Noticias de Bariloche
Inicio » Bariloche » Lago Escondido: Piden investigar a un grupo de funcionarios judiciales por dádivas e incumplimiento de sus deberes

Lago Escondido: Piden investigar a un grupo de funcionarios judiciales por dádivas e incumplimiento de sus deberes

La fiscal interina del Juzgado Federal de Bariloche, María Cándida Etchepare, imputó a los magistrados, fiscales, funcionarios, y empresarios de medios que fueron a un encuentro a Lago Escondido, a mediados en octubre de este año.

Quedaron imputados Julián Ercolini, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 10; Juan Bautista Mahiques, Fiscal General de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; Marcelo Silvio D´Alessandro, Ministro de Seguridad y Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; Carlos Alberto Mahiques, juez de la Cámara Federal de Casación Penal; Pablo Yadarola, titular del Juzgado Nacional en lo Penal Económico 2; Pablo Gabriel Cayssials, magistrado, titular del Juzgado Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal 9.

En la lista de imputados también figuran Leonardo Bergroth, Tomás Reinke, presidente de Mediabit S.A. ,Pablo César Casey y Jorge Carlos Rendo directivos del Grupo Clarín.

La causa se inició el 24 de octubre cuando el abogado Marcelo Eduardo Hertzriken Velasco denunció ante la Fiscalía una serie de hechos trascendidos a raíz de una nota periodística publicada en el diario Página 12.

Días atrás trascendieron los chats de Telegram que el grupo habría creado para intentar salirse de la polémica por ese viaje y ponerse de acuerdo en la versión que darían.

Es que semanas antes se había dado a conocer que un grupo integrado por magistrados de distintos fueros, un funcionario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y una serie de empresarios había llegado a Bariloche “en los primeros quince días del mes de octubre de 2022”, alojados y racionados por funcionarios del Poder Ejecutivo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En ese contexto, el denunciante esgrimió la hipótesis de que pudieran haberse reunido con el ex presidente Mauricio Macri en la mansión llamada “Lago Escondido”, propiedad del magnate inglés Joseph Lewis.

La fiscalía pudo determinar que el día 13 de octubre del corriente año “se trasladaron desde Buenos Aires hacia esta ciudad en un avión privado propiedad de la empresa “Servicios y Emprendimientos Aeronáuticos S.A.”, matrícula LV-GCK, los pasajeros Julián Ercolini, Leonardo Bergroth, Tomás Reinke, Juan Bautista Mahiques, Marcelo D’Alesandro, Carlos Alberto Mahiques, Pablo Yadarola y Pablo Gabriel Cayssials. Todos ellos retornaron al aeropuerto de San Fernando el día 15 del mismo mes y año, tal como surge de la Declaración Jurada acompañada por la Policía de Seguridad Aeroportuaria ante el requerimiento de esta Fiscalía”.

En ese sentido, se constató que la empresa, conocida en plaza bajo el nombre de fantasía “Flyzar” pertenece al empresario aeronáutico Gustavo Fernando Carmona.

A su vez, la firma acompañó copia de las facturas emitidas en favor de los denunciados, muchas de ellas datadas el mismo 13 de octubre por la suma de $120.000, a excepción, de las que corresponden a Bergroth de fecha 17 y 19 del mismo mes por la suma de $120.000 y $60.000, respectivamente.

“Es decir, estas últimas resultan posteriores a la fecha en que habría viajado y por un monto superior. Llama la atención que en todos los casos los pagos figuran como efectuados en la modalidad “contado” y que el pago se realizara el mismo día del vuelo”, advierte la fiscal.

En cuanto a los pasajeros arribados a Bariloche, no figura en ninguno de los vuelos el ex presidente Macri, pero de ellos sí surgió la presencia de dos altos directivos del Grupo Clarín que arribaron a la ciudad el mismo 13 de octubre.

Si bien los hechos denunciados inicialmente por Hertzriken Velasco no eran del todo exactos, sí tenían una base cierta de ocurrencia que podría implicar un ilícito penal, en particular, la existencia de un viaje de lujo en un avión privado y con destino a una magnánima estancia en el que participaron jueces, un ministro de la Ciudad de Buenos Aires y dos empresarios, quienes se reunieron en esta ciudad con otros dos empresarios con altos cargos en un poderoso conglomerado de medios de comunicación nacional, cuya presencia en la reunión fue evidentemente ocultada, no solo por haber tomado otro vuelo, sino por su omisión en el relato de quien -presuntamente- los alojara”, continuó la fiscal.

“A esto se suma, como hipótesis delictiva a corroborar por la investigación que habrá de llevarse a cabo, que todas las facturas emitidas por los servicios fueron abonadas ‘al contado’ e, incluso, en el caso del alojamiento, formalizadas con posterioridad, de modo tal que adquiere sustentación (con el grado que requiere esta incipiente instancia) la denuncia del letrado en cuanto a que el viaje en su totalidad pudo haber sido un ilícito regalo a los funcionarios, extremo que habrá de corroborarse o descartarse a lo largo de la pesquisa”, aseguró.

El relato de la fiscal

En su presentación Etchepare mencionó que “dado lo genérico de la denuncia, basada solo en una nota periodística cuyas fuentes eran los meros dichos de dos concejalas locales“, se efectuaron una serie de medidas tendientes a reunir mayores elementos para construir una hipótesis delictiva seria o, en su caso, desecharla.

La fiscal dijo que logró determinar que el grupo señalado llegó al aeropuerto de Bariloche el día 13 de octubre y que de la Declaración Jurada acompañada por la Policía de Seguridad Aeroportuaria ante el requerimiento judicial, todo el contingente fue trasladado desde el aeropuerto por dos camionetas de alta gama.

En cuanto al regreso, mencionó, en las filmaciones se observa como las mismas dos camionetas de alta gama (una blanca y otra negra) ingresan directamente a la pista de aterrizaje y frenan junto a un avión privado, sin ingresar al edificio del aeropuerto. Ante esta situación la fiscal citó al Jefe de la UOSP Bariloche para determinar los motivos por los que el grupo no había pasado por los controles de rigor. El hombre explicó que sí lo habían hecho, pero ingresando por un portón en el que no hay cámaras y directamente a la pista, para evitar su encuentro con un grupo de personas reunidas en el aeropuerto  para visitar a las mujeres detenidas tras el operativo de desalojo en Villa Mascardi.

Según consta en el documento judicial, el efectivo aseguró que las medidas de seguridad de rigor habían sido cumplimentadas y que los equipajes del grupo habían sido revisados, descartándose en su interior dinero en efectivo o alguna otro objeto de relevancia.

Etchepare detalló que también convocó al administrador de “Hidden Lake SA”, quien explicó que esa empresa realiza eventos y presta servicios de alojamiento. Que, en este caso, había ido él personalmente a buscar a los pasajeros debido a que su camioneta era más cómoda y que en ocasiones es él quien realiza ese trabajo.

“Es importante mencionar que al inicio de la declaración puse en su conocimiento (dentro de las generales de la ley) los nombres de las personas inicialmente imputadas, esto es, los 8 pasajeros del vuelo privado de Flyzar, puesto que en la denuncia original (o en la nota periodística) no se menciona a los dos directivos formalizadas con posterioridad, de modo tal que adquiere sustentación (con el grado que requiere esta incipiente instancia) la denuncia del letrado en cuanto a que el viaje en su totalidad pudo haber sido un ilícito regalo a los funcionarios, extremo que habrá de corroborarse o descartarse a lo largo de la pesquisa”, reiteró.

El dictamen completo (click aquí)

*Con información de fiscales.gob.ar y ámbito.com

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina