Noticias de Bariloche

Escalofriantes detalles del calvario que vivió la mujer cautiva en una vivienda del barrio Vivero

La víctima de 48 años temblaba. Tenía las manos hinchadas por haber estado maniatada, estaba desnuda, golpeada y en estado de shock. A través de una ventana le pidió ayuda a la Policía, que acudió ante denuncias de vecinos, logrando rescatarla y detener al secuestrador.

Se trata del caso en el que un hombre domiciliado en el barrio Vivero Municipal mantuvo cautiva a una mujer desde la madrugada del miércoles hasta el mediodía del jueves, cuando la Policía intervino tras el aviso que dieron los vecinos.

El individuo solía recibir visitas de mujeres, aunque nunca pasó que mantuviera cautiva a alguna de ellas. Así lo contaron los vecinos, quienes aseguraron mantener una relación “cordial” con el sujeto, a pesar de su alcoholismo.

“Estaba todo el día borracho, desde que se levantaba, pero nunca tuvimos problemas con él”, dijo una de las vecinas, que optó por reservar su identidad para no tener conflictos con los familiares del acusado.

Es que los hijos viven en el mismo barrio, a una cuadra de la casa donde reside el individuo. “Los hijos vienen, pero no entran a la vivienda, siempre se quedan en la vereda”, relató la mujer.

La víctima del secuestro llegó a las 5 de la mañana del miércoles a la vivienda del hombre, que tiene 56 años. Las visitas de mujeres eran moneda corriente, la gente que vive al lado nunca había notado “nada raro”.

Pero esta vez, el individuo mantuvo de rehén a la mujer, desde que llegó hasta este jueves a las 13, cuando la Policía acudió al domicilio tras un llamado en el que denunciaban gritos, ruidos y golpes provenientes de la vivienda.

“A las 8 de la mañana escuché gritos de una mujer, luego hubo silencio. Más tarde otra vez hubo gritos, y así… todo el día igual”, comentó una de las vecinas, hasta que decidió llamar al 911 para denunciar la situación porque algo raro ocurría.

Cuando llegó la Policía y mientras dialogaba con el dueño de la casa, detrás suyo apareció la víctima pidiendo auxilio.

“La mujer temblaba, tenía las muñecas hinchadas y no tenía ropa. Estaba desesperada, pedía que la auxilien. Reconoció que el sujeto la agredió físicamente y abusó sexualmente en reiteradas ocasiones”, relataron los vecinos, quienes la vieron golpeada y con miedo: “No quería que se le acerque el hombre, le tenía miedo”.

El individuo dio una versión diferente al afirmar que la vio en la calle y la invitó a su casa, aunque no pudo explicar por qué la dejó cautiva, sin posibilidad de salir al exterior.

La Policía de Río Negro mantiene una custodia en el lugar, con personal de la Comisaría 28º.

*Si vos o alguna mujer que conocés sufre violencia de género comunicate al 144, es una línea telefónica nacional gratuita que brinda contención, información y asesoramiento

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina