Noticias de Bariloche
Inicio » Nacionales » +Noticias » Estudiantes de Roca desarrollaron una máquina agrícola y la presentaron en Buenos Aires

Estudiantes de Roca desarrollaron una máquina agrícola y la presentaron en Buenos Aires

Un grupo de estudiantes del CET 17 de Roca, emplazado en el corazón de Paso Córdoba, arribó esta semana a Buenos Aires para presentar su prototipo de una «maquina elevadora automática de fardos». El proyecto fue desarrollado con aportes del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

«Nos invitó el INTI con la idea de presentar un invento que mejore una problemática productiva de nuestra región. A nosotros se nos ocurrió una elevadora de fardos que sea accesible para todos», comentó a RÍO NEGRO Alan Gómez, alumno del colegio.

El prototipo, diseñado a tamaño escala, fue posible de realizar gracias a un premio de 200 mil pesos obtenido en un concurso de generación de ideas. En la convocatoria participaron 12 escuelas técnicas de todo el país.

«Mucha gente al ver nuestra máquina nos preguntaba cómo era el trabajo en la región. Porque ellos pensaban que el principal problema era suelo. Nosotros les dijimos que para producir y enfardar primero se trabaja y nivela la tierra», añadió Gómez en referencia a algunas devoluciones obtenidos de parte del público.

Los estudiantes, llegados ayer de la capital, esperan ansiosos el resultado de su participación. Es que si bien se trata de una convocatoria sin ganadores, el instituto gubernamental decidió reconocer a los mejores tres proyectos del país. Los puestos se darán a conocer en los próximos días.

Todo comenzó mediante una comunicación por e-mail del INTI, a través de cual se invitó al estudiantado a participar del programa: «Tengo una idea para mejorar la productividad de mi región”. Una convocatoria -abierta exclusivamente para un selecto grupo de secundarias-, que tuvo por eje fomentar la economía del conocimiento en el país y premiar aquellas desarrollos vinculados a la industria del software, la producción audiovisual, la biotecnología, la nanotecnología, la digitalización y la integración de sistemas.

Es lindo aprender más cosas en la escuela y pasar por distintas instancias para que se conozca lo que hacemos en ella.

Ante este llamado el profesor de mecanización agrícola, Juan Magdalena, y el docente de forrajes, Claudio Rojas, tomaron la posta. Y sumaron a los estudiantes Juan Ignacio Morales, Alan Gómez, Agustín Campos Figueroa y Diana Marican a participar del diseño de un «Elevador de Fardos Automatizado», idea que finalmente resultó ganadora de la distinción.

“Se trata de una máquina independiente de un tractor, que se engancha a los acoplados y permite levantar los fardos con facilidad. La puede manejar cualquier tipo de persona, sin importar su género o capacidad física. Lo destacable es que una vez construida será más accesible que una elevadora tradicional”, comentó a RÍO NEGRO Juan Ignacio, estudiante partícipe.

El objetivo de este dispositivo es facilitar el proceso de enfardado y generar herramientas que puedan ser asequibles para los pequeños y medianos productores con menores posibilidades de inversión. Además, promueve la inclusión y la salud en las labores agrícolas al permitir reducir los esfuerzos físicos.

Impulsamos a que los chicos participen en este tipo de actividad porque es una intancia de aprendizaje sumamente valiosa.

“Muchas de las personas que realizan esta práctica terminan con problemas lumbares al hacer estos enfardados. Esta máquina sirve al bienestar y contribuye a la ergonomía, es decir, permite adaptar las características del trabajo”, explicó Carla Viñambres, docente del CET 17.

Distante unos 15 kilómetros del microcentro de Roca, la institución es una de la pocas dentro del sistema público provincial orientadas exclusivamente al agro. Hecho que la posiciona como uno de los colegios con mayor demanda en su matrícula.

La preparación y el conocimiento de las tareas agrarias elementales constituyen la piedra angular de la formación estudiantil. Es que el título de técnico en Producción Agropecuaria -con el cual salen los alumnos del CET 17-, tiene que hacerse valer ante el cercano ingreso al mercado laboral.

Apicultura, horticultura, avicultura, forrajes, fruticultura, industrialización, cría bovina, porcina y caprina, constituyen algunos de los talleres anuales que deben cumplimentar los estudiantes. El objetivo es adquirir las herramientas para desenvolverse integralmente en la producción animal y vegetal.

Aunque hay actividades prioritarias, como la cosecha, poda y preparación de fardos de asfalfa, que por sus magnitudes requiere de la ayuda simultánea de todos.

“Desde los diferente espacios curriculares fomentamos que los estudiantes desarrollen temáticas de su interés. Por ejemplo en sexto año tienen un espacio de prácticas profesionalizantes donde se investiga acerca de algún tipo de actividad en concreto y con la cual se busca generar una especialización posterior”, mencionó Claudia Martín, directora de la Escuela Agropecuaria.

Actualmente hay un staff de 27 profesores que coordinan los talleres. Además de cinco operarios de chacra, encargados de alimentar a los animales y mantener el predio durante las periodos de receso escolar.

Temas

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina