raíz del golpe de Estado de septiembre de aquel año.

Las autoridades que surgieron de la interrupción constitucional dispusieron su arresto y el exgobernador permaneció preso varios meses. Luego, recuperó su libertad y se estableció en una chacra cerca de la localidad de Río Colorado, donde se abocó a la producción de duraznos, peras y manzanas. Recién pudo volver a la política institucional como senador por Río Negro a partir de 1973 pero, de nuevo, un golpe de Estado se interpuso en su vida. Murió en 1992 en General Roca. Había tenido el destino de dos provincias en sus manos.

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina