Connect with us

Sociedad

Es argentina, hizo cumbre en el Everest y marcó un hito para el andinismo sudamericano: “No sabía nada de montañismo, pero quería intentarlo”

Publicada

el

Después de casi dos meses de aclimatación y siete días de ascenso, el pasado 21 de mayo María Belén Silvestris cumplió uno de sus grandes sueños al hacer cima en el Monte Everest, conocido como “el techo del mundo”. Sin embargo, su hito cobró una relevancia aún mayor por haberse convertido en la persona más joven de Sudamérica en completar el desafío de las Siete Cumbres (Seven Summits, en inglés), que consta en escalar las montañas más altas de cada continente. “Fui probando y a medida que escalaba otras montañas, me iba bien y mi cuerpo se iba adaptando, fui ganando confianza para cumplir este sueño”, reconoció este lunes la argentina de 34 años desde Sao Paulo, Brasil, a donde regresó este domingo después de un largo tiempo fuera de su país de residencia.

Directora del área de marketing y de una unidad de negocio de la multinacional Procter & Gamble (P&G), María Belén se interesó en el andinismo durante un viaje que realizaba por el Tibet, una región autónoma de China ubicada al lado norte de los Himalayas. Sin ningún tipo de experiencia previa en la disciplina, a la oriunda de Buenos Aires la desveló el solo hecho de observar el campamento base de los escaladores que se le animan a los 8.849 metros sobre el nivel del mar del Monte Everest.

“Yo estaba viajando por Tibet, China, llegué al Everest, vi el campamento base de todos los escaladores y dije: ‘Quiero subirlo. ¿Por qué no puedo subirlo?’ No sé cómo ni con qué plata, pero quería hacerlo. No sabía nada de montañismo pero quería intentarlo. Fui probando y a medida que fui escalando otras montañas, me fue yendo bien y mi cuerpo se fue adaptando bien, fui ganando confianza para cumplir este sueño”, contó Silvestris este lunes, durante una entrevista para radio Mitre.

María Belén Silvestris es argentina pero vive en Brasil junto a Tomás, su marido.

Pero concretar el desafío de las Siete Cumbres no fue nada sencillo, ya que antes de hacer cima en el Everest María Belén tuvo que probarse en otros picos icónicos del mundo. “La primera montaña fue el Kilimanjaro en Tanzania, África. Después fui por Rusia, el Monte Elbrus, y luego a nuestro Aconcagua, que es la más alta fuera de los Himalayas. Y por cómo está ubicada la presión atmosférica, es la más parecida a un 8.000 fuera de los Himalayas”, destacó durante su relato.

En cuanto a la preparación que debió realizar para hacer cumbre en el Everest, el pico más alto de los Himalayas, María Belén contó que el periodo de aclimatación demanda cerca de dos meses porque “hay que adaptar el cuerpo de a poco”. Y respecto al tiempo que necesitó para hacer cumbre, precisó: “Una vez que pasé todas las fases de aclimatación, tardé 7 días en subir el Everest”.

Si bien son muchos los andinistas que se desviven por tocar “el techo del mundo”, una de los mayores riesgos que se enfrentan en esta travesía es la posibilidad de sufrir el congelamiento de las extremidades, dadas las temperaturas hostiles que se pueden presentar a lo largo del recorrido. “Las temperaturas pueden llegar a -40° fácilmente. Obviamente que el viento es un factor fundamental, no sólo el clima, porque pueden hacer -40° pero si hay viento, ahí es donde el riesgo de congelamiento aumenta muchísimo. El principio de congelamiento, especialmente en las extremidades, es una razón bastante normal por la cual las personas son evacuadas de la montaña”, advirtió la escaladora de 34 años.

María Belén documentó su subida al Everest a través de su cuenta de Instagram. Subió fotos y videos de todas las fases de aclimatación previas al ascenso, y dio cuenta de los terrenos y condiciones hostiles a las que se enfrentaba. Y en ese improvisado rol de documentalista, la montañista argentina también subrayó la importancia de los sherpas, a quienes calificó como “fundamentales” para hacer cumbre en el Everest.

María Belén Silvestris, la argentina que hizo cumbre en el Everest
María Belén Silvestris y Sonam, el sherpa que fue fundamental para que pudiera hacer cima en el Monte Everest.

