Connect with us

Sociedad

Giro en el juicio por el crimen de Lucas González: un policía detenido se quebró y reveló quién plantó el arma

Publicada

el

Lucas tenía 17 años

El inspector de la Policía de la Ciudad, Héctor Cuevas, imputado por el encubrimiento del crimen del joven Lucas González, ocurrido el 17 de noviembre de 2021 en el barrio porteño de Barracas, pidió ampliar su declaración indagatoria en la audiencia del juicio contra 14 agentes -él incluido- por el crimen y la trama para ocultarlo. El hombre habló y sacudió la sala del Tribunal Oral Criminal N°25: se quebró y reveló quién plantó el arma y cómo llegó al lugar.

Pasadas las 14.30, en el que sería el último debate antes de los alegatos, Cuevas, con buzo marrón y la leyenda en el pecho “Be still”, jean azul y pelo corto; apuntó al micrófono, apoyado sobre dos libros gordos que a la vez estaban sobre una mesa muy antigua que oficia, precariamente, como sostén.

Es mi deber decir qué vi ese 17 de noviembre, si no lo hice antes es porque tengo pánico, tengo miedo, de qué les puede llegar a pasar a mi familia, a mis hijos, después de que declare. No sé trató de un solo loquito disparando, hay un trasfondo acá”, comenzó su relato y atrajo atención de todos los presentes.

Te puede interesar: Marcelo D’Alessandro declaró en el juicio por el crimen de Lucas González y complicó a los policías acusados

Luego, contó que llegó a la escena del crimen tras una alerta irradiada por la Brigada de la Comuna 4, “pidiendo apoyo por enfrentamiento armado”. Y narró que se acercó al Volkswagen Suran donde iban la víctima y sus amigos. “Vi a Lucas muy malherido, mucha sangre. Vi unas mochilas, me asomo a la parte de atrás y no había armas, ningún tipo de armas, ni de fuego ni de juguete, no la vi”. Con este testimonio solventó que ese día se plantó un arma.

El auto que manejaban los policías de la Ciudad que balearon a Lucas González en Barracas
El día del crimen de Lucas

El acusado, de 49 años, describió con detalle lo que sucedió luego. Primero explicó que, a las 10.30, aproximadamente, vio llegar una moto que “depende” de la Comuna 4 con un policía que no está detenido por el crimen del futbolista y un civil: “La manejaba el oficial Torres, con una persona atrás de civil. Al oficial Torres le dicen ‘Cachorro’. Se baja esa persona de civil, tenía una gorrita blanca y va y habla unos segundos con el subcomisario Inca, que estaba cerquita mío. Y escucho cuando le dice: ‘Andá a poner eso’”.

Cuevas recordó que, entonces, ese civil se “acerca al auto” de las víctimas. Él estaba, según su relato, “a unos cinco metros”. Y, entonces, reveló que “en la parte trasera de la puerta trasera, que estaba abierta, tira el arma”. Según el acusado, trajeron el arma de un cofre de la comisaría Comuna 4.

Te puede interesar: Juicio por el crimen de Lucas González: el forense dijo que el tiro que lo mató fue realizado desde “adelante”

“Yo entré en pánico, pensé en mi familia, en mis hijos”, dijo e hizo un largo silencio: “No sé qué les va a pasar después de esto”. Sin embargo, luego contaría quién era la persona que plantó el arma. En ese contexto, dijo: “Después de ver las noticias, identifico que uno de los tres que detienen de la Brigada era el que había puesto el arma. Era Issasi”.

La muerte de Lucas González: estos son los tres policías de la Ciudad que fueron separados
Los tres policías acusados del crimen

Gabriel Alejandro Issasi (41) es, junto a Fabián Andrés López (48) y Juan José Nieva (37), uno de los tres imputados por el asesinato. Los tres integraban la División Brigadas y Sumarios de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad. Están detenidos y afrontan una acusación por “homicidio agravado por haber sido cometido con alevosía, por placer, por odio racial, por el concurso premeditado de dos o más personas y por cometerse abusando de su función o cargo por un miembro de una fuerza policial”.

También están imputados por las “tentativa de homicidio agravado, falsedad ideológica y privación ilegal de la libertad agravada por abuso funcional y sin previsión de la ley”, en el caso de los amigos de Lucas.

“Lo que hicieron es una locura. No puedo decir quién ordenó que vayan a buscar esa arma, pero sí les puedo decir después que pude reconocer a Issasi, que vino en la moto de la Comuna traído por Torres, habló con Inca y que Inca le dijo: ‘Poné eso en el auto’”, soltó y las palabras rebotaron con fuerza en la sala.

Caso Lucas González: procesaron a seis policías acusados de encubrimiento y vejaciones
Una de las secuencias de la persecución

Al subcomisario Rubén Orlando Inca, al igual que a Cuevas, además del encubrimiento, también se lo juzga por “falso testimonio”.

Cuevas había sido sindicado por una policía que declaró durante la instrucción del caso ante el fiscal Leonel Gómez Barbella como quien confirmó que el arma había sido plantada. Fue Daniela Lozano quien dijo que aquella mañana patrullaba en una plaza cerca del lugar donde fue asesinado Lucas, contó que escuchó los disparos y que fue hasta el lugar, pero que le ordenaron que bloqueara el tránsito.

Además, Lozano relató que entre las 20 y las 21 de aquel 17 de noviembre se contactó con Cuevas. “Él me manda dos fotos, como cuando uno le saca a una tele. Yo le comento lo que había visto y lo que decían en las reuniones de los policías. Le pregunté si era como decían los polis, que le habían puesto una réplica. Él me dice: ‘Se la pusieron”, declaró la mujer y agregó: “Después le pregunté cómo estaba el chico y me dijo: ‘Tiene muerte cerebral’. Le dije que yo había escuchado cinco disparos y él me dice que fueron más, que entre los tres fueron como 20″.

Te puede interesar: Juicio por Lucas González: un testigo dijo que escuchó varios disparos y que la Policía no dio la voz de alto

Este jueves, en la ampliación de la declaración, Cuevas además de implicar a Issasi e Inca, también se refirió al conductor de la moto que llevó el cofre con el arma para plantar y que no está acusado en la causa: “Estando detenido, me entero por radiopasillo que el oficial Torres se jactaba de haberle dado esa arma, ese juguete, que tenía guardado en el cofre de la comisaría”.

Salida - Gregorio Dalbon - Marcelo-D'Alessandro Familiares de Lucas Gonzalez - Tribunales
Dalbón y el papá de Lucas (Adrián Escandar)

Y culminó: “Le arruinaron la vida a muchas familias. Doctor (NdeR: abogado de la querella Gregorio) Dalbón le pido perdón, como persona, como padre, como policía, pero si yo decía esto antes me mataban a mí, a mi familia, porque esta gente mata, miente, como lo hicieron con Lucas”. Entonces, Cuevas, preso por el delito de encubrimiento y falso testimonio, luego de delatar a quienes plantaron el arma, miró a los ojos a al abogado de la familia de la víctima. Dalbón le respondió: Solo perdona Dios”.

Seguir leyendo:

Todo sobre juicio por el crimen de Lucas González

Anuncio

Sociedad

Le llevó al chapista un Fiat 600, le pagó y nunca le arreglaron el vehículo: deberán indemnizarlo

Publicada

el

martes 16 de julio de 2024

Un chapista de San Antonio deberá resarcir al propietario de un Fiat 600, tras haber incumplido con las tareas de reparación. El dueño había pagado por adelantado gran parte de los arreglos.

En agosto del año pasado acordó con el chapista diversos arreglos de restauración de butacas, techo, piso, puertas y baúl. Para ello realizó en un mes más de una decena de transferencias bancarias por distintos montos.

Pasado un tiempo “considerable” comenzó a reclamar por la finalización de dichos arreglos. Sin embargo, al no obtener ningún tipo de respuesta por parte del demandado interpuso un proceso de menor cuantía ante el Juzgado de Paz de San Antonio.

Adjuntó como prueba documental comprobantes de las transferencias realizadas, tres presupuestos con los detalles de arreglos y valores.

La demanda fue interpuesta en mayo de este año. Cuando el chapista fue notificado, le devolvió el vehículo, aunque en las mismas condiciones que el propietario se lo llevó.

El proceso judicial continuó, pero el chapista no se presentó. Tras analizar la prueba, la jueza de Paz concluyó que “ha quedado fehacientemente probado la entrega del dinero reclamado por la actora al demandado, mediante las transferencias efectuadas en las fechas indicadas y conforme los comprobantes adjuntados de las mismas”.

De esta manera, el propietario deberá recibir 750 mil pesos más los intereses, ordena el fallo.

Continuar leyendo

Sociedad

Fallo a favor de tres albañiles por falta de registro laboral y salarios adeudados

Publicada

el

martes 16 de julio de 2024

La Cámara del Trabajo de Cipolletti resolvió en favor de tres albañiles que demandaron a su empleador por falta de registro laboral y pago de remuneraciones adeudadas. La sentencia reconoció la relación de dependencia en la construcción de un edificio en la calle Primero de Mayo.

Se estableció que los hombres se desempeñaron como oficiales carpinteros sin estar registrados legalmente.

El fallo indicó que los trabajadores percibieron un salario diario sin registración formal y que al no recibir tres quincenas intimaron al empleador a regularizar su situación. Ante la falta de respuesta, dieron por terminada la relación laboral.

Los albañiles habían sido contratados para realizar el armado de estructura y llenado de hormigón y lozas en el edificio Atlas 8 de la calle Primero de Mayo 128 de Cipolletti.

Los trabajadores intentaron una conciliación pero el demandando no se presentó a la audiencia. Entonces impulsaron el juicio laboral.

En esa instancia, el responsable de la construcción del edificio negó la relación laboral y adujo que firmaron un contrato a precio fijo. También alegó un problema de salud, que lo obligó a trasladarse a Buenos Aires y a Córdoba. Sostuvo que a raíz de esa circunstancia se produjo un desorden administrativo y extravió la documentación relacionada a las obras que dirigía.

El tribunal determinó que la relación laboral quedó acreditada a través de testimonios y pruebas periciales. Además, se comprobó la ausencia de aportes a la seguridad social y la falta de entrega de certificados de trabajo.

Se condenó a la persona que dirigía la obra a pagarle distintas sumas de dinero a cada uno de los tres trabajadores. Las indemnizaciones incluyen salarios adeudados, aguinaldo y vacaciones proporcionales. También deberá entregar los certificados de trabajo y servicios en un plazo de 60 días, bajo apercibimiento de sanciones diarias por incumplimiento.

El tribunal notificó además a la Administración Federal de Ingresos Públicos, a la Secretaría de Trabajo de la provincia y a la asociación sindical sobre la situación irregular detectada.

Continuar leyendo

Sociedad

Río Negro abonó el aumento a agentes provinciales

Publicada

el

Desde el gobierno provincial informaron que la suma no remunerativa y no bonificable de acuerdo a la categoría y agrupamiento de revista fue pagada junto con un retroactivo proporcional de aguinaldo.

Cabe recordar que las sumas establecidas fueron:

Para los agentes de la ley 1844
* Suma de $50.000 pesos para las categorías 1 a 11;
* suma de $60.000 pesos para las categorías 12 a 14
* suma de $70.000 pesos para las categorías 15 a 25.

Para las y los agentes de la Ley 1904
* Suma de $50.000 para el agrupamiento tercero;
* Suma de $60.000 para el agrupamiento segundo;
* Suma de $70.000 para el agrupamiento Primero.

De esta manera, continúa el compromiso del Gobierno provincial con la mejora de las condiciones laborales y salariales de las y los trabajadores, preservando la estabilidad económica de la provincia.

Continuar leyendo

+Vistas