Noticias de Bariloche
Inicio » Judiciales » Luis Angel Díaz fue imputado por asesinar a su hijo no reconocido, Santiago Arriagada

Luis Angel Díaz fue imputado por asesinar a su hijo no reconocido, Santiago Arriagada

La fiscal Betiana Cendón le atribuyó el delito de homicidio agravado por el vínculo de su propio hijo, Santiago Arriagada. Las cámaras de seguridad del Shopping, dónde se reunieron antes del crimen, fueron vitales para determinar que había mentido a los investigadores.

Díaz fue imputado por el hecho ocurrido entre la tarde del 29 de octubre pasado y las horas que siguieron, cuando por un mecanismo que todavía no está certeramente establecido, dio muerte a su propio hijo, Santiago Arriagada, en inmediaciones del santuario del Gauchito Gil que está ubicado a la vera de la ruta de Circunvalación.

La fiscalía solicitó un plazo de cuatro meses para completar la investigación del caso y hasta el momento no pudo sostener cómo fue que ocurrió el crimen, aunque apuntó a una probable asfixia que derivó en un paro cardiorespiratorio. Tras el hecho, según la teoría acusatoria, Díaz ubicó el cuerpo en el santuario, lo desnudó, lo cubrió con chapas y maderas del lugar y se retiró del sitio, descartando diversos elementos del menor en el camino hasta llegar a su casa en Dina Huapi.

Luis Ángel Díaz fue imputado por homicidio agravado por el vínculo, ya que se acreditó con testimonios que Santiago era su hijo, producto de una relación extramatrimonial.

La acusación de Betiana Cendón fue acompañada por la parte querellante representada por los abogados Ana Vera y Pablo Guerrero, en patrocinio de Raquel Arriagada, madre del menor asesinado.

Díaz, tras conocer el hecho, no manifestó nada en su descargo y sus defensores Estanislao Cazaux y Pablo Calello no plantearon objeciones a la formulación de cargos ni al plazo de investigación, como así tampoco a la prisión preventiva que después requirió la fiscalía.

Los testimonios familiares abrieron la puerta

La presencia del cuerpo de Santiago, sin lesiones visibles y con todos sus órganos sanos y sin ningún tipo de sustancia que explique el deceso, induce a la fiscalía a sospechar que la muerte del menor derivó de una asfixia o que el menor se quedó sin aire por algún motivo aún no determinado.

Recordó la fiscalía que tras el hecho la reacción de Díaz fue mentir. Sus testimonios iniciales se contradecían con toda la evidencia colectada y tras el hallazgo del cadáver apareció horas después con un cuadro de hipotermia y broncoaspirado, adentro de su camioneta en Ñirihuau.

Cuando se recuperó, contó a su hijo Sebastián Díaz, empleado policial, que había discutido con Santiago y que lo bajó por la fuerza del vehículo Renault Kangoo, lo envolvió en un plumón o una manta gruesa y que se dio cuenta que no respiraba, por lo que resolvió armar la escena y con una cortapluma cortó toda la evidencia y la tiró en zonas aledañas.

Su esposa, declaró que tras el hecho Díaz regresó a su casa y se sentó a ver televisión como cualquier otro día.

Además, según la fiscalía, el vínculo de Díaz con Santiago está acreditado a través de un diálogo frecuente entre víctima y victimario, quienes se escribían mensajes permanentemente y existía, en apariencia, un interés mutuo por saber cómo estaba cada uno. Además, la fiscalía señaló que el trámite de filiación estaba en marcha. Los teléfonos celulares almacenaron conversaciones entre Santiago y su padre, al menos desde el año 2019.

La fiscalía pidió además una extracción de ADN para certificar definitivamente el vínculo entre el acusado y la víctima y también la detención del acusado en dependencias de la Comisaría 27 de Melipal, donde deberá cumplir prisión preventiva hasta tanto la investigación avance. Ambas cuestiones fueron autorizadas por el juez de Garantías Sergio Pichetto.

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina