Conéctate con nosotros

Política y Economía

La Federación Universitaria Argentina eligió a una nueva presidenta: Piera Fernández de Piccoli, del Frente Reformista

Publicada

el

En su 31° congreso ordinario, la Federación Universitaria Argentina (FUA) eligió a Piera Fernández de Piccoli, estudiante de la Universidad Nacional de Río Cuarto y de la Franja Morada

Después de cuatro años, y tras un parate por la pandemia de coronavirus, la Federación Universitaria Argentina (FUA) eligió a Piera Fernández de Piccoli, candidata del Frente Reformista, como nueva presidenta del órgano que nuclea a todos los centros de estudiantes de universidades públicas del país.

El proceso de renovación de autoridades se realizó hoy en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA), en el marco del 31° Congreso Ordinario de la FUA. En total, según informaron desde el oficialismo de la Federación, se acreditó más del 65% de los delegados de la asamblea. La Lista 3 que encabezaba De Piccoli resultó ganadora con un total de 322 votos, representando al 47% del total de los miembros del cuerpo universitario.

En segundo lugar, se ubicó el “Todos por la Universidad Pública” (Lista 10) con 59 votos, una coalición de agrupaciones peronistas y kirchneristas, que ocupará la Secretaría General. Finalmente el Frente integrado por el MNR + Sur (Lista 13) obtuvo un total de 57 votos y la Izquierda en la FUA (Lista 17) 35 votos.

La FUA funciona a través de una representación indirecta. Cada centro de estudiantes propone a sus delegados y éstos votan la conducción, que debería renovarse cada dos años, pero en 2020 no hubo elección por la pandemia.

Te puede interesar: Polémica en la Federación Universitaria: el radicalismo denunció una maniobra del peronismo para suspender el Congreso

El acto eleccionario estuvo precedido por impugnaciones desde sectores alineados con La Cámpora y el Frente de Todos, que no ingresaron al recinto donde se produjo la votación, y que, en la previa al congreso, intentaron judicializar una controversia que giró en torno a la representatividad de los delegados.

En concreto, la disputa concierne a unos 90 centros de estudiantes que no renovaron autoridades -por estatuto deben hacerlo una vez por año- y la conducción continúa en mano del peronismo. El radicalismo, que gobierna la FUA desde 1983, asegura que estos órganos no cumplían con los requisitos para participar de las elecciones e invalidó a estos representantes.

FUA Congreso de la FUA eligio nueva presidenta Piera Fernandez De Piccoli
Según informaron desde el oficialismo de la FUA, se acreditaron más del 65% de los delegados de la asamblea

El sector impugnado se presentó ante el juzgado federal de María Servini y denunció irregularidades y “proscripción”.

Desde el reformismo rechazaron el planteo y señalaron que el kirchnerismo estuvo “apretando mediante el gobierno” y reuniendo a “todas las fuerzas que antes iban separadas”, para “hacer valer elecciones de hace cinco años que obviamente el estatuto dice que no valen más de un año y medio”.

“La junta de poderes que es como si fuera la junta electoral no la compone solo la Franja sino que también está el socialismo y el PO y firmaron todas las actas”, agregaron.

Anuncio

Pese a los cuestionamientos, el proceso siguió su marcha. La presidenta electa de la FUA, militante de la Franja Morada, destacó el funcionamiento de las comisiones de debate que tuvieron lugar durante la mañana en la Facultad de Odontología.

FUA Congreso de la FUA eligio nueva presidenta Piera Fernandez De Piccoli
La Lista 3 que encabezaba De Piccoli resultó ganadora con un total de 322 votos

“Vinimos no solo a revalidar las autoridades de la Federación Universitaria Argentina, también vinimos a debatir y definir cuales son los lineamientos que todo el movimiento estudiantil debe encabezar en los años que se vienen”, indicó la dirigente estudiantil.

Según Piera Fernández De Piccoli, la FUA “tendrá el desafío de incorporar una agenda moderna, dinamizadora y de innovación hacia el interior de las universidades”. “Donde vayamos con trayectos académicos más breves, que vayamos por innovación curricular incorporando perspectiva de género y una mirada ambiental; que hagamos formación en oficios, que incorporemos innovación tecnológica y que vayamos por un plan integral de inversión que nos permita erradicar la brecha digital que tenemos en las universidades”, indicó.

El Congreso fue transmitido por streaming y por pantallas en la Plaza Houssay, en la que más de 5000 estudiantes de las diversas fuerzas políticas aguardaron por los resultados de la votación.

FUA Congreso de la FUA eligio nueva presidenta Piera Fernandez De Piccoli
Piera Fernández de Piccoli

Seguir leyendo:

El oficialismo no logró quórum, pero Cecilia Moreau igual seguirá siendo presidenta de la Cámara de Diputados

Alberto Fernández aprobó la compra del nuevo Tango 01: el Gobierno pagará más de USD 22 millones

Política y Economía

El “Pacto de Mayo”, una nueva esperanza para Argentina

Publicada

el

El presidente argentino, Javier Milei, se dirige a diputados en la sesión de apertura legislativa de 2024 (AP Foto/Natacha Pisarenko) (Natacha Pisarenko/)

Cuenta la leyenda que Simon Kuznets, Premio Nobel de Economía en 1971, afirmó una vez que los países podían dividirse en cuatro categorías: los países desarrollados, los países en desarrollo, Japón y Argentina.

En esta clasificación, Argentina quedaba sola porque era realmente difícil de explicar por qué, habiendo sido un país rico en el pasado (a principios del Siglo XX), ahora era un país de mitad de tabla, empobrecido. La decadencia argentina, entonces, no es una ocurrencia del presidente Javier Milei, sino un tema de estudio a nivel global.

Ahora bien: ¿cuáles son las causas de esta decadencia? En un reciente libro de fama internacional, los académicos Daron Acemoglu y James Robinson establecieron que los países que lograron el desarrollo lo hicieron a través del establecimiento de instituciones inclusivas. Es decir, que protegían los derechos de propiedad privada y, con ello, promovían la innovación y el crecimiento.

Contrariamente, los países pobres (o los empobrecidos como Argentina), tenían instituciones extractivas, donde una elite política solo buscaba tomar recursos de la ciudadanía a cualquier costo y sin respetar las reglas básicas del capitalismo.

Milei no oculta su devoción por la libertad económica, y lo hace de forma hábil al confrontar abiertamente con actores sociales que hoy están en los últimos escalones en los ránkings de aprobación popular

La introducción viene a cuento porque no es una posición radicalizada ni propia de un pequeño grupo de “economistas austriacos” o “ultraliberales” el pensar que los problemas de Argentina tienen relación con su excesivo intervencionismo o con el abierto rechazo que le hemos dado a las ideas del libre mercado. Todo lo contrario, esta es una posición que tiene mucho consenso a nivel global.

Para el caso argentino, son relevantes otros dos consensos fuertes en economía. El primero: que la inflación es un fenómeno monetario y que la única forma de reducirla es dejando de emitir y ordenando las cuentas públicas. El segundo: que los déficits fiscales, si no se perciben como transitorios, llevan a crisis de inflación o a crisis de deuda. Todo esto es lo que ocurre en Argentina, donde lejos de “no aplicar ninguna ley de la economía”, se cumple todo lo que predicen los libros de texto más básicos.

En este contexto, resulta absolutamente fascinante y refrescante escuchar al presidente reivindicar al capitalismo, a la libertad económica y explicar con toda claridad que lo que Argentina necesita es un pacto firme para respetar la propiedad privada.

En su discurso de Milei en el Congreso fue crítico con el estatismo dominante en nuestra historia, citó al Premio Nobel Milton Friedman, uno de los más grandes divulgadores de la historia del liberalismo, y también hizo referencia al Camino de Servidumbre que Argentina estaba condenada a transitar si no cambiaba el rumbo. Esto fue una clara referencia al libro de 1945 escrito por Friedrich A. Hayek, otro Premio Nobel de economía y también líder del movimiento liberal.

Anuncio

No es una posición radicalizada ni propia de un pequeño grupo de “economistas austriacos” o “ultraliberales” el pensar que los problemas de Argentina tienen relación con su excesivo intervencionismo

Milei no oculta su devoción por la libertad económica, y lo hace de forma hábil al confrontar abiertamente con actores sociales que hoy están en los últimos escalones en los ránkings de aprobación popular. El presidente critica con dureza a la política tradicional, a los sindicalistas y a las autodenominadas “organizaciones sociales”, que de sociales tienen poco porque atentan contra la paz social cuando cortan las calles más de una vez por semana. Al elegir estos enemigos, el presidente consolida su popularidad, a pesar de tener un número minoritario en el Congreso, y busca apoyarse en ella para que se pueda finalmente avanzar en reformas que permitan al país volver a crecer.

Llegamos entonces al “Pacto de Mayo”. Es que, si bien Milei fue duro con lo que denomina la “casta política”, hacia el final de su alocución invitó a los gobernadores a firmar un pacto, el día 25 de mayo, con 10 puntos, entre los cuales destaco 7 que considero absolutamente fundamentales: 1) Inviolabilidad de la Propiedad Privada; 2) Equilibrio Fiscal; 3) Reducción del Gasto Público; 4) Reducción de la presión fiscal; 5) Apertura al Comercio Internacional; 6) Reforma Laboral; 7) Reforma Previsional.

El Pacto es absolutamente revolucionario si se tiene en cuenta que, al menos en los últimos años 25 años, hicimos exactamente lo contrario: aumentamos el gasto público y el déficit fiscal, cerramos la economía, subimos los impuestos y, como corolario, destruimos la propiedad privada porque regulamos todos los precios cuando vino la inflación y, cuando el estado se quedó sin plata, expropió las jubilaciones privadas (año 2008) y dejó de pagar la deuda (año 2001, 2014 y 2020).

El Pacto es absolutamente revolucionario si se tiene en cuenta que, al menos en los últimos años 25 años, hicimos exactamente lo contrario

El Pacto, también, va en línea con lo que hacen los países normales. Hoy en día es poco discutido el hecho de que es conveniente tener una economía abierta al comercio, tender al equilibrio fiscal y respetar la propiedad privada. Claro, cualquiera puede rechazar estos principios, pero el consenso –al menos en la Ciencia Económica– es que rechazarlos tiene consecuencias negativas, las cuales, como venimos describiendo, Argentina enfrenta en su totalidad.

En este contexto, las ideas del Pacto de Mayo se presentan como una nueva esperanza para nuestro país. Ahora bien, por su contenido tan contracultural, yo tengo mis dudas de que alguna vez logre ser firmado por una mayoría de la dirigencia política.

Sin embargo, me queda claro que, si las ideas que este pacto propone efectivamente logran implementarse, nos espera un futuro próspero, con más inversión, más producción, mejores empleos y menor pobreza.

El autor es Investigador Asociado del centro FARO de la Universidad del Desarrollo, en Chile, profesor universitario y consultor de empresas

Anuncio
Seguí leyendo...

Política y Economía

La Constitución de 1853 fue nuestro Pacto de la Moncloa

Publicada

el

La Constitución Nacional de 1853

El discurso de Javier Milei en el Congreso tuvo una primera parte con repaso de la herencia recibida, de lo que se hizo en 82 días y el final fue una propuesta tipo Pactos de la Moncloa.

La descripción de la herencia ya la conocíamos los economistas. Tal vez un dato adicional de la deuda flotante que no se conocía con exactitud, pero no cambia el fondo del tema.

En lo que hizo hasta ahora, en mi humilde opinión hay varias inconsistencias entre su discurso y su accionar. Por ejemplo, en campaña dijo que el peso es excremento que no servía ni para abono, sin embargo, sigue obligando a los exportadores a entregarle al BCRA sus dólares a cambio de ese excremento y, encima, a un tipo de cambio menor al de mercado, porque le da tipo de cambio oficial y no el de mercado.

Sobre este último punto, resalto que el mismo Milei dijo que el tipo de cambio “blue” era el verdadero tipo de cambio al afirmar que el tipo de cambio de verdad es el tipo de cambio al que se consiguen dólares.

La propuesta de ir a un acuerdo tipo Pactos de la Moncloa tiene contenidos interesantes y que, personalmente, comparto

Esto de obligar a los exportadores a liquidar sus divisas es una expropiación de parte del fruto del trabajo ajeno, algo que se contradice con el primer punto de sus 10 propuestas.

Todavía no se entiende por qué, siendo el dólar una mercadería como cualquier otra, no fue liberado su precio como ocurrió con el precio del tomate, de las prepagas y todos los bienes y servicios de la economía.

Insistió con una ley para meter presos a los funcionarios del BCRA y del gobierno que emitan moneda para financiar al tesoro. Una vez más no se entiende su propuesta. Si quiere cerrar el BCRA, ¿para qué quiere esa ley si no va a emitirse más los pesos cuando dolarice?

Firma de los Pactos de la Moncloa por los representantes de los grupos parlamentarios españoles (1977): Enrique Tierno Galván, Santiago Carrillo, José María Triginer, Joan Raventos, Felipe González, Juan Ajuriaguerra, Adolfo Suárez, Manuel Fraga Iribarne, Leopoldo Calvo Sotelo y Miguel Roca. EFE/Mondelo/aa/Archivo
Firma de los Pactos de la Moncloa por los representantes de los grupos parlamentarios españoles (1977): Enrique Tierno Galván, Santiago Carrillo, José María Triginer, Joan Raventos, Felipe González, Juan Ajuriaguerra, Adolfo Suárez, Manuel Fraga Iribarne, Leopoldo Calvo Sotelo y Miguel Roca. EFE/Mondelo/aa/Archivo
(MONDELO/)

Y si establece una competencia de monedas, si se emiten pesos que la gente no demanda, caerá su precio y la gente dejará de usar el peso y usará otras monedas más confiables. Lo que se conoce como competencia en el mercado. El ABC de la economía austríaca.

Insistió con el déficit fiscal cero en enero, cuando cualquier economista que sigue las cuentas del sector público base caja sabe que el déficit se hizo en base a licuación de las jubilaciones, de los salarios de los empleados públicos y de no pagar los subsidios a la energía. Obvio, si no pago la tarjeta a fin de mes, también tengo superávit y hay que ver cuánto aguanta la gente con sus ingresos licuados.

Anuncio

Dejando de lado sus contradicciones y sus medias verdades como el déficit cero, lo más llamativo fue una propuesta de Pactos de la Moncloa.

Recordemos que los Pactos de la Moncloa fueron un impulso de Adolfo Suárez luego de la muerte de Franco y consiguió sentar en la misma mesa a franquistas, socialistas y comunistas entre otros actores. Todos ellos se habían enfrentado en una guerra civil y tenían que ponerse de acuerdo sobre el futuro de España.

Incluso las fuerzas armadas españolas seguían teniendo fuerte peso político al punto tal que Suarez tenía que hacer reuniones con Santiago Carrillo, Secretario General del Partido Comunista Español.

En otras palabras, nuestro Pactos de la Moncloa fue la Constitución de 1853/60 y sin embargo el populismo le pasó por encima

Esos Pactos, firmados en 1977, lograron un cambio importante en España, pero no fueron eternos dado que hoy tienen en el gobierno a una especie de kirchnerismo español.

En otras palabras, nuestro Pactos de la Moncloa fue la Constitución de 1853/60 y sin embargo el populismo le pasó por encima. Las mejores intenciones puestas en un papel pueden no resultar si no son carne en la sociedad.

Al respecto cabe recordar que el electorado argentino es muy volátil. Pudo votar tanto a un Menem populista, luego a un Menem más capitalista y con el tiempo votar a un kirchnerismo que fue lo opuesto al menemismo.

Otro aspecto a considerar es: ¿por qué invitar a Pactos de la Moncloa y, al mismo tiempo, pedir facultades extraordinarias como las que pidió el DNU y la Ley Ómnibus? Eso choca con el principio de las ideas de libertad que dice defender porque las facultades extraordinarias no limitan el poder del gobierno, lo agrandan, achicando las libertades individuales. Choca con su grito de VLLC.

Milei dijo que el tipo de cambio “blue” era el verdadero tipo de cambio al afirmar que el tipo de cambio de verdad es el tipo de cambio al que se consiguen dólares

De los 10 puntos, el de la inviolabilidad de la propiedad privada ya existe en la Constitución y la propiedad fue violada infinidad de veces: el plan Bonex, el corralito, el corralón, la confiscación de nuestros ahorros en las AFJP, la intangibilidad de los depósitos votada en 2021 a la que se impuso el corralito pocos meses después, etc.

Anuncio

En lo que hace a que el equilibrio fiscal es innegociable, sigue sin entender que el problema es el gasto público. Eso lo dice en el punto 3, cuando habla de llevar el gasto al 25% del PBI, sin aclarar si es el nacional o el consolidado.

Los puntos 4, 5, 6, 7, 8 y 10 son compartibles en un 100%. Hace falta una reforma tributaria, rediscutir la coparticipación federal, la explotación de los recursos que están en las provincias como, por ejemplo, la minería, una reforma laboral y la incorporación de la economía argentina al mundo.

Sobre la reforma política hay que ver qué se propone. En principio habría que terminar con las PASO y el financiamiento de los partidos políticos por parte del Estado.

En definitiva, hasta ahora su política monetaria y cambiaria ha sido ultra dirigista. Fijó el tipo de cambio, sigue el cepo y regula la tasa de interés. Es decir, choca con su discurso de libertad.

La propuesta de ir a un acuerdo tipo Pactos de la Moncloa tiene contenidos interesantes y que, personalmente, comparto. El punto es si la sociedad argentina está convencida de ese camino o solo votó a Milei en rechazo al kirchnerismo.

Mi interrogante surge al ver la volatilidad del electorado argentino al momento de votar. Y las reglas de juego de un país surgen de los valores que imperan en una sociedad, no de lo que se ponga por escrito.

La forma en que fue despedazada la Constitución de 1853/60 obliga a ser prudentes al momento de festejar la propuesta de un los Pactos de la Moncloa criollos a los que invita Milei.

Seguí leyendo...

Política y Economía

Argentina hora cero

Publicada

el

Milei en el Congreso (Gustavo Gavotti) (Gustavo Gavotti +54 911 5865 9679/)

En un memorable y épico discurso el Presidente Javier Milei ha extendido una invitación a la clase política de Argentina —gobernadores, senadores, diputados y dirigentes en general— a subscribir un nuevo contrato social. Este contrato busca revivir las ideas de libertad inspiradas en la Generación del ‘37 y Juan Bautista Alberdi. La firma de este nuevo “Pacto Político” está programada para el próximo 25 de Mayo, en la emblemática ciudad de Córdoba, conocida como “la Docta”.

Este ambicioso pacto, propuesto en un momento en que Milei no cuenta con el poder político necesario para imponerlo, se presenta como una invitación a formar parte de la historia como patriotas que priorizaron los intereses nacionales sobre los personales, provinciales o sectoriales.

Los principios que propone Milei son fundamentales para impulsar a Argentina hacia los primeros puestos a nivel mundial una vez más. Se inicia con la inviolabilidad de la propiedad privada, una propuesta destinada a poner fin a cien años de legislación y jurisprudencia que han socavado este derecho humano fundamental. Desde el fallo Ercolano en 1922, pasando por la aceptación de impuestos inconstitucionales en 1927, hasta la doctrina de la Emergencia que ha permitido a los sucesivos gobiernos aumentar impuestos, confiscar depósitos, y restringir las libertades económicas y civiles. Milei busca también poner fin a la violación continua de la Constitución Nacional, que ordena defender el valor de la moneda, la cual ha sido destruida por la impresión excesiva de dinero, generando inflación y depreciando los salarios.

Este contrato busca revivir las ideas de libertad inspiradas en la Generación del ‘37 y Juan Bautista Alberdi

Otro de los pilares de su propuesta incluye la reducción del gasto público al 25% del PIB, nivel asociado con el crecimiento rápido de los países y la simplificación del sistema impositivo hasta alcanzar un déficit financiero cero. Esto eliminaría la deuda pública para las generaciones futuras. Milei sugiere, además, criminalizar la inflación, tratándola como un “delito de lesa humanidad” para sancionar a aquellos responsables de su implementación.

La propuesta también incluye una nueva Ley de Coparticipación Federal acorde a la Constitución de 1994, una reforma laboral para fomentar el empleo formal, una reforma previsional que garantice la sustentabilidad del sistema y permita optar por un sistema privado de jubilación, y una reforma política que elimine la lista sábana para realinear los intereses de representantes y representados. Además, Milei aboga por la apertura al comercio internacional, con el objetivo de reintegrar a Argentina en el mercado global.

A pesar de la ambición de estas reformas, Milei es plenamente consciente de las reticencias de la actual clase política para abrazar cambios de tal magnitud. Sin embargo, está decidido a impulsar estos objetivos utilizando la autoridad que le otorga el Poder Ejecutivo Nacional (PEN). Admite que, en ausencia del respaldo político necesario, el proceso de recuperación económica será significativamente más complicado y prolongado para los ciudadanos.

Otro de los pilares incluye la reducción del gasto público al 25% del PIB, nivel asociado con el crecimiento rápido de los países y la simplificación del sistema impositivo hasta alcanzar un déficit financiero cero

Ante este panorama, Milei esboza una estrategia alternativa: presentará al Congreso 10 proyectos de ley “anti-casta” política, anticipando su probable rechazo, pero buscando exponer su oposición frente al electorado. Paralelamente, sugiere una propuesta de consenso que incluye la aprobación de la Ley Bases, condicionada a un pacto fiscal diseñado para aliviar la presión financiera sobre las provincias, ofreciendo así un camino intermedio hacia el cambio estructural.

Anuncio

Javier Milei no se dirige únicamente a la clase política, sino también al pueblo argentino, al cual le pide “paciencia y confianza” en este desafiante pero prometedor camino hacia el cambio. Si bien la probabilidad de que la actual clase política apoye una transformación liberal tan profunda es baja, esta propuesta podría convertirse en el eje de la campaña electoral del próximo año, especialmente si se considera una dolarización rápida como una estrategia para lograr resultados más inmediatos y mitigar el impacto social.

La propuesta de Milei no solo desafía el status quo, sino que también invita a una reinvención nacional, marcando un momento de inflexión hacia la grandeza o el olvido en la historia argentina.

El autor es Director General de la Fundación Libertad y Progreso

Seguí leyendo...
Anuncio

+Vistas