Noticias de Bariloche
Inicio » Nacionales » Espectáculos » Indigestión con 23 alfajores, la propuesta de casamiento de Charly y el elogio inolvidable de Francis Ford Coppola: 55 hechos no tan recordados de Leticia Brédice

Indigestión con 23 alfajores, la propuesta de casamiento de Charly y el elogio inolvidable de Francis Ford Coppola: 55 hechos no tan recordados de Leticia Brédice

“Cuando quiero, quiero mucho. Pero de repente ya no quiero más. Y quiero a otro. Pero lo más simpático de todo esto es que, la última, siempre me parece la vez que más quiero. Me gusta enloquecer de amor aunque sea por un ratito”, admitió Leticia Brédice en Infobae

1. Su abuelo materno, Lelo trabajaba en un circo y en una época fue equilibrista.

2. Su papá, Franco Brédice y su mamá, Nora Álvarez García eran vecinos. Se conocían desde los 9 años y a los 17, Nora quedó embarazada. Dejaron los estudios y se casaron.

3. Franco se dedicó a la construcción y Nora realizaba tareas de costura. Tuvieron a Marisa y luego a Dante, que murió a los ocho años en un accidente. Luego llegó Valeria y el 26 de marzo de 1972 nació Leticia.

4. Leticia siempre supo que lo suyo era la actuación. A los seis años, las tías le preguntaban qué quería ser cuando fuera grande y ella respondía: vedette.

Leticia Brédice retratada a los cuatro años
“Me encerraba a ver novelas para no escuchar los gritos de mis padres”, recuerda. “Papá y mamá peleaban mucho. Mucho. Eran peleas con muchas cosas por la cabeza y a mí me gustaba pararme en medio y gritarles: ´¡Basta, basta!´. Pensaba: ´¡Ay, estos dos! Tienen un proyecto que ya pasó’, rememoró Leticia Brédice en Teleshow

5. Todos los domingos pasaban por el cementerio para ponerle una flor a su hermano. Luego se juntaban en la casa de su abuela a comer cicatelli. Primero veían la carrera de Fórmula 1 porque ella y toda la familia eran fanáticos de Giles Villenueve. Después del almuerzo, comenzaba la función teatral hogareña.

6. Su hermana más grande preparaba los guiones y con las más chica interpretaban canciones y sketches. El público eran sus 21 primos. Actuaba y cantaba todas las canciones de Rafaella Carrá.

7. Su abuela María Carmela Nunziata Porcio Tomasina era una italiana fogosa y malhumorada. Solo se comunicaba en su idioma natal y si Leticia no le entendía alguna palabra, se enojaba y la dejaba hablando sola.

8. Vivió una infancia muy feliz en Villa Urquiza. Con sus amigas rusas, Ivana y Ludmila, les gustaba ponerse a conversar con los enfermos psiquiátricos de un hogar que había en el barrio.

Leticia Brédice con cuatro años y medio (1980)
“Siempre fui criada como un varón. Me tenían con el pelito así, muy corto. Tal vez era yo misma la de la impronta machito”. Porque según relata “si no me hacía el pibito, ¿quién hubiese parado los ataques de Valeria? Mi hermana era una gran mordedora”, relató Leticia Brédice en Infobae

9. Personal desde chica, en primer grado todas sus compañeras iban con una mochila de Frutillitas pero ella llevaba un bolso verde militar.

10. En la escuela odiaba la matemática. “La suma es buena, la resta es mala. La multiplicación es perfecta pero la división es un invento del diablo”, aseguraba.

11. Entre sus compañeros de grado le costaba hacer amigos. Su mejor amiga era una nena tartamuda y otra que en séptimo grado se había cortado las venas dos veces.

12. Una vez comió 23 alfajores de una marca marplatense y terminó internada.

13. Su primer “novio” lo tuvo a los nueve años. Le escribió a un chico una carta y le preguntó si quería ser su novio. Él le contestó que sí, siempre y cuando le diera un beso. “Lo saqué corriendo, pero después coincidimos en varias cosas y duramos dos meses”.

Leticia Brédice y su mamá, Nora
“Mamá es una señora grande con una vida muy vivida. Muy vivida. Perdió un hijo de ocho años. Tuvo dos más. Y cuando se tiene muchos hijos… Y encima me contó que mi embarazo le resultó muy problemático, por lo que tuvo que estar mucho tiempo tirada”, contó Leticia Brédice en Infobae

14. Tuvo otro noviecito del Partido Comunista con el que se daban besos arriba de la foto del Che. Salió con un RR. PP. de un boliche bailable y con un cortador de telas de un negocio de Once.

15. Asegura que a los 18 años todavía era virgen y que debutó antes en el cine, en una escena de sexo con Juan Cruz Bordeau que en la vida real.

16. Desde los 12 años estudió teatro en Caliban, la escuela que dirige Norman Briski.

17. En esa época su papá se había ido a vivir a Italia y sus dos hermanas también se habían mudado al exterior. Se quedó sola con su mamá.

Leticia Brédice con su hermana menor,  Valeria, y su mamá Nora, en 2000
“Siempre supe que no iba a ser la de los domingos en familia. Ni la de los cinco pibes. Ni la hija ejemplar. ¡Ay, las nenas que esperaban su fiesta de 15! ¡Qué hambre! Mi única ilusión era ser actriz. Era ser Raffaella Carrá. La miraba en la tele y pensaba: ´¿Quién es esta mujer que se mueve así? A ver qué dice…´. Pretendía tener ese imán. Solo ese imán”, le dijo Leticia Brédice a Infobae

18. Para pagar sus clases de teatro fue moza en un bar del barrio de Belgrano. Para que la contraten le dijo al dueño que tenía 21 años cuando había cumplido 16. No le creyó, no le dio el trabajo, pero ella lo llamó tantas veces que lo convenció.

19. Entre los clientes del bar solía atender a Andrés Calamaro, Fabiana Cantilo y Leo Sbaraglia. El actor no le dejaba casi propina, pero le escribía poemas en las servilletas.

20. Un día entró Charly García. “Se ve que estaba contento, enamorado y me dijo ¿te querés casar conmigo?, y yo le dije “no sé, voy a ver” (con voz de niña)”, contó en Bailando por un sueño.

21. “Me fui a mi casa y le dije a la tesoro de mamá, Norita, le dije “mamá, Charly me ofreció matrimonio”, y me respondió “callate, andá a dormir”. Entonces, me sentí bullyneada por mamá y dije ‘¿por qué no?’ Entonces, siempre tengo esa cosa acá que podría ser la mujer de Charly”, terminó su anécdota.

22. Al comenzar a trabajar dejó la escuela secundaria en mitad de cuarto año.

Fuerte escena de sexo entre Rodrigo de la Serna y Leticia Bredice en “El lobista” (Infobae)

23. A los 15 años hizo su debut cinematográfico. Trabajó en La Peste, de Luis Puenzo, como extra. La noche del estreno descubrió que su escena no aparecía.

24. Comenzó a buscar trabajo en la televisión. La contrataron para Uno más uno, una comedia con Jorge Schubert y Andrea Barbieri. Pero su personaje, una chica con SIDA, fue cuestionado y se quedó sin pantalla.

25. Alguna vez vendió tortas de ricota para ganar un dinero extra.

26. Vivió un largo romance con el actor Germán Palacios. Comenzaron a salir cuando ella tenía 18 años y él, 28. Él era su ídolo de infancia.

Leticia Brédice recopila enseñanzas de Deepak Chopra –”que me fascina desde chica”– y recuadra conclusiones de las sesiones de Constelaciones de Hellinger, la terapia grupal que la lleva a atender el lugar que ocupa en su familia para darle solución a conflictos que podrían resultar ancestrales
Leticia Brédice recopila enseñanzas de Deepak Chopra –”que me fascina desde chica”– y recuadra conclusiones de las sesiones de Constelaciones de Hellinger, la terapia grupal que la lleva a atender el lugar que ocupa en su familia para darle solución a conflictos que podrían resultar ancestrales

27. Romántica, le gustan mucho las películas de amor. Lo que el viento se llevó es su favorita. También le encantan las cartas de amor, las colecciona desde la primaria.

28. En 1994 protagonizó Años rebeldes dirigida por la italiana Rosalía Polizzi. El penúltimo día de filmación le avisaron que debía cortarse el pelo. Lo tenía largo desde los 10 años. Por su rol ganó un Cóndor de Plata como revelación femenina.

29. El éxito masivo le llegó al protagonizar Cenizas del Paraíso, de Marcelo Piñeyro. Siguió en Plata quemada, Cómplices, Nueve Reinas, Almejas y mejillones y ¿Sabés nadar? entre otras.

Ricardo Darín, Gastón Pauls y Leticia Brédice
Leticia Brédice lleva filmadas más de 20 películas

30. Si le dieran a elegir haría solo cine pero “en países del Tercer Mundo es utópico. Y en los espacios ausentes, donde hay que pagar cuentas y embargos, la televisión es necesaria”.

31. Interpretó papeles en tiras y unitarios. Estuvo en Locas de amor, Sin condena, 22, el loco, Mujeres asesinas, El elegido. Su última actuación fue en La 1-5/18. También se animó a Bailando por un sueño y Tu cara me suena.

32. “Ser una sex symbol, desde un lugar está bueno, ya que tiene que ver con la autoestima. Dicen que soy una chica difícil, pero es porque mis padres me enseñaron que no hay que ser fácil. Es más provocador”. (El espectador, abril, 1999).

Leticia Brédice se lució como participante de "Bailando por un sueño", pero sus imitaciones, como la de Susana, fueron desopilantes (@laflia_ok)
Leticia Brédice se lució como participante de “Bailando por un sueño”, pero sus imitaciones, como la de Susana, fueron desopilantes (@laflia_ok)

33. “De un hombre me enamora la vitalidad, que sea un hombre activo, que tenga mucho humor, esos que divierten a toda una mesa. Que te decís: ‘Qué orgullo está haciendo reír a toda la mesa y es mi hombre’”. (Ahora, junio, 1999).

34. Reconoce que fue infiel pero que también le fueron infiel “¿A quién no lo cagaron alguna vez? ¿Y quién no perdonó una? Vamos… ¡Y todas las que no me habré enterado!”.

35. En el 2004 se lanzó como cantante con el disco Actriz. Charly García la acompañó. Mezclaba hip hop, bossa nova, soul, tango, Roberto Carlos y Mina y hasta interpretaba La rubia tarada, de Sumo. Las canciones que formaban parte del excéntrico disco tenían títulos como: No love, no sex. I love your dick (No amor, no sexo. Yo amo tu pene).

“Canto desde siempre. Desde que era chiquita y me ponía una peluca e imitaba a Rafaella Carrá o a Adriano Celentano. Hacía travestismo frente al espejo. Jugaba a ser una diva, movía el pelo”, comentaba Bredice cuando presentaba su disco.
“Canto desde siempre. Desde que era chiquita y me ponía una peluca e imitaba a Rafaella Carrá o a Adriano Celentano. Hacía travestismo frente al espejo. Jugaba a ser una diva, movía el pelo”, comentaba Bredice cuando presentaba su disco.

36. Fue pareja de Pablo Bossi, en ese momento presidente de Patagonik Film Group y 17 años mayor. También novió con Alan Faena.

37. El músico Juan Pablo Sanguinetti es el papá de su hijo. En ese momento ella tenía 32 años y él, 24. Al bebé lo llamaron Indio “por lo mucho que se movía en la panza”. Como en el Registro Civil no le permitieron el hombre, lo bautizaron Xul Salvador.

38. Se considera bisexual. A los 22 se enamoró de una mujer “inusitada”. Y no volvió a encontrar su esencia en ninguna otra a lo largo de los tantos encuentros fortuitos –”y no tanto”– que ha tenido en su vida. “Me volvía loca. Me encantaba estar con ella. Su forma. Su olor. Todo. Me había enamorado con tanta locura…”, explica haciéndose un poco niña. “Pero no me quería. Tenía otras novias. No gustaba de mí. Nunca más volví a enamorarme de una chica. Y creo que fue porque amé demasiado a esa”, reflexiona. “Soy bisexual desde muy niña. Desde muy niña. Cuando decidí que ya nadie me diría qué sexo debía gustarme. Siempre me pareció antinatural, ilógico, incomprensible. Nunca registré géneros ni modos determinados de ser varón o mujer”, contó en Infobae

En el el 2004, Leticia Brédice escandalizó a todos cuando en la entrega de los premios MTV latinos se difundió una imagen de ella posando con los dedos en la cola.
En el el 2004, Leticia Brédice escandalizó a todos cuando en la entrega de los premios MTV latinos se difundió una imagen de ella posando con los dedos en la cola.

39. Considera a sus ojos como la parte más linda de su cara, pero prefiere no maquillarse mucho los labios porque “como los tengo muy anchos no me queda bien”.

40. Se define como “una apasionada de la fe. Adoro a las Vírgenes”. Conoce la historia de muchas de las advocaciones marianas. Sus favoritas son la Virgen de la Medalla Milagrosa, la de Lourdes y la de Guadalupe.

41. Bautizó a su hijo con unos monjes benedictino “pero yo lo consagraría a todas las religiones porque quiero que esté cuidado por todos los ángeles y todos los dioses del Cosmos”.

42. Entre sus amigas nombra a Rita Cortese, Julieta Ortega y Dolores Fonzi.

Leticia Brédice fue una de las primeras en mezclar ropa de marcas famosas con otras de hipermercados.
Leticia Brédice fue una de las primeras en mezclar ropa de marcas famosas con otras de hipermercados.

43. “Mi nombre Leticia significa ‘alegría’; debe ser por eso que siento que estoy en comunión con la vida. Eso sí, me causa mucha gracia todo y me divierto muchísimo. Tengo espíritu positivo”. (Crónica, septiembre, 2000).

44. Solía visitar refugios para mujeres que sufrieron violencia. Participaba de charlas o proyectaba los tres cortos que filmó sobre maltrato infantil: Paloma, Gorrión y Golondrina.

45. En el año 2007 condujo Bailarina en la oscuridad, un programa de radio donde leía poemas escritos por ella y escuchaba a la gente que buscaba reinsertarse en la sociedad.

46. Detesta que le regalen ramos de flores. “La flor me gusta en su lugar. Ver cómo crece, en su aroma, en sus formas”, argumenta.

Leticia Brédice no se arrepiente de ninguno de los trabajos que hizo. "Haría todos otra vez. De hecho, creo que haría más. Me engolosiné muchas veces en decir que no cuando podría haber aceptado".
Leticia Brédice no se arrepiente de ninguno de los trabajos que hizo. “Haría todos otra vez. De hecho, creo que haría más. Me engolosiné muchas veces en decir que no cuando podría haber aceptado”.

47. Participó en el rodaje de Tetro, la película que Francis Ford Coppola filmó en la Argentina. En ese momento hubo rumores de romance. Fue la única que peleó y logró el cachet que quería. El director un día le dijo “vuelvo a creer en las actrices porque te veo trabajar”. Le solía contar historias de su familia, de Marlon Brando y luego le preguntaba qué había hecho ella en el día.

48. “No quiero que la gente sepa quién soy y justamente por mantener esa postura es que mi vida se llenó de tantas mentiras. Los hombres que han estado conmigo siempre sufrieron esos silencios, pero, bueno, cada uno sabe dónde se mete”. (Luz, agosto, 2008).

A Leticia Brédice le fascina pintar con lápices y acrílicos pero también con brocha gorda. Se da maña y le entusiasma hacer los arreglos de su casa.
A Leticia Brédice le fascina pintar con lápices y acrílicos pero también con brocha gorda. Se da maña y le entusiasma hacer los arreglos de su casa.

49. Con otros actores, Leticia asistió al acto donde la entonces presidenta Cristina Kirchner firmó el decreto que regula la propiedad intelectual de los directores de cine. Cuando la actriz se enteró que era el cumpleaños de la mandataria, rápida de reflejos, le regaló el anillo que tenía puesto.

50. Cuando debe estudiar un guion lo hace con un diccionario al lado. Si ve que repite mucho una palabra busca un sinónimo.

51. Para componer a Verónica San Martín, esa aristócrata e intolerante mujer de El elegido, aprendió a diferenciar entre aristócrata, oligarca, noble. Investigó qué hacen las mujeres aristócratas, de qué hablan. Se quedaba en la peluquería observando como no acercan el cuerpo ni ponen la mirada en contacto. Quedó horrorizada cuando escuchó que una ordenaba: “ah no, yo quiero que me lave la cabeza la chica de siempre, porque el chico nuevo es morochito”.

Verónica San Martín, el personaje que Leticia Brédice interpretó en "El elegido" tuvo gran cantidad de seguidores que popularizaron las  increíbles frases de esa mujer desquiciada -"Armenia, haga algo que esté a su altura: un té"; "se dice colorado, no rojo"; "nena  fea, nena sucia y mala"
Verónica San Martín, el personaje que Leticia Brédice interpretó en “El elegido” tuvo gran cantidad de seguidores que popularizaron las increíbles frases de esa mujer desquiciada -“Armenia, haga algo que esté a su altura: un té”; “se dice colorado, no rojo”; “nena fea, nena sucia y mala”

52. Una vez le pidió a Susana Giménez que la ayudara a que un novio volviera a gustar de ella, pero no funcionó.

53. A la noche, suele escribir historias pero es antitecnología. Las escribe en un cuaderno, a mano y con lapicera.

Como dramaturga, Leticia Brédice escribió "En la cola del avión" y "OrguYo" (Foto Verónica Guerman / Teleshow)
Como dramaturga, Leticia Brédice escribió “En la cola del avión” y “OrguYo” (Foto Verónica Guerman / Teleshow)

54. Le gusta mucho limpiar su casa, tener plantas, meter las manos en la tierra y decorar los rincones. Lo único que detesta es planchar y lavar la ropa. Y sólo cocina para su hijo.

55. En la revista Susana aseguró que “Tuve romances con casi todos los músicos de rock”. Discreta, no dio nombres.

Leticia Bredice aseguró en Infobae: Creo que la mujer, cuando se vuelve más grande, se hace más mujer y se banca quién es. Ahora no tengo vergüenza ni miedo de mostrarme tal cual soy. No me martirizo más ni me agrando por la vida. Ando tranquila… No hay nada tremendo que no se pueda luchar y mejorar. Creo que siempre se puede cambiar, llorar, aprender y salir adelante. Y hay que ser piola para cambiar.  (Foto: Gabriel Rocca)
Leticia Bredice aseguró en Infobae: Creo que la mujer, cuando se vuelve más grande, se hace más mujer y se banca quién es. Ahora no tengo vergüenza ni miedo de mostrarme tal cual soy. No me martirizo más ni me agrando por la vida. Ando tranquila… No hay nada tremendo que no se pueda luchar y mejorar. Creo que siempre se puede cambiar, llorar, aprender y salir adelante. Y hay que ser piola para cambiar. (Foto: Gabriel Rocca) (Krause, Johansen/)

Con material periodístico del archivo digitalizado de la escuela TEA

SEGUIR LEYENDO

Leticia Brédice: “Me enamoré de una mujer con tanta locura que nunca más pude amar a ninguna otra”

Leticia Brédice: “Tuve momentos en los que debí pedir ayuda”

Por qué revolea el poncho, el fan que no la reconoció y su reacción visceral por una perra que murió: 51 hechos de Soledad Pastorutti

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina