Noticias de Bariloche
Inicio » Nacionales » +Noticias » Frenan la demolición de una construcción histórica en la ciudad de Neuquén

Frenan la demolición de una construcción histórica en la ciudad de Neuquén

La municipalidad ordenó el freno de la demolición de lo que fue la casa de José Rosa en la calle Pablo Ricchieri 165, uno de los pioneros de la ciudad de Neuquén que llegó en un carro cuya réplica hoy ornamenta el edificio del Concejo Deliberante.

La casa está declarada como monumento histórico de la ciudad por la ordenanza 36 de 1991, tiene una superficie cubierta de 172 metros y el lote tiene una superficie de 900 metros cuadrados.

Según el inventario de edificios y objetos de barrios y casco histórico de la Municipalidad de Neuquén que se editó en 1998, en el año 1924 en estos terrenos hubo diferente tipo de construcciones de carácter precario y en ese año fue vendido a Pascual y José Rosa.

Se agregó que se construyó un galpón donde funcionó la primera jabonería, chanchería, caballerizas y saladero.

En 1932 se levantó el chalet cuya demolición se pretendía realizar este miércoles .

En 1946 se construyó allí la Sociedad José Rosa y Pascual Rosa y años después la vivienda se alquiló para que la ocupara un museo provincial. En 1989 se alquiló a la Federación de Fútbol, en 1990 fue alquilado para el funcionamiento de un restaurante y en 1997 fue alquilado al Frente País Solidario, Frepaso. Con posterioridad también funcionó un peloteo.

La arquitecta Liliana Montes Le Fort escribió en el inventario de edificios que el chalet tiene muchos elementos de los utilizados en las construcciones del ferrocarril, cubierta de chapa de zinc ondulada galvanizada. Su fachada presenta varios cuerpos escalonados y su cubierta tiene diferentes pendientes.

La carpintería original es de postigones de hierro y ventanas de vidrio repartidos. En uno de los cuerpos del edificio, el que más avanza hacia la línea municipal, posee una ventana localizada centralmente en su fachada, de diseño totalmente diferente al resto de la carpintería. También se destacó que el «el diseño de su reja es excelente».

Según publicó La Revista de CALF ,José y Francisco Rosa, dos de un total de cinco hermanos, fueron los primeros que llegaron a Neuquén en 1909 dispuestos a trabajar la tierra y a poner en marcha numerosos emprendimientos. En la zona de China Muerta compraron una gran extensión de tierras para dedicarse a la ganadería y con el tiempo se convirtieron en los primeros abastecedores de carne para la población neuquina que lentamente comenzaba a crecer. Para completar el negocio, en la zona del Bajo instalaron una carnicería, aunque también se dedicaron a otras actividades comerciales como la fábrica de jabón y lejía.

En lo que se denominaba la “quinta 37” levantaron el emprendimiento para fabricar los materiales de limpieza, aunque también construyeron instalaciones para una chanchería, piletones para salar carnes y galpones para el acopio de granos.

La actividad comercial de los Rosa fue exitosa, aunque José también tuvo una activa participación en la vida política y social de la capital. Por caso, fue uno de los socios fundadores de la Cooperativa CALF, institución que le permitió a los neuquinos tener un servicio de luz eficiente y económico, después de rescindir el contrato con Usinas Unidas, empresa, integrada por capitales ingleses y argentinos, que tuvo la concesión en un primer momento.

Convencido en los beneficios del movimiento cooperativo, José participó en la reunión fundacional que se realizó el 30 de julio de 1933 donde quedó conformada la Usina Cooperativa de Luz y Fuerza de Neuquén.

José Rosa falleció el 17 de agosto de 1942, sin dejar descendencia. Para homenajear a este pionero, el Concejo Deliberante impuso su nombre a la calle que comienza en las vías del ferrocarril y de norte a sur llega hasta calle Lamarque, paralela a Bahía Blanca.

Temas

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina