Connect with us

Lifestyle

Los 4 hábitos de los mayores de 80 años que mantienen una excepcional memoria y buena salud

Publicada

el

Convertirse en un superanciano probablemente se deba en parte a la lotería genética, pero hay muchos factores de estilo de vida que se pueden modificar para ser como ellos (Getty)

La capacidad de la memoria va disminuyendo inevitablemente con la edad. Esto se debe a que a medida que se envejece, el cerebro comienza a encogerse lentamente. Alrededor del 40% de las personas mayores de 65 años tienen problemas de memoria asociados con la edad, y casi el 1% de estos casos progresan hacia la demencia cada año. Sin embargo, un estudio descubrió a un grupo de adultos mayores, a los que llamaron “SuperAgers” o “Superancianos” cuyos cerebros se mostraron resistentes al deterioro cerebral.

¿Qué los hace tan especiales? Tienen más de 80 años pero conservan características cognitivas de un adulto de entre 20 y 30 años más joven.

Según un estudio realizado en la Universidad de Northwestern, en Estados Unidos, y publicado en la revista The Journal of Neuroscience en noviembre pasado, las neuronas situadas en la corteza entorrinal, responsables de la memoria, son considerablemente más grandes en estas personas. Este descubrimiento podría ser la clave para prevenir la enfermedad del Alzheimer.

Cerebro recuerdos
Los cerebros de los superancianos parecen más jóvenes en áreas implicadas en la memoria y las habilidades ejecutivas (Getty)

El doctor Lisandro Olmos, director del posgrado de Rehabilitación Neurológica de Fundación Barceló, explicó a Infobae sobre este descubrimiento: “Este es un estudio muy interesante donde se demuestra que se puede llegar a edades avanzadas de la vida, por encima de los 80 años, con la capacidad cognitiva preservada similar a la de gente joven. La importancia de este estudio radica en que han asociado el número de neuronas en la corteza entorrinal y en el hipocampo y el tamaño de esta corteza respecto a gente joven y han observado que estos “superancianos”, tienen un aumento del número de neuronas en estas áreas del cerebro tan sensibles y que tanto influyen en los mecanismos de memoria”.

Por su parte, el neurólogo y director médico de Instituto de Neurología Buenos Aires (INBA), Alejandro Andersson, dijo Infobae que la longevidad es el mantenimiento de la capacidad funcional de nuestro organismo, nuestro cuerpo y cerebro, a lo largo del tiempo. Es la demora en el proceso de envejecimiento, el cual depende de la genética y del estilo de vida.

“Lo que yo puedo contar desde mi experiencia personal es que conocí a dos mujeres, una de 105 y la otra de 108 años, quienes compartían una serie de características comunes. Eran muy lúcidas, con mucha información, con recuerdos que contaban al detalle, se mantenían activas físicamente, tenían una visión positiva de la vida, les gustaba aprender algo nuevo todos los días, les gustaba mucho la actividad social, y particularmente a la de 105 años le encantaba hacer reuniones en su casa y me contaba que cocinaba y hasta baldeaba el patio”, explicó Andersson.

Los superancianos poseen un grupo de neuronas más grandes de lo normal en una estructura del cerebro involucrada en la memoria. Estas se podrían relacionar con el concepto de reserva cognitiva (SALUD
MARK HALLETT)
Los superancianos poseen un grupo de neuronas más grandes de lo normal en una estructura del cerebro involucrada en la memoria. Estas se podrían relacionar con el concepto de reserva cognitiva (SALUD
MARK HALLETT)
(MARK HALLETT/)

Sin embargo, señaló que estos hábitos podrían tener una base biológica porque “el “superpoder” que tienen estas personas tan lúcidas tiene que ver con una estructura biológica, neurológica, cerebral distinta, donde hay unas neuronas grandes, “extralarge”, que les permiten ser lo que son. Poseen un grupo de neuronas más grandes que las normales, en una estructura del cerebro que está involucrada en la preservación de la memoria, la capa 2 de los hipocampos de la corteza entorrinal y esto está muy relacionado con la reserva cognitiva. La presencia de estas “superneuronas” en este lugar no la tienen las personas de la misma edad que padecen deterioro cognitivo, ni tampoco los de 60 y 65 años que empiezan a presentar trastornos de la memoria”, describió.

Luego explicó porqué esta característica se asocia con la demencia: “Estas neuronas están justo en el primer lugar del cerebro donde se nota el Alzheimer, o sea, donde las neuronas normalmente se mueren y va avanzando la enfermedad porque se deposita una proteína anormal, la beta-amiloide”, destacó.

Todo lo anterior explicaría por qué la degeneración neuronal no se produce en los superancianos, o por lo menos no al ritmo propio de una persona de edad avanzada, y mantienen las habilidades cognitivas de una persona entre 20 o 30 años más joven.

LONGEVIDAD
A los 80 años la mayoría de las personas pueden recordar casi la mitad de cuando tenían 50. Los superancianos, recuerdan mucho más porque su memoria corresponde a la de 20 o 30 años menos (Gettyimages)

El doctor Andersson explicó que el tema es cómo lograr tener esas “superneuronas”. “No sabemos si podremos favorecer su desarrollo y además a qué edad habría que hacerlo. ¿Los tratamientos tendrían que ser en los adultos mayores, en los adultos medios, en los jóvenes o es algo que hay que hacerlo en la infancia? Esto es muy nuevo y nos faltan datos todavía”, concluyó.

Tres trayectorias en el envejecimiento

Emily Rogalski es neurocientífica cognitiva en la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern y directora asociada del Centro Mesulam de Neurología Cognitiva y Enfermedad de Alzheimer y formó parte del equipo de investigación que acuñó el término “superagers” o “superancianos” hace 15 años, para esas personas con tan excepcional memoria.

Lo que los investigadores están aprendiendo de ellos y sobre la prevención de la demencia podría permitir descubrir nuevos factores protectores en el estilo de vida, la genética y la resiliencia para los cambios comunes que surgen con el envejecimiento. “Es estimulante saber que hay buenas trayectorias de envejecimiento”, dijo Rogalski. “Es posible vivir mucho y bien”, afirmó.

Conectarse con gente, tener amigos y grupos de pertenencia contribuyen a la buena salud mental
Conectarse con gente, tener amigos y grupos de pertenencia contribuyen a la buena salud mental

Según la investigadora, los efectos del envejecimiento en nuestra cognición pueden presentarse de estas formas:

1. Trayectoria patológica: la cognición se deteriora más rápido de lo esperado para la edad, como en el caso de la demencia. Su mayor factor de riesgo es el envejecimiento. Un informe de 2020 de Lancet estima que alrededor del 40 por ciento de las demencias pueden prevenirse.

2. Trayectoria normal o promedio: la memoria y las habilidades cognitivas pueden comenzar a disminuir alrededor de los 30 o 40 años. La mayoría de las personas de 80 años, en ciertas pruebas de memoria, pueden recordar aproximadamente la mitad de cuando tenían 50 años, dijo Rogalski. A pesar de ser menos agudos, las personas mayores que siguen esta trayectoria aún pueden funcionar y prosperar en la vida cotidiana. Pero hay mucha variabilidad individual.

3. La tercera trayectoria: los superancianos, que después de los 80 años parecen tener al menos la misma agudeza mental y memoria que los de 50 y 60 años.

“La palabra que usaría para describir a este grupo es resistente”, dijo Rogalski. Muchos superancianos soportaron dificultades, incluida la pobreza extrema, la pérdida de familiares a una edad temprana o la supervivencia en los campos de concentración del Holocausto, dijo.

Envejecimiento saludable longevidad 1920x1080
La interacción social, la dieta, el ejercicio y el control de los factores cardiovasculares son las mejores herramientas para proteger la salud, las capacidades cognitivas mentales y la memoria (Getty Images) (Betsie Van der Meer/)

El doctor Olmos señaló que los consejos respecto a lograr plenitud en la tercera edad ya son conocidos y destacó: “El ejercicio físico es una de las actividades más adecuadas que se pueden recomendar junto con una dieta saludable, como la mediterránea. También es importante el control de los factores de riesgo cardiovasculares, entre ellos hipertensión, obesidad, diabetes, no fumar. Es sabido también que la interacción social mejora las capacidades cognitivas a largo plazo y ayuda a llegar octogenarios con capacidades intelectuales más preservadas”, concluyó.

Hábitos de vida comunes de los supercentenarios

Los superancianos comparten un estilo de vida, según el estudio de Universidad de Nortwestern. Estas son las actividades que realizan:

1. Se mantienen activos físicamente.

Es una de las mejores cosas que se puede hacer a medida que se envejece. “La actividad física da como resultado una mayor ingesta de oxígeno, lo que ayuda a que el cuerpo funcione de manera óptima. El ejercicio ayuda al corazón y los ejercicios de fortalecimiento muscular reducen específicamente el riesgo de caídas. El ejercicio regular también ayuda a mantener un peso saludable. El riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer se triplica en personas con un índice de masa corporal (IMC) superior a 30. Incluso hacer ejercicio dos veces por semana ayudará a reducir las posibilidades de contraer la enfermedad en el futuro”, explicaron los autores del estudio.

El entrenamiento mental, hacer crucigramas, sudokus y aprender algo nuevo contribuyen a la buena memoria y a retrasar el deterioro cognitivo (iStock)
El entrenamiento mental, hacer crucigramas, sudokus y aprender algo nuevo contribuyen a la buena memoria y a retrasar el deterioro cognitivo (iStock) (Getty Images/iStockphoto/)

2. Desafían su cerebro

La actividad mental puede ser tan importante como la física. Sudoku, leer o hacer un curso para que haga salir de la zona de confort ayudarán a estimular e y hacer “trabajar” al cerebro de nuevas maneras.

Anuncio

3. Tienen fuertes relaciones sociales

Según el estudio, en los “SuperAgers” existen neuronas grandes llamadas Von Economo, que se cree que desempeñan un papel en el procesamiento social y la conciencia. La doctora Rogalski afirmó que en autopsias de los superancianos revelaron que tienen de cuatro a cinco veces más el número de esas neuronas en comparación con el octogenario promedio.

“No es tan simple como decir: ‘Si tiene una red social fuerte, nunca tendrá la enfermedad de Alzheimer’”, dijo la doctora Rogalski. “Pero si hay una lista de elecciones saludables que uno puede hacer, como seguir una dieta sana y no fumar, mantener redes sociales sólidas puede ser una de las primeras en esa lista”. Actividades como visitar familiares y amigos, colaborar de forma voluntaria en alguna organización y salir a diferentes eventos se han asociado con una mejor función cognitiva.

Y, al contrario, una baja participación social en edades avanzadas implica un mayor riesgo de demencia. Estos hechos validan la idea de que el ambiente es un actor principal de nuestro envejecimiento.

Costa Rica Longevidad
Deporte y compañía: una dupla infalible para preservar la salud física y mental (Getty Images)

4. Disfrutan de la vida

Los superancianos estudiados por los especialistas estadounidenses, dijo la doctora Rogalski, son entusiastas del ejercicio físico y también pueden disfrutar de una copa de vino todas las noches. Según el estudio, los bebedores moderados tenían un 23 por ciento menos de probabilidades de desarrollar la enfermedad de Alzheimer o problemas de memoria que los no bebedores.

La clave aquí es la moderación. Es igualmente importante tener en cuenta que beber más de la cantidad recomendada se considera un factor de riesgo para la enfermedad de Alzheimer.

Somos lo que comemos

Aunque no todos los superancianos en el grupo de Rogalski tenían alimentación perfecta, se recomiendan ciertas dietas para una salud cerebral óptima. La dieta MIND, que combina las dietas mediterránea y DASH, ha demostrado reducir el riesgo de enfermedad de Alzheimer.

Consultado por Infobae en una nota reciente, Conrado Estol, especialista argentino en neurología, salud y bienestar y fundador de la Clínica Breyna en Buenos Aires, expresó: “Aunque la genética no se puede cambiar, llevar un estilo de vida saludable y una nutrición protectora cerebral, como la MIND, disminuye el riesgo de demencia y/o alteraciones cognitivas en personas sanas y jóvenes”.

Dieta longevidad
La Dieta MInd es una combinación de la alimentación mediterránea y la DASH: puede reducir el riesgo de deterioro cognitivo y Alzheimer (Kathrin Ziegler/)

Una dieta mediterránea consiste en consumir alimentos saludables y no procesados como pescado, verduras, frutas y legumbres.

La dieta DASH, menos conocida, exige una ingesta reducida de sodio a través de una alimentación que incluye cereales integrales y verduras.

La combinación da como resultado una dieta que fomenta el consumo de bayas, verduras de hoja verde, aceite de oliva, cereales integrales, legumbres e incluso vino. Una dieta combinada funciona al reducir el riesgo de inflamación y estrés oxidativo, dos posibles causas de enfermedades crónicas y otras enfermedades.

Seguir leyendo:

Dieta MIND: qué es y cuáles son sus beneficios neuroprotectores, según un estudio de Harvard

Claves para prevenir la enfermedad de Alzheimer, según los expertos

La dieta mediterránea disminuye el riesgo de padecer Alzheimer u otro tipo de demencia

Lifestyle

Bajas temperaturas: los 5 trucos para descongelar el parabrisas y la luneta del auto

Publicada

el

20 de julio 2024 – 08:00

Las heladas de la mañana pueden afectar a los autos que se encuentran en la calle. Descubrí cómo descongelar el auto.

Las bajas temperaturas generan escarcha en los parabrisas.

Llegó el frio y para aquellas personas que comienzan el día manejando se pueden encontrar con escarcha en los vidrios del auto. Quienes no están acostumbrados a esto, pueden pensar en rápidas soluciones que pueden ser peligrosas llegando a romper el parabrisas.

En este sentido, existen ciertos consejos para quitar el hielo de manera rápida y eficiente, especialmente por la mañana, y lo más importante: sin romper el auto. Además, existen acciones que se pueden tomar en los días previos a las bajas temperaturas, que incluso pueden impedir que el vidrio se congele.

auto congelado

Cómo descongelar el parabrisas y la luneta del auto

1. Calentar el auto

Es importante tomarse un tiempo antes para arrancar el motor, conectar la calefacción con el ventilador al máximo y dirigir el flujo del aire hacia el parabrisas para que cambien de temperatura gradualmente.

2. Rociar el parabrisas con alcohol

El alcohol es una buena opción para las capas de hielo no muy gruesas ya que tiene un punto de congelación inferior al agua. Sin embargo, se recomienda no llenar el depósito de líquido del parabrisas con alcohol, porque puede estropearlo.

3. Rascar el hielo

Lo ideal es hacerlo con una rasqueta de plástico, pero en caso de no disponer de una, se puede utilizar la caja de un CD o cualquier tarjeta o carné de plástico. Bajo ningún concepto se debe utilizar instrumentos metálicos ni de materiales que puedan arañar el cristal.

4. Utilizar líquido anticongelante

Si bien es la solución más cara de todas, rellenar el depósito de agua del limpiaparabrisas con un producto de estas características puede evitar que se congele.

5. Utilizar el limpiaparabrisas

Activar el limpiaparabrisas y junto a los dosificadores de líquido con producto anticongelante puede dejar la luneta perfectamente limpia después de haber eliminado el hielo y haber despegado las escobillas del vidrio.

Continuar leyendo

Lifestyle

Mejora la digestión y ayuda a bajar de peso: cómo preparar caldo de huevo

Publicada

el

20 de julio 2024 – 07:00

Si te gusta tomar sopa en invierno y querés mantener una buena ingesta de proteínas, esta receta de caldo de huevo es ideal para que la incorpores.

El huevo es uno de esos alimentos que siempre vivió en el debate de cuán saludable es. Por su alto contenido en grasas, muchas veces se cuestionó su verdadero aporte de proteína en nuestra alimentación y fue expulsado de las preparaciones fit.

Si bien ahora se popularizaron muchas recetas bajas en calorías para bajar de peso o con ingredientes livianos, existe la forma de cocinar los huevos sin agregar grasas y poner incorporar todos sus beneficios para nuestra salud.

sopa

Receta de caldo de huevo

Consumir el huevo en forma de caldo es muy beneficioso para la digestión, es una fuente alta en proteínas con poca grasa y ayuda a la hidratación diaria.

Ingredientes

  • 4 huevos.
  • 1 cebolla grande, cortada en trozos
  • Un puñado de cilantro fresco picado
  • Sal al gusto
  • Agua

Preparación

  1. En una olla grande, cargar agua hasta cubrir los huevos y la cebolla.
  2. Poner la olla a fuego medio y llevar a ebullición.
  3. Una vez que el agua hierva, agregar los huevos enteros y la cebolla cortada en trozos.
  4. Dejá que hiervan durante unos 10 minutos o hasta que los huevos estén cocidos.
  5. Retirar la olla del fuego y, con la ayuda de una espumadera, sacar los huevos y la cebolla del agua hirviendo.
  6. Pelar los huevos y cortarlos en trozos.
  7. Colocar los pedacitos de huevo y la cebolla en un tazón grande.
  8. Agregar el cilantro picado y sazonar a gusto.
  9. Volver a colocar los trozos de huevo y la cebolla en la olla con el agua caliente.
  10. Dejar que se cocinen a fuego lento durante unos 5 minutos más para que los sabores se fundan.
  11. Servir el caldo caliente en tazones individuales y disfrutar.

Continuar leyendo

Lifestyle

Dormir poco o mucho puede causar demencia

Publicada

el

20 de julio 2024 – 00:00

El sueño deficiente puede ser un síntoma de problemas de salud como la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares, que están relacionados con un mayor riesgo de alzheimer.

Dormir muy poco o demasiado en la vejez se relaciona con un mayor riesgo de demencia, especialmente, alzheimer. La falta de sueño puede provocar acumulación de la proteína amiloide, asociada con esta patología. La apnea del sueño también puede promoverla. Por otra parte, dormir en exceso puede ser señal de problemas físicos o mentales subyacentes que, también, incrementan el riesgo de demencia. Por lo tanto, un sueño regular de 7 a 9 horas podría ayudar a prevenir esta enfermedad.

Dormir poco incrementa el riesgo de padecer alzheimer por varias razones. Durante el sueño, el cerebro elimina desechos celulares, incluida la proteína amiloide, asociada con el alzheimer. Si se duerme poco, se reduce el tiempo que el cerebro tiene para eliminar esta sustancia, lo cual puede conducir a la formación de placas amiloides. Además, la falta de sueño puede provocar cambios que promueven la acumulación de amiloide y de otros desechos moleculares. La apnea del sueño, que interrumpe el descanso, también puede aumentar el riesgo de alzheimer al limitar el oxígeno que llega al cerebro y causar inflamación cerebral.

El sueño deficiente puede ser un síntoma de problemas de salud como la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares, que están relacionados con un mayor riesgo de alzheimer. Además, cambios en los patrones de sueño pueden ser un signo temprano de demencia ya que las áreas del cerebro que regulan el sueño son afectadas en las etapas iniciales de la enfermedad. Por eso, dormir entre 7 y 9 horas por noche es clave para mantener la salud cerebral y reducir el riesgo de desarrollar alzheimer.

Dormir en exceso puede ser señal de problemas físicos o mentales subyacentes que también incrementan el riesgo de demencia por varias razones. Por un lado, la necesidad de dormir más de lo habitual puede indicar la presencia de condiciones de salud como depresión, diabetes o enfermedades cardiovasculares, las cuales están asociadas con un mayor riesgo de demencia. Además, la inactividad física, la soledad y el aislamiento, que a menudo acompañan a estos problemas de salud, también pueden contribuir al desarrollo de demencia.

En muchos casos, dormir demasiado no es la causa directa de la demencia, sino un síntoma de estos problemas subyacentes que afectan la salud cerebral. Por ello, es importante estar atento a los cambios en los patrones de sueño y consultar con un médico si se notan alteraciones significativas.

Médico neurólogo, director del Instituto de Neurología Buenos Aires, INBA.

Continuar leyendo

+Vistas