Connect with us

Deportes

La epopeya fue de Miami Heat, el equipo de los milagros en la NBA

Publicada

el

Miami Heat, otra vez en las finales de la NBA (David Butler II/)

“El año que viene volveremos a estar en esta misma situación y será distinto”.

El 29 de mayo de 2022, justamente un año antes, Miami Heat perdía el Juego 7 ante los Celtics de Boston y, en medio de la bronca y la desazón, Jimmy Butler hacía una promesa que sólo lo grandes líderes se animan a hacer. Exactamente 365 días, cumplió: venció a los Celtics en su propia casa y se metió en la segunda final con el Heat. Cuando pocos pensaban que era posible, sobre todo luego de perder los últimos tres partidos de esta final del Este.

Y sí, la epopeya fue de Miami. No de los Celtics, como el mundo esperaba. La epopeya de la fe, de la ambición, del oficio, de la personalidad, del básquet en su esencia más pura…

Claro, para muchos podía ser más linda contar la historia del primer equipo en 77 años de la NBA que lograba ganar una serie luego de estar 0-3. Lo que no habían podido 150 equipos, lo alcanzaba nada menos que la franquicia más ganadora -iguala a los Lakers con 17 títulos-, camino justamente a su campeonato N° 18. Un cuento hermoso. Pero no será esta vez…

Este Heat es el anti-héroe, al menos para muchos en USA. No juega lindo, no hay tanto alley oop, volcada, triples a la carrera, no hay chiches ni lujos. Hay básquet a la vieja usanza. Con defensa dura y hasta áspera, con una ofensiva de pases, de buscar el mejor tiro, siempre pensando primero en el equipo. La cultura Riley, la que instauró el Padrido cuando llegó en 1995 y nunca, ni en los peores momentos, abandonó. La de competir, siempre. Con disciplina, profesionalismo y trabajo colectivo como baluartes.

Por eso pasó lo que pasó este lunes. Cuando muchos daban como favorito a Boston, Miami resucitó de las cenizas. Porque, cuando ganas o perdés, en playoffs se hace una bola de nieve casi imparable. Y luego de las tres derrotas seguidas, dos en casa, el equipo del gran Spoelstra parecía complicado. En confianza, en lo físico, en el juego. Parecía que había llegado a su techo y que había comenzado la caída.

Sólo parecía. No contaban con líderes como Butler, Spoesltra y Riley. Nadie puede sorprender con este nuevo hito de este equipo hecho de titanio, que casi se queda afuera de playoffs -perdió el play-in ante Atlanta-, que perdió dos piezas claves como Herro y Oladipo, que le tocó enfrentar al favorito (sacó 4-1 a Milwaukee, el #1), se cargó a los Knicks (#5) y ahora sacó al otro candidato del Este (#2), en su propia casa, en un Juego 7. Ahora será el segundo #8 que llega a la final de la NBA, luego de los Knicks en 1999. Lo esperan los Nuggets de Denver, desde el 2 de junio, sólo para hacer más épico de lo que ya es.

Erik Spoelstra, uno de los líderes de esta versión del Heat
Erik Spoelstra, uno de los líderes de esta versión del Heat (Winslow Townson/)

Nada es casualidad. Nada. El Heat está hecho para estos partidos. Para estas epopeyas. Porque lo construyó Riley, un constructor de épicas. Y no sorprende que su líder sea Butler, que lo haya elegido a él para comandar a la tropa. Una superestrella noventosa. De aquella época, totalmente distinta a las actuales. Parece que es un tipo que ha jugado en los Chicos Malos de Detroit, a fines de los 80, en los Knicks o en el Heat, de la década siguiente. Y tampoco eso es casualidad. Aquellos últimos dos equipos fueron moldeados, en el juego y en el carácter, por Riley, el primero desde 1991 a 1995 y el otro, desde 1995 a la actualidad. Y esas mismas formas, el estilo y sobre todo la cultura de trabajo, son las que instauró en la franquicia de La Florida, tanto en sus dos etapas como DT (1995-2003 y 2005-2008) como en las que estuvo como principal directivo, puesto que mantuvo incluso siendo coach (1995-2023).

Maneras a la vieja usanza que, pese al paso del tiempo, el Padrino mantiene, más allá de aggionarse a todo lo nuevo, desde tecnologías hasta tendencias en el juego. El juego cambia, la base de su éxito, no. El mejor ejemplo es que Riley fue el arquitecto del Show Time, aquel juego que marcó una época y le permitió a los Lakers ganar cuatro anillos en los 80. Luego se adaptó al talento que tuvo a mano y formó equipos menos vistosos, más rocosos, duros, ásperos, pero que siempre compitieron al máximo y nunca negoció el esfuerzo, la disciplina, el profesionalismo, el carácter y el equipo, por sobre todo.

Hay muchas similitudes con aquellos equipos de los 80 y 90 que nos deleitaron, más allá de las diferencias en el juego que hay con aquella época. Un conjunto granítico, lleno de oficio, que sabe a lo que juega, una identidad que se apoya en la defensa, los pases, la disciplina en la táctica y que tiene un líder de la vieja guardia.

Butler tiene lo mejor de esta era y lo mejor de la otra. Es un pitbull, que ladra y muerde, en el mejor sentido. Es un líder emocional, vocal, duro, áspero, que no le escapa al roce ni en los momentos calientes. Al contrario, los ama. Está hecho para esos momentos, lo nutren, lo potencian. Por eso ya lo llaman Mister Playoffs. Las pruebas: en fase regular promedió 22.9 puntos, 5.9 rebotes, 5.3 asistencias y 1.8 robo mientras que en postemporada está en 28.5, 7, 5.6 y 2. No es casualidad que haya sido elegido el MVP de esta final del Este, tras sumar 28 puntos, 7 rebotes, 6 pases gol y tres recuperos en el épico triunfo en Boston. Pero, claro, lo suyo va más allá de números. Es uno de esos líderes que manejan momentos de máxima tensión y que hacen las jugadas grandes, las que ganan partidos. Como volvió a demostrar en Boston. Hace lo había hecho hace tres años, cuando comandó al Heat a las finales, que terminaron perdiendo ante los Lakers porque, claro, habían llegado con lo justo, con la lengua afuera.

Ahora les tocan los Denver Nuggets y, claro, como en las otras series, el rival será favorito y no Miami. Tal vez por mucho porque Denver fue el mejor del Oeste y viene de eliminar a Minnesota (4-1), Phoenix (4-2) y a los Lakers de LeBron con una barrida (4-0). Tienen la estrella más desequilibrante del momento, el serbio Nikola Jokic, otra figura contracultural, como de alguna forma también en Butler, quien juega y hace jugar. Su segunda figura es Jamal Murray y el resto cumple muy bien su rol, dentro de un equipo que venía amagando y ahora, más maduro, concreto.

Pero ojo: no enfrentó todavía a un equipo como Miami. ¿Quién se atreve a apostar en contra de estos Heat?

Jimmy Butler, la estrella de Miami
Jimmy Butler, la estrella de Miami (David Butler II/)

Seguir leyendo:

Miami Heat venció a los Boston Celtics en el juego 7 y avanzó a las Finales de la NBA

Deportes

Sería absurdo: ¿le sacan el segundo gol y pierde Argentina con Marruecos?

Publicada

el

Sea como fuere que termine, es un papelón, insólito. El partido Argentina vs. Marruecos, a casi una hora de supuestamente haber terminado, todavía no terminó. Es más absurdo: ¿puede cambiar el 2-2?

Según una publicación del diario L’Equipe, el medio deportivo más importante de Francia, el encuentro no finalizó y hasta falta la revisión del VAR en el gol de Cristian Medina,m el del empate a los 15m26s, cuando el árbitro sueco había dado 15 minutos de descuento.

“Si bien todos los jugadores habían regresado al vestuario, el partido Argentina-Marruecos no ha terminado oficialmente sino que sólo ha sido suspendido, según el sitio web oficial de los Juegos Olímpicos. El VAR comprueba un posible fuera de juego en el último gol”, publica el medio.

Noticia en construcción.

Continuar leyendo

Deportes

Juegos Olímpicos: arrancó con invasión del absurdo

Publicada

el

Hace tiempo que los organizadores lo saben. Tanto tiempo como que no le encuentren una solución. Pero como las consecuencias son manejable, no termina de escandalizar a nadie. La invasión de hinchas a las canchas -pasa mayoritariamente en el fútbol- siempre osciló en esa delgada línea entre lo simpático y peligroso. En el debut argentino en París 2024 le agregó otra mirada: puede desvirtuar el juego.

La Selección no jugó bien y quizá hasta debió perder. Tan cierto como que es muy difícil jugar un partido que se interrumpe tanto con la invasión de hinchas porque cuando el equipo parecía reaccionar, se cortaba de nuevo. No es justificativo para el mal rendimiento, pero sí una advertencia de lo perjudicial de la invasión para el desarrollo del juego en sí.

¿Se imaginan si hubiera estado Messi? Con este nivel de descontrol que fue la organización francesa, ¿cuántos habrían ido por la foto con Leo? Y eso que hasta ahí va por el lado que puede sonar simpático. ¿Pero nadie se pone a pensar lo peligroso que puede ser para un jugador? ¿Hace falta recordar a la estrella del tenis Monica Seles cuando el que ingresó en lugar de foto le clavó un cuchillazo? Seles nunca volvió a su nivel…

Francia tiene tiempo de corregirse. El papelón de un partido que se terminó por la invasión y no porque el tiempo hubiera acabado no puede ser anecdótico. Más allá de los 15 minutos de descuento que dio el árbitro tras las demoras recurrentes de los marroquíes sumadas a las invasiones de los hinchas, durante ese enorme descuento también se dieron situaciones para dar aún más adicional. Pero no se siguió jugando. El descontrol fue total: gente en la cancha, jugadores escapando a los vestuarios y la organización sin confirmar el resultado del partido. A más de media hora de “supuestamente terminado” los jugadores argentinos no sabían si se seguía o no. Los Juegos Olímpicos, invadidos del absurdo, arrancaron con fallas de tercer mundo.

Continuar leyendo

Deportes

El picante reclamo de la pareja del Colo Barco: “Por qué no dejan de ser tibios y los bancan como corresponde”

Publicada

el

Si bien Valentín Barco no fue autorizado por el Brighton para disputar los Juegos Olímpicos con la Selección Sub 23, Yazmín Jaureguy, su pareja, siguió de cerca del debut de Argentina en París 2024 y, con un picante mensaje, apuntó contra los detractores y le mostró todo su apoyo al equipo dirigido por Javier Mascherano.

Todo sucedió a los 24 minutos de la segunda parte, cuando Argentina caía 2-1 con Marruecos. Cansada de las críticas, Yasmín compartió una historia con una foto de la tele donde estaba viendo el partido y con un contundente reclamo. “Qué raro todos volviendo a criticar a la Selección”, comenzó la influencer y pareja del Colo.

El picante posteo de la pareja del Colo Barco.

“Por qué no dejan de ser tibios y los bancan como corresponde”, cerró Yasmín, quien además le sumó una bandera argentina y corazones blancos a su posteo.

Antes, también bancó a Barco

Antes del partido de la Selección Sub 23, Jaureguy estuvo presente en el Estadio Nacional de Japón, donde el Brighton goleó 5-1 al Kashima japonés, en uno de los amistosos de la gira de pretemporada que está realizando el equipo inglés.

Los goles en Argentina – Marruecos

Selección Argentina  

Golazo de Marruecos para el 1-0

Selección Argentina  

Rahimi puso el 2-0 para Marruecos desde el punto de penal

Juegos Olímpicos 2024  

Simeone descontó para Argentina

Selección Argentina  

Gol agónico de Medina para el 2-2 de Argentina

Papelón olímpico: por invasión de hinchas de Marruecos la Selección tuvo que huir de la cancha

Mirá también


Papelón olímpico: por invasión de hinchas de Marruecos la Selección tuvo que huir de la cancha

Video: resumen y goles de Argentina vs. Marruecos por los Juegos Olímpicos

Mirá también


Video: resumen y goles de Argentina vs. Marruecos por los Juegos Olímpicos

El desahogo de Javier Mascherano en el empate de la Selección Argentina Sub 23

Mirá también


El desahogo de Javier Mascherano en el empate de la Selección Argentina Sub 23

Anuncio
Continuar leyendo

+Vistas