Noticias de Bariloche
Inicio » Judiciales » La fiscal del caso Lucas Caro sobre la pena: “a veces sentimos que es muy doloroso para la familia, que tiene sabor a poco”

La fiscal del caso Lucas Caro sobre la pena: “a veces sentimos que es muy doloroso para la familia, que tiene sabor a poco”

La fiscal Betiana Cendón estuvo en De la A a la Z y se refirió a la lectura de sentencia por el caso Lucas Caro, en la que se condenó a Matías Vázquez a 5 años de prisión efectiva y 10 de inhabilitación. Sostuvo que el Ministerio Público consideró que era de extrema gravedad y por eso solicitaron los 6 años, porque consideraron que era un caso claro de conducción temeraria, “los agravantes quedaron bien explicitados por los testigos en la audiencia”.

Explicó que al analizar los casos se verifica que existen agravantes y comentó que en realidad en el inicio de este legajo, el lunes siguiente al hecho, la cantidad de evidencia era ínfima, “sabíamos que había una persona que se había fugado, no teníamos certeza respecto a la autoría”.

Cendón resaltó que pudieron llegar a un pedido de homicidio culposo agravado con tres agravantes: exceso de
velocidad, exceso de alcohol y se había dado a la fuga sin asistir a la víctima. Recordó que el tribunal no consideró el del punto de impacto, por lo que no se tuvo en cuenta el exceso de velocidad. Entonces surgió temor al pensar que la sentencia podría ser aritmética, pero había un elemento que era muy importante que era lo temerario de la conducta y había muchos ciudadanos que acreditaron que esta conducta no fue esporádica, sino que había conductas de manejo temerario e imprudente en circunstancias anteriores y eso fue tomado en cuenta por el tribunal al momento de fijar sentencia”.

En cuanto al alcohol en sangre explicó que sólo pudo medirse 10 horas después, con los elementos usados por Tránsito y resultó que tenía 0,52 en sangre, por lo que se trabajó en una curva retrospectiva al momento del hecho y ha quedado acreditado el agravante, a lo que se sumaron también declaraciones de testigos que lo vieron consumiendo alcohol antes.

La fiscal explicó que uno siempre pide un poco de empatía, “de ponerse 5 minutos en los pies de esos padres que han perdido a su hijo con un monto de pena que va de 3 a 6 años de prisión, con un monto de pena que no les va a devolver a Lucas, fueron varias las personas que hablaron de Lucas y hasta los jueces en su sentencia hicieron mención expresa a las características personales de este chico”.

Comentó que más allá de la objetividad, los padres siempre supieron los límites que tenían, porque “las leyes no las creamos los fiscales ni los jueces, nosotros llevamos un caso, vemos el tipo penal que coincide con esa conducta y hay un monto de pena en el que nos tenemos que guiar de acuerdo con la gravedad del caso y si hay antecedentes o no”.

Enfatizó que les sucede en todos los delitos de índole culposa, que resulta difícil que la sociedad comprenda que tienen que partir de una normativa legal que explica qué delitos son culposos, “en los que no hay una intencionalidad directa pero que uno asume un exceso en el riesgo que provoca manejar. Cuando uno maneja es un riesgo y los límites de ese riesgo los impone uno”.

Resaltó la fiscal que en Bariloche hace muy poco tiempo “estamos logrando penas de ejecución efectiva, en los casos anteriores no lo hemos logrado, lo consideramos muy importante pero a veces sentimos que es muy doloroso para la familia, que uno siente que tiene sabor a poco, que no le da respuesta a la familia”.

Además mencionó que escucharon a la gente hablar de Lucas de todos los ámbitos, deportivo, hermano, amigos, entre tantos y “desde ese lugar es muy difícil poder dar un poco de paz”.

“Se ha trabajado rápido para poder dar respuesta, el proceso anterior era agónico, largo, con este nuevo sistema tratamos de buscar solución al conflicto primario, es lo que nos exige el código y legislador, cada elemento que se cuenta en estos casos, con un chiquito fallecido, una familia angustiada, esos padres sentados y portándose en forma ejemplar durante todo el juicio, la familia afuera, todo fue complicado, porque no podían tener acompañamiento;  estaban solitos, la gente estaba afuera, se comportó impecablemente”, describió.

Sin embargo reconoció que “pretender hoy que esta herida sane es muy difícil, desde el Ministerio Público podemos acompañar, hoy no podemos tener capacidad de impugnar, porque el Ministerio Público tiene vedada la impugnación en los casos en los que la pena no tenga menos de la mitad de la pena pedida, pero va a acompañar en las instancias de impugnación a la querella, porque creemos y tenemos la convicción de que se han encontrado los elementos para llegar a la etapa de condena“.

Dijo tener un diálogo constante con la familia pero en estos momentos “trato de que pase esta primera instancia donde escuchan la sentencia, seguramente el doctor Ochoa, una persona con mucha capacidad y experiencia en lo judicial va a trabajar con ellos en la posibilidad de que impugnen o no la sentencia”.

Resaltó que “en un rango de 3 a 6, un año menos es un montón, la decisión está en ellos, en evaluar cuán agraviados están producto de esta sentencia, hablé poco con ellos después de que terminó, les di mi opinión , quedaron en trabajar con su abogado para evaluar la posibilidad o no de impugnar esta sentencia, está en ellos”.

Finalmente reflexionó que “uno maneja, tiene hijos y no deja de ser miembro de esta sociedad” y recordó que cuando encaró el discurso de apertura lo primero que dijo fue la diferencia de los grupos de esta sociedad, “los que vinieron
angustiados y comprometidos para colaborar con la investigación y los que decidieron callar, somos todos seres humanos, no queremos que esto siga ocurriendo, por eso somos quizá severos, a pesar de que no demos la respuesta que se pretende en cuanto a los montos de pena, pero tratamos de trabajar desde una posición clara”.

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina