Noticias de Bariloche
Inicio » Regionales » Villa La Angostura » La Defensora del Pueblo aclara sobre la actividad oficial y su salud

La Defensora del Pueblo aclara sobre la actividad oficial y su salud

Transcribimos el comunicado textual enviado a este medio por Sara Caputo, tras ser citada por el Concejo Deliberante por su actividad como Defensora del Pueblo.

Estimada comunidad de Villa La Angostura

Mi estado de salud se ha vuelto una cuestión pública por mi rol de Defensora del Pueblo. Considero que es una cuestión muy personal, y hasta de cierta intimidad, pero elijo comunicarme para evitar confusiones y honrar el cargo que he asumido.

El 29 de Julio, el viernes anterior a asumir como Defensora, mi ginecólogo me dio un diagnóstico inesperado: tenía un cáncer en el útero y había que extirparlo a la brevedad. Me sonó como una buena noticia el hecho que la intervención podía hacerse por laparoscopía, una técnica poco invasiva y de pronta recuperación.

Me pareció que podía atravesar esta operación con éxito, sin que tuviera una repercusión mayor en mi rol como defensora. Estaba entusiasmada con la gestión ya que estaban llegando desde distintos lados asuntos interesantes para plantear y encontrar caminos de respuesta.

Me operé el jueves 1 de septiembre. La laparoscopia se entorpeció porque el útero era grande. Hubo que hacer una cirugía tradicional. Mi cuerpo hizo una reacción desmedida a esta intervención y estuve en terapia intensiva cuatro días. El lunes 5/9 me comuniqué con la Dirección de RRHH de la Municipalidad para dar aviso de mi situación. La Directora me respondió que, dado el carácter institucional de la
Defensoría, era una asunto de resolución interna.

Desde el día de mi elección invité a Emilio Casares a formar parte del equipo y lo comuniqué formalmente al Concejo Deliberante y al Intendente. No hubo avances sobre esta designación.

A mediados de septiembre la figura del Defensor Adjunto comenzó a ser cuestionada.

Antes de asumir y en la primer semana de agosto, la Defensoría presentó un pedido concreto al poder ejecutivo y legislativo para conformar un espacio adecuado para ejercer sus funciones, es decir, contar con un local alquilado, con dos asistentes (una administrativa y otra para mesa de entradas) un teléfono corporativo; aquello que conforma una estructura básica. Sin ninguno de estos elementos, indispensables para una buena administración y organización, encaré la tarea de la Defensoría y atendí muchos casos, tratando de escuchar a la gente y buscar respuestas aceptables; que en algunos casos se consiguieron y que en otros están planteados y aún pendientes.

Quiero compartirles de qué se ocupó la Defensoría en estos dos meses:

El tema más dramático que nos ha llegado es el déficit habitacional que vulnera el derecho a una vivienda digna. Lo sufrimos todos los habitantes de alguna manera directa o indirecta, pero particularmente las familias más vulnerables. Se comunicaron personas que estaban inscriptas hace años y sin respuesta en el RUPROVI (Registro Único Provincial de Viviendas), familias que tenían que entregar su casa en alquiler y no tenían dónde ir, otras que buscaban en vano un alquiler permanente (aun pagando extra), otras que vivían en condiciones de hacinamiento porque no tenían alternativas, en fin .. una verdadera situación de emergencia habitacional que no se declara formalmente. Sobre este tema preparé una nota específica porque es urgente evaluar alternativas y ejecutar alguna de las propuestas que se sugieren.

En este contexto se acercaron a la Defensoría los vecinos asignados a los Macrolotes 5 y 6 que están hace años cautivos de promesas que no se cumplen. Como Defensora creo que hay que tomar decisiones necesarias y a hacer las gestiones imprescindibles para poder contar con un plan de trabajo serio y detallado, que se comunique claramente a la población con instancias de control de gestión. La situación de los vecinos exige una dedicación especialísima de todas las partes, por eso he preparado una carta al Gobernador Omar Gutierrez sobre este punto.

Nos reunimos con la Junta Vecinal del Mallin. Intercambiamos temas en los que podíamos trabajar. Coincidimos en la prioridad de facilitar la conexión de los vecinos a la red cloacal (Planta de Tratamiento).
Armamos un grupo de trabajo con ese fin invitando al Epas, a la Secretaría de Obras Públicas y a representantes del barrio. En otro orden de cosas, nos pareció́ muy valiosa la concepción de planeamiento urbano que nos plantearon e hicimos gestiones para acompañarles, por lo menos para dar a conocer sus ideas a la ciudadanía en general.

Luego de varias visitas a los Macrolotes 1 a 4, organizamos una reunión de vecinos con la Secretaria de Planeamiento, Beatriz Tyczinski, para abrir un canal de consultas y de atención sistemática a problemáticas que afectan al vecindario. Confeccionamos una lista de prioridades. Estamos trabajando en ello. Participaron de la reunión Pablo Macias (Viviendas) y Paulina Goycochea (Atención al vecino). A través de la Secretaría de Viviendas pedimos información sobre la cantidad de casas que estaban deshabitadas o en alquiler.

La mesa de representación de las Juntas Vecinales, nos invitó a una reunión sobre Seguridad en la que participaron autoridades a nivel municipal y provincial. Lamentablemente, a nuestro criterio, prevaleció́ la falta de escucha y de sensibilidad frente a la necesidad real, correctamente planteada, por los representantes vecinales.

Los pedidos concretos de vecinos fueron variados: árbol caído sobre un auto o sobre una ampliación, desmoronamientos, desborde de las aguas por nevadas y lluvias, irregularidades en la conexión a la red de agua, estado de los baños públicos en la Terminal, perros agresivos sueltos, cierre del Registro N. de la Propiedad Automotor, entre otras. Tratamos de dar respuesta en la medida de lo posible. Varios fueron derivados al CMCVLA (Centro de Mediación Comunitaria de VLA).

Recibimos una denuncia ambiental por el estado de descuido de la Reserva Selva Triste. Conversamos sobre el tema con la Secretaria de Turismo. No hemos podido dedicarle el tiempo que merece.

En cuanto a los servicios públicos, los reclamos estuvieron a la orden del día. En el ámbito de la Municipalidad, nos pareció́ importante abocarnos de entrada a la Gestión Integral de Residuos Urbanos, ya que afecta a toda la población y no se logra coordinar la separación por parte de las familias con la recolección y la recuperación. Hay varias organizaciones de la sociedad civil comprometidas con el tema pero hay una desconfianza básica entre estas y la gestión municipal. Nos hicimos presentes en el Consejo GIRSU, un ámbito de participación en el que se encuentran el Poder Ejecutivo, las ONG ambientalistas, las Juntas Vecinales y, desde agosto, la Defensoría.

Hubo un pedido específico de vecinos de la calle Collon Curá abajo (ex predio Loyola) que no podían regularizar la conexión de agua porque les pedían saldar la deuda acumulado de todo el vecindario. Pedían que les cobraran a cada uno, una cuota parcial. Hicimos varias gestiones pero no conseguimos destrabar este asunto.

Se acercó a la Defensoría la vocera del Paseo de Artesanos, sorprendidos por un proyecto inmobiliario en la zona de la Terminal que, a su entender, menoscababa su existencia y su trayectoria. Intercedimos para que la voz de los artesanos fuera escuchada por el Concejo Deliberante. Escuchamos también a la familia propietaria del lote lindero y a los proyectistas.

Nos llegaron denuncias en relación a los servicios bajo la órbita de Epen, del Epas y de Camuzzi.

En cuanto al Epen tuvimos dos niveles de intervención: uno a nivel micro, por los consumos elevados en el Macrolote 1; otro a nivel macro en relación a la provisión de energía eléctrica y los trámites para acceder a la misma. En el primer caso, conformamos un grupo de trabajo para analizar la situación. Detectamos que había unos veinte familias afectadas. Activamos para ellas un convenio para el invierno entre la Municipalidad y el Epen para las casas que no tenían gas (electrodependientes) que les otorgaba una tarifa subsidiada (entre 15% y 35%). Hicimos un contacto con la Secretaría de Desarrollo Social para las tres familias más vulnerables.

Concientizamos a los vecinos sobre las consecuencias de utilizar artefactos viejos de alto consumo. En cuanto a lo macro acompañamos con nuestra firma una petición apoyada por distintas organizaciones locales (Colegio de Arquitectos, Colegio de Ingenieros, Cámara de Comercio, entre otras) pidiendo una reunión para revisar las normativas de conexión a la red eléctrica existente.

En cuanto al Epas, los temas del funcionamiento de la Planta de Tratamiento, de los desbordes de la red cloacal y de la dificultad en la conexión a la red nos han ocupado bastante tiempo. Nos contactaron vecinos muy enojados, con justa razón, por la falta de respuesta a problemas planteados hace tiempo. Escuchamos la presentación de Juan Vasallo, Gerente Gral. de Servicios de NQN, en la que comentó particularidades de nuestra planta y planteó algunos supuestos sobre las causas del desborde. Le enviamos una nota pidiendo información específica sobre algunos puntos en cuestión. En base a su respuesta, surgen algunas prioridades  que, llegado el momento permitirán a los vecinos conversar con quienes pueden contribuir a mejorar la situación.

En cuanto a Camuzzi, intervinimos favorablemente en la dificultad de conexión de un barrio por una disputa de varios vecinos con el matriculado a cargo. Nos quedó pendiente preguntar sobre la marcha de los trabajos para la repotenciación de la red de gas para la localidad.

En el marco de la red de Defensores Neuquinos, se organizó una reunión virtual con el Director Nacional del Distrito XII Neuquén de Vialidad, J.A. Ciampini, para canalizar problemas comunes y de cada localidad. En nuestro caso el tema principal fue la falta de señalización adecuada en el encuentro de la ruta de circunvalación con la ruta 40. Se planteó la falta de respuesta a pedidos sobre la dimensión de lotes afectados por las expropiaciones ya realizadas así como también distintas inquietudes sobre la repercusión de las obras de la circunvalación en los vecindarios, en particular el tema de las escorrerias y su canalización. Ciampini se comprometió a realizar una visita por la zona a fines de octubre.

Hasta acá el informe de lo actuado. Considero que ha sido una buena gestión en el tiempo que lleva y sin recursos asignados. El pueblo es quien hará la evaluación final.

La enfermedad me ha tomado por sorpresa y no tengo un equipo armado en la Defensoría que pueda reemplazarme si solicito una licencia (que es lo que correspondería en mi caso). La semana que viene comienzo un tratamiento oncológico que me llevará por lo menos cuatro meses. Por estas razones, desde un principio, estoy considerando la renuncia como la mejor opción para la Defensoría. Antes de hacerlo quiero dejar cerrados algunos temas, despejar dudas y dar transparencia a esta gestión. Supongo que lo haré en estos
días.

Quedo a disposición de quienes quieran consultar sobre mi salud o sobre algún tema de la Defensoría.
Les saludo muy cordialmente,

Sara Caputo
Defensora del Pueblo VLA

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina