Conéctate con nosotros

Policiales y Judiciales

La llamada que duró 17 segundos y empezó a direccionar la investigación

Publicada

el

Es una incógnita total qué se habló en la llamada, pero la última comunicación telefónica de la víctima duró 17 segundos. Fue con uno de los imputados y a partir de allí comenzó a direccionarse la investigación que en principio tenía como testigos a las personas que ahora están acusadas por el homicidio agravado, sancionado con la pena de prisión perpetua.

El domingo 7 de abril en horas de la tarde, Facundo Bargiela estaba en su domicilio particular en compañía de su pareja cuando recibió un llamado telefónico que se prolongó por 17 segundos. Instantes después anunció que salía y que regresaba en breve. Pero no lo hizo. Su cuerpo sin vida fue encontrado el martes 9 en horas de la mañana. Tenía un impacto de bala que ingresó por el costado izquierdo de la nuca y salió por su ojo derecho. Fue asesinado a traición.

Lee también: Caso Bargiela: juez de Garantías aceptó formulación de cargos pero anuló pruebas

Las autoridades llevaban horas buscándolo en función de los pedidos desesperados de los familiares que ya habían radicado la denuncia correspondiente por desaparición de persona.

Con intervención de la Oficina de Investigaciones en Telecomunicaciones, dependiente del Ministerio Público, rápidamente se analizaron los movimientos de la línea telefónica de la víctima. A partir de entonces comenzó una apresurada investigación que buscó recabar información de las últimas personas que tuvieron contacto con el hombre asesinado.

La Oitel determinó que la última llamada que recibió Bargiela duró 17 segundos. Y provenía de alguien muy cercano, hoy imputado en la causa.

Con esos elementos a disposición, la fiscalía ordenó la demora de Jonathan Rabinovici y Santiago Figueroa, en calidad de testigos. Al punto tal que el segundo de ellos fue buscado en su trabajo por cuatro efectivos policiales que lo trasladaron a la Comisaría 80.

Lo que siguió es severamente cuestionado por las defensas, quienes señalan que en realidad la fiscalía ocultó su fuerte sospecha en los nombrados y los entrevistó en calidad de testigos, aunque claramente ya eran los principales sospechosos del crimen, sometiéndolos a diversas prácticas investigativas sin notificarlos fehacientemente de que estaban detenidos, sin darle participación a un defensor y, fundamentalmente, avanzando en medidas probatorias que los acusados aceptaron voluntariamente, como la entrega de teléfonos celulares y las tomas de pruebas biológicas a las que los sometieron. Era tan grande de la sospecha, que según aducen las defensas, al revisarse el contenido de las entrevistas, se desprende que no fueron simples consultas a testigos sino que en realidad fueron sometidos a declaraciones indagatorias, en los que pese a sus negativas, fueron insistentemente consultados sobre lo ocurrido y hasta presionados para que declaren.

Aunque el juez Laurence convalidó la formulación de cargos, anuló las pruebas obtenidas en esas circunstancias. La cuestión no terminará aquí, ya que las defensas anunciaron que impugnarán lo actuado y reservaron su derecho de acudir a la Corte Suprema de Justicia de la Nación por la grave transgresión a derechos y garantáis consagrados por la legislación. Algo que lamentablemente ya ocurrió en relevantes casos investigados en Bariloche, bajo el mando de la fiscal Betiana Cendón que acabaron por consagrar la impunidad por las transgresiones a las normas de parte de los investigadores, por caso, en el crimen de un bebé recién nacido a manos de su propia madre.

Anuncio

Lee también: ¿Sin culpables?: El homicidio del bebé recién nacido ya es casi una causa cerrada

Mientras tanto Jonathan Rabinovici (31), Santiago Figueroa (19) y Carlos Bracamonte (61), seguirán detenidos mientras avance la investigación en su contra en la que están imputados los dos primeros como coautores del crimen y el tercero como partícipe necesario para el mismo homicidio agravado. Resta resolver la situación de Julio Torres, también detenido, quien podría ser imputado este martes como autor del delito de encubrimiento, aunque la fiscalía adelantó en varios tramos de sus presentaciones de cargos, que la investigación no está cerrada y no descartan la participación de más personas en el brutal crimen.

De acuerdo a la teoría acusatoria que planteó en audiencia el fiscal César Lanfranchi, Facundo Bargiela fue ultimado a traición, sorprendido desde la parte trasera del vehículo en el que viajaba como acompañante en la parte delantera. Le descerrajaron un disparo sin que pudiera defenderse. El proyectil ingresó por la región occipital izquierda con orificio de salida en zona orbital derecha.

Todo ello ocurrió de acuerdo a lo que previamente habían acordado los acusados, quienes en primera instancia se comunicaron con la víctima y pactaron encontrarse en pleno centro de la ciudad. Se aseguraron de mantener tranquilo a Bargiela por la relación de confianza que mantenían con él. Se trasladaron a bordo del vehículo Chevrolet Onix hacia el Ñireco, lugar en que ascendió al vehículo el último de los imputados. Finalmente se desplazaron hasta el escenario en el que fue descartado el cuerpo, en un descampado lindero a la ruta de Circunvalación, en cercanías de la estación La Paloma de Edersa. El espacio geográfico y el momento exacto del crimen no está determinado todavía.

Lee también: Imputaron a un hombre como partícipe necesario del homicidio de Bargiela y le dieron prisión domiciliaria

El vehículo marca Chevrolet en el que se habría producido el homicidio aún no fue encontrado por las autoridades, aunque según detalló el fiscal Lanfranchi en el marco de una audiencia desarrollada este lunes, está comprobado que tras el hecho el vehículo fue trasladado a un lavadero de autos en el que se procuró eliminar posibles evidencias de su interior.

El cuarto detenido en el caso es Julio Argentino Torres (61), para quien la formulación de cargos se postergó hasta este martes y continuará detenido hasta que la misma se concrete. Será patrocinado legalmente por la defensora pública Natalia Araya.

Policiales y Judiciales

Detienen a cinco personas por desalojar violentamente a una mujer y dejarla en la calle

Publicada

el

Cinco integrantes de una familia irrumpieron por la fuerza en una vivienda, de la que aseguran ser propietarios, y desalojaron violentamente a la mujer que la había alquilado y residía con varios hijos menores de edad.

Se trata de una vivienda social ubicada en el barrio Dos de Abril. A pesar del origen de la vivienda, enmarcada en un plan social para dar soluciones habitacionales a personas de bajos recursos, los ocasionales rentadores la utilizaban como un negocio.

Así, tiempo atrás, se la alquilaron a una mujer quien efectuó pagos regulares a través de transferencia bancaria. Sin embargo el acuerdo llegó a su fin cuando los supuestos propietarios, quienes incluso tampoco serían dueños legítimos de la casa sino sólo preadjudicados, le ordenaron a la mujer su restitución debido a que la misma había sido vendida.

La inquilina dijo que iniciaría el proceso para dejar la casa aunque la tarea de conseguir un nuevo espacio, no le resultó sencillo, motivo por el que debió permanecer en el lugar.

Los supuestos propietarios iniciaron un camino de amenazas y hostigamiento -denunciado en la Justicia- hasta que este martes decidieron irrumpir violentamente en la vivienda y desalojar a la mujer, dejando todas sus pertenencias en la calle.

Incluso, en el interior, agredieron a una amiga de la inquilina golpeándola en la cabeza con elementos contundentes.

Los atacantes pertenecen a la misma familia. Todos ellos -cinco en total- fueron detenidos por efectivos de la Policía de Río Negro que acató la orden judicial del magistrado Gangarrosa, por pedido del fiscal César Lanfranchi, que ordenó la captura de los mayores y el secuestro del vehículo que utilizaban para movilizarse.

Entre los detenidos hay sólo un hombre y las demás son mujeres de edades diversas. Durante el procedimiento la Policía encontró varios menores de edad, a quienes entregó en calidad de resguardo a las autoridades de la SENAF.

Anuncio
Seguí leyendo...

Policiales y Judiciales

La Jueza Cecilia Criado refuerza la coordinación judicial en Bariloche y El Bolsón

Publicada

el

La Jueza Delegada de la Tercera Circunscripción e integrante del STJ, Cecilia Criado, desplegó múltiples actividades en Bariloche y El Bolsón.

La agenda de trabajo de la magistrada comenzó el pasado lunes 27 de mayo, encabezando la reunión del tribunal de Superintendencia. Además tomó juramento a dos abogadas referencistas que se desempeñarán en el fuero de Familia.

Reunión con jueces de Paz y funcionarios policiales

En la continuación de las actividades, la magistrada mantuvo reuniones con jueces de Paz de la Tercera Circunscripción y jefes de las distintas comisarías de la zona. En el día de ayer en El Bolsón y hoy en Bariloche. Estos encuentros tuvieron como eje fundamental tratar diversas inquietudes planteadas en relación a la aplicación del Código Contravencional en el que los jueces y las juezas de Paz de toda la provincia son las únicas autoridades judiciales competentes para intervenir ante las contravenciones bajo las pautas que define la nueva Ley N° 5592. En este marco se produjo un fructífero intercambio sobre las tareas que se desempeñan, inquietudes, sugerencias y propuestas sobre la práctica del trabajo cotidiano, en ése ámbito.  Tuvo como objetivo fundamental mejorar la dinámica de comunicación y coordinación de tareas.

Al finalizar el encuentro en Bariloche, la Jueza Criado tuvo palabras de agradecimiento a los jefes policiales presentes. “Creo en el trabajo en conjunto” señaló y agregó que “cuando hay carencias es la mejor herramienta”.  En este sentido se postuló seguir con estas reuniones con el objetivo de mejorar las prácticas y ahondar en el dialogo permanente.

Participaron los jueces de Paz Marcelo Muscillo, Conrado Fernández, Miguel Angel Gonzalez, Leansdra Asuad, Marcela Pastene, Leonardo Pacheco, Víctor Fernández, Mauricio Hermosilla y Antonio Tascón .

Seguí leyendo...

Policiales y Judiciales

Le sustrajo el celular a un joven pero tuvo que dejar la moto porque nunca arrancó

Publicada

el

El hecho ocurrió este martes en plena luz del día, en la intersección de Frey y Elflein. El delincuente se acercó a un joven que iba caminando con su teléfono móvil, lo intimidó y le exigió que le entregara el dispositivo.

No obstante, al intentar escapar, la moto se negó a arrancar, obligando al ladrón a dejarla en el lugar. Aunque huyó con el celular, tuvo que abandonar su vehículo, una Mondial 150 cc, indicó el portal Económicas Bariloche.

Las autoridades locales están investigando este insólito suceso, ya que la moto no tiene denuncias de robo, lo que sugiere que el ladrón podría ser su propietario.

La policía confiscó el vehículo y continúa con las investigaciones para identificar al responsable del robo.

Mientras tanto, el joven afectado, acompañado por su madre, acudió a la comisaría del Centro Cívico para presentar la denuncia correspondiente por el hurto del teléfono.

Seguí leyendo...
Anuncio

+Vistas