Conéctate con nosotros

Salud

Jet lag: por qué afecta de manera diferente según la dirección de viaje

Publicada

el

Hay algunas recomendaciones que hacen los especialistas para disminuir el jet lag (Getty) (Izabela Habur/)

Los vuelos largos generan diversos trastornos que a veces se resumen con el término jet lag. Se trata de un trastorno temporal del sueño, que ocurre cuando el reloj interno del cuerpo no está sincronizado con un nuevo huso horario.

Sucede cuando una persona se traslada muy rápido a más de tres franjas horarias, y el traslado dura entre dos y seis días. Es que el cuerpo humano tiene su propio reloj interno (ritmo circadiano) que le indica cuándo debe permanecer despierto y cuándo debe dormir.

La alteración de las fases de sueño-vigilia es el impacto más común del jet lag, aunque también puede provocar malestar general o estomacal, irritabilidad, falta de concentración y fatiga diurna que se podría alargar más de una semana. Tener presente cuál es el cronotipo de cada uno (diurno o nocturno), en qué zona horaria se está, hacia dónde se viaja y a qué hora es el vuelo es clave para sobrellevar de la mejor forma posible el también conocido como síndrome transoceánico.

Viajar en avión
No todas las personas responden de la misma manera a este transtorno, ya que depende de la resistencia que cada una tiene a la privación de sueño (Getty) (James Lauritz/)

Esto es debido a que, según recientes investigaciones, la experiencia del jet lag varía entre las personas. Eso es porque cada uno se mueve a lo largo de su propio ritmo interno.

La mayoría de las personas tienen un ciclo diario natural de aproximadamente 24,2 horas. Los investigadores creen que se trata de una adaptación evolutiva que permite adaptarse a diferentes duraciones del día a lo largo del año.

Pero algunas personas tienen ciclos un poco más largos que otras, y esto puede desempeñar un papel en la forma en que una persona experimenta el desfase horario.

La investigación sugiere que si alguien tiene un ciclo más largo, podría adaptarse más rápido a los viajes hacia el oeste, pero no se sabe si un ciclo más corto ayuda a viajar en el otro sentido.

Cuánto influye la dirección del viaje

La alteración de las fases de sueño-vigilia es el impacto más común del jet lag (Reuters)
La alteración de las fases de sueño-vigilia es el impacto más común del jet lag (Reuters) (TOBY MELVILLE/)

En términos más generales, muchas personas encuentran que viajar hacia el oeste, donde “ganan” tiempo, es un poco más fácil.

Paras ejemplificarlo, supongamos que Juan y Pedro salen de la ciudad australiana de Adelaide al mismo tiempo. Juan aterriza en Perth por la tarde, donde es aproximadamente 2,5 horas más temprano en el día. Recorre algunos lugares y se duerme fácilmente alrededor de las 8:30 p.m. hora local. Luego se despierta muy temprano y comienza su día.

Debido a que su reloj biológico se retrasó naturalmente, cambiando un poco más tarde en relación con la hora local cada día, después de unos días, él está completamente sincronizado.

Anuncio

Mientras tanto, Pedro aterriza en Auckland, Nueva Zelanda, aproximadamente 2,5 horas más tarde en el día. Aprovecha la tarde templada y parte de la noche, y está completamente despierto hasta las 2 a.m. Luego se levanta cuando suena la alarma a las 7 a.m. cuando todavía son las 4:30 a.m. en su reloj biológico.

Probablemente sentirá los efectos del desfase horario más severamente que Juan y por más tiempo.

¿Qué hacer para evitar el jet lag?

Ya desde el avión, los especialistas aconsejan intentar dormir en los horarios del destino (Getty)
Ya desde el avión, los especialistas aconsejan intentar dormir en los horarios del destino (Getty)

1- Adaptar los horarios en casa

Siempre que se pueda, es recomendable configurar el reloj biológico a la nueva zona horaria antes de volar. Para ello, uno o dos días antes del viaje, se puede cambiar la hora del teléfono móvil y acostarse, despertarse y comer a la hora del destino. Así, el proceso de adaptación empieza antes.

2- En destino, desde el avión

Del mismo modo, también es recomendable dormir y comer según el horario de destino una vez en el avión. Llevar almohada de viaje, antifaz y tapones y escoger asiento según las preferencias de cada uno facilitará las cosas.

3- Moverse durante el viaje

Asimismo hay que intentar hacer estiramientos en el avión y, siempre que no se esté durmiendo, levantarse cada 90 minutos para mantener la sangre en movimiento y evitar la hinchazón de piernas, a lo que también ayuda usar ropa holgada y medias gruesas o de compresión.

Antes de viajar en avión es recomendable empezar a adaptar los horarios unos días antes (Getty)
Antes de viajar en avión es recomendable empezar a adaptar los horarios unos días antes (Getty)

4- Buen descanso previo

“Una buena estrategia para limitar los efectos del jet lag es evitar empezar un viaje ya privados de sueño. Planifiquen con antelación y no pierdan el sueño por hacer la maleta en el último momento. Todos tenemos ritmos prominentes de 24 horas coordinados por el reloj circadiano de nuestro cerebro. Nuestra exposición diaria a la luz diurna refuerza la sincronización de nuestro ritmo circadiano, pero no cambia instantáneamente cuando viajamos rápidamente a diferentes zonas horarias”, sostuvo en diálogo con la revista de salud y bienestar estadounidense Real Simple, el doctor David Nelson Neubauer, miembro de la Junta de la Fundación Nacional del Sueño y profesor asociado de psiquiatría en Johns Hopkins Medicine.

5- El poder del sol

Anuncio

Una vez aterrizado, es importante la exposición estratégica a la luz solar según los horarios, aunque existen otras medidas para mejorar el jet lag, como caminar descalzo por el césped o la arena, ya que el contacto físico con la tierra del lugar acelera la aclimatación al mismo.

6- Evitar las siestas

Seguir los nuevos ritmos de acostarse y de comer es fundamental para evitar los efectos del jet lag. Para ello, se desaconseja hacer siestas después de la llegada. Si resulta difícil conciliar el sueño cuando se debería, se puede intentar incorporar técnicas de relajación o ejercicios de respiración para relajarse durante la noche. Asimismo, los especialistas recomiendan evitar el uso de dispositivos electrónicos al menos una hora antes de acostarse.

7- Dieta saludable y sin estimulantes

Tanto antes como durante y después del vuelo, es importante evitar las comidas abundantes, limitar el consumo de alcohol y de café y beber abundante agua.

Seguir leyendo

Qué efecto tienen en el cuerpo los vuelos de larga distancia

Qué es el “jet lag alimentario” y por qué puede hacernos engordar hasta 4 kilos en 6 meses

Guía anti jet lag: ¿cómo dormir bien durante un viaje?

Anuncio

Salud

Las batallas de Elon Musk contra el estrés crónico: Del insomnio severo a vomitar por nervios

Publicada

el

Mientras Elon Musk busca la innovación, el impacto en su salud es alto (REUTERS/Gonzalo Fuentes/Archivo) (GONZALO FUENTES/)

La tolerancia al estrés de Elon Musk es alta, pero hay situaciones en las que exceden su límite. El visionario detrás de empresas como SpaceX y Tesla no es ajeno a los desafíos y presiones propios del liderazgo. Y su cuerpo se lo hace saber.

Aunque Musk encuentra distintas vías de desconectar de sus problemas y dramas emocionales, también asume responsabilidades que van más allá de la gestión empresarial tradicional, embarcándose en misiones que buscan redefinir el futuro de la humanidad. Las largas horas de trabajo y los momentos críticos de su carrera se traducen en fuertes impactos en su salud física.

Esa constante búsqueda de la excelencia y el empuje hacia el logro de objetivos extraordinarios conllevan una carga de tensión significativa, manifestándose de manera notoria en su sistema digestivo, específicamente, en su estómago.

“Puede fingir que le gusta el estrés, pero su estómago no”, se lee en la biografía del magnate Elon Musk, del escritor Walter Isaacson. Este malestar implica un dolor constante que padece desde 2007.

Musk suele canalizar los nervios de los momentos clave a través de los dolores estomacales y trastornos del sueño (REUTERS/Mario Anzuoni)
Musk suele canalizar los nervios de los momentos clave a través de los dolores estomacales y trastornos del sueño (REUTERS/Mario Anzuoni) (Mario Anzuoni/)

Pero hay más: también sufre de trastornos del sueño por lo que pasa días y noches sin dormir adecuadamente. Elon forma parte de una estadística alarmante, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 40% de la población global duerme mal.

Aunque la OMS distingue 88 tipos de tipos de trastornos del sueño, entre los más comunes se encuentran el insomnio, la apnea, síndrome de las piernas inquietas y narcolepsia.

Musk ha tenido que lidiar con momentos críticos en su carrera, como los difíciles inicios de SpaceX y las dificultades financieras de Tesla durante la crisis económica de 2008. Y luego vinieron más.

Durante estos períodos, los problemas de salud de Musk se hicieron evidentes por lo que necesitó atención médica por fuertes dolores estomacales y sufrió insomnio severo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 40% a nivel global duerme mal y Elon Musk forma parte de ese número estadístico (REUTERS/Gonzalo Fuentes)
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 40% a nivel global duerme mal y Elon Musk forma parte de ese número estadístico (REUTERS/Gonzalo Fuentes) (Gonzalo Fuentes/)

“Cuando se enfrentaba a desafíos tortuosos, la tensión a menudo lo mantenía despierto por la noche y le hacía vomitar”, dice el libro.

Según el American College of Gastroenterology, el dolor abdominal se refiere a cualquier tipo de malestar o dolor localizado en la región entre el tórax y la pelvis. Un dato importante: la percepción del dolor está controlada por el sistema nervioso; los nervios envían señales al cerebro cuando hay un problema en el abdomen, lo que puede resultar en dolor. Este mecanismo de alerta indica que algo anormal está ocurriendo dentro del cuerpo.

A pesar de ser un empresario innovador, a Musk las situaciones de estrés le juegan malas pasadas, como a todos.

Anuncio

El punto límite

En 2008, Elon Musk vivió una situación extrema con su fábrica Tesla que lo hizo estresarse y sufrir problemas estomacales
En 2008, Elon Musk vivió una situación extrema con su fábrica Tesla que lo hizo estresarse y sufrir problemas estomacales

2008 fue un año difícil para Elon. Su situación personal y profesional se vio particularmente afectada después de la crisis económica de ese año, cuando Tesla estuvo al borde de la quiebra. “A pesar de que finalmente tenía un Roadster —uno de sus vehículos más emblemáticos—, fue el principio del año más difícil de mi vida”, recuerda Elon.

En medio de la crisis económica global y la recesión, Tesla se encontraba en una situación financiera precaria. Entonces, el empresario tecnológico tuvo que recurrir a préstamos personales, inversiones de amigos y familiares, y a utilizar los depósitos de los compradores para cubrir gastos operativos y nóminas.

Ese contexto hizo estragos en su cuerpo. Elon iba al baño para vomitar por los nervios. “Se le encogía al estómago, comenzaba a gritar y le entraban arcadas. Yo me quedaba junto a la taza del inodoro, sujetándole la cabeza”, cuenta Talulah Riley, su esposa en ese entonces, en la biografía del magnate.

Elon musk Talulah Riley
Elon Musk junto a Talulah Riley, quien detalló los problemas estomacales y de sueño del magnate (David Paul Morris/Bloomberg) (David Paul Morris/)

La cuestión no terminaba ahí. Según Riley, el magnate tampoco podía dormir bien y la cuestión tenía ribetes entre preocupantes y horrorosos. Una noche tras otra, describe su ex esposa, Musk tenía comportamientos extraños mientras dormía: murmullaba, tenía conversaciones consigo mismo, agitaba los brazos y hasta se ponía a llorar.

“Estaba convencida de que le iba a dar un ataque al corazón. Tenía terrores nocturnos y gritaba en sueños y se aferraba a mí. Era espantoso. Yo estaba asustadísima y él, desesperado”, señala Riley.

En su biografía, el genio tecnológico admite que trabajaba todos los días sin descanso, mañana, tarde y noche, “en una situación que me exigía que sacara un conejo de la galera, una y otra vez”.

Ese mismo año, Musk también había dado un discurso Royal Aeronautical Society de Londres pero no era el mejor momento para hablar de cohetes: dos artefactos habían explotado y el tercero venía en tres semanas. Tesla tampoco era un paraíso y su divorcio con Justine hacía peligrar la estabilidad de Tesla. El mundo de Elon parecía derrumbarse.

Elon Musk dueño de SpaceX, tuvo un año complicado a nivel personal y profesional en 2008 (EFE/EPA/HANNIBAL HANSCHKE / Pool)
Elon Musk dueño de SpaceX, tuvo un año complicado a nivel personal y profesional en 2008 (EFE/EPA/HANNIBAL HANSCHKE / Pool)
(HANNIBAL HANSCHKE / POOL/)

¿Qué hizo allí? Defendió los proyectos espaciales comerciales e hizo hincapié en cómo se debían colonizar otros planetas para el bien de la humanidad. Luego visitó al director general de Aston Martin, quien echó pestes sobre las ideas de Musk.

El cuerpo del creador de SpaceX no tardaría en reaccionar a la situación de estrés: se levantó con dolor de estómago. Tal era la intensidad que visitó a un médico para descartar un cuadro de apendicitis. Le dijo que tenía que relajarse y salir a divertirse.

Lo mismo le sucedió al cuarto intento de lanzar un cohete con su empresa, cuando finalmente lo logró. “Tengo la mente exhausta, así que me resulta difícil ser capaz de decir nada”, dijo en Musk en aquel entonces. “A pesar de su apariencia pétrea, Musk había tenido el estómago encogido durante todo el lanzamiento, casi a punto de vomitar”, cuenta Isaacson en el libro, pero le costaba sentir que lo había logrado.

Tal era la intensidad del dolor estomacal de Musk que visitó a un médico para descartar un cuadro de apendicitis (AP Foto/Kirsty Wigglesworth)
Tal era la intensidad del dolor estomacal de Musk que visitó a un médico para descartar un cuadro de apendicitis (AP Foto/Kirsty Wigglesworth) (Kirsty Wigglesworth/)

Tras las fallas de los primeros tres lanzamientos y en todos los que vendrían después, Musk sentía un nudo en el estómago, algo que él llamaría “trastorno de estrés postraumático después de los [tres] fallos en Kwajalein”.

Sobre ese momento el magnate dijo: “Tenía los niveles de cortisol, adrenalina y hormonas del estrés tan por las nubes que era incapaz de sentir alegría. Tenía una sensación de alivio, como si me hubieran perdonado la vida, pero no alegría. Estaba demasiado estresado para ello”.

El más rico, el menos feliz

Anuncio

En 2021, Musk se convirtió en la persona más rica del mundo ―hoy es el segundo, tras Bernard Arnault― pero había un pequeño gran detalle: no era feliz. No lograba disfrutar de ningún momento lejos de la tensión.

“Como solía ocurrir, sus cambios de humor y su depresión se manifestaban en forma de dolor de estómago. Vomitaba recurrentemente y tenía una intensa acidez estomacal”, escribe Isaacson en su biografía.

Musk le dijo a su biógrafo que no se sentía bien y que estaba "como un lanzallamas, echando fuego por todos lados" (Patrick Pleul/dpa-Zentralbild/PO)
Musk le dijo a su biógrafo que no se sentía bien y que estaba “como un lanzallamas, echando fuego por todos lados” (Patrick Pleul/dpa-Zentralbild/PO)
(Patrick Pleul/dpa-Zentralbild/PO/)

“Llevo mucho tiempo quemando la vela por ambos extremos con un lanzallamas. Me ha pasado factura. Este fin de semana he estado muy enfermo”, le escribió Musk a su biógrafo en un mensaje.

La artista Grimes, otra de sus ex mujeres, también hizo referencia a las dificultades para dormir del multimillonario. Esta vez cuando, en 2019, Tesla estaba en problemas de nuevo. Sobre eso, la madre de tres de sus hijos cuenta que pasaba noches sin dormir, sentado en la cama como una estatua.

Sobre ese momento el magnate cuenta Grimes: “Tenía los niveles de pose de la estatua del hombre pensante, completamente en silencio en el borde de la cama”.

Musk, como todos, es humano.

Seguí leyendo...

Salud

Diabetes gestacional durante el embarazo: cuál es el rol de la placenta de acuerdo a un estudio

Publicada

el

Los detalles del trabajo sobre diabetes gestacional y el rol de la placenta en este cuadro

(Dennis Thompson – HealthDay News) — La placenta podría ser uno de los motivos por los que algunas mujeres desarrollan diabetes gestacional durante el embarazo, encuentra un estudio reciente. Un déficit en la forma en que la placenta expresa el gen de una hormona llamada factor de crecimiento similar a la insulina 1 (IGF-1, por sus siglas en inglés) parece estar relacionado con la resistencia a la insulina durante el embarazo, informaron los investigadores en la edición del 16 de abril de la revista Nature Medicine.

“La placenta, el principal impulsor de los cambios en la fisiología de la insulina en el embarazo, es probablemente una fuente clave de hormonas involucradas en el desarrollo de la diabetes gestacional”, señaló la investigadora principal, Marie-France Hivert, profesora asociada de medicina poblacional de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

La diabetes gestacional afecta a uno de cada siete embarazos y puede provocar múltiples complicaciones durante el embarazo y el parto. El exceso de resistencia a la insulina contribuye a la diabetes gestacional, según investigaciones anteriores, pero las causas exactas de esta resistencia siguen sin estar claras. Para este estudio, los investigadores realizaron análisis genéticos en muestras de tejido placentario, identificando 14 genes asociados con la resistencia a la insulina.

medicina, médico, salud, check, doctores, enfermedad - (Imagen Ilustrativa Infobae)
La diabetes es una enfermedad metabólica crónica caracterizada por niveles elevados de glucosa en sangre según la OMS (Imagen Ilustrativa Infobae)

La asociación más fuerte involucró al gen IGF-1, que controla los efectos de la hormona del crecimiento en el cuerpo, según muestran los resultados. La hormona producida por el gen IGF-1 está relacionada con la hormona insulina y afecta la forma en que las células procesan el azúcar en la sangre.

Los niveles de la hormona IGF-1 aumentan a lo largo del embarazo y son cinco veces más altos en las personas embarazadas, anotaron los investigadores. Además, unos niveles bajos de la hormona IGF-1 al principio del embarazo podrían ser un indicador de que una mujer está en riesgo de diabetes gestacional, dado que unos niveles más altos se asocian con una menor resistencia a la insulina, señalaron los investigadores. De hecho, los niveles bajos de la hormona IGF-1 en la sangre en el primer trimestre parecen predecir un diagnóstico posterior de diabetes gestacional, independientemente de otros factores de riesgo como el exceso de peso, según muestran los resultados.

“Es posible que medir [la hormona IGF-1] en el primer trimestre pueda ayudar a identificar a las personas en riesgo de desarrollar diabetes gestacional al principio del embarazo, lo que podría ofrecer una ventana para la prevención”, planteó Hivert en un comunicado de prensa de la Harvard. “Esperamos llevar a cabo investigaciones futuras para abordar si esta proteína desempeña un papel causal en la regulación glucémica gestacional”.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la diabetes gestacional.

FUENTE: Harvard Pilgrim Health Care Institute, comunicado de prensa, 16 de abril de 2024

* Dennis Thompson. HealthDay Reporters ©The New York Times 2024

Anuncio

Seguí leyendo...

Salud

A qué edad empieza la pérdida de memoria y cómo estimular la mente para prevenirla

Publicada

el

La demencia afecta diferentemente a cada persona con síntomas particulares, pero eventualmente puede conducir a no reconocer a seres queridos, problemas de movilidad, y conducta agresiva – (Imagen Ilustrativa Infobae)

La memoria es la capacidad de los seres humanos para aprender, evocar y almacenar la información aprendida. Y su pérdida afecta en múltiples aspectos de la vida diaria.

Es que el cerebro es el órgano más complejo y fascinante del cuerpo humano, y su bienestar es fundamental para llevar una vida plena y saludable. Gracias al cerebro, podemos llevar a cabo acciones tan diversas como pensar, hablar, escribir, recordar, bailar, respirar y soñar. Cuando existe algún tipo de deterioro en él, muchas de estas actividades se pueden ver afectadas.

Pero antes, hay que aclarar que olvidarse algunas cosas es normal. Lo anormal sería recordar todo lo que hacemos, como le sucedió al personaje de Funes, el memorioso del escritor Jorge Luis Borges. Los expertos médicos han investigado extensamente el cerebro debido a su amplia gama de funciones para determinar cuándo un olvido es normal y cuándo responde a una patología.

Un hombre haciendo un puzzle para ejercitar su memoria y retrasar el Alzheimer (Shutterstock)
La elaboración de juego de rompecabezas, crucigramas y sudoku, ayudan a tener un cerebro activo

El doctor Ricardo Allegri, jefe de Neurología Cognitiva de Fleni, explicó en una nota reciente: “En el olvido benigno, el sujeto no se acuerda de parte de una situación o una palabra y la recuerda posteriormente en forma espontánea o ante una ayuda. El sujeto está mucho más preocupado por los olvidos que su entorno. Un ejemplo es cuando uno está hablando y no aparece un nombre pero sí sabemos de quién hablamos y todo su entorno. Al rato, manejando el auto, nos aparece espontáneamente ese nombre o alguna situación nos lo trae. Esto es un olvido normal”.

En cambio, en el olvido patológicola persona olvida una situación completa que no recupera posteriormente. Hay frecuentes reiteraciones de preguntas o comentarios. El sujeto está anosgnósico (no reconoce y minimiza lo que le pasa) y esto lo lleva a que su entorno esté mucho más preocupado que él. Un ejemplo típico es si yo fui a cenar anoche a la casa de un familiar mayor y hoy a la mañana lo llamo por teléfono y me dice: ‘Hace tanto tiempo que no nos vemos’. Este es un olvido patológico (no recuerda algo reciente, no recuerda la experiencia completa y no se facilitó con mi llamado), indicó el médico.

Por ejemplo, en los pacientes con Alzheimer aparecen los olvidos patológicos. “En ellos son típicos la pérdida de la memoria reciente; las reiteraciones de preguntas o de comentarios; la falta de palabras; algún episodio de desorientación en el tiempo y más adelante en el espacio”, precisó el experto.

Resonancia magnética del cerebro (Shutterstock)
Una resonancia magnética del cerebro es uno de los estudios para confirmar un deterioro cognitivo

“Se presentan dificultades con el manejo del dinero (equivocaciones, cambios en el valor), problemas con tareas que la persona hacía habitualmente, errores en compras, fallas en el manejo habitual de bancos”, indicó Allegri y destacó que en la actualidad se sabe que la patología de la enfermedad de Alzheimer empieza muchos años antes de la sintomatología clínica.

¿Qué olvidos pueden ser indicios de problemas de memoria?

Ciertas formas de fallas al recordar son anormales y pueden ser indicativas de problemas mayores:

1. Dificultad para aprender cosas nuevas.

2. Problemas para hacer y comprender cosas que antes eran fáciles.

Anuncio

3. Olvidar conversaciones rápidamente.

4. Perderse en lugares familiares.

5. Repetir historias con frecuencia.

6. Los seres queridos señalan que algo anda mal. Es más probable que un ser querido pueda detectar tempranamente problemas como la repetición de historias en el día a día.

¿Cuál es la causa de la pérdida de memoria?

Persona mayor utilizando una computadora, notebook, computer, con problemas de memoria, enfermedad mental, síntomas de Alzheimer, desorientación - (Imagen Ilustrativa Infobae)
Los cambios en la memoria pueden ser irritantes, pero son normales y manejables- (Imagen Ilustrativa Infobae)

Aunque el estrés y la ansiedad pueden afectar su capacidad cognitiva, es la edad la que ejerce la mayor influencia.

En cuanto a la pérdida de memoria, los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos compartieron los resultados del estudio ‘Demencia y Trastornos Cognitivos Geriátricos’, destacando que después de los 30 años comienza el declive cognitivo, pero se intensifica significativamente después de los 60 años.

La neuróloga Sharon Sha, de la Universidad de Stanford, respalda estos hallazgos al señalar que hay una leve disminución en la memoria a medida que avanza la edad. La doctora destaca que la capacidad de retención de la memoria disminuye en comparación entre un joven adulto y una persona de 60 años.

Un médico señala evidencia de mal de Alzheimer en un escáner PET en el Brigham And Women’s Hospital en Boston.
La demencia afecta diferentemente a cada persona, pero eventualmente puede conducir a no reconocer a seres queridos, problemas de movilidad, y conducta agresiva (Reuters) (BRIAN SNYDER/)

“Cierto grado de problemas de memoria y una modesta disminución en otras habilidades de pensamiento son partes comunes del envejecimiento”, destacan expertos de Mayo Clinic.

“Sin embargo, hay una diferencia entre los cambios normales y la pérdida de memoria asociada con demencia, enfermedad de Alzheimer y otros trastornos relacionados. Y algunos problemas de memoria podrían ser causados por otras afecciones tratables”, precisó la doctora Anne Shandera-Ochsner, neuropsicóloga clínica en Sistema de Salud de Mayo Clinic en La Crosse y Onalaska, Wisconsin..

Pérdida de memoria y envejecimiento

Es normal tener una pérdida leve de memoria a medida que envejecemos. Esto no va impedir vivir una vida plena y productiva. Por ejemplo, de vez es posible olvidar el nombre de un conocido pero recordarlo más tarde. Es posible perder las gafas o necesitar escribir una lista para recordar tareas.

Anuncio

Estos cambios en la memoria pueden ser irritantes, pero son normales y manejables. No interrumpen la capacidad para trabajar, vivir de forma independiente o mantener una vida social.

¿Cómo diferenciar la pérdida de memoria de la demencia?

Fotos Cerebro Alzheimer
El Alzheimer afecta a entre el 5 y el 8 % de personas mayores de 65 años. (koto_feja/)

La demencia no es una enfermedad específica. Es un grupo de síntomas que afectan memoria, razonamiento, juicio, lenguaje y otras habilidades de pensamiento.

Suele comenzar gradualmente, empeora con el tiempo e interfiere con la vida diaria de una persona, incluido el trabajo, la gestión de las tareas diarias, interacciones y relaciones sociales.

Los síntomas tempranos incluyen olvidos, dificultad para orientarse, y problemas para resolver situaciones cotidianas. A menudo, estos se acompañan de cambios en el estado de ánimo, como ansiedad o tristeza.

La condición, que se agrava con el tiempo, varía según las causas y el estado de salud anterior del individuo, potenciando la necesidad de ayuda en el cuidado personal.

La demencia afecta diferentemente a cada persona, pero eventualmente puede conducir a no reconocer a seres queridos, problemas de movilidad, y conducta agresiva, enumeraron desde la OMS. Es por este motivo que, al identificar algunos de estos síntomas, es de suma importancia la consulta con un profesional.

¿Cuándo es preocupante la pérdida de memoria?

La pérdida de memoria suele ser una de las primeras o más reconocibles signos de demencia. Otros signos tempranos pueden incluir:

¿Qué beneficios tiene el juego de memoria?
Los juegos mentales como el cucigrama o pupiletras ayudarán a mantener activa la memoria para preservar la calidad de vida ante posibles enfermedades cognitivas
  • Hacer las mismas preguntas repetidamente.
  • Olvidar palabras comunes al hablar.
  • Mezclar palabras, como decir “cama” en lugar de “mesa”.
  • Tomar más tiempo para completar tareas familiares, como seguir una receta.
  • Extraviar objetos en lugares inapropiados, como poner una billetera en un cajón de la cocina.
  • Perderse mientras camina o conduce en un área conocida.
  • Tener cambios de humor o de comportamiento sin motivo aparente.

¿Qué hacer para prevenir la pérdida de memoria?

Células nerviosas del cerebro (Shutterstock)
Células nerviosas del cerebro están expuestas a un deterioro con la edad

La actividad física es fundamental, ya que estimula al sistema circulatorio y, por ende, al flujo sanguíneo en todo el cuerpo. Lo más importante es que este factor también impacta en el cerebro y lo mantiene oxigenado, lo que ayuda a evitar su deterioro.

El Department of Health and Human Services (Departamento de Salud y Servicios Humanos) de Estados Unidos recomienda al menos 150 minutos a la semana de actividad aeróbica moderada o 75 minutos a la semana de actividad aeróbica intensa. Lo ideal es dosificar la actividad a lo largo de la semana para que el cuerpo disfrute de los beneficios que brinda diariamente, indicaron los expertos de Mayo Clinic.

¿Cómo ayudamos a nuestro cerebro?

Anuncio

No solo debemos entrenar el cuerpo, sino también al órgano responsable de nuestra memoria: el cerebro. Toda acción que requiera un esfuerzo mental, como leer, hacer crucigramas, aprender nuevos idiomas o a tocar instrumentos, incentiva al cerebro y lo mantiene activo.

Otro factor que ayuda a preservar el bienestar neuronal son las relaciones con otras personas. Lo óptimo sería realizar estas acciones junto a amigos y seres queridos, entre otras personas. El entablar conversaciones y pasar tiempo con otros ayuda a bajar los niveles de estrés y a combatir la depresión, que suelen empeorar la calidad de la memoria.

Ante los primeros síntomas de pérdida de memoria severos y recurrentes, es clave hacerse estudio médicos concretos (Anna Shvets/Pexels)
Ante los primeros síntomas de pérdida de memoria severos y recurrentes, es clave hacerse estudio médicos concretos (Anna Shvets/Pexels)

Un consejo esencial de los expertos es organizarse. Ya sea con agendas, calendarios o notas (papel o electrónicas), escribir las tareas a realizar en el día hace que sea más fácil asignar tiempos a cada acción. Marcar cuando se completan las tareas también contribuye a la organización de todos los días, además de colaborar con un seguimiento sobre qué se debe hacer a continuación. Otro consejo es no hacer demasiadas cosas al mismo tiempo, es preferible una sola acción hasta finalizarla.

El cerebro necesita descansar para funcionar correctamente, ya que no solo permite comenzar con energía al día siguiente, sino que además existen procesos fisiológicos esenciales que solo ocurren en el descanso. Es por ello que es de suma importancia tener una buena rutina nocturna y acostarse temprano para lograr dormir entre 7 y 9 horas, sin interrupciones. “

Si los ronquidos interrumpen el sueño, programe una cita con el profesional de la salud, podría ser un signo de un trastorno del sueño, como apnea del sueño”, advirtieron desde Mayo Clinic. Al tiempo que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, advirtieron que la falta de sueño puede afectar a la memoria.

También la comida influye de forma positiva o negativa, ya que “el cerebro humano representa sólo el 2% del peso del cuerpo, pero el 20% de su carga metabólica ( 1– 3 ), y 10 veces más caro por gramo que el músculo”, según advierten desde la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, contenida en el Centro Nacional de Información Biotecnológica. Es por este motivo que se recomienda consumir frutas, verduras, cereales integrales y carnes bajas en grasa. En contraposición, desalientan el consumo de alcohol que “puede llevar a confusión y pérdida de memoria”.

Seguí leyendo...
Anuncio

+Vistas