Noticias de Bariloche

“La situación es desesperante”, dijo el dueño de la cabaña incendiada el fin de semana

“Nosotros los vecinos nunca fuimos convocados a ninguna mesa, fue una mesa donde faltó la parte más importante que fue la nuestra, que somos los que venimos sufriendo los saqueos, los robos, los incendios, desde hace tres años”, lamentó Diego Frutos, vecino de Villa Mascardi, que fue víctima el fin de semana del incendio de su cabaña.

Recordó que en el marco de la pandemia hubo una convocatoria en Buenos Aires y había ido la comisionada de fomento por parte de los vecinos, pero “la dejaron en la sala de espera y no pudo intervenir. Los vecinos hasta el día de hoy no fuimos convocados“, lamentó.

“Estamos totalmente desamparados, desolados, nadie nos atiende los llamados, las denuncias“, sostuvo e informó que tienen 108 denuncias hechas de saqueos y robos. Contó que actúan de noche, van en grupos de no menos de 10 personas con sus lanzas y lo primero que hacen es tratar de robar todo lo posible, maquinarias, electrodomésticos, colchones, mantas y una vez que hacen su cometido incendian las cabañas. “Esta vez me tocó a mí pero ya hay 6 o 7 anteriores. Esta vez me tocó a mí ya que siguen avanzando hacia el lado de la Villa Mascardi. Nosotros estamos a 3 kilómetros de la Villa, cerca del ACA, nos sentimos desamparados y no estamos siendo escuchados, hasta ahora nadie se nos ha acercado, seguimos esperando, ya pasé por todos los estados de ánimo”, expresó.

Durante la noche del sábado “el cuidador tuvo que ir a Bariloche por una urgencia y al volver el domingo encontró la cabaña incendiada, el desastre. Esta gente entra por el lado de la montaña, nunca por los frentes, no hay rastro que hayan violentado tranquera, van por los senderos del fondo cosa que nadie los pueda ver”.

En este caso, según comentó, la policía no ha querido acercarse dado que la última vez que fueron los apedrearon. “No se animan a acercarse cuando suceden estas cosas y menos los peritos que vienen de Bariloche”, dijo.

“Es una desesperación total, una impotencia, no sabemos qué hacer”

Rompió en llanto y resaltó que la situación es desesperante porque al no tener ningún resultado el reclamo “nos deja impotentes”.

Lamentó que su cuidador no tiene dónde quedarse, “estamos a la buena de Dios, no sabemos qué hacer, esta gente primero incendia y luego manda un comunicado que como consecuencia de haber entrado a un predio abandonado en resguardo de la forestación se apoderan de él como vienen haciendo con todos los predios anteriores que han incendiado. Se meten en las cabañas incendiadas y las vuelven a arreglar”.

Cuestionó declaraciones de la gobernadora Arabela Carreras que dijo que había estado en Villa Mascardi y la había encontrado en paz. Lamentó que no se reunió con ningún vecino y no pudo constatar lo que viene pasando. Señaló que es preocupante la falta de respuesta a los vecinos cuando según las declaraciones de Carreras se trata de un tema principal en la provincia. “Estoy atónito con esta situación“, dijo y comentó que nadie lo llamó. Un conocido le preguntó si podía pasarle el teléfono al ministro de Gobierno, Rodrigo Buteler, pero “estoy esperando”.

Frutos manifestó que al comenzar la cuarentena estaba en Buenos Aires, aunque tiene su domicilio en Mascardi, pero está tratando de volver. “Quiero volver porque me han incendiado la casa y no puede ser que uno tenga que estar dando explicaciones por qué motivo quiere estar circulando por la ruta y explicando por qué, y que le secuestren el auto”, cuestionó e insistió en que “quiero volver a mi casa, es increíble que esto esté sucediendo”.

Aseguró que no lo ha llamado nadie, aunque sea el principal problema de la provincia según la gobernadora, “alguien que me escuche, que haga algo, no puede ser.  No sabemos cómo hacer, quiero poder viajar para allá, poder recuperar algo, lo mínimo que me haya quedado”.

Agregó que “se mezclan sentimientos” porque “tanto me costó poder llegar a comprarlo y poder hacerlo, usted no sabe la desesperanza de mis hijos”.

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina