Noticias de Bariloche
Inicio » Política » Juicio por la obra pública: Cristina Kichner en el espejo de Menem, De la Rúa y Boudou

Juicio por la obra pública: Cristina Kichner en el espejo de Menem, De la Rúa y Boudou

Cristina Kirchner, Carlos Menem y Fernando De la Rúa, los ex presidentes que afrontaron juicios orales por corrupción (Gettyimages)

El veredicto de mañana en el juicio oral por la obra pública será inédito e histórico para la política y la justicia argentina. Nunca una vicepresidenta de la Nación, dos veces presidenta y la dirigente política más importante del país fue juzgada por corrupción. No hay otro caso igual. Sí parecidos. Dos ex presidentes y un ex vicepresidente atravesaron la misma situación. Es el espejo en el que puede mirarse Cristina Kirchner.

El de la obra pública es el séptimo juicio oral por corrupción que atraviesa un ex presidente de la República. Carlos Menem tuvo cinco y Fernando De la Rúa uno. Los dos ya fallecidos pasaron por esos procesos con menos poder que la actual vicepresidente. El otro caso es el de Amado Boudou, ex vicepresidente de Cristina Kirchner, tiene condena firme por el caso Ciccone.

Los contextos políticos y judiciales son distintos y los protagonistas otros, con una relación distinta con el Poder Judicial, pero es la única comparación, el único espejo en el que Cristina Kirchner puede verse. Saber que le pasó a otros ex presidentes en la justicia.

Menem tuvo cinco juicios orales y en una de esas causas estuvo preso. Fue en 2001, dos años después de dejar el poder, por orden del fallecido juez Jorge Urso en la causa por la venta de armas a Croacia y Ecuador. Estuvo en prisión domiciliaria en una quinta de un funcionario de su gobierno –Armando Gostanián– durante cinco meses.

Te puede interesar: Por qué Cristina Kirchner no irá presa si es condenada y otras 10 preguntas sobre el veredicto de la obra pública

Los juicios que atravesó Menem fueron: la venta ilegal de armas a Croacia y Ecuador, por una cuenta bancaria en Suiza, por el pago de sobresueldos a funcionarios de su gobierno, por la venta del predio de la Rural y por la interferencia en la investigación del atentado a la AMIA. Tenía un sexto -la voladura de la fábrica militar de Río Tercero- que comenzaba días después de su fallecimiento, el 14 de febrero de 2001.

Menem fue absuelto por la cuenta en Suiza, por la venta de la Rural y por la investigación del atentado a la AMIA. Fue condenado a cuatro años de prisión por los sobresueldos. Y la causa de las armas tuvo ideas y vueltas: fue absuelto en el juicio oral, condenado por la Casación Cámara Federal de Casación penal y luego absuelto por la misma Casación. Ese expediente y la condena de los sobresueldos quedaron en la Corte Suprema: Menem se murió sin que se resuelvan.

Carlos Menem y su hija Zulemita en uno de los cinco juicios orales que afrontó (DyN)
Carlos Menem y su hija Zulemita en uno de los cinco juicios orales que afrontó (DyN)

De la Rúa fue juzgado por el caso de las coimas y el tribunal oral lo absolvió. Fallecido en julio de 2019, la absolución de De la Rúa fue confirmada por la Cámara Federal de Casación Penal y por la Corte Suprema de Justicia.

Menem y De la Rúa fueron juzgados en todas las causas en las que llegaron a juicio oral. De la Rúa, que falleció en julio de 2019, fue absuelto en el juicio por las coimas en el Senado. Esa decisión fue confirmada por la Cámara Federal de Casación Penal y por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Cristina Kirchner, Menem y De la Rúa compartían la profesión de abogados. Y la actual vicepresidenta y De la Rúa coincidieron en algo en sus causas. Los dos se defendieron en los juicios orales. De la Rúa participó en casi todas las audiencias del proceso por las coimas en el Senado. Es muy recordada la audiencia en la que interrogó a Carlos “Chacho” Alvárez, su vicepresidente que renunció. De hecho, se volvían a ver en los tribunales desde el gobierno. De la Rúa habló también en sus alegatos de defensa. Eso hizo Cristina Kirchner en una de las tres audiencias de los alegatos de sus abogados en el juicio de vialidad. Los dos lo pusieron hacer por ser abogados.

En el espejo hay otra similitud: las causas contra Menem, Cristina Kirchner y De la Rúa se activaron con sus indagatorias, procesamientos y prisiones preventivas -en los casos de los dos primeros y las de la actual vicepresidenta nunca se concretaron por sus fueros- cuando dejaron la presidencia de la Nación. Mientras la ejercían la justicia no los investigó, a pesar que esas causas ya existían. Perder el poder fue quedarse sin la protección judicial.

Te puede interesar: Causa Vialidad: las 5 claves de la acusación y de la defensa de Cristina Fernández de Kirchner

Pero con Cristina Kirchner ocurrió una experiencia distinta: volvió al poder. Menem y De la Rúa no. Menem lo intentó en 2003 y si bien ganó la primera vuelta presidencial, luego se bajó del ballotage ante Néstor Kirchner. Luego fue senador nacional tres veces. Con Cristina Kirchner se rompió que presidente que se va no vuelve. Regresó como vicepresidenta de la Nación.

En el impasse de cuatro años entre su segunda presidencia y la vicepresidencia, Cristina Kirchner fue enviada a juicio oral en cinco causas: la de obra pública, dólar futuro, por la firma del memorándum de entendimiento con Irá, por Hotesur-Los Sauces y por los llamados “cuadernos de la corrupción”. Fue sobreseída en tres de esas causas sin que se haga el juicio. Son los expedientes Los Sauces-Hotesur, el memorándum con Irán, dólar futuro. Los dos primeros están bajo revisión de la Cámara de Casación y el último de la Corte Suprema.

Fernando De la Rúa en una de las audiencias del caso de los sobornos en el que fue absuelto (Reuters)
Fernando De la Rúa en una de las audiencias del caso de los sobornos en el que fue absuelto (Reuters)

Los sobreseimientos los logró con el regreso al poder que -elecciones mediante- dejará en diciembre de 2023. Un año es mucho pero para el trámite de una causa judicial es poco, sobre todo en las que se mide la decisión.

Boudou, compañero de fórmula de Cristina en 2011, también pasó por un juicio oral. fue en el caso Ciccone. En 2018 el tribunal oral lo condenó a cinco año y 10 meses de prisión. Esa decisión fue confirmada primero por la Cámara de Casación y luego por la Corte Suprema. Además de la pena de cárcel -donde Boudou estuvo detenido- tiene una condena a inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos, la mismo que la Fiscalía pidió para Cristina Kirchner en el juicio de la obra públicas además de 12 años de prisión.

Menem y De la Rúa no confrontaron de lleno contra la justicia. Nunca tuvieron discursos de que eran perseguidos y siempre dijeron que confiaban en el Poder Judicial. La estrategia de Cristina Kirchner es otra: crítica directa, denuncia que son causas políticas armadas entre la justicia, la oposición y los medios de comunicación. “Este tribunal es un pelotón de fusilamiento”, les dijo la vicepresidenta a los jueces el martes pasado a los jueces.

La justicia dará mañana el séptimo veredicto a un ex presidentes. Todos gobernaron desde el regreso de la democracia y fueron juzgados por corrupción.

Seguí leyendo:

El Gobierno se prepara para una posible condena de Cristina Kirchner y desalienta las movilizaciones para evitar conflictos en la calle

En estado de alerta, el kirchnerismo se abroquela antes de la sentencia a CFK en la causa Vialidad

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina