Noticias de Bariloche

La pandemia complicó hasta el trámite más sencillo de realizar

Atención restringida por falta de personal, mala conexión para sacar turnos por internet o sitios abarrotados de usuarios que dificultan el acceso online a los distintos organismos y falta de práctica con herramientas informáticas son solo algunos de los inconvenientes que enfrentan los usuarios. Ejemplos de lo que ocurre todos los días en la región.


La odisea de conseguir un turno


Con la llegada de la pandemia las oficinas públicas de Neuquén se cerraron y todos los trámites se digitalizaron y es allí donde con la masiva concurrencia de usuarios solicitando turnos o tramitando expedientes las plataformas se saturaron.

El municipio capitalino tomó la decisión de prorrogar hasta diciembre las licencias de conducir que vencen este año, para evitar la aglomeración de personas en un trámite que lleva más de media hora. Las boletas de los tributos locales se puede descargar de la página web de la municipalidad, pero luego hay que contar con una aplicación o página para poder pagarlas online. Caso contrario es necesario ajustarse a la atención presencial que es reducida en estos tiempos.

Nada es sencillo en pandemia. Oscar está pronto a jubilarse y debe tramitar la certificación de aportes en la Anses. La delegación Neuquén del organismo provincial atiende solo a seis personas por día, con turno previo que debe solicitarse a través de la página de internet. Desde hace una semana este trabajador de una empresa privada intentó varias veces, en diferentes horarios del día, conseguir un turno pero aún no lo logra. Contó que incluso llegó a levantarse a la madrugada para poder ingresar a la web.

“Pensé que a las 4 o 5 no habría tantos ingresos, pero tampoco pude conseguir un turno. Entiendo que mi trámite no es urgente, pero es cansador estar todo el día pendiente de una computadora para poder pedir un simple turno”, dijo Oscar.

Similar sistema tiene la dirección de Rentas de la provincia. Si la buena suerte acompaña es probable que se obtenga un día y horario para concurrir a las oficinas, no será pronto. Se están otorgando turnos para dentro de 30 o 40 días.

La gestión de turnos online también se aplican en las entidades bancarias. Si bien solicitan que los clientes concurran a las sucursales cinco minutos antes del horario acordado previamente, en las veredas se forman largas filas debido a que no todos los trámites son de rápida resolución.

Pero no todo son malas noticias. Si algo funciona con mayor fluidez que el resto es la atención médica. En acuerdo entre médicos y la obra social provincial, en el ISSN se permitió que los pacientes puedan recibir por Whatsapp las recetas de medicamentos y luego imprimirlas en sus hogares para luego concurrir a la farmacia. La mayoría de ellas además puso a disposición un número de celular para recibir los pedidos de medicamentos y se hacen cargo de imprimir y armar los pedidos antes de que llegue el cliente. Este servicio por lo general es brindado a los adultos mayores.


La brecha digital es más profunda de lo que se creía


Las restricciones en la atención al público en los organismos públicos, empresas o instituciones causaron muchos dolores de cabeza a miles de personas en Bariloche. “Quizás los obstáculos, al principio, fueron por desconocimiento, pero después a nosotros en el club nos sirvió para ordenarnos”, afirma Jorge Silvestre, presidente del Club de Regatas Bariloche. “A nosotros los trámites online nos ordenó el tema del cobro de las cuotas de los socios, porque antes un alto porcentaje pagaba de manera presencial”, recuerda.

A otras personas hacer sus trámites les cuesta demasiado. Sobre todo cuando no manejan las herramientas de las nuevas tecnologías. Descargar las facturas de la patente del automotor, del impuesto inmobiliario o de Ingresos Brutos es una odisea.

Pagar es otro drama. Hay que tener cuenta bancaria, saber usar el home banking y las aplicaciones. Pero el que se lleva la mayoría de las quejas es la oficina local del Anses, donde hacer un trámite fue una misión casi imposible.

La defensora del Pueblo de Bariloche, Beatriz Oñate, recordó que recibieron muchas consultas de ciudadanos por problemas para acceder al IFE, porque la página web de la Anses estaba colapsada.

Sin atención al público, no hay otro remedio que insistir vía web. También hubo personas que se quedaron con los turnos en la mano y tuvieron que esperar semanas y hasta meses para iniciar los trámites jubilatorios.

“El diagnóstico es que el acceso a internet no es tan masivo como se creía”, observó Oñate. Opinó que la pandemia “mostró esa brecha tecnológica” entre las personas. “Y a pesar de que hay un auge de las redes sociales o que todos tienen celulares quedó al descubierto que falta mucho en ese sentido”, planteó la defensora del Pueblo.

El director de Tránsito del municipio, Carlos Catini, informó que para poder recibir al público con las medidas preventivas sanitarias desdoblaron la jornada y atienden por la mañana y la tarde.

Recordó que, antes de la pandemia, en la oficina de Tránsito se emitían 220 licencias por día. Hoy, con la modalidad de turnos por Internet y atención restringida, no pasan de 120.

Catini indicó que en estos meses de pandemia se vencieron 7 mil licencias.

Explicó que las licencias de los conductores mayores de 60 años que vencieron entre el 15 de febrero y el 15 de junio pasado se prorrogaron por 180 días y aquellas que caducan entre el 16 de junio y el 15 de octubre se extendieron por 90 días. Por último, aseguró que no tienen reclamos con el sistema que implementaron. “Lo único es que si hoy sacás un turno online, te lo da para noviembre”, comentó.


Jubilados se adaptan a la fuerza


La pandemia del coronavirus obligó a miles de jubilados afiliados al PAMI a tener que adaptarse a sacar turnos y renovar recetas médicas en forma online o por teléfono. Si bien muchos manifestaron que el sistema funciona, no tienen todas las respuestas que necesitan como antes cuando acudían personalmente. Algunos de los reclamos son por falta de médicos que trabajen con el PAMI o por los reintegros. Por este motivo todavía se ven filas de vecinos en la sede central de Roca. Se trata de colas de cinco o seis afiliados pero en poco minutos son atendidos.

Hay un grupo que todavía no está al tanto del nuevo sistema. Cuando llegan a las oficinas y se interiorizan deben regresar a sus casa para llamar o enviar un Whatsapp. Esto representa una complicación ya que no todos están acostumbrados a usar el teléfono o celular.

“Vengo para que me den un listado de otorrinos porque PAMI no tiene acá. Necesito alguien que me atienda los oídos. Todos cobran $1.000 la consulta no nos alcanza”, expresó indignada Verónica.

Ella fue sin turno y al llegar a la puerta un empleado se comunicó que debía solicitarlo por internet o teléfono. “Tengo que hablar con mi nieta para que me saque el turno, en unos segundos se podría resolver, falta otro tipo de atención”, se quejó.

Otros en cambio sí se adaptaron y destacaron el nuevo sistema que busca evitar la concentración de personas.

“Llamé por teléfono y me dijeron que venga. Hasta ahora no tengo quejas”, expresó Nélida.

“Pude renovar las recetas, soy paciente oncológico”, detalló.

Guillermo por otro lado fue a pedir el reintegro de unos estudios médicos. “Hice un estudio cuando la atención estaba cortada en el Sanatorio Juan XXIII”, explicó.

El vecino de 75 años contó que no usa Whatsapp, “con la tecnología no me llevo bien”, dijo.

La coordinadora Ejecutiva de PAMI en Río Negro, Daina Neri, informó que un 70% de los trámites se pueden resolver en forma online.

“En las agencias grandes tenemos el sistema de turno y en las más chicas pueden ir a la oficina y son atendidos por el jefe”, contó. En Río Negro hay 90 mil afiliados al PAMI. Señaló que antes de la pandemia ya se usaba la receta electrónica. “Lo que incorporamos fue la firma digital y el médico no tiene que imprimir, solo hacerlo por internet y enviarla a la farmacia. Luego el afiliado va con su DNI y retira el medicamento”, comentó.

Neri informó que se enviaron a la prensa los 23 números de las agencias de toda la provincia para que puedan comunicarse los vecinos.


Un certificado de antecedentes de tránsito difícil de obtener


En plena pandemia conseguir el certificado de antecedentes de tránsito es un verdadero dolor de cabeza. Y en teoría el trámite era prácticamente digital. Nada de eso ocurre y a ello hay que sumarle las desinteligencias que abundan para darnos cuenta que todos los cuidados que podamos tomar para quedarnos en casa pueden ser en vano cuando aceptamos las reglas del Estado.

Intentaremos contar punto por punto cómo surgió la necesidad del certificado de antecedentes:

1) Consultamos al Municipio de Roca sobre los requisitos para renovar el carnet de conducir, uno de ellos es el certificado de antecedentes de tránsito.

2) Vamos a Caminera para ver qué debíamos hacer. Nos topamos con un cartel en la puerta que dice que el trámite se hace vía web. Indican cómo hacerlo.

3) Ingresamos a la página de la Policía de la provincia. Pedimos turno y nos dan para fines de octubre.

4) Se multiplican las quejas de los usuarios porque en una semana los turnos ya se extienden para noviembre.

5) Este diario publica los reclamos y la provincia informa que las comisarías colaborarán con la Caminera en la gestión del certificado. Si colaboran con Caminera se supone que eran para tránsito. La provincia no lo especifica.

6) Pedimos turno en una comisaría de Roca y lo otorgan para un par de días después, es decir casi sin demora. Gestionamos el certificado previa entrega de varios papeles y sellado. ¡Vuelva en una semana!, nos dicen.

7) En una semana el certificado está en Roca.

8) Pedimos turno por Whatsapp en el Municipio para iniciar la renovación del carnet de conducir.

9) Una semana después nos reciben con toda la documentación. Lo primero que nos dicen es “el certificado de antecedentes no sirve. Ese es penal, nosotros pedimos el de tránsito”. Aclaramos que en realidad al llenar las planillas en la comisaría dejamos claramente expresado que era para renovar el carnet. La respuesta es la misma. No sirve.

10) “Vaya a Caminera a ver si se lo corrigen”. Vamos a Caminera. Ahí dicen “no nos corresponde corregir un certificado emitido por una comisaría”.

11) Volvemos a la comisaría donde iniciamos el trámite, explicamos todo. Y la comisaría admite que el certificado que llegó era penal. Hay buena voluntad. Ofrecen arreglar las cosas pero hay que esperar una semana más.

12) Desde el comienzo del trámite pasó un mes y aún estamos sin poder renovar el carnet.

Si la querían complicar lo lograron. Eficiencia cero del Estado y mucho desgaste para el usuario, además de mucha exposición pública en plena pandemia.

Y todo esto sin contar cómo se reparten culpas entre Municipio y Provincia cuando uno se queja.


Ir al banco genera sus contratiempos en la Línea Sur


La situación de pandemia obligó a los pobladores de la Región Sur rionegrina a reorganizar sus vidas y programar con anticipación el desarrollo de algunas actividades, en contexto atípico y que genera muchas complicaciones.

Así, los trámites bancarios, entre otras actividades, se tornaron muy dificultosos.

En la extensa región Sur solo hay entidades bancarias en dos localidades. En Jacobacci tienen sucursales los bancos Nación y Patagonia, y en Los Menucos solamente está el mencionado en último término.

Por otro lado, en la mayoría de los pueblos impusieron restricciones de ingresos y acceso y la obligación de cumplir con una estricta cuarentena en caso de viajar a otras localidades.

Desde las distintas sucursales bancarias detallaron que desde que empezó la pandemia, por una cuestión preventiva y para evitar el aglomeramiento en el interior de los edificios, se atiende mediante turnos otorgados previamente en forma virtual. “El cliente ingresa a la página web del banco y allí obtiene su turno con día y horario, de acuerdo a la operatoria que debe realizar. Así estamos trabajando bien”, afirmaron.

Los turnos están vigentes para los ciudadanos locales y también para quienes viajan a Jacobacci o a Los Menucos desde otras localidades. 

Karina Acosta, docente de Maquinchao, detalló que el COE de esa localidad dispuso un permiso excepcional para que los ciudadanos de esta localidad puedan viajar a Jacobacci y a Los Menucos, exclusivamente a realizar trámites bancarios. Ambas localidades se ubican a 75 kilómetros, al oeste y al este de Maquinchao, respectivamente.

Tenemos dos horas y media para poder viajar a cada una de estas localidades, realizar el trámite en el banco y volver. Sacamos el turno y debemos presentar la constancia antes de ingresar al banco y luego, al regresar a Maquinchao se debe presentar en el ingreso la constancia de la atención recibida”, detalló.

La situación genera incomodidad debido al escaso tiempo. La mujer agregó que en caso de producirse una demora prolongada, “hay que cumplir obligatoriamente con la cuarentena”.


Luces y sombras en la atención de Ipross


En Viedma, el Ipross concentra el mayor número de afiliados a partir de su condición de estatales. Iniciada la pandemia la conducción de la obra social advirtió el inconveniente de cumplir con los tradicionales trámites entonces se focalizó en su simplificación. Por ejemplo determinó que no era necesaria la orden para consultas médicas de urgencias.

También amplió su servicio de 0800 para responder a las inquietudes y generó un buzón para los requerimientos de los reintegros. No siempre fueron suficientes y, además, la delegación –Rivadavia y Guido– tuvo que cerrar por refacciones y se improvisó la atención en un inmueble en Urquiza que originó críticas porque los afiliados debían esperar afuera por sus dimensiones y la necesidad del distanciamiento exigido por la pandemia.

En cambio, el hecho más positivo estuvo en la aplicación Ipross Río Negro donde el afiliado se registra con su número y accede a la atención médica sin trámites y el profesional carga la receta, la cual, después es bajada directamente por la farmacia. Se pueden visualizar coberturas, las consultas efectuadas, medicamentos recetados, calificar la atención y realizar reclamos.


El circuito para renovar carnet en Regina está más aceitado


De acuerdo a las estimaciones, unas 1.500 licencias para conducir se encuentran vencidas en Villa Regina y lentamente se avanza con un plan de atención programada para regularizar la situación de los conductores de vehículos.

El inicio de las medidas de restricción por el aislamiento social, preventivo y obligatorio, generó que durante cuatro meses la oficina de la Dirección de Tránsito del Municipio reginense permaneciera cerrada.

La situación de cierre a la atención al público se repitió al inicio de este mes, dado que varios trabajadores del sector contrajeron el virus.

“En mi caso se me venció el carné en julio y como había extensión de la vigencia ahora vine a hacer el trámite”, contó Oscar, un hombre que en los últimos días completó los trámites necesarios para tener su licencia vigente. En su caso no tuvo mayores inconvenientes, porque solo en un par de jornadas pudo renovar la licencia, e incluso realizar la prueba de manejo exigida.

“Ahora se atiende con turnos, se acuerda el día y horario, se da una charla, y luego está el médico acá para hacer la revisión que se requiere”, contó uno de los trabajadores de Tránsito del Municipio. “El problema es que estamos con personal reducido porque hay varias personas en aislamiento. Pero como se trabaja con el sistema de turnos se puede ir regularizando la situación”, agregó.

El Municipio de Regina estableció por ordenanza la prórroga de los vencimientos de las licencias de conducir, medida que se aplica especialmente para las personas mayores de 65 años.

*Informe con la colaboración de agencias de RÍO NEGRO

The post La pandemia complicó hasta el trámite más sencillo de realizar appeared first on Diario Río Negro.

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina