Noticias de Bariloche
Inicio » Regionales » Viedma » Lula revierte los resultados y podría haber segunda vuelta en la elección de Brasil

Lula revierte los resultados y podría haber segunda vuelta en la elección de Brasil

Los brasileños votan este domingo en las elecciones generales más cruciales de los últimos 30 años, con el expresidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva como favorito a desbancar a su rival el mandatario ultraderechista Jair Bolsonaro. A esta hora, comienzan a conocerse las primeras tendencias.

Avanza el escrutinio en Brasil, sumando los diferentes distritos. Con el 70% de las mesas escrutadas, Lula supera por décimas a Jair Bolsonaro y se posiciona para disputar la segunda vuelta presidencial.

Pasadas dos horas del cierre de votación, solamente han podido escrutarse un 38% de las mesas, con una leve ventaja para Jair Bolsonaro. La gente se convoca en las calles para conocer los resultados. Se espera la palabra de Lula Da Silva y, más tarde, la comunicación oficial del Tribunal Superior Electoral.

Si bien comienzan a filtrarse algunas bocas de urna, aún no hay resultados oficiales. Todavía había filas en algunos centros de votación. Las autoridades esperaban que alrededor de las 20 haya una tendencia consolidada de los resultados.

A partir de las 17, los centros de votación para las elecciones generales de hoy en Brasil comenzaron a cerrar. En muchos casos, las escuelas continuaban abiertas debido a la gran afluencia de votantes que formaron largas filas y que determinaron que el presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Alexandre de Moraes, anunciara que esperarían a que todos los ciudadanos emitieran sus sufragios.

«Fue una elección tranquila, en clima ameno», dijo el presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Alexandre de Moraes, al hacer el balance parcial de la jornada electoral.

Las filas eran largas y nutridas, a tal punto que el presidente del Senado, Rodrigo Pacheco, debió esperar más de dos horas hasta llegar a la urna desde que comenzó a formar la suya, en una escuela del barrio Sao Bento, en Belo Horizonte.

Por ese motivo, el presidente del TSE anunció esta tarde que a todas las personas que estén en fila para votar a las 17, hora prevista para el cierre de los colegios, se le entregará un número para que puedan cumplir el trámite.

Bolsonaro votó en Río de Janeiro y evitó aclarar si aceptará los resultados en caso de triunfo de Lula, que votó cerca de San Pablo y dijo que Brasil volverá «a la normalidad» y que los brasileños no quieren «más odio» tras cuatro años de mandato de su adversario.

«Estoy votando con la posibilidad de volver a ser presidente para que el país vuelva a la normalidad», dijo Lula al acercarse a la urna.

Las mesas abrieron puntualmente a las 8 y deberían cerrar a las 17, cuando la Justicia electoral dará inicio al escrutinio, que se espera ya muestre una tendencia consolidada unas dos horas después.

Según sondeos, Lula, de 76 años y líder del Partido de los Trabajadores (PT), podría vencer en primera vuelta, pero Bolsonaro, de 67 años y candidato por el Partido Liberal (PL), asegura que será reelecto por amplio margen.

Más de 156 millones de brasileños estaban habilitados para participar de los comicios, en los que se elegirá presidente, los gobernadores de los 27 estados, 21 senadores, 513 diputados federales y más de 1.000 legisladores regionales. Para la elección se dispusieron 577.000 urnas electrónicas.

Sea quien sea el ganador, asumirá la Presidencia el 1 de enero de 2023 y con, ella, las riendas del país más grande y más poblado de Sudamérica, así como su mayor economía, la décima del mundo, según el FMI en base al PBI nominal.

La pobreza casi se duplicó en Brasil durante el mandato de Bolsonaro, en gran parte, al igual que en muchos países de la región, como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

Durante los mandatos de Lula, de 2003 a 2010, millones de personas se incorporaron a la clase media gracias a los elogiados programas sociales del exmandatario, que llegó a la Presidencia tras haber nacido en la pobreza, en el nordeste de Brasil.

Brasil ha comenzado a crecer otra vez desde el año pasado, cuando su economía repuntó más de 4,5% en 2021, la mayor subida en una década, luego de un retroceso de 3,9% en 2020, el primer año del coronavirus, el mayor desplome en 24 años.

Este año, la economía brasileña acumula un crecimiento de 2,5%, gracias a un avance en todos sus sectores: la industria, los servicios y la actividad agropecuaria, según cifras oficiales.

Sin embargo, la inflación se ha disparado hasta un 8,8% como consecuencia de la guerra en Ucrania, una cifra muy elevada para un país acostumbrado a entre 3 y 4% anual, y que ha empujado a millones más a la pobreza.

Lula es favorito entre el electorado más pobre y entre las minorías, incluyendo a las mujeres, mientras que la base electoral más sólida de Bolsonaro está formada por los blancos y los sectores evangelistas, muy importantes en Brasil.

Bolsonaro insistió anoche con que debería ser reelecto al menos con el 60% de los votos, pese a que los más recientes sondeos volvieron a mostrar a Lula no solo arriba, como toda la campaña, sino con el 50% de los votos más uno necesario para evitar el balotaje.

La justicia electoral prohibió ingresar a las cabinas de votación donde se encuentran las urnas electrónicas con teléfonos celulares para evitar divulgación de fake news sobre posibles fraudes como los advertidos por Bolsonaro, sin pruebas, durante la campaña.

En cadena nacional en la noche del sábado, el presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil, Alexandre de Moraes, aseguró que está garantizada la libertad y la seguridad para los votantes.

Según recalcó, el sistema de urnas electrónicas utilizado por Brasil, tan criticado por Bolsonaro, permite la divulgación de los resultados el mismo día, «con agilidad, seguridad, competencia y transparencia gracias a tecnología avanzada, confiable, segura y auditable».

Temas

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina