Connect with us

Lifestyle

Enfermedades respiratorias: la importancia de la vacunación y 10 estrategias para fortalecer las defensas

Publicada

el

Los espacios cerrados y la poca ventilación incrementan los contagios de las enfermedades respiratorias en invierno – (Imagen Ilustrativa Infobae)

Comenzó el frío y con él, el aumento de las enfermedades respiratorias. Estos trastornos son el principal problema de salud que se trata en las guardias médicas durante los meses de invierno y resultan la principal causa de internación. Afectan a toda la población pero, fundamentalmente, a los menores de 5 años y a las personas de más de 65 años.

¿La causa? En los meses fríos se presentan las condiciones ambientales que facilitan la propagación de virus que, al complicarse, pueden causar infecciones respiratorias de origen bacteriano y hospitalizaciones, dicen los expertos.

De acuerdo al Boletín epidemiológico del Ministerio de Salud de la Nación, en las últimas semanas, se ha detectado la circulación de varios virus respiratorios, entre ellos el del COVID-19 (SARS-CoV-2), la influenza, el Virus Sincicial Respiratorio (VSR, que puede causar tanto bronquiolitis, resfríos y neumonías), el adenovirus, el metapneumovirus y la parainfluenza (que puede provocar bronquiolitis, bronquitis y ciertos tipos de neumonía).

“La semana 19 ha mostrado un notable incremento en los casos de influenza y VSR, lo cual ha venido acompañado de un aumento en las hospitalizaciones: 0,68% debido al COVID-19, 14,44% por influenza y 20% por VSR”, destacaron desde la Sociedad Argentina de Infectología.

Imagen híper detallada de células de coronavirus, covid-19, pandemia, virus, enfermedad, sars, salud, medicina, cuidado, vías respiratorias, neumonología, pulmones (Imagen Ilustrativa Infobae)
En los meses fríos se presentan las condiciones ambientales que facilitan la propagación de virus que, al complicarse, pueden causar infecciones respiratorias de origen bacteriano y hospitalizaciones, dicen los expertos (Imagen Ilustrativa Infobae)

¿Por qué en otoño e invierno aumentan los casos de enfermedades respiratorias? La doctora Leda Guzzi, de la comisión de comunicación de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) explicó a Infobae en una nota reciente que este fenómeno se debe a que las personas están más tiempo en espacios cerrados y hay poca ventilación”.

Otro factor que influye es que “la inmunidad de una persona puede no funcionar tan bien en los meses de invierno. Esto se debe a que las cilias, unas pequeñas proyecciones pilosas de las vías respiratorias superiores que suelen expulsar los cuerpos extraños de la nariz, no funcionan tan bien cuando las temperaturas son más frías y la humedad más baja. Por eso, algunos patógenos pueden persistir en las vías respiratorias altas durante más tiempo”, acotó la doctora Guzzi.

Por otro lado, el doctor Óscar Fielbaum, pediatra broncopulmonar de Clínica Las Condes de Chile, indicó: “Las manos son una de las vías de transmisión que más contagia. El adulto que estornuda, se tapa la boca o se suena la nariz, queda con sus manos contaminadas. Si con ellas alimenta o cambia a un niño, lo va a contagiar. Lavarse las manos después de estornudar o sonarse la nariz, es fundamental”, destacó.

Ante este escenario es importante intensificar las medidas de prevención y recordar las indicaciones de vacunación para completar el calendario.

Imagen de una persona tosiendo, destacando los riesgos de un resfriado. Un recordatorio visual de la importancia de la salud respiratoria y la prevención de enfermedades. (Imagen ilustrativa Infobae)
La inmunidad disminuye en invierno, facilitando la persistencia de virus en vías respiratorias (Imagen ilustrativa Infobae)

Para prevenir enfermedades respiratorias tales como la gripe, la bronquiolitis, la bronquitis y la neumonía, entre otras, es importante aplicarse las vacunas incluidas en el Calendario Nacional de Vacunación.

Vacunación antigripal

  • De 6 a 24 meses de edad: deben recibir 2 dosis, separadas por al menos 4 semanas si no hubieran recibido anteriormente dos dosis de vacuna antigripal.
  • Personas gestantes (en cualquier trimestre del embarazo) o si no la recibieron antes, durante el puerperio dentro de los 10 días posteriores al parto.
  • Mayores de 65 años
  • Personal de salud
  • Personas entre los 2 y los 64 años que tengan factores de riesgo.

Recordar que la vacuna antigripal puede coadministarse con otras vacunas del calendario y con la vacuna contra COVID-19.

Vacunación (Imagen Ilustrativa Infobae)
Las vacunas antigripales y contra COVID-19 son esenciales para prevenir las complicaciones invernales – (Imagen Ilustrativa Infobae)

Vacunación contra COVID-19

Todas las personas a partir de los 6 meses de edad deben contar con esquema primario y al menos un refuerzo de acuerdo a las siguientes recomendaciones:

Anuncio
  • Riesgo alto de COVID-19 grave: personas de 50 años o mayores, personas gestantes y personas con inmunocompromiso a partir de los 6 meses de vida. Se aplicará una dosis de refuerzo a los seis (6) meses desde la última dosis aplicada y luego continuará con la misma periodicidad (cada 6 meses).
  • Riesgo intermedio de COVID-19 grave o alta exposición laboral a SARS-CoV-2: personas menores de 50 años con comorbilidades no inmunosupresoras (enfermedades crónicas, obesidad), personal de salud y personal estratégico. Dosis de refuerzo a los 6 meses desde la última dosis aplicada y luego continuar con una periodicidad anual.
  • Riesgo bajo de COVID-19 grave: personas entre 6 meses y 49 años inclusive sin comorbilidades. Dosis de refuerzo a los doce (12) meses de la última dosis aplicada y luego continuar con periodicidad anual.
Conexión maternal: una madre amorosa enseña a su hijo pequeño la rutina de lavado de manos, transmitiendo valores de higiene y cuidado personal. Una lección visual de salud y educación diaria. (Imagen ilustrativa Infobae)
Lavarse las manos es una de las mejores estrategias para prevenir contagios de enfermedades (Imagen ilustrativa Infobae)

Vacunación contra VSR

Está indicada en personas gestantes entre las semanas 32.0 a 36.6 del embarazo, durante la temporada de circulación del virus, para proteger al recién nacido contra la bronquiolitis y neumonía por VSR durante los primeros 6 meses de vida.

Vacunación contra el neumococo

Deben recibir la vacuna los bebés a los 2, 4 y 12 meses de vida. Los que no completen ese esquema de tres vacunaciones, deben hacerlo antes de los 5 años. También deben recibirla los niños y adultos con factores de riesgo y adultos mayores de 65 años (esquema secuencial de dos vacunas).

10 medidas de prevención

una persona come un plato de ensalada de palta - (Imagen Ilustrativa Infobae)
El consumo de legumbres, verduras y frutas ricas en vitamina C es muy importante para cuidar el sistema inmunitario – (Imagen Ilustrativa Infobae)

1. Dieta equilibrada: Consumir una variedad de frutas y verduras ricas en antioxidantes, vitaminas y minerales, como vitamina C (presente en cítricos, kiwi y frutillas), vitamina A (en zanahorias y espinacas) y zinc (en frutos secos y legumbres). La doctora Iva Marques Lopes, miembro de honor y patrona de la Academia Española de Nutrición y Dietética, señaló a la comida ultraprocesada como contraproducente: “Por un lado, altera la microbiota y, por otro, carece de micronutrientes, que son los principales factores nutricionales para el sistema inmune”.

2. Hidratación: se ha demostrado que estados de baja hidratación nos hacen más vulnerables a los gérmenes, por lo que beber suficiente agua es esencial para mantener el cuerpo bien hidratado, lo que beneficia al sistema inmunológico.

3. Descanso adecuado: Dormir de 7 a 9 horas por noche es esencial, ya que el sueño contribuye a la recuperación y reparación del sistema inmunológico.

4. Actividad física regular: El ejercicio moderado puede aumentar la producción de células inmunológicas y mejorar la salud en general. Se recomienda al menos 150 minutos de actividad física moderada a la semana.

amanecer, siesta, comienzo del día, trabajo, fin de semana - (Imagen Ilustrativa Infobae)
El descanso adecuado contribuye a la recuperación y reparación del sistema inmunológico, lo que protege de las enfermedades (Imagen Ilustrativa Infobae)

5. Lavarse las manos con agua y jabón después de volver de la calle, antes de cocinar o comer y después de ir al baño o cambiar pañales. Según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC), “lavarse las manos reduce la posible propagación de gérmenes, incluidos los resistentes a los antibióticos”.

6. Ventilar todos los ambientes a diario.

7. No fumar y mantener los ambientes libres de humo.

8. No automedicarse. El consumo de remedios sin receta puede ocultar los síntomas de la enfermedad, dificultando un diagnóstico correcto y empeorando el cuadro clínico.

Anuncio

9. Mantener reposo en la casa mientras continúen los síntomas. “Puede retomar sus actividades habituales cuando, durante al menos 24 horas, se cumplan estas dos condiciones: que sus síntomas mejoren en general, y que no haya tenido fiebre (sin necesidad de tomar medicamentos que reducen la fiebre)”, aconsejó CDC.

10. Cubrirse la boca al toser o estornudar con un pañuelo descartable o con el pliegue del codo para evitar contagiar a otros, recomendó CDC.

Lifestyle

Emigrar: cómo saber si mi apellido tiene descendencia italiana y me sirve para tramitar la ciudadanía

Publicada

el

13 de junio 2024 – 16:30

Si tenés la sospecha de tener apellido italiano y no lo sabés, así podés averiguarlo.

Ante un contexto adverso en el país, muchas personas (sobre todo jóvenes) iniciaron trámites para obtener la ciudadanía de algún país europeo. Con la gran cantidad de argentinos con descendencia italiana que existe, agregado a las ganas que tienen algunos de emigrar, sin importar el motivo, Italia se presenta como una gran opción en el viejo continente.

Tener la ciudadanía italiana no solo te permite quedarte de manera permanente en ese país, sino que también te da la posibilidad de moverte libremente por una gran cantidad de países de Europa. Ahora: ¿Cómo podés saber si tu apellido proviene de Italia? ¿Te sirve para la ciudadanía?

¿Cómo saber si mi apellido es italiano?

Para averiguar si tu apellido es de origen italiano, se puede usar una herramienta online como Cognomix. La plataforma te permite obtener información detallada sobre apellidos italianos y explorar su distribución geográfica en Italia, lo cual puede ayudarte a determinar el origen de tu apellido. Además, podés analizar su estructura lingüística y compararlo con apellidos italianos conocidos.

Otras acciones recomendadas son:

  • Consulta familiar: Hablá con familiares mayores sobre la historia y el origen de tu apellido. Las historias familiares y la tradición oral pueden ofrecerte pistas valiosas.

  • Revisión de documentos: Examiná documentos antiguos de la familia, como certificados de nacimiento, matrimonio y defunción.

  • Árbol genealógico: Utiliza recursos en línea, registros parroquiales y archivos civiles para rastrear la historia de tu familia.

  • Recursos en línea: Buscá en sitios web especializados en la historia de los apellidos.

  • Consulta con expertos: Si necesitas más ayuda, busca la asesoría de genealogistas o investigadores especializados en apellidos italianos. Estos expertos pueden proporcionarte información detallada sobre la etimología y la distribución geográfica de tu apellido.

¿Cómo saber si puedo obtener la ciudadanía italiana con mi apellido?

Tener un apellido de origen italiano puede ser un indicio de tu elegibilidad para solicitar la ciudadanía italiana, aunque esto no asegura automáticamente el derecho a obtenerla. Si encontrás que tenés antepasados italianos, deberás presentar los documentos pertinentes, además de poder cumplir con una serie de requisitos necesarios para poder obtener la ciudadanía. Entre los documentos esenciales están las actas de nacimiento, matrimonio y defunción.

Después de haber recolectado todos los documentos necesarios y estar seguro de cumplir con los requisitos, puedes proceder a presentar tu solicitud de ciudadanía italiana. Las autoridades italianas revisarán tu solicitud y, de ser aprobada, recibirás la ciudadanía italiana.

Anuncio

Continuar leyendo

Lifestyle

6 trucos de limpieza para sacar las manchas de chocolate de tu ropa

Publicada

el

12 de junio 2024 – 20:00

En esta época del año el chocolate es un fiel compañero y excelente postre. Con estos consejos, no vas a tener que preocuparte por sus manchas.

El chocolate es uno de los manjares las dulces para comer. Muy popular como postre, también puede ser un snack en el medio del día o un permitido de fin de semana. Además, la opción de cacao puro tiene propiedades antioxidantes y es muy sano para el corazón y el cerebro.

Sin embargo, nada es perfecto. Las manchas de chocolate pueden ser muy tediosas de limpiar, sobre todo si el material afectado es una remera o cualquier tipo de tela. si te pasó que se te mancho un mantel, el sillón o tu remera favorita, acá te dejamos los mejores trucos de limpieza para sacar los manchones.

Camisa mancha cafe

Cómo limpiar el chocolate de tu ropa

El mejor método para quitar las manchas de chocolate es aplicar una solución de agua y amoníaco sobre la mancha hasta que desaparezca. Al ser una mezcla de cacao, azúcar y leche, la marca suele asemejarse a la de aceite, por lo que este tipo de detergentes fuertes puede ser una buena opción. Sin embargo, cada tela tiene sus requerimientos y cuidados:

Tejidos de algodón

Si una remera o pantalón de algodón tiene una mancha de chocolate, lo mejor es que la limpies con detergente. Primero, retirá el exceso de cacao de la prenda con una servilleta. Después, aplicá un detergente líquido suave sobre la mancha y humedecela con agua fría. A continuación, frotá suavemente hasta que la mancha se disipe. Por último, introducí la prenda en el lavarropa y lavala como de costumbre.

Ropa blanca

Si la mancha de chocolate se encuentra en ropa blanca es importantísimo que la limpies con cuidado para evitar extender o fijar la mancha. Si se trata de una tela muy delicada, hay dos trucos que te pueden ayudar si el detergente líquido no es suficiente:

Anuncio
  • Agua gasificada: Lo único que hay que hacer es tirar agua gasificada sobre la mancha, dejar reposar unos 20 minutos y luego limpiar la mancha con suavidad con un paño limpio.
  • Jugo de limón: Frotar la mancha con un poco de jugo de limón antes de meter la prenda al lavarropa.

Muebles y alfombras

Si la mancha de chocolate está en la alfombra u otro tejido que no se pueda meter en el lavarropa te recomendamos que pongas en práctica estos pasos:

  1. Mezclá agua caliente y un detergente líquido en un recipiente. Batí la mezcla hasta crear una espuma blanca.
  2. Frotá la mancha de chocolate con esa espuma y una esponja limpia. También se puede utilizar una mezcla de amoníaco y agua.
  3. Aplicá la mezcla con un paño limpio y ligeramente húmedo.
  4. Cuando la mancha haya desaparecido es importante que seques la parte humedecida del mueble: bien aplicando calor con un secador; o, exponiendo el mueble al sol.

Continuar leyendo

Lifestyle

La carrera corta poco conocida que dura 3 años y tiene rápida salida laboral en el campo de la medicina

Publicada

el

12 de junio 2024 – 15:00

Si te interesa la medicina pero no querés pasar mas de tres años estudiando, esta carrera corta de la UBA es para vos.

La Universidad de Buenos Aires (UBA) se encuentra dentro de los centros educativos mas prestigios del mundo, y el más reconocido en Latinoamérica. Gracias a su gran oferta académica y la apertura a cualquier persona que desee estudiar allí, recibe anualmente millones de estudiantes.

Dentro de las facultades y otros centros externos, se dictan cursos y carreras cortas orientadas a las carreras de grado. Esta alternativa es altamente popular hoy en día, ya que le da la oportunidad de estudiar y profesionalizarse a quienes quizás no cuenta con el tiempo para pasar tantos años estudiantes, además de facilitar la inserción en el mercado laboral.

La Facultad de Medicina está repleta de este tipo de carreras, entre ellas Medicina Nuclear, con una duración aproximada de tres años.

Salud medicina.jpg

Qué hacen los técnicos en Medicina Nuclear

Son profesionales de la salud capaces para realizar, bajo supervisión del médico, procedimientos diagnósticos y terapéuticos en pacientes mediante la utilización de radiofármacos cumpliendo normativas de calidad, protección radiológica y seguridad.

Tecnicatura Universitaria en Medicina Nuclear de la UBA: el plan de estudios

  • CBC: Trabajo y Sociedad, Biología e introducción a la biología celular, Química.
  • Primer año: Matemática, Física aplicada, Radiofísica, Anatomía, Comunicación,
  • Instrumentación en Medicina Nuclear, Dosimetría y protección radiológica I, Laboratorio de fuentes abiertas, Dosimetría y protección radiológica II, Fisiología, Bioestadística
  • Segundo año: Radiofarmacia y Radiofarmacología, Instrumentación y Proced. Tecnológicos, Fisiopatología, Primeros auxilios, Organización y gestión en el ámbito laboral, Procedimientos en Medicina Nuclear I, Práctica Social Educativa, Elementos de Salud Pública
  • Tercer año: Procedimientos en Medicina Nuclear II y Práctica Profesional

Antes del segundo año se deberá cursar y aprobar Ingles.

Anuncio

Continuar leyendo

+Vistas