Noticias de Bariloche
Inicio » Bariloche » “Micaela estaba empoderada, desde que se separó de Patricio era otra”

“Micaela estaba empoderada, desde que se separó de Patricio era otra”

Carola Ceballos, docente del jardín Mundo Nuevo, conocía a Micaela desde que ella llevó a sus hijos mayores al establecimiento educativo Y este miércoles aseguro ante los jueces que “Micaela era una mamá muy presente, siempre muy comprometida con la crianza de sus hijos”.

Dijo que el día de la desaparición la vio en la entrada del jardín, la saludó y le preguntó si se quedaría al taller sobre Memoria, Verdad y Justicia que se dictaría en el marco de un nuevo aniversario del golpe de estado ocurrido en 1976 en el país. “Me dijo que sí y chocamos los cinco”, señaló al advertir que era un código que tenían basado en la confianza y en los años que se conocían, pero aseguró que luego la testigo ingresó para preparar el salón y después, atando cabos, se dieron cuenta que finalmente Micaela no ingresó.

Lee también: La huella hallada en Mascardi era de las zapatillas que tenía Micaela cuando encontraron su cuerpo

Sobre el final de su relato, la docente recordó que en los últimos tiempos que vio a Micaela la vio “Más empoderada, radiante, feliz, tomando decisiones” y concluyó “desde que se había separado de Patricio Vargas era otra mujer”.

Otro de los testimonios que escucharon los jueces Marcos Burgos, Sergio Pichetto y Víctor Gangarrossa fue Yesenia Gallardo. Era íntima amiga de Micaela, y también la cuñada de Patricio Vargas, ya que está casada con Sandro Vargas.

Lee también: “El punto de conflicto principal era el tema de sus chicos tras la separación”

Dijo que a partir de su relación con Micaela pasaba mucho tiempo en la vivienda que ella compartía con Patricio Vargas y aseguró que el vínculo entre los integrantes del matrimonio “Era bueno. Jamás vi que tuvieran un malentendido o maltrato, una discusión, siempre fue una buena relación”. Luego apuntó que “Patricio y Micaela entraron en una crisis. Los dos eran líderes de jóvenes en la iglesia y siempre estaban guiando a los más chicos”. En ese punto, advirtió que en el grupo de jóvenes de la iglesia estaban Carlos Colipi y Brenda Bahamondes, quienes eran novios.

Relató Yesenia Gallardo que los dos jovencitos también tuvieron un momento de crisis y le pidieron consejos a Patricio Vargas y Micaela Bravo hasta que un día Carlos Colipi le manifestó a Micaela que estaba confundido y había comenzado a sentir cosas por ella. De inmediato “Micaela también comenzó a dudar, a confundirse”, dijo la testigo y agregó que a partir de entonces Micaela y Colipi “comenzaron a charlar más, a mandarse mensajes” y surgió la relación que entablaron.

Lee también: Expareja de Patricio Vargas lo había denunciado por violencia y le aplicaron una restricción de acercamiento

A partir de ahí “Ella dejó todo y se fue a vivir con su mamá, afirmó que estaba mejor con Carlos”, dijo Yesenia y recordó que en el marco de la separación con Patricio Vargas éste había decidido que “si ella quiere irse que se vaya y no va a volver a casa”.

En ese contexto la amiga de Micaela Bravo aseguró que “Mica dio un giro terrible, fue como un volver a nacer. Cambió sus hábitos en cuanto a su cuidado personal, se arregló más, se maquilló más, se vistió distinto y de hacerse saber a si misma que ya no era la misma que era antes. Estaba empoderada”.

Yesenia apuntó a un comentario que le había hecho Micaela al señalar que, en una conversación, Colipi le había contado que Angélica Paine estaba totalmente enojada por la relación sentimental que ambos habían iniciado y aseguró que Micaela estaba atemorizada por ello, porque le habían dicho que la mujer era complicada y violenta. Cuando el defensor oficial de Angélica Paine indagó sobre ese aspecto, quedó en evidencia que la testigo que varias veces declaró en el marco de la investigación, nunca había mencionado esas conversaciones ante las autoridades que investigaban la desaparición de Micaela.

Lee también: “A mí también me molestaba la relación con Colipi, se salía de lo que nos enseñaban en la iglesia”

El día de la desaparición “Micaela estaba hermosa”, aseguró Yesenia y reveló que al momento del ingreso de los niños al jardín, se cruzaron todos en la puerta: estaba la testigo llevando a su hija, Micaela con su sobrina, Patricio Vargas con su hija y Angélica Paine, que cuidaba a unas niñas y las dejaba en el jardín.

Dijo que cruzó algunas palabras con Micaela y que quedaron en que más tarde la visitaría para tomar mates, pero nunca llegó. Horas después empezó la preocupación y la desesperación porque nadie sabía nada.

En la misma línea que todos los testimonios aportados por el entorno de Patricio Vargas, Yesenia Gallardo aseguró que Brenda Bahamondez le dijo que escuchó una vez a Angélica Paine decir “Que no te sorprenda si me ven tras las rejas y Micaela muerta”, aseguró que Carlos Colipi contaba que Paine -su mamá- “cuando se enojaba se transformaba” y aseveró que “Patricio jamás le hubiese hecho daño, pienso yo, estoy convencida”.

Lee también: Días antes de la desaparición el pastor dio un sermón polémico: “La paga del pecado es la muerte”

También recordó una declaración suya en la que contó que a través de una vecina, había escuchado que a Micaela la abordaron en un automóvil y la subieron a la fuerza y que también había aportado a los investigadores una presunta pelea entre Micaela y Fabián Vargas, hermano de Patricio.

La madre de Yesenia, Silvia Mansilla González, fue en igual sentido que la joven. Dijo recordar una conversación con Micaela en la que ella afirmaba que Angélica no quería que estuviera con Colipi y “que sentía mucho miedo” porque cada vez que la encontraba le decía cosas. Cuando le preguntaron aventuró “ya te voy a encontrar, ya te voy a agarrar, no se qué específicamente le decía”. También aseguró que a Yesenia y su marido, Sandro Vargas, también les molestaba la relación de Micaela con Colipi.

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina