Conéctate con nosotros

Sin categoría

La industria lechera reclama asistencia oficial para frenar la crisis del sector y evitar el cierre de tambos

Publicada

el

Luego de la protesta de los tamberos, el gobierno dijo que el septiembre aumentó el precio que cobra el productor y la industria también opinó sobre la problemática de la lechería

Hoy se celebra en todo el país el Día del Tambero en un escenario donde la producción de leche está seriamente complicada. La última sequía aceleró la venta de vacas que estaban en plena actividad y el cierre de tambos por la imposibilidad de comprar alimento para sus rodeos. La crisis en la lechería continúa, y se hizo visible en la caída de un 12% interanual que registró la producción de leche en enero pasado. Las subas en los precios de las materias primas entregadas a la industria no alcanzan para cubrir compra de alimentos y atender el pago del fuerte endeudamiento que arrastra el sector desde hace dos años.

A la agresividad que propuso el clima cálido, con falta de lluvias y pérdida de pasturas durante un verano que registró temperaturas de hasta 45 grados en los campos lecheros, también se le suman noticias que son calificadas como negativas por parte del sector. En ese sentido aparece la falta de resolución para el conflicto que mantiene la cooperativa láctea SanCor con el gremio ATILRA, con bloqueo de plantas, asambleas del personal que paralizaron la actividad durante muchos días y la falta de soluciones tras la intervención gubernamental.

Para muchos en el sector productivo de leche, conflictos de este tipo y además la búsqueda de soluciones para la crisis que enfrenta el sector en su conjunto, requiere la continuidad de procesos de diálogo y la búsqueda de “puntos en común” que promuevan el desarrollo de la actividad, algo que también le reclaman a la Secretaría de Agricultura de la Nación. A dos meses de asumir. sus funcionarios no se ha formalizado una convocatoria a los productores de leche para escuchar sus reclamos.

Crisis

Marisa Boschetti, titular de la Comisión de Lechería de la Federación Agraria Argentina (FAA), aseguró que “la lechería sigue en crisis que lamentablemente se sigue extendiendo. No sé cuánta más espalda tendrá el productor para sostener su actividad. Está todo muy complejo. El precio sube, pero está lejos de permitir un equilibro. Está retrasado el precio. Hoy se necesita un monto de 300 a 330 pesos, aunque muchos tamberos me dirán que me quedo corta, ya que sabemos que estamos muy endeudados, y con pleno proceso de inversión para guardar alimento para el invierno”.

“Tras la sequía, se están haciendo grandes esfuerzos para hacer reserva de alimentos. Falta mucho para lograr el equilibrio. Hay liquidación de vientres productivos para cubrir la caída de ingresos, ya que el precio de la leche no lo cubre. Quizás por ello, hemos visto en enero una caída fuerte del 12% en la producción. Al mismo tiempo, el productor ya no tiene capacidad para endeudarse más. Es por eso que continúa la crisis. Hay también pérdida de tambos por la seca y por falta de alimentos. Veremos que dice la próxima vacunación del SENASA. Sin duda, cayó el número de tambos por venta de establecimientos, venta de rodeos y cierre de la actividad”, explicó Boschetti a Infobae.

Tamberos-Marisa-Boschetti,-de-FAA
Marisa Boschetti, titular de la Comisión de Lechería de la Federación Agraria Argentina (FAA)

La referente de la FAA en Lechería recordó que desde la secretaría de Agricultura no hubo en los últimos dos meses de gestión una convocatoria a productores lecheros para evaluar la situación sectorial, más allá de planteos realizados en diciembre pasado por la dirigencia de la Mesa de Enlace Agropecuaria. “Igualmente tenemos una gran expectativa en los funcionarios del sector”, expresó la productora.

Cuestionamientos

Eduardo García Maritano, integrante de la Comisión de Lechería de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), explicó que “consideramos que el gran problema que reporta la lechería es que no está armada como negocio. Tenemos claro que la cadena de valor comienza en la demanda y no en los tambos. La distorsión que tiene la cadena comercial lechera argentina, hace que el consumidor pague por lácteos el precio más caro de la región y al mismo tiempo se paga al productor el litro de leche más bajo del mundo. Eso es falta de coordinación privada. La Argentina tiene establecido desde 2016, a través de la resolución 229, un precio de referencia en función del estándar que se debe abonar la materia prima en la compra venta de leche, que no se cumple. Y hace ocho años, venimos diciendo ya la vamos a mejorar. Es por eso que planteamos por qué se sigue haciendo mal. Laudar precio no es función del Estado”.

También Roberto Perracino, presidente de Mesa de Productores de Leche de Santa Fe, coincidió en que “Argentina tiene un sistema vetusto y arcaico como es el que rige para el pago de la leche por parte de la industria. Esto no va más. Todos sabemos donde está el problema. Sabemos cuánto tiene que cobrar el tambero y que la cadena de valor es rica: en las góndolas hay leche que se paga 1300 pesos por litro, y hasta 1700 pesos, mientras que el tambero cobró en enero un monto de 250 pesos, con el pago del IVA al 21% en la compra de insumos. El precio de góndola de los lácteos es cinco veces más de lo que recibe el productor. Allí hay muchas cosas que corregir”.

Anuncio
Tamberos-roberto-perracino
Roberto Perracino, presidente de Mesa de Productores de Leche de Santa Fe

Perracino dijo que “hay una luz al final del túnel en una actividad que está muy complicada, y esto a partir de lograr mejorar el precio de la leche y alcanzar un escenario de estabilidad. Sabiendo que hay que sanear al sector, hay productores tamberos que adeudan entre cuatro o cinco meses de ingresos netos en compromisos asumidos en los últimos dos años con proveedores de insumos y con bancos que ofrecieron créditos a tasas muy altas”.

Conflicto

Marisa Boschetti, tambera de Córdoba, aseguró que “el tema SanCor se presenta como complicado y difícil, sabiendo que fue una cooperativa láctea tan grande y que marcó un camino y que haya llegado a esta instancia, donde la vemos intentar mantener la actividad de lo que quedó de una estructura que fue un monstruo. Y es muy triste lo que sucede con el gremio. Vemos que no se pone en la balanza la cantidad de empleos que pueden perderse. Por lo que creo que debería hacerse un esfuerzo, tanto de la empresa, trabajadores y el gremio lechero, para ir desatando el nudo, y volver a encaminar la actividad de lo que queda de la cooperativa. Creemos que los gremios no deben ser un impedimento para una industria, o una empresa en particular”.

Además consideró que “sabemos que hay problemas económicos, pero hay que respetar la decisión que pueda adoptar el propio trabajador, sabiendo que la situación sería mucho más difícil si hay un cierre. Hay trabajadores que quieren seguir trabajando, continuar con el proceso de reestructuración para salir adelante. Hay que darle libertad al trabajador y el gremio no lo debe impedir más allá del reclamo. No corresponde que las fuerzas policiales, tal como lo vimos, sea quien deba resguardar la integridad de los trabajadores que quieran seguir en sus puestos. Con el diálogo, hay que llegar a un entendimiento”.

Tamberos-garcia-maritano-de-cra
Eduardo García Maritano, de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA)

También García Maritano, comentó sobre SanCor que “como productor tambero no cooperativizado soy muy respetuoso de la acción cooperativa. Pero si dos personas hacen una empresa, y les va mal, ¿de quién es la culpa? Allí no podemos asumir que es culpa de otro. En el caso de ATILRA, y esto va para todos, lo que uno espera es que se respeten las leyes. El accionar sindical es una defensa legítima del trabajador, pero ese trabajador sindicalizado no puede decir: ‘esta fábrica es mía’”, dijo el ruralista de CRA a Infobae.

Falta estructura productiva

Perracino, si bien hoy no entrega leche a SanCor, relató: “Mi padre entregaba hace treinta años a la cooperativa, y hablando desde el corazón, gracias a SanCor tuvimos un gran adelanto y sin duda, esta cooperativa láctea, hizo que la lechería argentina fuera potencia mundial en la década del ‘80. Después, aunque no sabemos bien los motivos, fue sucumbiendo para quedar hoy como una empresa más chica y lamentamos muchos que no se haya podido recuperar pese a todos los intentos que hubo”.

“Allí, el tema empresarial y gremial, es una cuestión a debatir, no solo en este caso, sino también en la Argentina. Ya que en el mundo las cosas han cambiado y hay cosas a tratar, y me da la sensación que hoy estamos en un momento de quiebre, y apostar a renovarse. Y allí hay que volver a sentarse a conversar”, consignó.

“En la década del ‘70, Argentina contaba con 31 mil tambos en actividad, y hoy solo contamos con 9.700 establecimientos. En mi zona, por la sequía, se cerraron unos 100 tambos. En igual período, Brasil contaba hace medio siglo con 40 mil tambos, y hoy tiene 190 mil. Claramente somos los perdedores del área sur. Otro tema que tenemos que ver con preocupación, es la extranjerización de la industria láctea”, concluyó.

Sin categoría

El Gobierno revocó el Fideicomiso del Trigo que regulaba el precio de la harina

Publicada

el

(Imagen ilustrativa Infobae)

Por medio de la Resolución 142/2024 emitida por el Ministerio de Economía y publicada este miércoles en el Boletín Oficial, el Gobierno eliminó el Decreto 132 con fecha 19 de marzo de 2022, el cual creó el Fondo Fiduciario Público denominado “Fondo Estabilizador del Trigo Argentino“. Dicha entidad había sido creada con el objetivo de estabilizar el costo de la tonelada de trigo comprada por los molinos argentinos.

La nueva normativa, que lleva la firma del ministro de Economía Luis Caputo, revocó un contrato de fideicomiso suscrito el 7 de abril de 2022 entre la ex Secretaría de Comercio Interior y BICE Fideicomisos SA. De esta forma, se avanzó con uno de los principales objetivos del Gobierno que es el de recortar el gasto público para equilibrar las cuentas fiscales.

Según cálculos oficiales el fideicomiso del trigo para regular el precio interno de la harina demandó una erogación de $69.000 millones desde su creación hace dos años

El texto oficial señaló que “las condiciones que motivaron la creación del Fondo Estabilizador del Trigo Argentino no se encuentran presentes en el momento actual”. Por lo tanto, se consideró necesario revocar el contrato de fideicomiso.

Según estimaciones del Gobierno, este fideicomiso del trigo, que tenía como fin regular el precio de la harina en el mercado interno, demando desde el momento de su creación una erogación de 69.000 millones de pesos. Este fondo forma parte de un listado inicial de nueve fondos fiduciarios que tienen prioridad para ser eliminados, sobre un total de 29 incluidos en el proyecto de Ley Ómnibus por decreto. En el supuesto oficial, la eliminación inmediata de estos nueve fideicomisos implicaría un ahorro fiscal del orden de los 2.000 millones de dólares.

El Gobierno tiene en la mira la eliminación de inicial de nueve fondos fiduciarios, con el objetivo de ahorrar unos USD 2.000 millones

“Si los tengo a tiro de decreto, anotalo, porque son boleta”, había afirmado el presidente Javier Milei a mediados de febrero en una entrevista en la que abordó el peso en el gasto público de estos fondos fiduciarios cuya posible eliminación había sido incluida en la fallida Ley Bases. “Son todas cajas negras de la política. Eso hay que terminarlo. Eso pone muy nervioso a muchos. Hay muchos agentes de la política que viven de eso”, agregó el mandatario.

Según el sitio oficial Argetina.gob.ar, el Fondo Estabilizador del Trigo Argentino fue creado en marzo de 2022 para “garantizar un valor de referencia en el mercado interno que permita conservar una estabilidad en la participación de la bolsa de harina como componente del costo de los productos que de esta se derivan”.

El texto oficial señaló que “las condiciones que motivaron la creación del Fondo Estabilizador del Trigo Argentino no se encuentran presentes en el momento actual”

Anuncio

“Todos los fondos del fideicomiso están dirigidos a subsidiar la bolsa de harina 000 común de 25 kilos, que es la que compran las panaderías para hacer pan y para la segunda industrialización. Es utilizada por las empresas de consumo masivo para producir galletitas, pan de molde, tapas de empanadas, entre otros productos. Dichas empresas, en su mayoría, forman parte del programa Precios Justos”, puntualizó el sitio oficial.

La resolución para el proceso de liquidación de liquidación del Fondo Estabilizador del Trigo Argentino dispuso que a partir de la fecha se notificará al fiduciario (BICE Fideicomisos SA) de la revocación del contrato. Asimismo, la Secretaría de Comercio Interior del Ministerio de Economía se encargará de la liquidación del fondo. Por una parte, el Fondo de Reserva de Liquidación será utilizado para cubrir los gastos remanentes, mientras que el patrimonio fideicomitido remanente será transferido al Ministerio de Economía.

Seguí leyendo...

Sin categoría

Dudas sobre la cosecha de trigo: las estimaciones oscilan entre 14 y 20 millones de toneladas

Publicada

el

Una cosechadora recolecta trigo en un campo en General Belgrano, 160 km al oeste de Buenos Aires (REUTERS/Enrique Marcarian) (Enrique Marcarian/)

Más allá de que en el campo todavía tienen el foco puesto en los resultados de la campaña gruesa, ahora en plena etapa de cosecha, con el arranque del otoño se empezó a proyectar qué puede pasar con los granos finos y qué números enfrenta el productor, particularmente en el trigo, cultivo que debería empezarse a implantar entre mayo y junio, según las zonas.

En un mercado mundial de precios granarios bajos, el trigo no es la excepción. Si bien a nivel local aún no hay proyecciones y las del Departamento de Agricultura de EEUU (USDA) se publicarán en mayo, otras como las del International Grain Council (ICG), con sede en Londres, estiman un aumento del área a nivel mundial, lo que probablemente influya en los stocks y limite los precios.

Infobae consultó a analistas del mercado y referentes de la actividad triguera, quienes coincidieron en que, aunque es prematuro dar proyecciones locales de superficie estimada de siembra y volumen de producción, los costos internos y la presión fiscal comprometen la rentabilidad del cultivo en la próxima campaña.

Para Gustavo López, director de la consultora Agritrend, las perspectivas de la campaña de triguera 2024/25 serán buenas, excepto en precios, que a nivel internacional están bastante deteriorados. “Los principales exportadores mundiales, como Rusia y Ucrania, tienen bastante trigo. Han tenido una buena cosecha, tienen stocks y siguen su conflicto. Hoy hay precios FOB argentinos están a la par de los FAS argentinos, porque ha habido una merma en los valores muy importantes. Para poder competir en el mundo hay que tener precios bastante más bajos”, precisó.

Trigo 2024
El gráfico muestra claramente la caída del precio internacional del trigo en los últimos meses y respecto de los picos de 2022

Martín Biscaisaque, presidente de la Asociación Argentina del Trigo (Argentrigo), precisó que el ICG proyecta una producción mundial de 798,8 millones de toneladas para el ciclo 2024/25, que representa un incremento interanual del 1,2 por ciento. “Este aumento se debe principalmente al buen rendimiento de los cultivos en el hemisferio norte”, dijo el experto. Igualmente, añadió, “se espera una recuperación productiva en Australia y Argentina, con una estimación para nuestro país de un volumen de 18 millones de toneladas, lo que representa un incremento interanual del 13,2%, en unas 6,1 millones de hectáreas”.

Pese a estas proyecciones, se espera una caída interanual del 2% en el stock final global. “Sin embargo, el precio disponible y el futuro del trigo no reflejan esta situación. Durante la segunda semana de marzo, el precio de la exportación de trigo en la Argentina alcanzó un mínimo en más de 4 años, encontrando un valor similar al de enero de 2020″, afirmó Biscaisaque, citando como fuente a la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). El titular de Argentrigo coincidió con López en que una de las razones es la producción y comercialización de trigo en Rusia. “Pese a mantener su producción, Rusia ha desplazado su ritmo de ventas hacia los meses de diciembre, enero, febrero y marzo, época en la que tradicionalmente el hemisferio sur era quien proveía de trigo al mundo”, explicó.

Miradas

Más allá de las proyecciones internacionales que se conocen, y cuando aún faltan las estimaciones locales, López dijo que la superficie va a estar cerca de los niveles de la campaña anterior, de unos 7 millones de hectáreas y consideró muy factible que de mediar condiciones climáticas buenas la producción sea mayor que la campaña pasada.

“El ciclo triguero 2023/24 no tuvo las mejores condiciones. Se esperaban 19 a 20 millones de toneladas y terminaron siendo 15 millones, aunque fue más alta que la campaña 22/23, con 13 millones de toneladas, muy afectada por la sequía. En condiciones normales de lluvia y con los rendimientos promedio, la producción de trigo debería estar rondando los 20 millones de toneladas”, aseguró López

Trigo 2024

Distinta es la mirada de Javier Buján, corredor y presidente de Kimei Cereales y ex titular de la Cámara Arbitral y del Centro de Corredores y Agentes de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, para quien las perspectivas de los cereales de invierno de la campaña 2024/25 se definen con la palabra “incertidumbre”. Los números,, dijo, “no cierran para la campaña fina, llámese trigo o cebada”.

Anuncio

En cuanto a la superficie a sembrar, Buján consideró aventurado decir, con el panorama actual, que el área de trigo será menor a los 7 millones de hectáreas implantados la campaña pasada. Y respecto del volumen de producción afirmó: “Si bien en estas condiciones se espera una menor área de trigo, al no poder determinarse, sería imprudente dar una estimado de producción, pero como parámetro estaría sensiblemente por debajo de los 14,5 millones de toneladas”.

En este punto, afirmó que “además de la caída de producción, es seguro que habrá una baja en la calidad, ya que se resentirá el uso de insumos también, y el mercado de trigo, pese a que muchos así no lo vean no es una commodity”, precisó. Lo hizo en referencia a las distintas calidades que piden los molinos, según produzcan harinas para panificación o industria, vinculadas a los requerimientos de proteína y gluten exigidos en cada caso.

Coincidencias

Tanto López, como Biscaisaque y Buján coinciden en que los números no son buenos por los altos costos internos y la presión fiscal, básicamente los derechos de exportación (DEX) o retenciones, que limitan las intenciones de siembra.

Trigo 2024
Martín Biscaisaque, de Argentrigo

“Los insumos están más altos, especialmente los fertilizantes, en el marco de precios bajos. A nivel interno se está hablando de un precio a cosecha de 190 dólares”, explicó López quien señaló que “lo que se plantea es por qué “no incentivar al trigo, sacándole las retenciones, porque si se mantienen se limita el margen al productor y se podría lograr expandir más el área”, porque “los precios a cosecha (sin DEX) en realidad no son tan bajos”, precisó.

En este sentido, mencionó que, en los últimos 7 años, entre enero y marzo, hubo precios a cosecha menores a 150 o 160 dólares. “El tema es básicamente qué valor van a recibir los productores después que se cosecha. Esto también está en función de cómo van a ir vendiendo”, agregó López, en referencia al tipo de cambio, con o sin cepo, que pueda haber hacia fines de 2024.

Trigo 2024
Gustavo López, de Agritrend

Por su parte, Buján, consultado sobre si había algún factor que incentivará la próxima siembra de trigo, respondió que “salvo los que podríamos decir que son agronómicos”, no ve alicientes para implantar el cereal.

“Salvo que realmente se vea que el costo fiscal de sacarle las retenciones es muy bajo. La recaudación por exportar 10 millones de toneladas de trigo es de aproximadamente 270 millones de dólares y a la exportación, ese volumen le significan ingresos por aproximadamente 2000 millones de dólares”, precisó. Quitar las retenciones hoy significa una mejora para el productor de unos 25 dólares por tonelada y la ‘zanahoria’ adelante para la siembra 24/25″, explicó Buján, al tiempo que agregó que “si tenemos menos volumen y menos calidad, todo el complejo triguero sufre caída de ingresos”.

Factores locales

En tanto, Biscaisaque señaló que “a la complejidad internacional se suma nuestra realidad local, que hoy no es auspiciosa para el trigo”. A los bajos precios y a la mala relación insumo-producto, sumó que “los productores están descapitalizados por la sequía de 3 años, la escasa oferta crediticia para un cultivo demandante en capital y el clima amenazante”, que “podrían llevar a una caída de la superficie sembrada con trigo del 10 por ciento”.

Trigo 2024
Javier Buján, de Kimei Cereales

En cuanto a la producción, coincidiendo con López, sostuvo que podría mantenerse en los niveles de la campaña 23/24, que no fue buena en términos climáticos. Pero advirtió que “en esta nueva campaña, el paquete tecnológico que utilicen los productores puede no ser el ideal, dado que los precios de los fertilizantes y agroquímicos aún no se han acomodado”.

Finalmente, opinó que “ante este escenario, se podría pensar en una mayor caída del área de trigo. Es necesario discutir la competitividad de nuestros granos, afectados hoy por impuestos a la exportación, brecha cambiaria, impuesto a las importaciones y proliferación de tasas y regulaciones provinciales y municipales”, concluyó.

Anuncio
Seguí leyendo...

Sin categoría

Mal augurio del campo: los productores creen que la cosecha de soja de este año no alcanzará las 50 millones de toneladas

Publicada

el

Según la última encuesta SEA de la entidad, un relevamiento realizado a 1.478 empresarios del sector de todo el país, se esperan obtener unas 47,2 millones de toneladas de soja (REUTERS/Gustavo Bonato) (Reuters Staff/)

Las perspectivas de una “super cosecha” ya quedaron en el olvido, e inclusive, algunas proyecciones se ubican por debajo de lo estimado por las entidades bursátiles especializadas en el sector, como la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) y la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA). Tal es así, que una encuesta del Movimiento CREA prevé que la producción de soja se ubicaría por debajo de las 50 millones de toneladas, mientras que la de maíz apenas superará las 51 millones de toneladas.

Según la última encuesta SEA de la entidad, un relevamiento realizado a 1.478 empresarios del sector de todo el país, se esperan obtener unas 47,2 millones de toneladas de soja, volumen muy lejos de las 52,5 millones de toneladas previstas por la BCBA y de las 50 millones estipuladas por la BCR. El caso del maíz estimaron una cosecha de 51,5 millones de toneladas, lo que representa un recorte de 5,5 millones de toneladas respecto a los cálculos de la bolsa rosarina y de 2,5 millones de toneladas de acuerdo a las previsiones de la entidad bursátil porteña.

El trabajo explica que dichos recortes responden a que “un 82% de los encuestados indicó que, en general, diversos cultivos fueron afectados por sequía, golpes de calor y vientos intensos, mientras que otro 14% experimentó daños por granizo”. Además, en lo que respecta al maíz, “un 20% de los consultados informó que el cereal resultó afectado por Spiroplasma (enfermedad contagiada por el insecto “chicharrita” que afecta el potencial de rendimiento del cultivo), destacándose una elevada presencia en la región Santa Fe Centro”.

Cosecha fines de marzo 2024
La expectativa por la soja

“Además de las adversidades climáticas recurrentes en la presente campaña, la expansión de Dalbulus maidis, insecto vector del achaparramiento del maíz (Spiroplasma kunkelii), está promoviendo daños importantes a los cultivos de maíz tardío”, explicó el informe.

Así, en las 12 regiones agrícolas relevadas por CREA los empresarios y técnicos encuestados indicaron que prevén rendimientos inferiores a las proyecciones anteriores. Los mayores recortes se registraron en las regiones Norte de Santa Fe (-31% respecto de la expectativa inicial), Santa Fe Centro (-22%), Oeste Arenoso (-16%), Chaco Santiagueño (-13%), Oeste (-12%) y Sudoeste (-11%).

Teniendo en cuenta este panorama, la entidad proyectó una caída en el rendimiento promedio esperado a nivel nacional del 6,1% al planificado al momento de la siembra, lo que implica que “muy probablemente la oferta final de maíz tardío argentino sea bastante inferior a la pronosticada inicialmente”, mientras que en lo que respecta a la soja, tanto de primera –que recién comienza a cosecharse– como de segunda, los rendimientos previstos “también experimentaron recortes por adversidades climáticas (del 2,3% en el caso de la primera y del 3,3% en el de la segunda), aunque en menor proporción que en el caso del cereal”

Campaña fina

CREA también hizo un relevamiento respecto a la intención de siembra para la próxima campaña agrícola, que comenzará con la implantación de trigo y cebada en los meses venideros. Así, los empresarios encuestados estimaron que “los cultivos comerciales de invierno –fundamentalmente trigo– participarían, en promedio, en el 25% de la rotación agrícola, una cifra un punto superior a la registrada en la misma fecha del año pasado, pero inferior a la indicada en el arranque de las campañas 2021/22 y 2022/23″.

Cosecha fines de marzo 2024
Las proyecciones para el maíz

Además, el informe remarca que, entre los productores, “se observa un crecimiento progresivo y sistemático de los denominados ‘cultivos de servicios’ en la rotación agrícola, con una participación para este año del 18,4%, cifra que duplica el registro informado cuatro años atrás”.

Teniendo en cuenta este panorama, un 32% de los consultados por parte de CREA manifestó que planea financiar un 32% del costo de implantación de la campaña agrícola 2024/25. “Se trata de un nivel ocho puntos inferiores al registrado un año atrás, pero equivalente al medido en marzo de 2022″, finalizó el trabajo.

Anuncio
Seguí leyendo...
Anuncio

+Vistas