Noticias de Bariloche

Escritores capean el temporal con el timón en sus propias manos

El quehacer literario no cuenta con un organismo específico en el Estado que asista a sus protagonistas, como en el caso de teatreros y teatreras, realizadores audiovisuales, músicos y artistas plásticos. Sin embargo, algunos acompañamientos se aproximan.

A diferencia de otros ámbitos del quehacer artístico y cultural, escritoras y escritores no cuentan con un organismo al cual recurrir naturalmente en caso de crisis como la actual. No hay para el mundo de las letras instituciones similares al Instituto Nacional del Teatro (INT); Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) o el Instituto Nacional de la Música (INAMU). Si bien existen acciones del Fondo Nacional de las Artes (FNA) que involucran la actividad literaria, el desamparo parece considerable. ¿Será así?

Diego Rodríguez Reis reside en Villa La Angostura pero está muy ligado al trajín de las letras en Bariloche. De hecho, la presentación de “Ruido blanco” en esta ciudad fue una de las últimas actividades literarias que cobijó la sala “Gabino Tapia”, a comienzos de marzo. Se trata de la obra más reciente del escritor, en coautoría con Facundo Bocanegra. “El tema tiene muchas aristas. Hay grupos artísticos que tienden a la cosa grupal. Pienso en los músicos, en las artes plásticas y en asistentes a talleres que sostienen actividades culturales pero les (sic) escritores, pareciera que tendemos a una cosa de aislamiento”, estimó.

Rodríguez Reis es uno de los impulsores del grupo literario Alamberse!, que funciona hace varios años. Con sus integrantes, “estamos en contacto en un grupo de WhatsApp, en el cual también hay gente de Bariloche y algo estamos haciendo, pero es curioso lo que decís”, concedió. “Ante tu pregunta, recién cotejé que el FNA sacó las Becas Sostener Cultura para proyectos individuales y se saturó la página de tantos pedidos. Hace días, eligieron a una nueva directora, la escritora Mariana Enríquez, así que no sé si van a sacar concursos este año, lo veo complicado”.

La también periodista de Página/12 asumió algo más de una semana atrás la Dirección de Letras del organismo nacional. Pero “Sostener Cultura no es para sólo para escritura, sino para otras cosas también”, detalló el autor de Villa La Angostura. “A nivel provincia de Neuquén, veo que hay mucha circulación del material, de hecho me han llamado de diversos foros para compartir, pero solamente desde un sostén de difusión, que también está bueno pero no tiene que ver con la pregunta. Me ha hecho pensar”, insistió Rodríguez Reis.


Di Tata, una vez en El Cordillerano.

Curva que no se aplana

Los ingresos de escritores y escritoras se nutren de los derechos de autor, que en general, las editoriales de funcionamiento regional abonan con ejemplares de la obra editada. Como consecuencia de las restricciones para enfrentar al Covid19, las presentaciones de libros están canceladas pero además, tampoco pueden dictarse los talleres literarios que asimismo, contribuyen a dinamizar la economía de sus coordinadores.

Sin embargo, Emilio Di Tata Roitberg, autor de los sucesos editoriales “González Catán” y “El Oso”, tiene razones para no sentirse muy desamparado. “En mi caso, a la cuarentena la aprovecho a medias porque no dejo de venir a mi otro trabajo, que es una farmacia. No cerramos nunca, sólo se redujo un poco el horario. No tengo mucho más tiempo que antes y el encierro no me sirve mucho para escribir, porque yo necesito salir en algún momento. Escribo en los cafés, me gusta ver a alguien, charlar… Así que en lo personal me resulta bastante contraproducente pero por otro lado, participé de un libro que se está por editar y se va a llamar Cuarenta escritores en cuarentena, o algo por el estilo. Me convocaron de Buenos Aires para escribir una historia alusiva”.

Siempre gracias al período de excepcionalidad, “empecé a publicar parte de mi libro en versión grabada, en YouTube. El Tío Berni y La Polaca… Es para otro público, para gente que no puede conseguir el libro de otra manera o también, para personas no videntes. Encaré ese proyecto y está teniendo bastante difusión”. La obra está llamada a hacer punta en la experimentación, porque el autor comenzó a compartir sus capítulos por su página de Facebook un par de años atrás, con notable repercusión. No obstante, todavía no se publicó en formato tradicional.

“Por último, te comento que hay un aumento exponencial (sonrisas), viral, de curva no aplanada, de la venta de mis libros por Mercado Libre”, resaltó Di Tata. “La verdad, eso me pone contento y espero que se siga manteniendo después de la cuarentena porque vos también sabés: uno se esmera muchísimo para escribir un libro, buscar información, trabajar en la edición, etcétera y después, hay que venderlo, una vez que está impreso y todo. Pero se hace muy difícil hacerlo en los lugares donde uno no puede controlar. Yo vivo en Bariloche y puedo controlar las librerías de acá, pero la distribución en otros lugares del país es un garrón. Cuando está esta posibilidad de distribuirlos por otros medios, realmente es muy bueno”, realzó el novelista. Como decía su colega de Villa La Angostura, “el tema tiene muchas aristas”.

Biblioteca Nacional golpea la puerta

Cuando El Cordillerano se puso en contacto con Graciela Cros para que la poeta compartiera su perspectiva, acertó con la oportunidad. “Justo me llamaron de la Biblioteca Nacional para pedirme videos de poesía, fotos de mis libros y fotos mías leyendo, en distintos momentos. Los videos tienen que sumar cinco minutos de poesía. Es para un ciclo audiovisual que está organizando con poetas de todo el país por invitación. Se llama Coliseo de Poesía. Iniciativas de este carácter, hay”, consideró.

La propuesta de la entidad con sede en Capital se suma a otras similares que ya se venían instrumentando. “Las iniciativas que hay para la difusión de poesía a través de videos son individuales o privadas de poetas o escritores que organizan, como la de Sebastián Fonseca aquí. He grabado cantidades. Puede ser que yo no tenga mucha información, pero parecería que también hay cierto movimiento por el lado de (el Ministerio de) Educación (de Río Negro) pero no sé hasta qué punto eso se traduce en abrir un espacio para la obra del escritor”.
La poeta de Bariloche recordó una asignatura pendiente. “Yo preparé una antología de poetas mujeres de Río Negro, a pedido del Fondo Editorial Rionegrino (FER), cuando el director era Daniel Welschinger. La presenté terminada en enero de 2019 y no he tenido noticias. Lo que supe es que en algún momento los libros se van a publicar, pero hay una falta de comunicación o de contacto que se traduce finalmente, en desconsideración del trabajo del otro”, señaló.

Comentó la escritora que el secretario de Cultura de Río Negro, Ariel Ávalos, se comprometió a concretar esa publicación una vez que se designe al nuevo director o directora del FER, plan que el funcionario ratificó en breve charla con este diario. Además, Ávalos avisó que a partir de la semana que viene, se darán a conocer las iniciativas para el sector literario contempladas en el programa Río Negro Más Cultura, que hasta el momento se había dirigido a otros sectores del quehacer artístico “porque respondimos a la demanda”, señaló. Novedades, a partir del lunes.

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina