Connect with us

Política y Economía

Estrategias defensivas: convivir con inflación

Publicada

el

Lo que parecía un giro de 180 grados se convirtió en uno de 360 grados: la economía argentina fue subiendo escalones hasta llegar al mismo lugar al que había alcanzado hace más de 35 años, en lo que maliciosamente se llamó la “década perdida”, caracterizada por mucha inestabilidad en un marco de altísima inflación. Es decir, lo que llama la atención a inversores y analistas económicos extranjeros de cómo empresas locales y consumidores logran subsistir a un entorno sumamente adverso: fuerte carga impositiva para los que están en la formalidad, una maraña burocrática que ralentiza la producción y mediatiza las decisiones, un sistema financiero que no da crédito y un entramado jurídico-institucional que desconfía de inversores y productores como aportantes de valor agregado. Y como frutilla del postre, una posición de liderazgo absoluto en el bochornoso ranking de inflación anual: 211% en 2023 y una proyección de 50% para el trimestre enero-marzo, lo que haría arañar el 100% el salto de precios post devaluación del 12 de diciembre pasado.

Precisamente por esa resiliencia heredada y lo aprendido a fuerza de quiebras y erosión de la rentabilidad, la adaptación al nuevo vértigo en el que la economía argentina ingresó al salir de la pandemia, se pueden destacar algunas líneas de decisión que intentan amoldarse al nuevo escenario y no quebrar en el intento:

1.Colocaciones financieras UVA. Las tasas de interés fijas positivas no existen desde hace tiempo en Argentina. Como una forma de financiar el crédito público a través de letras y bonos colocados a los bancos que a su vez los respaldaban con plazos fijos en su público minorista y empresas, los únicos que ganaban en ese juego eran las entidades que vivían gracias al “spread” financiero. Y el propio Estado que de esa manera podía obtener fondos más baratos. Pero el rojo continuado del déficit fiscal agotó también este tipo de colocaciones por el temor de un desborde expansivo que súbitamente se volcara al dólar. La otra alternativa era para los ahorristas la de sacrificar tasa, pero asegurar su capital al indexarlo con el coeficiente UVA, el mismo que se utiliza para la actualización de los créditos hipotecarios. La aceleración inflacionaria del segundo semestre de 2022 y el salto en diciembre luego de la devaluación empujaron al IPC que tocó el récord de 25,5% por lo cual la demanda por esta cobertura explotó (+150% desde el 11/12). Para mitigar su demanda, se puso el plazo mínimo en 180 días y así, aunque se a mediano plazo, existe una cobertura adecuada que gana en seguridad lo que pierde en liquidez.

2.Negociación salarial. Otra vieja lección de los vertiginosos años ’80 es la de analizar, al momento de elegir un empleo o de cambiarse, cuál la actualización en contraposición al salario presente. Con inflación anual de tres dígitos, no sólo es importante el sueldo pactado sino la frecuencia y la magnitud de la actualización pautada en la paritaria sectorial o los términos del acuerdo interno, en caso de tratarse de un profesional contratado o un nicho específico. Recientemente, por ejemplo la Unión Trabajadores de Carga y Descarga de la República Argentina (UTCyDRA), el sindicato bajo el cual está encuadrado el personal de Mercado Libre, acordó un aumento del 51% para el primer trimestre del año que se aplicará en tres cuotas del 17% con cláusula automática por inflación para todo el personal encuadrado. Durante el año pasado, por ejemplo, una referencia salarial que hubiera proyectado la misma inflación que durante el año anterior (94,5%) y hubiera tenido sólo una actualización anual, hubiera perdido un 37% de su poder adquisitivo..

3.Acopio de materiales. Otra forma de compensar la carrea de precios es atar el destino de un ahorro al valor del bien que se quiere adquirir a futuro. Un ahorro con fines determinados pero que, a diferencia de los planes de auto ahorro, deben carecer de letra chica y no tener gastos de administración. La construcción es un sector en el que, si bien la mano de obra es el insumo más gravitante, el costo de los materiales, muchas veces con fuerte preeminencia de insumos importados, está sujeto a una devaluación, o faltantes por dificultades de abastecimiento. Para ello, algunos corralones y firmas de materiales de construcción habilitaban la posibilidad de acopio para facilitar el “ahorro” en el bien que se precisa y retirar todo cuando se abone posteriormente. “El acopio de materiales se presenta como una opción de inversión especialmente atractiva para aquellos involucrados en proyectos de construcción. Al comprar materiales durante momentos favorables del mercado, los inversionistas pueden capitalizar en futuras alzas de precios y escasez, maximizando así sus ganancias potenciales”, explicó Federico Lawler, gerente regional de Familia Bercomat, una empresa líder en el sector.

4.Dinero en cuenta. Otra forma de sacar el máximo jugo posible a los sobrantes de liquidez es el de las petroleras que invitan a sus clientes para transferirles dinero anticipadamente y así obtener beneficios que, en el caso de YPF, por ejemplo, está en el 12% para los combustibles premium y con límites semanales ($1.200). Shell lanzo un sistema parecido, pero con el atractivo de poder utilizar las cuentas de Mercado Pago, en constante disputa con los bancos para retribuir algo de interés a los ahorristas que ven licuarse sus cuentas sueldo a lo largo del mes cada vez más rápido.

5.Oportunidad para fidelizar. Cuando todo sube, el anuncio de una retracción voluntaria de parte de alguna empresa es un signo que cambia ganancia presente por rentabilidad futura al fidelizar al cliente. Por ejemplo, en medio de aumentos de entre el 40 y 50% para enero en la medicina privada, Boreal Salud decidió que los aumentos vayan a ritmo de los salarios (con el índice RIPTE) para no afectar tanto el bolsillo de sus más de 250 mil afiliados. “Nosotros vivimos, dependemos, funcionamos y crecemos sobre la base del mercado interno y para nosotros el mercado interno son los trabajadores registrados y ellos están sintiendo el impacto del aumento de los precios que es lo único que se liberó, pero no se ajustaron los salarios.” expresó Mario Koltan, presidente de la entidad.

Enseñanzas que tanto a nivel individual (para regular honorarios) como a nivel colectivo (por paritarias o con masa de clientes) hay que cotejar no sólo montos sino el factor tiempo. Un círculo.

También te puede interesar

por Tristán Rodríguez Loredo

Galería de imágenes

En esta Nota

Política y Economía

Biden no le podía ganar a Trump. ¿Y Harris?

Publicada

el

21 julio de 2024

A medida que figuras con mucho peso político le iban pidiendo que desistiese de su candidatura, la suerte de Joe Biden estaba echada. 

La decisión no podía demorarse y finalmente llegó este fin de semana. 

Continuar con la indefinición hubiese complicado aún más las chances de los demócratas de seguir en el gobierno.

Apenas se conoció la decisión de Biden, se hicieron públicos los apoyos en privado que se venían manifestando a favor de la candidatura de Kamala Harris. El primero en apoyarla fue el propio presidente y le siguieron, entre otros, Bill y Hillary Clinton.     

Donald Trump tenía, hasta la renuncia  de Biden, una enorme ventaja en las encuestas. La lección presidencial aparecía virtualmente resuelta. Pero con Harris comienza una nueva  campaña. Si bien no es una figura popular, puede recuperar cierta mística que se había perdido entre las filas demócratas.   

Harris defenderá la gestión del presidente Biden en sus principales aspectos, pero tendrá que darle un tono diferente a su campaña. Es la segunda mujer en competir por la presidencia del país y en un ciclo electoral en la que tanto se ha hablado de la edad de los candidatos, ella tiene 20 menos que Trump: Kamala Harris tiene 59 años.

Por otra parte, más allá de las debilidades en el campo demócrata, no debe olvidarse que Trump es un candidato con vulnerabilidades. 

En las próximas semanas y luego de la Convención Demócrata que se realizará en agosto en Chicago, se tendrán más elementos para responder  a la pregunta más relevante y es si Harris es más competitiva que Biden frente a Trump.   

Continuar leyendo

Política y Economía

Urgente: Joe Biden abandona la carrera presidencial

Publicada

el

21 julio de 2024

Tal como se especulaba, Joe Biden, presidente de Estados Unidos, anunció que no irá en busca de su reelección el proximo 5 de noviembre.

El líder demócrata confirmó la noticia a través de una carta publicada en su cuenta de X en donde, tras destacar los logros de su gestión, explicó que “si  bien mi intención ha sido buscar la reelección, creo que lo mejor para el partido y para mi país es que me retire y me concentre únicamente en cumplir mis deberes como presidente durante el resto de mi mandato”.

Así, el líder demócrata terminó cediendo a la presión pública, tanto de la población como de los miembros del Partido Demócrata, para que abandonara la carrera presidencial.

Cabe recordar que, tras su floja performance en el debate presidencial contra Donald Trump, muchos consideraron que quedó en evidencia que la elevada edad de Biden, de 81 años, era un impedimiento para que continuará al frente del país más poderoso del mundo.

Por ello, una gran cantidad de altos políticos, entre ellos el expresidente Barack Obama, comenzaron a presionarlo para que diera un paso al costado.

Por el momento, no está confirmado quién será el candidato presidencial del Partido Demócrata, pero todo hace indicar que la responsabilidad recaerá en la vicepresidenta Kamala Harris: el propio Biden explicó que “mi primera decisión como candidato del partido en 2020 fue elegir a Kamala Harris como mi vicepresidenta. Y ha sido la mejor decisión que he tomado”.

“Hoy quiero ofrecer todo mi apoyo y respaldo para que Kamala sea la candidata de nuestro partido este año. Demócratas: es hora de unirse y vencer a Trump. Hagámoslo”, agregó. 

Sin embargo, según los sondeos, esto tampoco le permitiría al oficialismo retener el poder. Por ello, aún no se descarta que Michelle Obama sea quien compita con Trump por la presidencia de Estados Unidos. 

Continuar leyendo

Política y Economía

Caída libre: la producción de las pymes industriales se desplomó 20,4% anual en junio

Publicada

el

21 julio de 2024

La actividad manufacturera de las pymes disminuyó 20,4% anual en junio y acumula una retracción de 19,2% en el primer semestre del año frente al mismo período de 2023. En tanto, en la comparación mensual desestacionalizada, la actividad también declinó 3,1%.

 

Se destaca que el uso de la capacidad instalada descendió más de 10 puntos porcentuales en junio, ubicándose en apenas 60,1%. Este cambio refleja la compleja coyuntura que atraviesa el sector.

Si bien este mes se mantuvo con costos y precios más estables, no alcanzó para despertar una demanda que refleja la caída en el poder adquisitivo de las familias.

Los datos surgen del Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) que elabora la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), con una muestra que alcanzó a 420 industrias pyme a nivel federal.

AFIP reglamentó la moratoria fiscal: condonación de multas y hasta 84 cuotas para monotributistas y pymes

Caída libre: la producción de las pymes industriales se desplomó 20,4% anual en junio

Encuesta cualitativa

El 35,6% de las empresas consultadas señalan que la medida más esperada en este momento sería una reducción de impuestos, mientras que otro 14,6% menciona la flexibilización de las normativas laborales. Se tratan ambas de políticas que permitirían reducir los costos y mejorar la rentabilidad.

En la lista de prioridades, el tercer lugar de medidas esperadas lo comparten el estímulo a la demanda interna y los créditos blandos, en los dos casos mencionadas por el 13,6% de las industrias consultadas.

Mini RIGI: qué negocian el Gobierno y las pymes

Caída libre: la producción de las pymes industriales se desplomó 20,4% anual en junio

En cuanto a las problemáticas y desafíos, el 43,4% de los encuestados menciona la falta de venta, otro 34,9% los altos costos de producción y logística, y 11,1% las dificultades de acceso al crédito.

Caída libre: la producción de las pymes industriales se desplomó 20,4% anual en junio

El Gobierno necesita a las pymes para reactivar el país

Por otro lado, las industrias fueron consultadas respecto a las medidas tomadas en los últimos 6 meses para adaptarse al contexto. El 37,7% de las empresas afirmó haber reducido gastos operativos, el 22,6% dijo haber diversificado los productos y otro 20,7% redujo las horas laborales.

Caída libre: la producción de las pymes industriales se desplomó 20,4% anual en junio

Análisis sectorial

Los seis sectores manufactureros del segmento pyme tuvieron fuertes caídas en la comparación anual, siendo los más afectados “Papel e Impresiones” (-31,5%) y “Químicos y plásticos” (-30,3%).

Récord: se perdieron 10.000 pymes en los primeros seis meses de la gestión de Javier Milei

Caída libre: la producción de las pymes industriales se desplomó 20,4% anual en junio

Alimentos y bebidas

El sector registró una caída de 17,4% anual a precios constantes en junio y de -4,8% en la comparación mensual. Para el primer semestre del año acumula una baja de 16,7% anual. Las industrias operaron con apenas 58,1% de su capacidad instalada en el sexto mes del año (72,4% en mayo), niveles muy bajos para lo habitual del sector.

Las empresas consultadas manifestaron que el mes se vio perjudicado por los feriados y los vaivenes macroeconómicos. Algunas observan señales de reactivación esporádicas que luego se interrumpen. No se detectaron este mes mayores problemas con el abastecimiento de insumos.

Textiles e indumentaria

La producción se retrajo 7,4% anual en junio y -4,3% frente a mayo. Para el primer semestre del año acumula una caída de 2,7%. Las industrias operaron con 63,3% de su capacidad instalada, por debajo del mes pasado (71,5%).

Se detectaron más cierres de empresas, y un incremento en el temor por la pronta liberación de importaciones, de acuerdo con algunos anuncios oficiales. Empresarios consultados creen que se acabó el veranito para la actividad, y comienzan a pensar en cómo se acomodarán frente a un eventual contexto de menor demanda permanente.

Maderas y Muebles

En junio, el sector se retrajo 20,7% anual a precios constantes, y -3% en la comparación mensual desestacionalizada. En el período enero-junio la actividad cayó 18,7% frente a iguales meses del año pasado.

Durante el mes, las industrias operaron con solo 63,4% de su capacidad instalada (vs. 70,8% en mayo). La actividad sigue retraída, con consultas que no se concretan, y a la espera de una mejora en el poder adquisitivo, que es la única variable que hoy puede mover el mercado.

Metal, maquinaria y equipo, y material de transporte

El sector tuvo una contracción anual de 20% en junio, a precios constantes, y de -1,5% en la comparación mensual. Para el primer semestre del año, acumula una caída de 22,4% frente a los mismos meses de 2023. Las industrias operaron al 57,9% de su capacidad instalada, cuando en mayo ese nivel era de 66,6%, mostrando una acentuada caída.

Las empresas están buscando nuevos mercados e incorporando nuevos negocios para ampliar su espectro de clientes. Una novedad es la incorporación de procesos de automatización y software en la infraestructura metálica o en la producción de maquinarias.

Químicos y plásticos

En junio, el sector experimentó otra significativa contracción de 30,3% anual a precios constantes, y de -2,3% en la comparación mensual. Para el primer semestre del año, la producción acumula una caída de 27,2% frente a los mismos meses de 2023. Durante este mes, las industrias operaron con 63,1% de su capacidad instalada (vs. 68,8% en mayo).

Anuncio

Las empresas exportadoras son las que mejor están afrontando la crisis actual, mientras que el resto no vislumbra señales de reactivación en el horizonte cercano y ven peligrar sus fuentes de empleo. Los empresarios consultados sostienen que se hacen muy necesarias medidas para bajar los costos, y especialmente reclaman por el fuerte incremento en los precios de la energía.

Papel e impresiones

La actividad se retrajo 31,5% anual a precios constantes, siendo nuevamente el sector con mayor retroceso. En términos mensuales, también se registró una retracción de 2,6%, y para el primer semestre del año la actividad acumula una caída de 23,6% frente a los mismos meses del año pasado. 

  • Las empresas operaron con 63,1% de su capacidad instalada, muy por debajo de mayo, cuando alcanzó el 78,7%.

Frente a la falta de rentabilidad y una coyuntura que hace tiempo le viene dando la espalda a este sector, varias empresas comenzaron a planificar la incorporación agresiva de tecnologías para digitalizar y automatizar procesos, lo que les permitiría reducir costos. El principal obstáculo para consolidar esa decisión es la falta de financiamiento.

Continuar leyendo

+Vistas