Sin los sherpas, el 90% de las personas que escalan el Everest no podrían escalarlo. Hay diferentes grupos. Primero hay uno que arma el camino para que nosotros los mortales podamos subir con más seguridad. Colocan las cuerdas para estar siempre atado y las famosas escaleras que cierran las grietas. Y además de eso, son los encargados de cargar el oxígeno extra que vos necesitás. Yo llevaba un tanque pero uno sólo para hacer cumbre y volver no alcanza. Te ayudan a cambiar el oxígeno y te dan apoyo”, detalló sobre la encomiable tarea que cumplió Sonam, el sherpa que acompañó a María Belén en su travesía por el Everest.

Luego de casi dos meses de cansadoras caminatas, exigentes ejercicios de aclimatación y descansos en lugares inhóspitos, María Belén llegó a la cima del Everest a las 10.30 de la mañana del pasado martes 21 de mayo. En declaraciones radiales, ella misma aseguró que lo primero que sintió al concretar el desafío de las Siete Cumbres fue “alivio”, pero al mismo tiempo sabía que todavía faltaba la mitad del periplo para volver sana y salva a su casa.

“Lo primero que pensé cuando hice cumbre fue alivio. Es duro, por momentos sufrís frío y cansancio… Obviamente que también hay sensación de felicidad, pero a diferencia de otros deportes, cuando vos ganaste, ganaste, y se terminó el partido. Acá cuando llegaste a la cumbre, en verdad estás a la mitad del camino. Hay que volver sano y salvo. Entonces llegás, tenés un poco de felicidad y alivio, pero después tener que estar enfocado para volver porque, de hecho, la mayoría de los accidentes suelen pasar a la vuelta, cuando la gente ya se relaja y está muy cansada”, lamentó.

Anuncio
María Belén Silvestris, la argentina que hizo cumbre en el Everest
María Belén Silvestris hizo cumbre en el Everest y se tomó fotos con una camiseta de la selección argentina.

El foco tiene que ser extremo. No sé si lo más difícil es volver, pero sí es cuando las negligencias pasan porque la gente se suele relajar más.”, puntualizó María Belén.

A pesar de ser empleada en relación de dependencia, lo cual podría implicar ciertas limitaciones de tiempo para practicar el deporte que tanto la apasiona, María Belén valoró que siempre contó con el apoyo de la empresa para la cual se desempeña, debido a que siempre le brindaron “facilidades” para poder viajar y cubrirla cuando ella no estaba disponible.

Consumado el gran reto que se había puesto en el horizonte, la deportista argentina ahora piensa tomarse “un recreo” de las montañas para poner su foco, el mismo que durante tanto tiempo le dedicó a subir el Everest, en el próximo paso de su vida: conformar una familia con Tomás, su marido. “Ahora necesito un recreo y creo que el próximo paso en mi vida será formar una familia, que siempre lo pospuse porque sabía que con la montaña tenía el foco 100 por ciento ahí. Una vez que tenés hijos, las prioridades cambian en la vida”, reconoció María Belén, satisfecha por haber quedado en la historia del montañismo sudamericano.

Antes de emprender el extenso camino hasta la cima del Everest, con el objetivo de concretar el ascenso a las Siete Cumbres, María Belén escaló el Puncak Jaya (4.884 msnm, en Oceanía); el macizo Vinson (4.892 msnm, Antártida); el Monte Elbrus (5.642 msnm, Europa); el Kilimanjaro (5.895 msnm, África); el Denali (6.194 msnm, América del Norte) y el Aconcagua (6.961 msnm, Sudamérica).

Sociedad

El aeropuerto estuvo operativo todo el jueves, excepto por las dos horas del despiste de Flybondi

Publicada

el

Este jueves 20 fue un día inusual en el aeropuerto de Bariloche. Desde la madrugada nevó intensamente, y a media mañana se despistó un avión de Flybondi por una maniobra en cabecera de pista que lo sacó de la calzada. El remolque, descenso de pasajeros y reapertura del aeropuerto tomó dos horas.

Las autoridades de Aeropuertos Argentina informaron que antes y después del incidente, y pese al temporal de nieve, la estación “operó normalmente”, con el operativo nieve despejando permanentemente la pista y la limpieza con productos para evitar el hielo.

El aeropuerto está normal. Hay algunas demoras, pero por cuestiones de las líneas aéreas. Nunca se cerró por nieve, estuvo operando normal todo el día con el Operativo Nieve activado”, ratificaron fuentes de la empresa.

Precisaron que Aeropuertos Argentina “no tiene injerencia alguna en los planes de vuelo de las líneas aéreas”, ni siquiera información sobre “cómo o por qué se producen demoras”.

Aterrizaron 23 vuelos, excepto uno de Flybondi de arribo previsto para las 14,10. Despegaron 23; cancelaron la partida el vuelo de Andes a Mar del Plata de las 12,55; Flybondi a Aeroparque de las 14,50, y Flybondi a Ezeiza de las 23,20.

 

Partida eterna

 

El FO5241 de Flybondi tuvo una jornada interminable para sus pasajeros.

Anuncio

De acuerdo a la información permanente que una de las pasajeras a Bariloche2000, el avión debió despegar el jueves a las 10 hacia Aeroparque (los pasajeros estuvieron como pide la empresa dos horas antes, a las 8).

Ocurrieron sucesivas postergaciones, hasta que fue reprogramado para las 23. Recién se abrió el embarque a la 1 del viernes, el avión se cerró 1,25, y despegó 1,40. Más de 15 horas después de lo previsto.

A cada convocatoria y postergación la empresa llamaba a los pasajeros a una de las puertas, por lo que la espera e informes generaron gran malestar a los pasajeros.

Continuar leyendo

Sociedad

Cómo hacer galletitas crocantes de nuez, sin gluten

Publicada

el

Te compartimos una receta fácil y práctica, que te va a encantar. Estas galletitas de nuez son una opción muy rica para tener en la alacena. ¡Encima son sin gluten! Animate a prepararlas en casa.

Ingredientes:

1 taza de harina de garbanzos

1 cucharadita de polvo de hornear

1 pizca de sal

1 taza de nueces (que se van a moler para hacer harina)

½ taza de azúcar mascabo

Cantidad necesaria de agua

Lee también: Una receta original para la merienda: budín de zapallo y zanahoria

Anuncio

Preparación:

1- Precalentar el horno.

2- Mientras tanto, mezclar los ingredientes secos (harinas, sal, polvo para hornear y azúcar).

3- Agregar 3 cucharadas de agua para arrancar y mezclar con las manos. Tiene que quedar una mezcla que se pueda despegar del molde, añadir más agua de ser necesario.

4- Dar forma con las manos o estirar la masa y usar un molde para galletitas.

5- Llevar al horno a 180° C hasta que estén cocidas. Puede parecer que están medias blandas, pero cuando se enfrían quedan crocantes.

Continuar leyendo

Sociedad

Mensaje de amor propio para todos los signos en junio 2024

Publicada

el

En medio de la vorágine del día a día, es fundamental recordar la importancia de conectarnos con nuestro amor propio. Junio de 2024 nos presenta una oportunidad para reflexionar, sanar y volver a brillar desde lo más profundo de nuestro ser, según los signos del zodíaco.

Aries se destaca por su valentía y le recuerda a todos que, a pesar del dolor, siempre se puede renacer y brillar con una luz propia y ardiente. Tauro invita a agradecer y cuidar de uno mismo, recordando la importancia de la autoestima y el autocuidado. Géminis nos anima a explorar nuestras emociones más profundas para liberar nuestro amor propio y permitirnos sonreír genuinamente.

Cáncer pone sobre la mesa la importancia de también protegernos a nosotros mismos, de recordar que merecemos cuidado y cariño. Leo nos invita a brillar sin miedo al qué dirán, a disfrutar de la vida y a darnos el espacio necesario para amarnos. Virgo destaca que el amor propio es para los valientes, para los que saben poner límites y soltar lo que no les hace bien.

Libra nos insta a reconectar con nuestro ser espiritual, a soltar heridas y conflictos, y a celebrar nuestros avances. Escorpio recuerda la importancia de atreverse a ser uno mismo, de vivir sin miedo al qué dirán. Sagitario destaca la valentía de superar obstáculos y recordar que somos la persona más importante de nuestra vida.

Capricornio refuerza la importancia de respetarnos, de luchar por nuestros sueños y de darse el espacio para el autocuidado. Acuario nos recuerda que somos únicos y auténticos, y nos invita a abrirle la puerta a nuestro amor propio. Piscis, por su parte, nos anima a dejar de lado las voces negativas, a confiar en nuestro potencial y a seguir avanzando hacia nuestros sueños.

En definitiva, junio de 2024 nos invita a reconectar con nuestro amor propio, a darnos el espacio y el cuidado que merecemos, y a recordar que somos valiosos tal como somos. Cada signo nos ofrece un mensaje único, pero todos convergen en la importancia de amarnos a nosotros mismos.

Continuar leyendo

+Vistas